Espinacas a la crema

Hola chicos!!!

Hoy vengo con una receta de las de toda la vida, de esas que cuando las preparo pienso: “por qué no las hago con más frecuencia con lo ricas que están???”…

Aparte de que es un plato muy saludable (ya veréis que no pongo excesiva harina ni grasa, las protagonistas son las espinacas!), es muy cómodo porque recalienta a la perfección, y sólo tienes que acompañarlo de un huevo frito o un filete o similar para tener un plato único riquísimo!

Las suelo hacer en thermomix porque salen fenomenal (son de esas recetas de 10 de thermomix!), pero os pongo las 2 versiones 🙂 .

Ingredientes (4 raciones):

  • 350-500 gr de espinacas frescas o congeladas (si son congeladas, las descongelamos en el micro y las escurrimos bien antes de empezar) – también serviría kale
  • 25-30 gr de aceite de oliva
  • media cucharadita de sal
  • 2-3 cucharadas generosas de harina (mejor integral)
  • 500 ml de leche aprox
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • Pimienta
  • opcional (si lo gratinamos): queso parmesano rallado


Preparación:

Con thermomix:

Ponemos en el vaso el aceite y programamos 3 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.

Agregamos las espinacas (descongeladas en el microondas, si son congeladas, y bien recurridas) y la sal y programamos 5 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Añadimos a lo anterior la harina y rehogamos 1 minuto, 100º y velocidad 2. Ponemos la leche, la nuez moscada y la pimienta y programamos 7 minutos, 100º, velocidad 1. Si lo vemos poco líquido, agregamos más leche y programamos 2 minutos más al mismo modo anterior.

Trituramos el conjunto hasta conseguir la textura deseada (con más o menos grumos).

De forma tradicional:

En una cazuela, ponemos un chorrito de aceite a calentar a fuego medio y agregamos las espinacas (descongeladas en el microondas y muy bien escurridas, si son congeladas) y la sal y rehogamos 5 minutos o hasta que pierdan su volumen.

Agregamos la harina y removemos para que se tueste bien unos 2 minutos; después la leche, la nuez moscada y la pimienta y lo dejamos 7 minutos más removiendo continuamente.

Lo siguiente es OPCIONAL y común para thermomix o cazuela:

Precalentamos el horno a 200º con calor sólo por arriba (o gratinador si tenéis).

Ponemos en una fuente apta para el horno la crema de espinacas y espolvoreamos con queso rallado.  Gratinamos hasta que esté doradito.

➡ Se pueden congelar sin problema.

➡ Son muy buena opción para llevar a la oficina, ya que calientan muy bien.

➡ Si queréis un plato único y muy nutritivo, una muy buena opción es poner en la fuente la mitad de las espinacas a la crema, poner unos filetes de merluza (o similar) salpimentados y volcar el resto de las espinacas, espolvorear con queso rallado y al horno!

Y a disfrutar!!!

8 Comentarios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .