Salteado de coles de bruselas, boniato y queso de cabra

Hola queridos amigos, y feliz Navidad!

Hace poco os comentaba la razón por la que muchas personas (sobre todo en España) detestan las coles de Bruselas… Como ya me detuve en profundidad en ello, os remito a dicho post, y hoy me limito a presentaros otra forma de comerlas muy propia de esta época invernal.

En la receta hay varios ingredientes que no os imagináis lo bien que combinan!!! Los boniatos son uno de los reyes del otoño/invierno, y me consta que poco a poco los vamos empleando más y eso es buenísimo ya que, aparte de que horneados tienen un sabor excepcional, tienen unas propiedades estupendas como alternativa a la patata, a saber: más fibra, más calcio, más vitamina C, y gran cantidad de vitamina A y carotenos, por tanto tiene efectos antioxidantes.

Si os parece que se os queda el plato cojo en cuanto a proteínas, podéis añadir un filete de pollo a la plancha, un huevo también a la plancha o poché, o directamente quinoa hervida (si, es proteína y completa).

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 bolsita de coles de Bruselas (o 4 puñados grandes)
  • 1 boniato grande o 2 pequeños
  • 1 cebolla grande
  • ¼ de rulo de queso de cabra
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • sal
  • hierbas provenzales
  • opcional: quinoa, filete de pollo, o huevo para acompañar

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 200º con calor arriba y abajo.

Lavamos bien los boniatos con agua y frotando con papel de cocina (suelen tener tierra). Los cortamos en gajos de 1-2 dedos y los colocamos en un recipiente apto para horno. Ponemos por encima un hilillo de aceite y media cucharadita de sal y removemos con las manos para que se impregne bien.

Horneamos durante unos 20 minutos (podéis aprovechar para asar alguna cosa más para otra receta!).

Mientras se asan los boniatos, vamos con lo demás.

Picamos la cebolla en cuadraditos pequeños o la cortamos en tiras, y prensamos o picamos finito el ajo. Ponemos a calentar un hilillo de aceite a fuego medio en una sartén amplia (o cazuela baja) y cocinamos la cebolla+ajo con una pizca de sal durante 5 minutos.

Lavamos las coles y retiramos las hojas exteriores o tallos gruesos si viniesen muy “salvajes” u oscuras por fuera.

Las cortamos por la mitad (ESENCIAL). Incorporamos las coles por la parte plana y las cocinamos a fuego fuerte removiendo de vez en cuando, hasta que empiecen a oscurecerse un poco.

Cuando esté listo el boniato, lo pasamos a esa misma sartén/cazuela junto con un poquito más de sal.

Removemos y dejamos 1 minutillo más.

Servimos bien caliente con el queso de cabra desmenuzado por encima, para que se derrita ligeramente, y las hierbas provenzales.

➡ Recalentado pierde textura, pero el sabor es el mismo. No recomiendo congelarlo por la misma razón.

➡ Como os decía al inicio del post, si os parece que se os queda el plato cojo en cuanto a proteínas, podéis añadir un filete de pollo a la plancha, un huevo también a la plancha o poché, o directamente quinoa hervida (si, es proteína y completa).

 

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s