Overnight oats (porridge frío) de orejones y pipas

Hola amigos!

He de reconocer que últimamente he estado probando un montón de desayunos que no me estaban convenciendo mucho, y he llegado a la conclusión de que no me gusta mezclar tantísimos ingredientes como proponen en gran parte de blogs/libros actuales. Esto es mi opinión personal, que conste, pero me parece que te pierdes en el sabor de todos ellos, y que determinadas mezclas como frutos rojos + coco + manteca de cacahuete sencillamente no combinan bien… es decir, me encantan por separado, pero cada vez que he hecho la prueba juntándolos en smoothies, porridges etc no me ha convencido para nada y por tanto no he compartido estas recetas. Una pena, ¡porque de aspecto prometían! Además, noté que no me sentaban del todo bien, me sentía empachada durante muchas horas, y eso no es habitual en mí… A vosotros os pasa?

El desayuno que os propongo hoy se sale de esta problemática 🙂 .

Ventajas de los “overnight oats” (desayuno de lo más habitual en el mundo anglosajón):

  • Es un maravilloso desayuno para los que no tenéis tiempo de desayunar tranquilamente en casa, o simplemente preferís dedicar el tiempo del desayuno a dormir un ratito más 🙂 . Podéis tomarlo en vuestro medio de transporte habitual, no huele ni mancha ni requiere que esté recién hecho!
  • A nivel nutricional es estupendo: fibra, vitaminas, minerales, proteínas e hidratación.
  • Pocos ingredientes, pero resultones.
  • Los encontrareis en cualquier supermercado de este mundo.
  • Su sabor, de verdad de 10. El hecho de dejar esos simples ingredientes en remojo potencia sus sabores de una forma que no os podéis imaginar! Por ejemplo, personalmente los orejones secos no me dicen nada, no me los comería voluntariamente así sin más, en cambio una vez hidratados se vuelven naturalmente dulcísimos y hacen que el porridge no requiera ni una pizca de endulzante, ni un poquito!!!
  • Podéis multiplicar las cantidades por 3 o 4 y tomadlo más personas o durante más días (hasta 3 días estará bien en la nevera).

 Mi fuente en este caso ha sido Vitonica , una web que me gusta mucho por la variedad de sus posts (aunque siempre relacionados con la salud) y sobre todo por la sencillez con la que explican todo… Suelen proponer recetas sencillísimas, con pocos ingredientes y resultados buenísimos, os la recomiendo mucho si no la conocéis.

Ingredientes (por ración):

    • 3 cucharadas soperas de copos de avena
    • 3-4 orejones
    • 1 cucharada de pipas de girasol (las que vienen peladas sin sal ni nada)
    • 1 chorro de leche (la que toméis habitualmente)
    • Para poner por encima: manzana o cualquier otra fruta

Continue reading

Tofu picante thai con verduras salteadas

Hola amigos!

Creo que después de tantas recetas con tofu desde que lo probé por primera vez (no hace ni medio año) os podéis imaginar que soy una súper fan!

Nunca pensé que ese alimento tan desterrado para vegetarianos me iba a conquistar como lo ha hecho, pero sobre todo nunca imaginé que pudiese afirmar con rotundidad “pues a mi marido le encanta el tofu“. Por si seguís indecisos, os invito a visitar mis otras recetas estrella con tofu: dadle una oportunidad siguiendo mis indicaciones, porque sólo puede traeros beneficios (de salud, de variedad, de precio…):

En este caso quería darle uso a mi nueva salsa Sriracha, de la que os hablé cuando preparé la sopa vietnamita “pho”. Es una salsa thailandesa picantísima que, empleada en pequeñas cantidades, confiere a los platos un sabor súper especial, un tanto agridulce.

Como el tofu coge el sabor de todo lo que le pongas, en esta ocasión vamos a poder disfrutar de un tofu picantito y agridulce, gracias a la mezcla de la salsa mencionada y a un poquito de miel… además de algunos otros ingredientes de lo más básicos.

➡ Este tofu se puede acompañar de arroz blanco y/o de verduras salteadas, como hicimos nosotros.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • Un paquete de tofu firme (de venta en prácticamente todo supermercado actualmente, si no en herbolarios o secciones bio/eco de hipermercados)
  • aceite de oliva
  • verduras variadas a vuestro gusto (ya cortadas en bolsitas por ejemplo)
  • Para la marinada:
    • 1 diente de ajo grande
    • 2 cucharadas de salsa sriracha (también la podéis encontrar con bastante facilidad, y si no en secciones internacionales de hipermercados o en tiendas orientales, dura muchísimo)
    • 3 cucharada de salsa de soja
    • 1 cucharada de miel
    • 1 cucharada de vinagre (mejor no de Módena)
  • Para servir:
    • 1 cucharadita de aceite de sésamo (si os gusta la cocina oriental TENÉIS que tener este aceite, es el que marca la diferencia en muchos platos, yo compré un bote hace año y medio y, pese a que lo uso bastante, lo sigo teniendo… lo podéis encontrar con bastante facilidad, y si no en secciones internacionales/eco/bio de hipermercados o en tiendas orientales)
    • Semillas de sésamo (ajonjolí)
    • Cebollino (opcional)

Continue reading

Crema de coliflor y patata para enemigos de la coliflor

Buenos días lectores!

Esta receta que parece tan sosaina o simple ha sido todo un descubrimiento. No he parado de verla en varios blogs/perfiles de Instagram y por fin le he dado un voto de confianza… cómo me alegro!

En casa no suelo preparar muchas recetas con coliflor (aunque me encanta y es sanísima!), pero a mi querido esposo, como a media España, no le gusta nada de nada… Es una pena que este grupo de vegetales haya sido tan mal-tratado en nuestro país, recociéndolo y ganándose por ello enemigos desde muy temprana edad…

Sea como fuere, esta receta tenia tanto bombo que me animé a hacerla y le sugerí que la dejara si no le gustaba, pero me sorprendió acabándose el bol súper contento!

Quién sabe, quizá a vosotros o a quien viva con vosotros también le pase lo mismo con esta receta!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 coliflor grandecita
  • 2 patatas
  • 2 cucharaditas de sal o 1 pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma
  • Pimienta negra
  • Media cucharadita de nuez moscada
  • Aceite de oliva
  • Agua (luego veremos la cantidad)

Continue reading

Puerros en papillote en su salsa, con cacahuetes y huevo poché

Buenos días lectores!

Hoy os traigo una receta que os recomiendo preparar para sorprender a alguien que aprecie “de verdad” la gastronomía. A alguien que le guste de verdad comer y cuidarse a la vez.

Es uno de los platos que más me ha gustado en estos últimos meses, ha sido fruto de mi propia invención y estoy muy orgullosa del resultado en cuanto a sabor, textura, composición… Sin duda, si tuviese que presentarme a algún concurso de cocina llevaría este plato!

Puede que los ingredientes o la mezcla os resulte extraña, pero de verdad que los que lo probaron quedaron enamorados, y había paladares de varios tipos!!!

Os comento un poco los ingredientes, que aunque son normales y corrientes considero interesante explicarlos ligeramente:

Los puerros:

  • Son los familiares elegantes de las cebollas. Quedémonos con eso.
  • Su sabor es mucho más delicado y su precio algo más elevado, por lo que habitualmente se emplean en combinación con aquélla o ellos solos en platos como la vichysoisse.
  • En este plato podremos disfrutar de su sabor “al desnudo”, y os daréis cuenta de la maravilla que son…
  • La idea de asarlos en papillote se me ocurrió cuando probé los calçots y me dije “esto no puede ser que únicamente lo tome en tan reducida temporada y en sitios tan específicos” jejeje.
  • Son en su mayor parte agua, por lo que los preocupados por el engorde tienen un gran aliado.

La salsa: también hecha con puerros y algún otro ingrediente que le da un sabor.. mamma mia. Los cacahuetes que le pondremos por encima combinan increíblemente con lo demás, aportando adicionalmente un punto crujiente y saladito de infarto…

El huevo poché: la forma más elegante de preparar un huevo. He probado millones de formas de hacerlo, y me quedo con la versión que consiste en envolverlo en papel film haciendo un saquito y dejarlo 6 minutos en agua hirviendo (hay mil videos en internet por si tenéis dudas, o en mi perfil de Instagram varianity_as).

 Vamos allá!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 4 puerros grandes y 1 pequeño (merece la pena buscar ejemplares grandes para esta receta – si no encontráis, entonces comprad 9 pequeños)
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • sal
  • aceite de oliva
  • 4 huevos
  • pimienta
  • 1 puñadito de cacahuetes fritos con sal

Continue reading

Chili con carne vegano

Hola amigos!!!

La semana pasada os propuse en Instagram (varianity_as) multitud de recetas para animaros a cocinar el fin de semana… Al hacer la selección me acordé de muchas de ellas que tenía en el olvido, y mi menú de esta semana lo he hecho a partir de muchas de ellas 🙂 .

El chili con carne es un plato que me encanta cocinar porque es sencillísimo, gusta a todo el mundo, cunde un montón y no importa ser poco preciso con las cantidades… Además tiene la ventaja de que no es raro tener todos los ingredientes en casa sin ir a la compra expresamente 🙂 . En esta ocasión me faltaba la carne picada, peeeero como ya os he contado anteriormente, desde que conocí a mi nueva amiga la soja texturizada, ese problema se acabó! Os pongo el recordatorio de la receta con carne, por si preferís.

La soja texturizada es haba de soja molida deshidratada en forma de copos que, al hidratarlos, son idénticos a la carne picada. Idénticos en aspecto e idénticos en sabor, pero no en términos nutritivos, donde sale bastante mejor parada la soja al ser una legumbre. Además, es muy útil porque podemos tenerla en la despensa. En este blog os he contado las bolognesas que hago con soja texturizada: desde que la hice así la primera vez, no he vuelto a hacerlo con carne picada (aquí en Luxemburgo es difícil encontrar carnicerías donde te piquen la carne, la única opción es comprarla en bandejas llenas de porquerías…).  Además, hace 2 meses que la venden en mercadona! Os animo a probar esta versión del chili con carne, os va a encantar:

  • Se come solo o bien acompañado de arroz blanco y/o rodajas de aguacate, dentro de tortillas de fajita… Es un plato único estupendo.
  • Es una muy buena opción para comida con muchos invitados, es facilísimo y no cuesta más esfuerzo hacer poco que mucho!
  • Se puede congelar sin problema.

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 40 gr de soja texturizada (sí, 40, no 400) – os he hablado de ella en multitud de posts, como éste, la encontraréis en mercadona, herbolarios y secciones eco/bio de hipermercados
  • 400 ml de tomate triturado o passata (mejor no frito en este caso, pero si no hay otra opción OK; es 1 lata de las pequeñas)
  • 1 cebolla grandecita
  • 2 dientes de ajo
  • medio pimiento rojo y medio verde (o uno grande entero)
  • 1 bote grande de alubias rojas/pintas cocidas
  • especias:
    • podemos emplear especias ya mezcladas especiales para chili (yo compré un paquete muy bueno en “Tiger”),
    • o bien pondremos 1 cucharadita de todas estas especias: pimienta negra, comino (podéis poner más), pimentón dulce y pimentón picante.
  • 2 cucharaditas de sal
  • aceite de oliva
  • agua (veremos cantidad)

Continue reading