Caracolas de canela (versión nutritiva!)

20151129_164526

Muy buenas tardes lectores!

Ya estamos casi entrados en diciembre, lo que significa que falta poquito para la Navidad… aunque en todas partes parezca que lo lleva siendo desde mediados de octubre (literal, vi en centros comerciales decoración navideña junto a objetos de Halloween…). Me encantan estas fiestas, tanto por lo que verdaderamente significan como por todo lo que las rodean: las decoraciones en lugares públicos, decorar (bien recargada) nuestra casa, ver a familiares que no vemos tanto, planes que sólo hacer en navidad, comidas que únicamente en estas fiestas tomamos, comprar regalitos… Eso sí, creo que cada cosa tiene su tiempo, y antes de diciembre no me gusta adelantar esto, si no me parece que pierde parte de su encanto!

En adelante tengo intención de iros presentando recetas que os sirvan para estas fiestas, tanto para preparar en los días clave como en vuestras comidas/cenas con amigos o compañeros otros días…

Empiezo con una receta de algo que puede serviros como postre o como merienda, con un rico café o té. Quizás conozcáis los cinnamon rolls, o kanelbullar: son unos bollitos esponjosos con forma de caracola y un relleno de canela delicioso. Son típicos de Suecia y de Estados Unidos. Yo los conozco por una tía sueca que tengo, que nos los prepara cada Navidad y están riquísimos! Al intentar prepararlos he dado una buena vuelta a la receta para hacerlos más rápidos (la receta original es un bollo cuya masa necesita de horas de levado) y con mucho más relleno pero sano (la receta original dice que el relleno es mantequilla+azúcar+canela, de modo que si quieres ponerle mucho relleno sería una bomba calórica!).

Queréis saber cómo??

Ingredientes (para 12 caracolas pequeñas):

  • 1 placa de hojaldre rectangular
  • 3 zanahorias
  • 5 orejones
  • 1 cucharada de canela
  • 1 chorrito de leche
  • 1 pastillita de sacarina (opcional)
  • 1 cucharadita de mantequilla (opcional)
  • 1 huevo para pintar (opcional)


Preparación:

Lo primero que debemos hacer es cocer las zanahorias y los orejones. Para ello, yo he empleado mi omnipresente estuche de vapor, poniendo un chorrito de agua y programando 7 minutos. Si no lo tenéis, podéis hacerlo al vapor en una cazuela o cociéndolos en agua. Tenemos que conseguir que estén blanditos, pero no es necesario que lo estén demasiado.

Una vez que los tengamos, los escurrimos y los pasamos a un vaso de batidora. Agregamos un chorrito de leche y la canela, y trituramos todo bien con la batidora. Debe quedarnos una pasta súper espesa, que le cueste a la batidora. Podemos agregar leche poco a poco si queremos darle más o menos consistencia. Probamos la mezcla y si la vemos muy harinosa podemos añadir un poco de mantequilla, y si la vemos poco azucarada podemos agregar una pastilla de sacarina previamente machacada entre dos cucharitas.

Extendemos la masa de hojaldre sobre un papel de horno y ponemos otro papel de horno sobre ella. Con un rodillo la estiramos muy bien.

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.

Cubrimos toda la superficie de la masa con el relleno que habíamos triturado:

20151129_144820

Enrollamos la masa con cuidado, como si fuese un brazo de gitano:

20151129_144958

Cortamos la masa en medallones de 2 dedos de grosor, y los vamos poniendo en moldes de magdalenas, o bien sobre un papel de horno, y las pintamos con huevo batido si queremos:

20151129_145232

Horneamos durante unos 25 minutos, o hasta que estén doraditas.

Deliciosas!! Ya me contaréis!!

Advertisements

One thought on “Caracolas de canela (versión nutritiva!)

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s