Albóndigas de merluza en salsa de cebolla y vino blanco

img_20160907_151752

Buenas tardes lectores!

Este verano, por casualidad, he descubierto un blog/perfil de Instagram que se llama “Hoy comemos sano“, con el que me he sentido bastante identificada, ya que propone un montón de recetas contundentes y sabrosas pero con un toque sano. Estoy deseando probar su salmorejo en versión más ligera, y sus conchitas rellenas de bechamel!

Estas albóndigas me llamaron mucho la atención por ser de pescado, ya que nunca las había probado. Me encantaron!!!

Os cuento el secreto, que es muy sencillo!

Ingredientes (para 4 personas):

Para las albóndigas:

  • 400 gr de merluza (puede perfectamente ser congelada, de estas bolsas que vienen muchos filetes y que suelo emplear para este tipo de recetas, pasteles de pescado…)
  • 1/2 calabacín pequeño
  • 1 cebolla pequeña o media cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva

Para la salsa:

  • 1 cebolla pequeña o media cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vasito pequeño de vino blanco, jerez o similar
  • 1 vasito pequeño de agua
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva


Preparación:

Comenzamos con las albóndigas. Para ello, en una sartén ponemos un chorro de aceite y añadimos la cebolla y el ajo picados pequeñitos. Los dejamos a fuego medio 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Salpimentamos.

Pasado ese tiempo, añadimos el calabacín pelado y cortado muy pequeñito también, y removemos. Lo dejamos todo junto, tapando de vez en cuando, unos 7 minutos más.

Agregamos la merluza, que habremos cortado pequeña con tijeras mientras se cocinaba lo anterior.

Lo dejamos a fuego suave hasta que cambie el color de la merluza, y pase de estar rosita a blanquecina.

La trituramos con una batidora hasta que quede una masa moldeable. Yo tuve que añadirle pan rallado porque me quedaba demasiado líquida, si os ocurre también proceded hasta que os quede manejable. Lo dejamos enfriar mientras preparamos la salsita.

Para la salsa, tomamos una cazuela u olla mediana. Ponemos un chorro de aceite y añadimos la cebolla y el ajo picados pequeñitos. Los dejamos a fuego medio 7-10 minutos, removiendo de vez en cuando. Salpimentamos siendo generosos con la pimienta.

Agregamos el vino blanco y subimos a fuego fuerte, para que evapore durante 3 minutillos. Después, añadimos el agua y dejamos que hierva a fuego medio 5-10 minutos más, sin tapar.

A continuación podemos triturar la salsa o bien dejarla así.

Cuando la masa de albóndigas esté menos caliente y podamos manejarla, formamos bolitas con las manos. En la sartén inicial ponemos un poquito más de aceite y doramos las albóndigas, sólo para sellarlas.

Una vez estén todas, las incorporamos a la cazuela donde está la salsita, y las dejamos cocinando juntas 2 minutos, para mantener la temperatura.

Ya están listas para comer! Podéis tomarlas acompañadas de arroz blanco, por ejemplo. Bueníiiisimas!

Anuncios

3 Comentarios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.