Judías verdes guisadas a la andaluza

Hola amigos!

Rescato (y mejoro receta) del pasado 🙂 . Y es que esta vez le puse patata cocida y huevo duro y fue un éxito!!!

No sé cómo lo hago, pero siempre acabo hablando de comida con cualquier persona que se me cruce… Imagino que tengo tendencia a llevar por ahí mis conversaciones inconscientemente, pero de verdad que muchas veces me propongo no sacar el tema y aun así acabamos comentando recetas, blogs, restaurantes etc, aunque la persona con la que hable no sepa freír un huevo!

Es de este modo como muchas veces conozco nuevas fuentes de inspiración, como la receta de hoy. Una amiga con la que coincidí en una boda me habló del blog Cocinando entre olivos, y en cuanto tuve un rato me puse a leer sus miles de recetas… La mujer que lo escribe es andaluza, y se nota tanto en el tipo de recetas como en la forma tan agradable de escribir!

Esta receta es casi del todo cosa suya, a excepción de la variedad de judía y de la forma de presentar el huevo, que ella añade batido al guiso y a mí me pareció más interesante hacerlo aparte. También le pongo patata para darle volumen y convertirlo en plato unico, pero esto ya como queráis!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 500 gr de judías verdes (redondas o planas y en este caso mejor frescas que congeladas PERO NO DE CONSERVA porque están blandurrias y saben a conservante)
  • 1 cucharadita de maizena
  • Especias:
    • 2 cucharaditas de comino en polvo (no muy llenas)
    • 2 cucharaditas de pimentón (no muy llenas)
  • 2 cucharaditas de sal
  • 4 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • 2-3 patatas
  • 4 huevos (opcional)

Preparación:

Si compramos las judías frescas, las lavamos y cortamos los extremos. Si en lugar de redondas son planas, deberemos cortar además el hilo o hebra que tienen en el lateral, con un cuchillo o un pelador. Las cortamos por la mitad, o en trozos que podamos comer directamente.

Lavamos las patatas (podéis pelarlas si queréis) y las cortamos en cuadrados de 2 dedos aprox.

Ponemos una cazuela con agua y 1 cucharadita de sal a fuego fuerte y cuando comience a hervir añadimos las patatas.

Bajamos a fuego medio y dejamos hasta que estén casi tiernas, momento en el cual incorporamos las judías. Dejamos hasta que estén al dente (luego seguirán cocinándose un poco más). Unos 7-10 minutos. También podemos hacer ambas al vapor con un estuche tipo Lekue o en cestillo de la olla express.

Mientras tanto, picamos o fileteamos los ajos y los ponemos en la cazuela con un poco de aceite a calentar a fuego medio.

Cuando huelan (tardan muy poco y enseguida se queman) incorporamos las judías y las patatas escurridas (NO TIREIS EL LIQUIDO DE COCCION).

Incorporamos las especias y la sal y removemos.

Diluimos la maizena en un vasito del líquido de cocer las judías (tiene que estar frio o templado, caliente no sirve), removemos con un tenedor y se lo echamos a las judías junto con 2 cazos más del líquido de cocción de las judías. Tapamos y dejamos 5 minutos a fuego suave.

Si lo queremos, cocinamos el huevo duro (en un cacito con agua con vinagre 12 minutos, o siguiendo la técnica del kettle como yo!).

Mezclamos todo y servimos calentito. DELICIOSO!!!

➡ Se conserva en la nevera 4-5 dias sin problema. No lo congeléis, el huevo y la patata adquieren una textura desagradable.

2 Comentarios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .