Arroz caribeño (con guandules y leche de coco)

Muy buenos días a todos!

Hace tiempo que tenía esta receta en la recámara y por fin he podido dedicar el tiempo que quería para publicarla!

En cuanto conozco a alguien extranjero NO PUEDO EVITAR preguntarle qué platos hay típicos de su tierra, y si le veo animado/a le pido que me enseñe a hacerlo… De hecho, muchas de las recetas de este blog tienen ese origen: la tentación de jansson, la ensalada de remolacha, el lomo saltado, el arros brut, las empanadillas argentinas

En el caso de hoy, se trata de una receta dominicana que me enseñó la mujer que cuida a los niños de mi hermana. Está DELICIOSO y es de lo más original! Lo único más “complicado” es encontrar los guandules, que es una legumbre tan habitual en República Dominicana como aquí un garbanzo o lenteja:

Siendo una legumbre, sus propiedades nutricionales son interesantísimas: fibra, proteína vegetal, poca grasa, hidratos complejos… Se encuentran sin problema en tiendas latinas o en la sección internacional de supermercados tipo carrefour. Si no, sustituid por lentejas.

Animaos y me contáis!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 lata de guandules cocidos (los venden en tiendas latinas o en sección internacional de supermercados – si no, lentejas cocidas)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 vaso de agua (aprox)
  • 2 cucharaditas de sal o 1 pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma
  • 300 gr de arroz blanco o tipo basmati
  • pollo o pescado blanco

Continue reading

Bol de quinoa, coles de bruselas a la plancha y dip de guisantes

Hola amigos!!!

No son pocas las veces que de sobras variopintas salen platazos de éxito en mi cocina… Es el caso del bol que hoy os presento. A priori puede resultaros extraña la mezcla, o incluso no atraeros lo mas mínimo, pero de verdad os animo a probarlo porque esta súper bueno, cunde un montón y es muy completo desde un punto de vista nutricional!

Sobre la quinoa y sus maravillas (nutritivas y de sabor) ya os he hablado 10000 veces, y el dip de guisantes es el último de los dips que he preparado últimamente, riquísimo gracias a la menta que lo aromatiza…

Por tanto me queda hablaros sobre las coles de bruselas…

Hasta hace poco pensaba que el hecho de que me empezaran a gustar alimentos que antes detestaba era señal de que me estaba haciendo mayor… Me he dado cuenta de que en la mayoría de los casos la razón de que no me gustasen era por la forma de cocinarlos.

En general me pasaba con todas las crucíferas (esa familia que componen coliflor, brócoli, col/repollo, y estas pequeñas coles que protagonizan la receta de hoy), y es que en España tendemos a cometer un error con ellas que provoca que a un porcentaje demasiado alto de la población no les gusten nada de nada, cosa que es una pena dado que poseen unas características nutricionales excepcionales…

¿Y qué es lo que hacemos mal con ellas? SOBRECOCERLAS. Para empezar, cocerlas. Cociéndolas en agua es muy fácil que nos pasemos de punto y queden blandurrias, mientras que, cocinándolas a la plancha quedan mil veces major, no tiene nada que ver… Además, ¡el sabor y olor azufrado (por no poner palabras feas en un blog de cocina) sólo se produce cuando nos pasamos de cocción! Esto último lo he aprendido recientísimamente gracias a Raquel Bernacer, quien además de tener uno de mis blogs favoritos de recetas, es nutricionista y conoce muy bien las propiedades de los alimentos, sus transformaciones etc. De hecho, esta receta es inspiración 100% de la suya (os la enlazo), y al principio de la misma podéis leer la explicación detallada del tema del olor-sabor azufrado 🙂 .

➡ Podéis tomar el bol caliente, templado o calentar solo las coles, es de lo más versátil!

➡ Si echáis de menos “la proteína”, sabed que la quinoa y los guisantes contienen una buena porción, y las coles aportan además otra serie de nutrientes que completaran nuestro plato 🙂 . Si no os convence, acompañadlo de una pechuga de pollo a la plancha troceada con un chorrito de limón.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 100 gr de quinoa (pesada en seco – yo utilicé quinoa negra porque era la que tenía, pero podéis utilizar cualquier variedad; también valen 200 gr de quinoa cocida de las de vasito)
  • 2 puñados de coles de Bruselas crudas (no valen congeladas, en el post que os enlazaba antes os explicaba el problema que tienen las congeladas)
  • Los ingredientes del dip de guisantes: lata de guisantes, hojas de menta fresca, sal, limón, ajo, yogur, agua (cantidades en el post propio). OJO, podéis utilizar otro dip o hummus que os guste!!!

Continue reading

Risotto de calabaza

Hola a todos una semana más!

Este otoño no le estoy dando apenas a la calabaza… únicamente he publicado la fabulosa crema de calabaza asada que preparé al inicio de la temporada pero nada más! Es una pena porque en Luxemburgo hay una cantidad de variedades increíble, además todas ellas con colores muy vistosos, de modo que por fin me he animado y he aquí el resultado.

El risotto es uno de mis platos favoritos, aunque hay que reconocer que ligero ligero no es, jeje. Esta opción con calabaza la he preparado al estilo de la funghi, aprovechando la untuosidad de la verdura en sí para evitar añadir demasiado queso/mantequilla. El resultado es súper potente en sabor, y la textura de 10! DE MIS MEJORES ARROCES HASTA LA FECHA, SIN DUDA. Inspirada una vez más en el blog Hoy Comemos Sano.

Una novedad para mí es que en lugar de ponerle vino blanco, con el que suelo cocinar, le puse vino tinto porque tenía una botella abierta: queda exactamente igual! Tenía miedo de que estropease el color pero al ser poca cantidad, no desechéis esta opción si os pasa como a mí.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 200 gr de arroz (los mejores para risotto son las variedades arborio o carnaroli – esta vez lo he hecho con arborio y la diferencia se nota muchiiiisimo)
  • 300-400 gr de calabaza (pesada ya sin piel ni pepitas, por tanto si la compráis entera tenedlo en cuenta; os recomiendo comprarla ya troceada al vacío para agilizar y evitar cortaros)
  • 1 cebolla o puerro grande
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • pizca de pimienta negra
  • chorro de vino blanco (yo le puse tinto porque lo tenía abierto y funcionó de maravilla!)
  • 800 ml aprox de caldo de verduras/ave, o agua con una pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma, o sal
  • 1 trozo de 3 dedos de rulo de cabra (queso)
  • aceite de oliva

Continue reading

Sopa de verduras y quinoa

 

Buenos y fríos días a todos!!!

Después de un día ajetreado o de comilonas, lo que más me gusta cenar es algo suavito de cuchara. Esta crema ha sido fruto de llegar a casa con “mono total” de una sopa calentita y agradecer tener restos de verduras rondando por la nevera…

Había visto en varios medios la idea de añadir quinoa a sopas y me pareció súper bueno, ya que es una alternativa a añadir otro tipo de cereal (como solemos hacer con fideos o sémola) y además la alternativa es mucho más nutritiva (la quinoa contiene mucha más fibra, proteínas de calidad, grasas “buenas” y vits+minerales).

El sabor es buenísimo, aunque dependerá de las verduras que pongáis pero el laurel le da un toque muuuy rico.

➡ Si queréis que tenga textura más cremosa podéis triturar parte (o hacer una crema triturando todo).

➡ Tenéis la receta de la sopa de verduras de toda la vida en este post antiguo.

A disfrutar

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 cebolla o puerro pequeños
  • 500 gr de verduras variadas (yo le puse champiñones, calabaza y apionabo porque era lo que tenía, pero también quedaría bien brócoli, judías verdes, zanahoria, repollo, apio, calabacín, patata…)
  • 2 hojas de laurel
  • 1 puñado de quinoa
  • 1 pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma y 1 cucharadita de sal
  • agua (luego veremos cantidad)
  • aceite de oliva

Continue reading

Fajita bowl

Muy buenos días amigos!

Hoy os traigo una receta buenísima que descubrí hace poco en el Instagram de Gabriela Uriarte, es una idea fantástica y sabrosísima para acabar con verduras desperdigadas, es súper nutritiva y se puede preparar una gran cantidad para tomar varias veces ➡ ¿quién da más?

La forma de prepararlo es muy parecida al relleno de las fajitas mexicanas, por eso he llamado de este modo al plato resultante 🙂 . Ya lo hemos preparado 2 veces, una con alubias y otra con garbanzos. Estaba increíble y funciona genial para llevar al trabajo.

Vamos allá!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 bote de garbanzos o alubias cocidas
  • 100 gr de sémola de cuscús precocida (seca) – opcional pero muy recomendable
  • verduras variadas, recomiendo 3 pimientos de colores, 2 cebollas, 1 calabacín
  • especias: comino, pimentón, pimienta negra, cayena o copos de chile (cantidad al gusto, que predomine el comino)
  • aceite de oliva
  • sal

Continue reading