La técnica verdadera de caramelizar cebollas (y no, no lleva azúcar)

Buenos días queridos lectores!

Recientemente os mostré en un post curioso un truco para acelerar la cocción de las verduras, poniendo como ejemplo las tiras de cebolla y pimientos que utilizamos para las fajitas de pollo mexicanas. Ese truco es el que vamos a emplear hoy para caramelizar cebollas, pero he creado post separado para explicaros un par de cosillas…

Y es que desde hace algunos años la cebolla caramelizada inunda los platos de multitud de restaurantes, acompañando solomillos, patés, quesos, en tostas… Incluso restaurantes de lo menos exquisitos incluyen la cebolla caramelizada en sus cartas!

Los chefs se sorprendieron mucho ante esto, ya que caramelizar cebollas siguiendo métodos tradicionales es una tarea bastante lenta y requiere atención constante durante todo el proceso, con lo cual algo raro tenía que haber para que se estuviese extendiendo tanto este ingrediente…

¿Cuál era la razón? Pues que le estaban poniendo azúcar! En efecto, caramelizar con azúcar es sencillísimo, sólo hay que pochar la cebolla como en cualquier guiso (7-10min), añadir el azúcar, y listo! Mirad los ingredientes de cualquier receta por internet (incluidas algunas de este blog, lo reconozco), siempre siempre llevan azúcar, y en los botes de cebolla caramelizada de supermercado también!

Tanto se ha extendido, que la gente se sorprende cuando les cuento que la cebolla caramelizada original NO LLEVA AZÚCAR, sino que es el propio azúcar de la cebolla la que sale a relucir cuando la dejamos cocinarse en su propio jugo, gracias a una serie de reacciones químicas.

Como la técnica tradicional es súper lenta y engorrosa, y lo de añadirle azúcar no me gusta demasiado, cuando vi esta técnica en el programa de El Comidista me pareció una solución MA-RA-VI-LLO-SA! Así que la probé, aluciné y aquí os la traigo!

RECOMENDACIÓN Nº1: Haced bastante cantidad, ya que se reducen a un tercio de su peso original! Además, dura bastante en la nevera (y más aún en el congelador…) y está tan rica que no os costará terminarla…

RECOMENDACIÓN Nº2: Empleadla con lo que más os guste, por ejemplo como os decía antes con solomillos, patés, quesos, en tostas… Y con pasta riquísima también!

Ingredientes (para 1 bote tamaño mermelada):

  • 4 cebollas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita (de postre) de sal
  • 1/2 cucharadita (de postre) de bicarbonato sódico

Continue reading

6 trucos de cocina “aceleradores”

Hola amigos!

Soy amante de la cocina, la gastronomía y todo lo relacionado con ese tema. Puedo pasar horas leyendo recetas o libros sobre las propiedades nutricionales de un alimento extraño, o cocinando cantidades ingentes de comida olvidando que sólo somos 2 en casa. Me divierte sobremanera planificar mis menús de la siguiente semana. Ir a la compra para mí es uno de los mejores momentos de la semana. Sí, soy una FRIKI, lo sé!

Peeeeeeero, también reconozco que vivo en este mundo y soy consciente de que a la gente “normal” no le importa tanto el tema, no tiene interés en dedicarle tanto tiempo o que tienen poco tiempo pero si ganas de hacer las cosas bien.

Por ello creo que hay trucos que pueden facilitaros y acelerados tareas que en ocasiones nos llevan a recurrir a sustitutos ultraprocesados o a rechazar determinados ingredientes.

Hace ya tiempo compartí con vosotros algunos truquillos, y hoy os traigo otros más!!! Se aceptan sugerencias!!!

Continue reading

Recetas con ingredientes de otoño

 

Hola amigos!

Aunque haya lugares en los que las temperaturas sigan siendo bastante cálidas (no es mi caso, en Luxemburgo llevamos 3 semanas con abrigo…), oficialmente desde hace unos días ya estamos en otoño…

Para el tema gastronómico, el otoño representa el fin de muchos platos, por no estar de temporada ciertos ingredientes o por no apetecernos tanto por ser fresquitos… La contrapartida es la llegada de nuevos ingredientes de temporada y nuevos platos que apetecen más después de tantos meses sin tomarlos!

Aprovechar los productos cuando están de temporada merece la pena por varias razones:

  1. Son mucho más sabrosos, al haber madurado de forma natural en el caso de las verduras/frutas
  2. Son más baratos, por la misma razón anterior
  3. Apoyamos un consumo sostenible, yendo en línea con la naturaleza y dejando un poco ese “querer de todo en todo momento” (si no hay fresas en otoño, no nos empeñemos, tomemos mandarinas!)
  4. De esta forma variamos nuestra dieta, nos nutrimos mejor y no nos cansamos de estar todo el día comiendo lo mismo!

Para ayudaros un poquillo a recordar qué ingredientes son éstos y qué recetas podemos elaborar con ellos, he preparado este post que espero que os sea útil 🙂 .

Seguir leyendo…

Cocina 2 horas, come 1 semana

Muy buenos días a todos !

Una de las cosas que más me decís cuando veis lo que como a diario (tanto los que me veis en persona como los que me seguís en el blog o Instagram) es “madre mía, te pasas el día cocinando! “.

También me decís con frecuencia que os resulta un verdadero horror tener que cocinar cada día, preparar la cena, cocinar para llevar a la oficina, etc, y que tiráis la toalla directamente pasando a consumir platos precocinados, o sosos, mezclas imposibles (de verdad, en mi trabajo veo unas cosas en tuppers que no puedo creer!) o saliendo a comer fuera, siendo de esta forma más difícil controlar que nuestra alimentación sea equilibrada y saludable.

Ayer en concreto un buen amigo me comentó que estaba pasando por una época especialmente ajetreada y que para sacar tiempo había cambiado comer en casa de sus padres por llevarse comida a la oficina. Me comentaba que le estaba pareciendo toda una odisea, que no sabía cuánto iban a durar sus buenas intenciones…

A él y a todos los que os ocurra esto va dirigido este post, en el que os demuestro que es posible cocinar en una mañana lo que comerás toda una semana. Os doy ideas concretas para una semana completa con la intención de que podáis replicarlo en adelante con recetas similares. Para mí, la clave es pensar recetas « que cundan », sencillas, que se puedan reaprovechar y que se puedan preparar casi a la vez.

El “reto” incluye las siguientes instrucciones:

  • Id a la compra o hacedla online, para tener los ingredientes listos (para eso, miradlos en las recetas)
  • Reservaos para cocinar 1 día durante 2 horas – no voy a negar que cuanto más cocinas, más rápido lo haces, menos manchas etc, y por supuesto que contar con una olla express, thermomix, estuches de vapor etc posibilita que se cocinen varias cosas a la vez , pero veréis que para mi propuesta de hoy no empleo ninguno de esos utensilios y que podréis hacerlo en el tiempo acordado, incluyendo la limpieza!
  • El resto de la semana sólo tendréis que calentar / guardar en tuppers lo que vayáis a comer, y para alguna cena habrá que sacar una sartén como mucho.
  • No pongo cuándo comer cada cosa a modo de menú semanal porque por mi experiencia acabamos distribuyéndolo como nos da la gana, pero si queréis podéis crear vuestro propio menú con estos platos! 🙂
  • Hay 11 platos, aunque haya 14 comidas principales en una semana tened por seguro que para las 3 comidas restantes tendréis sobras, o bien seguramente tengáis comidas familiares, cenas con amigos etc.

Vamos allá !

Plato Cuándo lo cocinamos?
Berenjenas rellenas de antemano al completo
Pasta bolognesa de antemano la pasta, la salsa la tenemos hecha de las berenjenas
Crema de zanahoria de antemano al completo
Pollo asado con arroz basmati de antemano al completo
Verduras asadas con arroz y pechuga de pollo a la plancha de antemano el arroz hicimos para el pollo; se asan las verduras a la vez que el pollo asado; la pechuga la haremos el día que la comamos
Ensalada de legumbres y hortalizas de antemano
Ensalada de pollo al curry la haremos el día que la comamos, empleando sobras del pollo asado
Lomo de atún a la plancha con salsa de soja y verduras asadas las verduras ya estarán hechas, solo habrá que hacer el atún a la plancha el día que lo comamos
Emperador a la plancha con chorrito de limón y ensalada de espinaca, tomate y aguacate se hará el día que lo comamos
Revuelto de trigueros y gambas se hará el día que lo comamos
Tosta de salmón y aguacate se hará el día que lo comamos

Comenzaremos preparando lo que va a ir en el horno:

  • Precalentamos el horno a 200° con calor arriba y abajo,
  • Cortamos las berenjenas por la mitad a lo largo,
  • Cortamos las verduras (de la receta de verduras asadas) en trozos de 2-3 dedos y las embadurnamos con el líquido del marinado que viene en la receta,
  • Salpimentamos y engrasamos ligeramente el pollo (de la receta de pollo asado),
  • Colocamos todo en la bandeja del horno y lo metemos sin hacerle ni caso durante media hora, durante la cual seguiremos con lo demás.

Pasamos a la vitrocerámica :

  • Picamos en cuadraditos pequeños 2 cebollas grandes, que emplearemos para la bolognesa, para la crema de zanahoria y para la ensalada de legumbres
  • Calentamos aceite a fuego medio en una olla grande (para la crema) y en otra mediana (para la bolognesa) y repartimos la cebolla en ambas, dejando un poquito para la ensalada
  • Seguimos las restantes instrucciones de las recetas de bolognesa y crema, que tardarán más o menos lo mismo en estar listas (30 min).

Cuando acaben ambas, seguramente esté listo también lo del horno (en total llevaremos unos 50 min desde que empezamos), verificamos y si no es así (o no lo es parcialmente) lo dejamos más tiempo mientras continuamos.

Ponemos a hervir agua con sal en 2 cazos o cazuelas y ponemos a cocer en una de ellas el arroz y en la otra la pasta.

Durante los 10 minutos máx que tardarán ambas, preparamos la ensalada de legumbres y hortalizas siguiendo la receta (podéis quitar el curry si queréis).

Guardáis todo en recipientes de cristal o lo dejáis en las cazuelas, limpiáis, y habremos terminado en  nuestras previstas 2 horas !

Probadlo y me contáis, si os interesa en el futuro puedo ir publicando otros post como este, o también os invite para una versión más elaborada a visitar mi web de asesoramiento nutricional, en la que uno de los servicios es precisamente la elaboración de menús mensuales con recetas, adaptados a vuestra vida, gustos y costumbres.

Hasta la próxima!

 

 

 

Nuevo proyecto – Asesoramiento Nutricional para una Alimentación Consciente

Algunos de vosotros, por H o por B, ya os habéis enterado, pero para los que no, ¡tenía muchas ganas de compartirlo por aquí!

Como ya contaba en este blog, desde que era pequeña me interesó cocinar, poco a poco comencé a dominar más o menos las técnicas caseras más normales. Un tiempo después empecé a escribir en una libretilla las recetas de los platos que preparaba; más adelante me di cuenta de que mucha gente de mi entorno me pedía ideas para hacer cenas con invitados, ideas para sus menús semanales… fue entonces cuando me animé a comenzar este blog de cocina.

Al principio únicamente escribía las recetas que más me gustaban, pero un tiempo después me empezó a interesar el punto de vista nutricional de lo que preparaba, como habéis podido ver en algunas de las recetas del blog.

La cuestión es que, intentando formarme/informarme a través de internet, libros, etc, me topé con demasiada información y demasiado contradictoria. Ahora el “healthy eating” está de moda, pero cada cual lo interpreta de una forma, y para tener un buen criterio consideré necesario adquirir formación universitaria sobre ello. Además, la gente comenzó a consultarme si debían comer tal o cual alimento, cómo preparar sus menús semanales, qué debían evitar comer durante el embarazo, cómo alimentar a sus hijos etc, y tenía muchísimas ganas de poder responder adecuadamente y de forma didáctica a todos ellos.

El resultado de ello lo podéis ver plasmado en mi nueva web. Como veréis, la frase que figura en todas partes es “Asesoramiento nutricional para una Alimentación Consciente“, y es que lo que en resumen pretendo conseguir es transmitir unos conocimientos básicos de nutrición y alimentos (sobre todo, alimentos) que nos permitan ser conscientes de lo que comemos y actuar en consecuencia adquiriendo unos hábitos sostenibles en el tiempo, es decir:

  • Asimilar, en primer lugar, que comer bien es muy importante y decisivo a la hora de gozar de buena salud (en el futuro pero también en el presente!)
  • Que si decido tomarme una palmera de chocolate, un zumo verde, un cocido o una lasagna (no tienen nada en común, ojo), lo haga feliz, pero sabiendo lo que me estoy comiendo
  • Que si estoy en el supermercado y tengo que comprar (para mí o mis hijos) tomate frito, jamón de york, lácteos, zumos o galletas, saber elegir las que menos “porquerías” tengan
  • Que si estoy de viaje y no puedo cocinar, ser capaz de seguir comiendo “bien”
  • Desterrar la idea de que la comida sana es aburrida, aunque espero que, siendo seguidor de este blog, esa idea no la tengas 😉
  • Que si tengo una intolerancia o algún problemilla, antes de hacer cambios radicales o acudir a tomar unas vitaminas o suplementos que no voy a seguir tomando para siempre, saber que hay alimentos normales que me pueden ayudar.

Sin daros más detalles, os invito a que visitéis la nueva web. En ella podéis ver los servicios que presto, cómo funciono y también un apartado de blog en el que hablo de temas interesantes relacionados con la nutrición y la alimentación.

Espero que os resulte interesante, y os doy desde aquí un saludo a todos!!!