Los mitos de la alimentación

Hola queridos lectores!

El otro día vi anunciado en Antena 3 un programa que se emitirá “Próximamente…” (qué rabia me da cuando no dicen CUÁNDO!!) referido a los superalimentos, de Chicote, y también hacían referencia a que previamente habían emitido otro relativo a los mitos de la alimentación.

Como sabéis, el tema nutricional me interesa muchísimo, y aprovechando estos días que estoy de vacaciones lo busqué en internet y me puse a verlo. Si os interesa el tema, más allá de las conclusiones que sacan y que os cuento hoy aquí, os recomiendo que lo veáis, ya que es súper divertido e interesante cómo hacen las pruebas y experimentos científicos para reafirmar/desmentir estos “mitos”. La verdad es que yo creía que iba a saberme las respuestas, y no!!!

Os los pongo como afirmación, ya indicando lo que realmente sale de sus experimentos:

  1. La miel engorda menos que el azúcar.

Frente a la creencia popular, la miel engorda menos aunque su sabor sea más potente.

2. Las vitaminas no se “escapan” de los zumos.

Lo único que pasa con el paso de las horas es que el sabor puede enrarecerse, pero las vitaminas siguen ahí… Seguramente este mito se deba al interés de los padres en que nos tomáramos el zumo enseguida.

3. La corteza del pan engorda más que la miga.

Yo nunca me lo había planteado (la gente por lo visto cree que la miga engorda más), pero así es.

4. El pescado sacia más que la carne.

Hicieron una prueba (muy chula la verdad) y los que tomaron pescado al cabo de las horas no eran capaces de tomarse una pizza entera, y los del chuletón sí!

5. La piel de la manzana contiene más fibra y vitaminas que la pulpa.

Esto era lo esperado según mi punto de vista, así que ya sabéis: a lavarlas muy bien, y a comer!

6. Las zanahorias no ponen moreno.

Tiñen la piel, dándole color anaranjado, pero para notarlo habría que consumir 500gr diarios en crudo, cosa que a la chica del experimento le costó así que…

7. Se puede tomar leche y después zumo.

Aunque si juntamos leche y zumo de naranja en un cuenco se corta, no tiene nada que ver con que siente mal o no, pese al dicho “después de la leche, nada eches”. En el estómago hay ácidos muchísimo más fuertes que en del zumo, por tanto no tiene sentido.

8. Lo que más hierro tiene no son las lentejas.

Son los berberechos, después preparados de carne como el paté o la morcilla, y después ya vienen las lentejas y las espinacas. Cuando el hierro proviene de fuentes vegetales, nuestro organismo lo absorbe menos que cuando es de origen animal, por lo que lo mejor es tomar legumbres junto con un trozo de carne y terminar con alguna fruta rica en vitamina C.

9. Un vaso de leche no ayuda a dormir.

El propio Chicote lo comprobó, durmiendo lleno de electrodos y cámaras en el Instituto del Sueño durante 2 noches. Al igual que con el mito nº2, creo que esto debe de ser un mito creado por las madres para que el niño se tome el calcio…

¿Qué os ha parecido? ¿A que muchos son sorprendentes?

Espero que os haya gustado, hasta la próxima!!! 🙂

 

Advertisements

One thought on “Los mitos de la alimentación

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s