Coliflor asada entera

Hola lector@s!!!

Esta receta tan chula se la debo a 2 de mis mayores inspiraciones: Ottolenghi (del que os hablé ayer mismo con motivo del muhammara) y Deliciously Ella (de la que os he hablado en incontables ocasiones).

Se las vi a ambos y enseguida quise prepararla, y es que queda realmente preciosa! Y no solamente a nivel visual, su textura es al dente, ligeramente tostadita por encima, y al ser tan suave combina genial con cualquier dip muy sabroso, como los que veréis que os sugiero debajo.

Y esto es un primer plato, aperitivo, plato único o qué narices es? Pues amig@, lo que te dé la gana jejeje. Se puede servir como aperitivo y que la gente vaya cogiendo arbolitos y mojando en la salsa. O bien cortarla y ponerla como parte de una ensalada (tipo buddha bowl), con alguna hoja verde y un huevo duro, por ejemplo. O puedes servirte más cantidad y emplearla como plato único, ya que las salsas que os sugiero tienen proteína suficiente.

Como ves, las posibilidades son muchas!!!

Vamos alla amig@s!!!

Ingredientes:

  • 1 coliflor
  • aceite
  • sal
  • propuestas de salsa sobre la que sostenerla: muhammara o cualquiera de mis hummus (haced click sobre su nombre y os redigire a las recetas correspondientes)

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 180-200 grados con calor arriba y abajo.

Lavamos muy bien la coliflor y cortamos la base y las hojas de forma que la base quede plana. La idea es que sea capaz de sostenerse sola.

La secamos y la embadurnamos con aceite y sal (podéis hacerlo con las manos o con un pincel).

La envolvemos con papel de hornear o de aluminio (opcional, pero lo recomiendo para que quede jugosa por dentro). y la colocamos en una fuente de horno.

Metemos en el horno a media altura y la dejamos sin hacer nada 50 minutos.

Subimos el horno a 220 grados, sacamos un momento la coliflor y le retiramos el papel  (si es que lo pusimos).

Volvemos a meter la coliflor al horno pero ojo, activando el gratinador o subiendo la bandeja una altura adicional, ya que la idea es que se dore un poco. Dejamos así durante 10 minutos.

Transcurrido ese tiempo, normalmente la textura es al dente. No obstante, si os parece dura podéis dejarla 10 minutos extra o hasta que esté a vuestro gusto.

Mientras se prepara, podéis aprovechar para preparar la salsa/dip sobre la cual colocaremos nuestra preciosa coliflor (siguiendo las recetas que os he enlazado en los ingredientes). Queda genial cualquier dip espesito, pero si escogéis uno colorido el resultado a nivel visual es una auténtica pasada!!!

Tomamos un plato amplio y ponemos una capa muy generosa del dip escogido. La repartimos bien.

Una vez doradita, colocamos la coliflor sobre el dip, y servimos!

Puede ser templada o caliente, no importa.

➡ Mirad arriba ideas para tomarla 🙂

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .