Dahl (lentejas estilo hindú)

Muy buenos días amig@s!

¿Habéis oído hablar de los “dhal”?

La semana pasada os mostraba en mi perfil Instagram el que preparé para la semana, estaba taaaan rico y lo hice taaaaan rapido… Es de esas recetas en las que sólo hay que poner todos los ingredientes en una cazuela y esperar a que se haga!

La palabra “dhal” se refiere a una serie de guisos tradicionales de la India a base de legumbres y especias, siendo el más típico el de lentejas (“masoor dhal”). Se toman acompañados de arroz o pan naan, como plato único.

Una ventaja de los dhal es que se preparan con lentejas rojas (o amarillas), que al no tener piel no requieren remojo previo, se cocinan enseguida y no producen gases. Aunque quizá no las conozcáis, las venden en muchos supermercados normales incluido Mercadona, en herbolarios o en secciones eco de hipermercados.

A nivel nutricional, los dhal son una pasada, tanto por tener legumbre como por la leche de coco y las especias que se utilizan (la curcuma es muy muy recomendable).

A comeeeer!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 200 gr de lentejas rojas (o amarillas, la cuestión es que sean lentejas sin piel para que no haga falta remojarlas y la cocción sea rápida; las venden en muchos supermercados normales incluido Mercadona, en herbolarios o en secciones eco de hipermercados)
  • 2 dientes de ajo
  • 400 gr de verduras variadas al gusto (frescas o congeladas; os sugiero por ejemplo cebolla, brócoli, pimiento, calabacín, zanahoria, coliflor, espárragos, espinacas… todas quedan genial!)
  • 2-3 cucharadas soperas de curry en polvo, o una mezcla de las siguientes especias (cúrcuma, pimienta negra, comino, clavo, cardamomo, guindilla…)
  • 200 ml de leche de coco (espesa, no “bebida de coco”, normalmente viene en lata)
  • agua (luego veremos cantidad)
  • 1 cucharadita de sal
  • 200 gr de arroz basmati/thai

Preparación:

Lavamos y picamos pequeñas todas las verduras.

En una cazuela grande, echamos todos los ingredientes indicados y cubrimos con agua caliente 3 dedos por encima.

Lo dejamos cocinar a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando por si necesitara más agua.

Mientras, cocinamos el arroz siguiendo las instrucciones del fabricante.

Servimos las 2 cosas juntas bien calentitas.

➡ Se conserva genial en la nevera 4-5 días. También se puede congelar.

 

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.