Pollo asado con ciruelas, orejones y especias (en bolsa!)

Hola amigos!

Aquí me tenéis una semanita más, después de un soleadísimo fin de semana en Madrid 🙂 . Hay que ver cuánto se disfruta de las comidas en familia y las cenas con amigos de toda la vida cuando vives fuera!

Hace ya tiempo que os vengo dando la brasa con el tema del “pollo en bolsa”… No es mi intención ser una pesada, pero me parece una forma taaan genial y libre de error de cocinar un pollo, que no paro de probar nuevas recetas!

En este post os contaba las maravillas y detalles de las bolsas de asar, por lo que a él me remito 😉 . Poniendo en el buscador del blog “pollo bolsa” os saldrán las demás recetas, no sé deciros cuál es mi preferida pero la que más me recuerda a mi casa es la de mostaza y curry 😋.

La de hoy tiene matices marroquíes, al emplear fruta desecada y especias ras el hanout, tan típicas de allí, aunque podéis poner simplemente curry, la cuestión es añadir sabor (si no os importa no ser muy puristas…).

Os animáis???

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 pollo entero
  • 6-10 ciruelas
  • 6-10 orejones
  • 1 cebolla (opcional)
  • 2 cucharadas soperas de especias marroquies tipo ras el hanout, o curry
  • 2 cucharaditas de sal, o 1 pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.

Laminamos la cebolla en aros o tiras.

Introducimos el pollo, la cebolla laminada y las ciruelas y orejones en la bolsa de asar e incorporamos sal y las especias elegidas.

Movemos bien para que se impregne, cerramos la bolsa (sin pegar mucho el cierre ni al pollo ni al extremo, como en la foto inferior) y lo dejamos que marine unas horas o bien lo cocinamos directamente.

Hacemos 4 cortes suaves con un cuchillo en la parte superior de la bolsa.

Metemos en el horno 45 min aprox. Os recomiendo poneros una alarma 😉 .

➡ Podéis hacer como yo y poner a su lado un par de boniatos cortados por la mitad y puestos boca abajo, es la guarnición ideal!

Sacamos del horno, verificamos que esté cocinado por dentro haciendo un corte en la parte más gruesa y servimos calentito! Si no está cocinado por dentro (depende del tamaño del pollo y de si estaba muy frío de la nevera) retiramos la bolsa y dejamos 15 minutos más en una fuente de horno normal a 200 grados.

Delicioso!!!

➡ Con los restos (si los hay, jeje) os recomiendo preparar una ensalada de lechuga, manzana, queso emmental (ambos en dados) y el pollo troceado, aliñado todo con una mezcla de yogur, mostaza y eneldo.

 

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.