Crema fría de calabacín, yogur y hierbas (en 6 minutos!)

Buenos días amig@s!

Los que me seguís en Instagram sabéis que hemos estado recientemente en París… Madre mía, qué maravilla de ciudad, en mil sentidos! Uno de mis planes favoritos cuando visito otras ciudades es entrar en alguna gran librería y rebuscar para acabar llevándome algún libro que encuentre especial. En esta ocasión acabé no con uno sino con 2, ambos sobre recetas (sorprendente, eh? Jejeje).

De uno de ellos procede la receta que comparto hoy: se trataba de un libro de sopas y cremas, dividido por estaciones del año y con un diseño precioso. Me pareció una idea buenísima, de hecho me he propuesto hacer una de ellas cada semana. A ver qué tal el reto 🙂

Compartí una foto de la crema la pasada semana en Instagram, cuando la preparé (y disfruté jeje), y tal fue la espectación que me puse las pilas para compartirla prontito con vosotros 🙂 . Estoy segura de que os va a encantar: es una hipercremosa y fresquita a más no poder, tanto por la temperatura como por las hierbas que le vamos a añadir. Además, se prepara rapidísimo! Probadla y me decís!!!

Ingredientes (para 4 raciones generosas):

  • 2-3 calabacines (700 gr – 1 kg)
  • 200-250 gr de yogur natural sin endulzar / queso fresco batido (2 yogures de tamaño normal)
  • Imprescindible: hierbas frescas a vuestro gusto y en abundancia (yo puse menta/hierbabuena, pero también admite otras como albahaca, cilantro, eneldo… os recomiendo elegir solamente una variedad)
  • media cucharadita de sal
  • agua (puede que no sea necesaria)

Preparación:

Antes de triturar todo y dejarlo enfriar, conviene que ablandemos ligeramente el calabacín, para que tenga una textura más sedosa y agradable y se digiera mejor.

Para ello, los lavamos (no es necesario pelarlos) y los cortamos en 5 trozos cada uno. Los hacemos al vapor en un estuche tipo Lekué (unos 5 minutos pueden ser suficientes), o bien los cocemos en abundante agua hirviendo con sal. Esta agua la podemos guardar para cuando trituremos todo.

Una vez ablandados los calabacines, los dejamos templar un ratito.

Después, los trituramos a tope (1 minuto a velocidad progresiva 10 en thermomix) con los demás ingredientes del listado. OJO, respecto al agua, empezad ni poniendo nada o bien poniendo muy poquita, ya que el calabacín contiene mucha agua y el yogur también aporta líquido. La idea es obtener una crema, valga la redundancia, muuuy cremosa!

Metemos en la nevera hasta que esté bien fresquita, y a disfrutar!!!

➡ Si os habéis decantado por ponerle albahaca, podéis servir la crema con parmesano espolvoreado por encima, o incluso en lascas, queda genial!

➡ Se conserva bien 4-5 días en la nevera.

 

1 comentario

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.