Lasagna de espinacas, alcachofas y queso de cabra

IMG_1629

Hola amigos!

Ya estamos de fin de semana, seguro que encontráis un huequecito para cocinar algo rico!

Después del éxito que tuvo la lasagna de pisto, que me consta que muchos habéis preparado y os ha encantado, os presento otra nueva lasagna que tampoco lleva carne y está impresionante! De verdad, quizás el nombre no os atraiga demasiado pero está buenísima.

Cogí la idea de un blog neoyorkino que sigo, os animo a ver su receta original porque es de lo más atractiva la presentación. En realidad lo que propone esa receta es rellenar una especie de conchas de pasta muy grandes, ya veréis!

Ingredientes (para 4 personas):

  • 10 placas de lasagna precocida (aprox, depende del tamaño de vuestra fuente de horno)
  • 1 bloque de espinacas congeladas (1 cuadradito de los 2 que suelen venir) o 2 puñados grandes de espinacas frescas
  • 1 bolsa de alcachofas congeladas (para esta receta os recomiendo éstas porque es importante que no queden fibras sueltas, pero si queréis podéis utilizar alcachofas naturales y pelarlas muy bien)
  • 1 huevo
  • pimienta negra
  • medio rulito de queso de cabra
  • queso parmesano o grana padano rallado
  • 400 ml de tomate frito casero (o comprado pero de receta artesana, sin aditivos)
  • 1 cucharadita de sal


Preparación:

En un recipiente apto para microondas calentamos agua y introducimos las placas de lasagna para que se hidraten levemente mientras preparamos lo demás.

A continuación ponemos a cocer las alcachofas (sin descongelar) y las espinacas (descongeladas en su caso). Yo las hago al vapor, para conservar mejor todas sus propiedades. Para ello, en una olla alta pongo 2 dedos de agua del grifo, y coloco en el cestillo de vapor todas las verduras. Lo dejo 10 minutos tapado y listo!

Una vez cocidas las verduras, las trituramos con la batidora junto con el huevo, sal y pimienta.

Precalentamos el horno a 220º con calor por arriba y por abajo.

Tomamos una fuente apta para horno y colocamos una capita de tomate frito. Encima, colocamos placas de lasagna hasta cubrir medianamente la base. Sobre ello ponemos la mitad del relleno de espinacas, lo esparcimos bien y ponemos el queso de cabra por todas partes desmenuzándolo con las manos. Volvemos a poner tomate frito > placas de lasagna > el resto del relleno > tomate frito > placas > queso rallado.

Introducimos en el horno hasta que se dore bien el queso (unos 10-20 minutos), y lisssssto para disfrutar!!!

Que paséis buen fin de semana 🙂

3 thoughts on “Lasagna de espinacas, alcachofas y queso de cabra

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s