Pastel de repollo y bacon

Hola amigos!

Los que me seguís en Instagram sabéis que éste fue uno de los platos que preparé el fin de semana pssado para nuestro menú semanal. Y sí, me he dado muuucha prisa en escribir y editar el post, porque estoy emocionada con el resultado! Mi marido no soporta el repollo y me escribió un whatsapp para decirme lo bueno que estaba el pastel 🙂 .

Cada vez soy más fan de los pasteles de este tipo. Se preparan bastante rápido y te solucionan varias comidas; además, pueden tomarse fríos o calientes, y gustan a todo el mundo!

La receta de este pastel la vi oportunamente en el blog de El Comidista. Y digo “oportunamente”, porque siempre me pasa cuando compro repollo para una receta que me cuesta darle uso, son grandes para una casa de 2 personas! En este blog tengo varias recetas que podéis hacer con repollo, deliciosas y variadas (olvidaos del repollo cocido maloliente, soso y blandurrio!), a la que hoy sumamos este delicioooooso pastel que lleva además bacon para darle ese toquecito canalla 😉 .

Espero que os guste!!!

Ingredientes (4-6 raciones):

  • un cuarto de repollo
  • 1 paquetito de bacon (100 gr aprox, mejor en taquitos para evitarnos cortarlo)
  • 1 puerro (sustituible por cebolla)
  • 4-5 huevos
  • 150 ml de leche
  • media cucharadita de sal (ojo, el bacon es muy salado)
  • pimienta
  • aceite de oliva
  • Opcional: tomate frito o pasta de tomate para servir; ensalada sencilla

Preparación:

Comenzamos lavando el repollo y cortándolo muy pequeñito con un cuchillo grande. Lo cocemos al vapor (en un estuche de microondas, 8 minutos) o en abundante agua hirviendo (15 minutos). Escurrimos bien si lo hemos cocido en agua.

Vamos precalentando a 180ºC con calor arriba y abajo.

Picamos el bacon (si no venía ya así) y lo doramos ligeramente en una sartén muy caliente (no hace falta poner aceite, veréis que la grasilla del bacon es suficiente para que no se pegue nada).

Cortamos el puerro/cebolla a lo largo, lo lavamos bien (tiene tierra seguro!) y lo cortamos también muy pequeñito. Lo incorporamos a la sartén del bacon junto con un hilillo de aceite, y dejamos que se poche un poco, 8 minutos tapadito.

En un bol grande batimos los huevos con la leche, la pizca de sal y la pimenta negra (podéis ser generosos con ésta). Cuando esté listo el puerro+bacon, lo agregamos a ese cuenco y el repollo también.

Volcamos esta mezcla en el molde que vayamos a emplear. Os recomiendo forrar el molde con papel de horno, de esta forma desmoldarlo será coser y cantar 🙂 .

Metemos el pastel en el horno unos 40 minutos. Cuando al pincharlo con un cuchillo salga limpio, está listo. En caso contrario, lo dejamos un ratito más hasta que lo esté.

Dejamos enfriar antes de desmoldarlo (luego podemos comerlo frio o caliente, la espera es solo para evitar que se rompa!) y servimos con un poco de buen tomate frito, mayonesa, o simplemente junto a una ensalada sencilla.

➡ Se conserva en la nevera perfectamente 4 días. Estos pasteles no quedan bien descongelados /(en cuanto a textura).

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.