Crema de hortalizas blancas con nuez moscada

Buenos días a todos!

Hace ya tiempo os comentaba en el blog de mi web de Nutrición la importancia que tiene consumir alimentos “de todos los colores”. Los anglosajones lo han llamado “eat a rainbow”, expresión que me gusta mucho por lo grafica que resulta!

El sentido de esto es el siguiente: los colores que tienen los distintos alimentos se debe a determinadas sustancias que contienen, y que aportan diferentes beneficios. En el caso de las hortalizas blancas (como las que hoy incluyo en la receta pero también serían otras como los espárragos blancos, el nabo o el puerro, así como frutas como el plátano, la pera, la chirimoya o el melón), son ricas en alicina (sobre todo en el ajo) y potasio. Esto conlleva que tengan efectos antibióticos, hipoglucemiantes (bajan el azúcar), hipolipemiantes (bajan colesterol/triglicéridos), así como beneficios gastrointestinales, para el corazón, hormonales y para el hígado.

Si a pesar de lo anterior no os he convencido a preparar esta crema taaan deliciosa, os doy otro tipo de dato: ESTÁ DE MUERTE!!! Tiene una textura sedosa, espesita y un sabor a hogar que no puede ser más reconfortante!!!

Vamos allá!

Ingredientes (para unas 8 raciones, ajustadlo si queréis menos cantidad pero vale la pena hacer mucho y congelar!):

  • 1 cebolla/puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 1 coliflor
  • 2 calabacines
  • 1 bandeja de champiñones (enteros o laminados)
  • 1 vaso de leche (que no sea sin lactosa ni vegetal azucarada/edulcorada, ambas añaden un dulzor que arruinaría la receta)
  • agua
  • 2 cucharaditas de sal o 1 pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma
  • 2 cucharadas de aceite
  • ½ cucharadita pequeña de nuez moscada (o 1 entera si os gusta mucho)

Preparación:

Comenzamos preparando las verduras:

  • Pelamos la cebolla y la picamos en trocitos pequeños.
  • Pelamos y prensamos (o picamos enanos) los dientes de ajo.
  • Cortamos la coliflor en ramilletes y el tronco en rodajas de 1 dedo (lo vamos a incluir). Los lavamos bien bajo el grifo y escurrimos.
  • Lavamos bien los champis y los cortamos por la mitad si no venían cortados.
  • Pelamos el calabacín (solo si queréis que quede blanca la crema, yo no lo hice y por eso veis un tono verdoso en la foto) y lo cortamos en rodajas de 2 dedos.

Ahora empezamos a cocinar.

En una cazuela grande calentamos el aceite a fuego medio. Agregamos la cebolla y la dejamos 5 minutos.

Agregamos después todas las verduras restantes y la pastilla/sal. Si queda poco aceite, añadid otra cucharada más. Dejad abierta la cazuela 3 minutos removiendo de vez en cuando, y otros 5 minutos tapada.

Incorporamos la leche y la nuez moscada, y completamos con agua pero SIN que llegue a cubrirse todo, unos 2 dedos por debajo. Removemos y volvemos a tapar para que termine de cocerse todo durante 10 minutos.

Pasado ese tiempo, deberían estar tiernitas todas las verduras. En caso contrario, las podemos dejar un ratito más.

Trituramos muy bien hasta obtener la textura sedosa QUE MOLA. Si tenéis thermomix, 1 minuto a velocidad 10.

Se conserva 4 días en la nevera perfectamente

➡ Podéis congelarla perfectamente. Cuando la descongeléis, se separará el líquido del sólido, por tanto recordadlo para no llevarla del congelador a la oficina… Antes habrá que triturarla de nuevo o bien calentarla en un cazo removiendo.

➡ Queda buenísimo dejar apartadas unas poquitas verduras (en mi caso, aparté champi) y saltearlas aparte con un pelín de ajo y vino blanco, para servirlas como topping por encima 🙂 .

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.