Balance 2018: vuestras recetas favoritas y mis descubrimientos del año

Hola amigos!

Este es el último post de 2018. Qué rápido ha pasado, pero cuántas cosas han ocurrido!!!

A nivel personal, siempre aprovecho este momento del año para hacer balance de logros pasados y propósitos futuros. Trasladándolo al terreno de este blog, he decidido hacer un post recopilando 2 cosas: por un lado, las recetas que más os han gustado este año, y por otro, mis descubrimientos favoritos en el terreno culinario. En ambos casos, mi objetivo es inspiraros para que el 2019 sea un año, si cabe, aun más foodie y que sigáis disfrutando de cuidaros de manera divertida, saludable y eficiente.

Vuestras recetas favoritas

Y os preguntaréis: “por qué pongo 18?” La razón es simple: he querido juntar las 10 más visitadas del año pero incluyendo no sólo las nuevas sino también las publicadas desde la creación del blog, y algunas son comunes.

Me alegra saber que:

  1. Mi receta del cuscús tradicional es la líder indiscutible año tras año desde la creación de este blog. Me enorgullece, porque es la receta favorita de mi madre y siempre le pedimos que la prepare para grandes reuniones familiares, cumpleaños…
  2. Os animáis a hacer pan casero. Sabia elección. Veréis que este hábito se encuentra en el listado de mis descubrimientos 2018.
  3. Las cremas de verduras que se salen de lo común triunfan. Esto es la pera, porque las cremas se preparan en un pispas, se pueden congelar y poniéndoles algo proteico (frutos secos, huevo duro…) y haciéndolas espesitas nos sirven de plato único completito y súper saludable!
  4. Os gustan las versiones saludables de platos típicos de fast food – véase la pizza mariachi, el arroz teppanyaki, las fajitas mexicanas, los noodles teriyaki…
  5. También le dais a las legumbres. MARAVILLOSO porque no hay cosa más completa!!!

Dicho lo cual, vamos a por ese ranking:

  1. Cuscús: la receta original
  2. Arroz teppanyaki
  3. Pan “realfooder”: con cualquier harina y sin artilugios raros
  4. Pastel caliente de merluza y gambas
  5. Ensalada de langostinos y aguacate con toque dulce y aliño especial
  6. Crema suave de alcachofas
  7. Fajitas con sazonador y guacamole caseros
  8. Guiso caldoso de garbanzos setas y gambas
  9. Fideos soba con pollo teriyaki
  10. Pastel de puré de patata atún y tomate (fisherman’s pie)
  11. Pizza mariachi
  12. Puré de patata con trufa y huevo poché (en 10min)
  13. Chips de kale/espinacas (en el microondas!)
  14. Guiso de garbanzos con gambas tomate y pimenton
  15. Noodles con salsa de cacahuete
  16. Pastel frío de trigueros alcachofas y parmesano
  17. Crema de brócoli y garbanzos
  18. Crema de coliflor y patata para enemigos de la coliflor

Descubrimientos del año

Ahora seguimos con mis propios descubrimientos. A ellos habría que sumar los de tipo nutricional, pero quizá mejor en otro post porque ha sido un año de muchísimos avances (incluidas mejoras en productos de supermercados) y estudios con resultados sorprendentes!

A nivel de eficiencia y hábitos varios:

  • Utilizar el hervidor de agua (“kettle”) para acelerar el cocinado de pasta, arroz, sopas, cremas de verduras, guisos de legumbres… Espectacular si no tienes inducción, como es mi caso 😉 .
  • Ya dedicaba 3 horas del finde para cocinar para toda la semana, pero lo que he incorporado ha sido preparar los tuppers de toda la semana nada más cocinar – una vez templado todo, lo repartes y listo, una tarea menos, y suelen caber mejor en la nevera…
  • Cada vez hay más “buenos procesados” que te solucionan el día a día: en mercadona por ejemplo ahora hay pollo asado en tiras, salmón en latas, bolsitas de boniatos listas para cocinar al microondas… sumados a los que ya había (verduras picadas congeladas y frescas, legumbres cocidas de bote, buenas salsas de tomate frito, conservas tipo tomates secos o espárragos…).
  • Cenar sopas o cremas los domingos – después de todo el fin de semana comiendo generalmente en exceso, nos sienta genial y nos encanta!
  • Hacer pan al menos 2 veces al mes (suelo seguir la receta del pan realfooder).

En relación con técnicas de cocina:

  • Cocer arroz quinoa etc siguiendo la técnica de la pasta – hasta hace no mucho “se me daba fatal” conseguir el punto de arroz blanco, quinoa y otros cereales. Me “molestaba” tener que andar pesando o midiendo volúmenes y que luego se me pasasen y se quedasen pegados al cazo!!! La maravilla fue cuando descubrí que todos se pueden cocinar como la pasta: en abundante agua hirviendo (cantidad a ojo) y escurriéndolos después!
  • Cocina a baja temperatura – sobre ello os he hablado en Instagram pero también al recomendaros artilugios para regalar a foodies en Navidad. En mi casa ya es habitual comer pechugas jugosas o pescados gruesos que se deshacen en lascas, gracias al uso de este cacharrito, en lugar de poder disfrutarlo solo en restaurantes de estrella Michelin…
  • Papillote – hace siglos que empleo el estuche de vapor Lekué como compañero agilizador en mi cocina, eso lo sabéis de sobra. Lo que no acostumbraba a hacer y ahora soy adicta es cocinar el pescado o carne en él acompañado de verduras salteadas. De verdad, es mágico como en 5 minutos (literal) se consigue un plato tan delicioso y ligero!
  • Risotto – es una técnica que da miedo a muchos, y yo soy malísima con los arroces, por lo que os puedo decir que si sigues los pasos que os indico en las recetas NO hay margen de error. Ya me he atrevido varias veces a prepararlo para gente, por tanto podéis creerme 🙂 . la clave es emplear arroz apropiado (arborio o carnaroli) y echar al agua muy caliente.
  • Cocinar en bolsa de asar – otra cosa muy básica que se me ha dado mal toda la vida es hacer el pollo asado. Os dará la risa pero se me quedaba seco o soso. Gracias a estas bolsas (que venden en todas partes) se consigue un pollo sabrosísimo, jugoso y 100% saludable. Y también lo empleo para cocinar verduras, y pan!!!
  • Sustituir la mayonesa por yogur – en todas las salsas tipo para de ensalada, es maravilloso!!!
  • El año de los huevos: duro, poché, a la plancha, escalfados al microondas y tortilla de patata sin fritanga. Primero, NO hay que temer a los huevos porque nos vayan a subir el colesterol. El colesterol lo suben principalmente otros productos que curiosamente no lo contienen (ultraprocesados como bollería industrial, margarinas, galletas…). Dicho lo cual, ya os he comentado arriba cómo hago los huevos duros. Ahora os remito a las técnicas que más he empleado estos meses:
    • poché (seguid mi método si queréis un resultado de 10 sin margen de error);
    • a la plancha (es la versión del huevo frito pero sin la mitad de grasaza: basta con hacerlo como un filete y taparlo para que se cocine la parte de arriba);
    • los escalfados jugosísimos al microondas que solemos hacer para desayunar los fines de semana;
    • y por ultimo la tortilla de patata sin fritanga (os prometo que nadie echara de menos que las patatas no están fritas, y vuestro cuerpo y bolsillo os agradecerán el ahorro de aceite…).
  • Overnight oats – mi desayuno rico, saciante y saludable favorito para llevar. Porque hay días que tengo que ir a la ofi antes de lo normal, porque voy a viajar o por lo que sea, como antes de las 8 no suelo tener hambre, me preparo este desayuno la noche antes en 2 minutos y me lo como donde esté! Os dejo algunas recetas.

En relación con productos:

  • Me remito a lo dicho sobre los nuevos “buenos procesados”, además de lo que diré ahora…
  • Gelatina – hablo de la gelatina neutra, no la de colorines y sabores jejeje. Tanto para hacerla de frutas como para conseguir el maravilloso dulce de membrillo saludable, sin duda tiene un hueco en mi despensa para acompañarme en meriendas y postres
  • Verduras crudas – hasta hace bien poco no sabía que hortalizas como la coliflor o el calabacín podían comerse crudas, por ejemplo para ensaladas, smoothies o con hummus. Qué descubrimiento y ahorro de tiempo!!!
  • Derivados de la soja: tofu y soja texturizada. El tofu es una alternativa más en mi cocina a la hora de elegir proteínas: cuando pienso en hacer un curry o un salteado oriental con arroz o noodles ya no solo pienso en pollo o gambas sino en ellos + tofu. Por su parte, la soja texturizada ha sustituido por completo el uso que antes dábamos a la carne picada. Para mi, gana en todo: precio, salud y comodidad (se conserva meses en la despensa). Recetas con tofu en este link, y con soja texturizada en este otro.
  • Nuevos usos de tubérculos conocidos: remolacha y calabaza – hasta este año la remolacha era para mi una cosa que tenia ensaladas de morado y aportaba sabor cítrico. Ahora la remolacha la consumimos con frecuencia tanto en ensalada como en crema, hummus, asada… la calabaza la hemos pasado de tomar solo en crema a ser parte de pasteles salados, risottos y, por favor, el untable dulce mas BUENO de la historia!!! Buscad por su nombre en el buscador del blog, veréis qué sorpresas!
  • Nuevos tubérculos: apionabo, tupinambo, chirivía, nabo… os sonara a chino, pero os invito a probar todos los que encontréis en mercados especiales o cuando vayáis a otros países, son súper sorprendentes!!!
  • Tostadas con fruta – hay que tener fe para intentarlo, pero de verdad que la combinación de algunas frutas con pan tostado es espectacular. Empezando por el plátano (ninguna queda mejor, cierto es) y pasando por cualquier otra sobre mantequilla de cacahuete o almendras…
  • Smoothies con verduras como coliflor, espinaca o calabacín – descubrí que a nivel nutricional los smoothies hechos únicamente con fruta son demasiado “pico de azúcar” para nuestro cuerpo. Por ello, decidí a experimentar agregando verduras como éstas y proteínas como semillas, y descubrí que aquellas verduras no aportan nada de sabor pero si sus nutrientes y textura cremosa! Hay miles en mi perfil de Instagram.
  • La simplicidad del yogur natural entero + fruta + frutos secos – mi desayuno favorito para días de vagancia y poca previsión, mi merienda favorita de diario y mi cena post día de comilonas. Sobre esto último, sabed que nuestro cuerpo NO agradece ni que nos vayamos a la cama sin comer ni que tomemos solo fruta o yogur desnatado, ya que en el primer caso metemos solo azucares y en el segundo no nos va a saciar ni aportar demasiado…
  • Untables – no sirven solo para mojar crudités ni solo existe el hummus (que adoro). Con vegetales, frutos secos remojados y especias se pueden conseguir maravillas apetitosas y saludables que sirven para acompanar ensaladas o calientes y con agua son estupendas salsas para pasta. Ideas? Sigue este link.

Hasta aquí mis 2 listas que sirven de repaso final al año, qué os parece chic@s? Qué balance hacéis del vuestro?

Nos vemos en 2019!!!

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.