Helado de frutos rojos (sin ingredientes ni artilugios raros)

Hola amigos!

Me chiiiflan los helados, son de las cosas que más me gustan del verano!!!

Por ello, cuando empecé a ser más consciente del tema nutricional, fue una gran decepción ver que mis queridos helados de corte, maxibones y demás maravillas para el paladar eran en realidad una mezcla de ingredientes insanos y artificiales de los que tanto trato de huir… Me refiero a grasas hidrogenadas, azúcares de todo tipo, aditivos a porrón y muchas cosas más que añaden los fabricantes industriales para suplir la carencia de ingredientes más costosos y que dan nombre a los helados, como puedan ser frutas tropicales, cacao o frutos secos.

Como en general me niego a renunciar a las cosas que tanto me gustan, lo que hago ahora es tomar esos helados muuuy de vez en cuando y el resto de veces preparo helados o polos caseros.

Más adelante os contaré en detalle cómo aprendí a hacer helados, porque no es una cosa ni tan difícil ni tan fácil como parece. Hoy me limito a daros esta receta que es hiper fácil de hacer y de la que encontraréis todos los ingredientes en un supermercado normal y corriente 😀.

Queda delicioso y cremosísimo, y aunque lleva azúcar no es mucha y aunque lleva grasa es una grasa buena. Ya veréis!

Nota: con estas cantidades sale muchísimo helado, yo lo hago así porque mis paquetes de frutos rojos y mi lata de leche de coco tienen exactamente ese tamaño, pero si queréis podéis hacer la mitad, un cuarto o lo que os apetezca!

Ingredientes (para 1 tarrina grande):

  • 800-900 gr de frutos rojos congelados (frambuesas, fresas, arándanos, todos combinados o de un solo tipo)
  • 2 yogures naturales (en este caso no importa si son azucarados/ edulcorados/ desnatados o normales)
  • 1 lata de leche de coco (suelen ser de 400 ml; no se nota NADA el sabor)
  • Azúcar al gusto (depende de si el yogur es azucarado o no y de vuestro propio paladar, lo mejor es ir probando desde cero azúcar hasta que os guste)

Preparación:

Simplemente debemos triturar todos los ingredientes en la batidora más potente que tengáis hasta obtener textura de helado.

Nada más hacerlo, la textura es más líquida que la de un helado al uso (no se pueden hacer las típicas bolas), por lo que si queréis que endurezca más (o simplemente no váis a comer toda esa cantidad de golpe) podéis meterlo en el congelador y, durante las 4 primeras horas, removerlo cada 60 min con un tenedor.

Esto se hace para que entre aire y no se formen cristales que convertirían nuestro helado en un bloque de hielo 🙂 .

Veréis lo rico que está y lo poquísimo que echáis de menos esos helados de presunta fresa que en realidad son grasas industriales con colorante rosa y aroma a fresa…

 

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.