Crema de zanahorias, lenteja roja y cúrcuma

Muy buenos días amigos!

Ya sabéis mi pasión por las cremas de verduras y la infinidad de variaciones que se pueden hacer para no repetir una y otra vez calabacín-patata-cebolla o en general cualquier cosa-patata-cebolla…

Hace no mucho (como os mostré en esta crema de brocoli y garbanzos, en esta de esparragos blancos y alubias, o en este puré de lentejas amarillas) he descubierto la gran idea de incorporar legumbres a las cremas o purés de verduras, haciéndolas más consistentes y convirtiéndolas en un plato que, si queréis, puede ser único (no olvidéis que las proteínas no se encuentran solo en los filetes, las legumbres son una fuente fantástica!).

Nos hemos aficionado a cenar cremas de este estilo, y es un gusto porque con un solo plato (sirviéndote si quieres más cantidad que lo normal), le pones unas pipas por encima o algún fruto seco o semilla que te guste, o un huevo poché si te animas, y listo!

La de hoy quizá os suene rimbombante, pero nada más lejos de la realidad: las lentejas rojas (o amarillas, la cuestión es que sean lentejas sin piel) las encontráis hasta en mercadona y la cúrcuma es una especia que seca y molida se encuentra con la misma facilidad que el orégano…

  • Las lentejas rojas son una legumbre muy utilizada en Asia (para curries y demás), y tienen la ventaja de que al no tener piel no requieren remojo previo, por tanto para los despistadillos que nunca se acuerdan de dejar las legumbres en agua la víspera ni de sacar las cosas del congelador jeje, estas lentejas son una idea estupenda 🙂 .
  • La cúrcuma, de la que os he hablado mil veces dado que es la que da color amarillo al curry, es una especia que parece tener propiedades súper saludables, siempre y cuando la consumamos acompañada de pimienta negra, ya que esta ayuda a su absorción. Si la encontráis fresca (no es muy habitual pero la hay, se parece al jengibre) compradla y la añadís pelada.

Vamos allá, no?

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 4 cucharadas soperas de lentejas rojas (o amarillas, las normales requerirían remojo y alterarían el sabor deseado en esta crema)
  • 600 gr de zanahorias
  • 2 cucharaditas (rasas) de cúrcuma
  • pimienta negra al gusto (no olvidar, es clave para que la cúrcuma nos aporte beneficios)
  • 1 cebolla o puerro
  • 2-3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de sal o 1 pastilla de caldo sin grasa de palma ni glutamato
  • Agua (luego veremos cantidad)
  • Opcional, para darle picantito: 1 cucharadita de semillas de mostaza y otra de copos de chile (cayena picada)
  • Para poner por encima (opcional) – pipas de calabaza o girasol, nueces o avellanas picadas, semillas variadas, huevo poché…

Continue reading

Desayuno cremoso de trigo sarraceno

Muy buenos y fríos días!

Última receta del 2017!!! No me quería despedir sin tener algún detallito con vosotros para agradeceros el tiempo que dedicáis a leer mis publicaciones, espero seguir poder creando contenido que os resulte de interés, y ya sabéis que estoy abierta a todo tipo de sugerencias! Así que, a modo de resumen, he decidido compartir este video que resume las recetas más exitosas de este blog durante el año.

ESPERO QUE OS GUSTE E INSPIRE!!!

Pasando a la receta de hoy, termino la temporada hablandoos sobre el trigo sarraceno.

Hace algún tiempo os proponía en este post una forma de cocinar este pseudocereal en versión salada, con una salsa cremosa, verduritas y pollo. Hoy le voy a dar una vuelta total y nos lo vamos a comer dulce, y crudo!

Conozcamos algunas cosillas de este producto…

  • El trigo sarraceno, también llamado alforfón, es un pseudocereal (*) que no tiene nada que ver con el trigo.
  • Es considerado el rey de la proteína vegetal debido a su alto contenido en proteínas (un 12% aprox), y a su gran disponibilidad (podemos asimilar el 70 %); además contiene determinados aminoácidos esenciales poco frecuentes en alimentos vegetales.
  • Tiene muchísimas vitaminas y minerales, así como fibra.
  • Sacia un montón, sienta genial y su sabor es muy suave.
  • Los diabéticos encuentran un gran aliado en este cereal, pero sobre todo los celiacos, al NO contener gluten!

(*) Se denomina “pseudocereales” a los granos que parecen cereales pero no lo son – porque técnicamente sólo son cereales los 4 con gluten – trigo, cebada, avena y centeno, el arroz, el maíz, y otros muy poco conocidos (sorgo, mijo, teff…) con determinadas características botánicas.

Podemos encontrar trigo sarraceno en herbolarios, secciones eco/bio de hipermercados y online. Existen diferentes formatos:

  • En grano “crudo” (seco) – es la forma más primitiva y habitual que tenemos de encontrar este cereal. Es preciso cocinarlo, por tanto podemos reservarlo para preparaciones saladas (hervido como cualquier cereal, dentro de salsas tipo curry, salsas de tomate…) o bien en porridge.
  • En grano germinado – es la versión mejorada del grano crudo. Al germinar un cereal se multiplican sus propiedades beneficiosas y digestivas, y en este caso lo que se hace es germinarlo y secarlo a baja temperatura con una deshidratadora. Su aspecto es idéntico al del grano crudo, por tanto para distinguirlo deberemos fijarnos en el envase. Podemos consumirlo directamente, añadiéndolo por ejemplo en ensaladas, desayunos, yogures…
  • En harina – al ser apto para celiacos, se tritura el grano y se obtiene una harina con la que cocinar multitud de recetas. Son famosos los crepes bretones, que se elaboran tradicionalmente con este tipo de harina!
  • En fideos (noodles) – los fideos soba, tan típicos en la cocina oriental, se elaboran tradicionalmente con harina de trigo sarraceno. Generalmente los solemos encontrar mezclados con harina de trigo al 50%, en cuyo caso no serán aptos para celiacos.

Hoy lo probaremos en forma de desayuno deliciosisimo que prepararemos con granos crudos o germinados.

Vamos!

Ingredientes (para 1 ración):

  • 1 taza de trigo sarraceno en grano (crudo o germinado)
  • 1 taza de leche (misma cantidad que de trigo o un poco más; puede ser cualquiera pero la de almendra le da un sabor estupendo)
  • 1 plátano maduro
  • 1 cucharada de manteca de almendras (opcional)
  • pizca de canela (opcional)
  • frutos rojos o cualquier otra fruta o fruto seco para poner por encima
  • agua

Continue reading

Trufas saludables de chocolate negro

Hellooo!

Última semana antes de Navidad, y por fin comparto con vosotros estos bocaditos de cielo!!! Permitidme la cursilada porque de verdad que son una maravilla para el paladar, y lo mejor de todo es que sus ingredientes son normales y corrientes (los encuentras en cualquier supermercado) y nutritivos! Y por supuesto son tiradas de hacer.

➡ LAS PUBLICO ESTA SEMANA CON LA INTENCIÓN DE DAROS ALGUNA IDEA MÁS PARA LAS FIESTAS.

Hace tiempo publiqué otras trufas deliciosas de coco y cacahuete, que eran más parecidas a lo que ahora se está llamando en este mundillo “energy balls” debido a la gran carga calórica que contienen. Tanto aquellas trufas como las de hoy son saludables, dado que sus ingredientes NO SON ni los típicos que vemos en trufas industriales (grasas hidrogenadas o de palma, azúcar a cascoporro, aditivos…) ni los de las trufas caseras tradicionales (leche condensada, azúcar, nata, mantequilla…). Como siempre, trato de buscar equivalentes saludables de mis recetas favoritas, y únicamente comparto aquellas cuyo resultado me parece de 10!

  • En este caso la cremosidad y parte del dulzor lo vamos a conseguir gracias a un ingrediente que os va a sorprender: BONIATO. Sí, como lo oís, no os imagináis el juego que da este tubérculo en repostería!!!
  • Para el dulzor vamos a emplear dátiles.
  • Para la cremosidad, mantequilla de frutos secos, o frutos secos tal cual.
  • El chocolate lo vamos a emplear en su versión más primitiva: puro. Afortunadamente lo venden ya en todas partes, y poco tiene que ver con el nesquik/colacao, que son 75% azúcar.

Creedme, el resultado os va a sorprender (y a enganchar!) al igual que lo hizo conmigo cuando lo vi en el blog de Lalakitchen

¿Y cuándo me las como? Son un manjar para tomar después de comer (con invitados o para uno mismo), para llevar a una casa cuando nos invitan, como tentempié de media mañana, antes de hacer ejercicio para darnos fuerzas, o cuando nos entren antojos de dulce “no solucionables con fruta” jaja.

Ingredientes (salen 24 bolitas aprox):

  • 500 gr de boniato
  • 100 gr de copos de avena o de harina de avena
  • 60 gr de cacao puro en polvo (marca Valor por ejemplo, lo venden ya en todas partes, sin azúcar ni edulcorantes)
  • 100 gr de avellanas tostadas o bien mantequilla de avellanas (podéis sustituirlas por cualquier fruto seco tostado, no frito, o su mantequilla correspondiente) 
  • 15-20 dátiles normales sin hueso o menos sin son medjool
  • 1 pizca de esencia de vainilla (opcional)
  • 1 pizca de canela (opcional)
  • 1 pizca de sal
  • coco seco rallado o cacao puro en polvo para recubrir

Continue reading

Garbanzos caldosos a la cerveza

Hola amigos!

Hoy os traigo una receta de legumbres express, facilona facilona, que preparé con thermomix hace poco.

La thermomix es un artilugio que utilizo con muchísima frecuencia y por el que me preguntáis constantemente si vale la pena la inversión… Os recuerdo un post que publiqué hace mucho en el que os lo explico todo sobre ella, y también os recuerdo que tenéis un apartado en el índice de este blog en el cual tenéis listadas una detrás de otra todas las recetas del blog que se pueden hacer con thermomix. De este modo, sabréis si son platos que soléis hacer y si os interesa.

En mi vida diaria os puedo decir que la utilizo sobre todo:

  • como batidora (es sin duda la más rápida y con ella se consigue una cremosidad absolutamente inigualable en cremas de verduras, hummus o smoothies por ejemplo),
  • también como molinillo (desde filetes para convertirlos en carne picada hasta colines para convertirlos en pan rallado…),
  • las lentejas las hago siempre con ella,
  • un par de veces al mes hago algo a la sal con ella (no consigo el punto de carne ni pescado con nada mejor que con ella),
  • los macarrones con chorizo son mi receta estrella de cena improvisada con amigos,
  • la crema de zanahoria también queda de 10,
  • masas que requieren amasado (desde una pizza, una coca o el pan)…

Para guisos de legumbres que no son lentejas la thermomix nos exige que empleemos legumbre ya cocida, ya que de otro modo tardarían muchísimo tiempo en hacerse y valdría más la pena utilizar otro electrodoméstico como una olla express.

Hoy os presento un ejemplo de que con nuestra amiga se pueden conseguir guisos caldosos reconfortantes y que parecen salidos de un puchero de abuela!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 2 botes grandes de garbanzos cocidos (800 gr)
  • 150-200 gr de tomate triturado o frito
  • 1 lata de cerveza (330ml)
  • 4 dientes de ajo
  • 1 ramita de perejil fresco
  • 1 cebolla mediana
  • aceite de oliva
  • especias: 1 hoja laurel, pimienta, comino, azafrán
  • 2 cucharaditas de sal

Continue reading

3 bebidas calientes – turmeric, matcha y pumpkin spice lattes

Helloooo

Hasta hace cosa de 1 año, mi espectro de bebidas calientes se limitaba (como el de casi todo el mundo a mi alrededor) a café, leche con colacao, chocolate caliente, té o infusiones. Punto.

Estas bebidas novedosas las descubrí cuando me empecé a adentrar en el mundo de las recetas saludables, blogs vegetarianos, libros de cocina moderna etc. Y la verdad es que estoy encantada!

Podemos llamar “latte” a cualquier bebida caliente con leche espumosa por arriba (tanto si llevan café como si no; si pasáis de la espuma tampoco pasa nada!). La espumita la podemos conseguir fácilmente con thermomix o con el utensilio que veis en la foto inferior que venden en cualquier tienda de menaje o en amazon:

Como os digo en muchos posts de recetas originales, que preparemos platos extraños de vez en cuando no implica que no preparemos los de toda la vida: en la variedad están el gusto y la salud! En mi caso particular, los que me seguís por Instagram (varianity_as) lo sabéis de sobra: mi menú semanal se compone siempre de platos tradicionales y 2 o 3 más novedosos. Creo que es una buena idea innovar para divertirnos, aprender y nutrirnos mejor!

Quizá estéis pensando: ¿y cuándo me voy a tomar yo esto? Pues muy sencillo: desayuno o merienda, o cuando os dé la gana…

Vamos allá!

Continue reading