Banana bread

Hola amigos!!!

Estoy emocionada con esta receta, estaba deseando probarla desde hace mucho y más aún compartirla cuando por fin la probé!!! La vi en el programa de Gabriela Uriarte (nutricionista y cocinillas, os recomiendo su perfil de Instagram).

Ya sabéis que la repostería, casera o no OJO, no es lo más saludable del mundo. Es una mezcla de harinas refinadas (blancas), grasas reguleras y azúcares que la hacen poco recomendable, y lamentablemente en España cada vez desayunamos más este tipo de productos…

La buena noticia es que existen algunas alternativas saludables a los bollos tradicionales, como este fabuloso banana bread que inunda las redes sociales y que, ahora que lo hemos probado en casa, entiendo perfectamente… Es una especie de bizcocho pero de textura menos esponjosa, más densa (más mazacote si me permitís la expresión), y su dulzura procede fundamentalmente del plátano maduro. Cuando lo horneas huele TAAAAAN BIEN que resulta difícil no abrir el horno de inmediato! Si encima, como yo, le pones chocolate y unas nueces, para qué queremos más!

➡ Súper buena idea para darle a niños, o cocinarlo con ellos.

La gracia del banana bread que os propongo hoy es que sustituye la harina de trigo blanca por harina de avena (copos triturados, sin más), mucho más saludable al tener entre otras cosas más fibra, y además el plátano evita añadir grasa ni azúcar (os sugiero añadir dátiles y azúcar si queréis, yo lo hice, pero podéis prescindir).

Ingredientes (para 1 molde rectangular):

  • 2 plátanos medianos muy maduros
  • 2 huevos y 2 claras pasteurizadas (u otros 2 huevos más)
  • 3 dátiles o 1 cucharada de azúcar
  • 120 gr de harina de avena (o copos de avena finos de los de porridge; ambos lo venden ya en la mayoría de supermercados, incluido mercadona)
  • 1 cucharadita de bicarbonato o  de levadura (impulsor, la royal de toda la vida) – opcional, simplemente considerad que si no lo ponemos quedará muy apelmazado
  • para decorar (opcional pero recomendable): 2 onzas de chocolate, 2 nueces…

Preparación:

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º, y empezamos a cocinarrrr.

Antes que nada, si no teníamos la avena hecha harina debemos triturarla en una batidora. En thermomix con 5 segundos a velocidad 10 lo tenemos.

En un bol grande o en la thermomix ponemos todos los ingredientes menos los indicados “para decorar” y trituramos muy bien hasta que no queden grumos.

Engrasamos un molde rectangular con aceite y un papel, o bien lo cubrimos con papel de hornear.

Vertemos nuestra mezcla en el molde.

Colocamos las nueces y el chocolate previamente cortados en trocitos pequeños con las manos por encima y las metemos hacia dentro.

Metemos el molde en el horno a altura media y dejamos que se cocine SIN ABRIRLO durante unos 25-30 minutos.

Lo sacamos y dejamos reposar un poquito.

Podemos comérnoslo tal cual o calentarlo un poco en el micro cuando se haya quedado frío, es un manjar!!!

➡ Si conseguís no coméroslo antes (cosa que dudo), 3 días os aguantará bien. Tapadlo con papel film o plata fuera de la nevera.

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s