Ensalada campera con judías verdes

Buenos días a todos!

Ya de vacaciones en España, qué bien sabe salir por ahí y disfrutar de nuestros sabores más tradicionales!!! Es curioso pero nada más llegar lo que más me apetecía era poder pedir un salmorejo, ensaladilla rusa, ensalada de ventresca con buen tomate y pimientos… Así de sencillo!

Esta ensalada es de mis favoritas de las que prepara mi madre. Es fresca, sana, de sabor intenso, y sobre todo muy muy española! Vamos, para mí no hay verano sin ensalada campera con judías verdes!!!

Es muy socorrida porque se puede preparar de antemano, y aunque las hay más rápidas (las de legumbres de bote y las de hojas verdes y poco más), no requiere demasiado esfuerzo (simplemente cocer judías, patatas y huevo).

Se puede llevar al trabajo y se mantiene en perfectas condiciones, y en la nevera se conserva genial durante unos 4 días.

Ingredientes (para 4-6 raciones):

  • 1 bolsa de judías verdes frescas de unos 500 gr (bobby o planas, mejor no congeladas, ni menciono las de frasco de conserva que tienen una textura…)
  • 2 tomates u 8 tomatitos cherry
  • 2 patatas grandes
  • 1 cebolleta o media cebolla
  • 2 latas de atún (al natural o en aceite)
  • 3 huevos
  • Otras hortalizas o ingredientes que queráis: pimiento, apio, pepino, pepinillo, aceitunas, alcaparras…
  • aceite de oliva
  • sal
  • vinagre

Continue reading

Mermelada casera (versión saludable)

  

Buenos días amigos!

La mermelada, esa maravilla dulce con la que disfrutamos tanto por las mañanas, es un alimento que tiene un doble rasero: es un 50% fruta (con toooodos sus beneficios) y un 50% azúcar. Esto es así tanto haciéndolas en casa como si las compramos (si encima las compramos de baja calidad, llevarán otros ingredientes menos recomendables aún). ¿Y qué pasa por que tenga (tanta) azúcar? Dado que se trata de un tema muy complejo, os remito al post que publiqué recientemente en el blog de mi web de nutrición. La cuestión es que si es nuestra única fuente de ingesta de azúcar del día, OK, no hay problema, pero si después vamos a tomarnos un café azucarado, o salsas comerciales, refrescos, galletas, yogur azucarado, platos precocinados etc, es súper fácil que nos estemos pasando de la cantidad diaria recomendada.

La verdad es que desde que estudié Nutrición, hay cosas que trato de evitar comer. Algunas de esas cosas (tipo fastfood – hamburguesas/kebabs/pizzas de cadenas de restaurantes, galletas y bollos comerciales, aperitivos tipo doritos…) no me cuesta mucho: al principio fue un ejercicio de asumir y convencerme del daño que hacen a nuestra salud , pero la realidad es que ahora no me apetecen ni lo más mínimo, está claro que tienen algo de adictivo entonces, ¿no?

La cuestión es que hay muchos otros alimentos y platos a los que NO estoy dispuesta a renunciar. Por eso, y así lo veis en mi blog continuamente, me dedico a buscar versiones saludables de platos que de otra forma seguramente no comería. ¿Ejemplos? Hamburguesas/kebabs/pizzas caseras, helados, untables, salmorejo, salsa bolognesa, risottoPues bien, hoy le toca el turno a… LA MERMELADA.

Para la mermelada no había encontrado sustituto saludable ¡hasta ahora! Vi varias recetas publicadas sobre ello y me decidí a intentarlo. ¡Cómo no se me había ocurrido antes! Pondremos algo de azúcar, pero sustituimos la elevadísima cantidad de ella que requieren las mermeladas tradicionales para tener su textura espesa, por semillas chia. Las semillas chia tienen unas propiedades nutricionales excepcionales, son consideradas un “superalimento”, como os contaba en este otro post. No tienen sabor alguno, simplemente son nutritivas y, al ser capaces de retener hasta 10 veces su volumen en agua, dan la clave a la textura.

¿Por qué le doy tantas vueltas si ya existen mermeladas “light”? Os remito de nuevo al post sobre el azúcar, donde os explicaba los problemas que conlleva el consumo de edulcorantes, que es lo que llevan estas mermeladas diet en un 50%.

Os animo a preparar esta maravilla, que podréis tomar a cucharadas sin cargo de conciencia alguno, sobre tostadas, con yogur, con cereales, con quesos fuertes, paté…

Ingredientes (para 2 tarritos):

  • 500 gr de fruta madura como fresas, frambuesas, moras, o melocotones, o una mezcla de todos ellos
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 3 cucharadas de azúcar o de miel
  • 2 cucharadas de semillas chia

Continue reading

Ensalada de pollo con aliño cremoso de curry y aguacate

   

Buenos días!

Esta ensalada, como tantísimas otras en mi casa y en el blog, es “de aprovechamiento”… El otro día hicimos barbacoa en casa, pusimos entre otras cosas brochetitas de pollo al curry (aquí os di la receta) y sobraron unas cuantas…

Dado que recalentadas no están muy ricas (el pollo se reseca fácilmente…), tenía claro que les daría una nueva oportunidad en forma de ensalada.

No tenía intención de publicarla, pero según fui introduciendo los ingredientes en el bol tuve claro que iba a ser una combinación ganadora, así que voilá, aquí teneís esta receta que os recomiendo preparar tanto con sobras de pollo (tanto asado como pechugas o deshilachado!) como haciendo las pechugas a la plancha ad hoc.

TRUQUITO!!! Poniendo el aguacate como parte del aliño (ya lo vimos en esta receta y en esta otra) lo disfrutamos mucho más: tenemos una textura cremosa en vez de trozos que a veces no aportan demasiado sabor.

➡ Es buena idea de cena, de tupper para el trabajo… Es bastante equilibrada, si queréis podéis acompañarla con una tostada para darle ese extra de hidratos del que quizá carezca.

Ingredientes (para 2-3 personas):

  • 150-200 gr de pollo (a la plancha, asado… lo que tengáis, o crudo y lo cocinamos ahora)
  • 3 puñados grandes de alguna hoja verde tipo lechuga, canónigos, espinacas…
  • 10 tomates cherry
  • 1 trocito de cebolla o cebolleta

Para el aliño:

  • 1 cucharadita de curry
  • medio aguacate
  • zumo de 1/4 de limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita muy pequeña de sal

Continue reading

Untable de alcachofas y queso (estilo americano)

 

Buenos días amigos!

El sábado repetimos barbacoa en casa y, además de las brochetas que compartí con vosotros la última vez y varias cosas más, pusimos un par de untables que de verdad vale la pena probar! Uno de ellos era tzatziki, del que próximamente publicaré una variante en forma de ensalada que me gusta aún más, y el otro el que protagoniza este post 🙂 .

Muchos de vosotros quizá conozcáis este dip/untable templado, y es que es un clásico de la “cocina” norteamericana. Siempre me ha llamado la atención verlo en cartas de cadenas americanas de hamburguesas, ya que estos establecimientos no suelen caracterizarse por su abundancia en vegetales… Son más bien de queso queddar, bacon y demás jeje!

He investigado un poco sobre su origen, dado que me picaba la curiosidad, y al parecer cuando los soldados americanos regresaban a casa de la Segunda Guerra Mundial, querían volver a tomar los sabores a los que se habían acostumbrado en Europa, tales como este tipo de vegetales, ajo, limón, parmesano…

En la versión que hoy os presento he hecho algunas modificaciones para que sea más nutritiva y ligera (básicamente el doble de alcachofa para reducir la cantidad de mayonesa y eliminar la mozzarella), pero OJO, en el caso de la versión que encontrareis en restaurantes, que contenga verduras no significa que sea un entrante ligero!

Si nunca habéis probado este dip, os lo recomiendo aunque a priori pueda no resultaros muy atractivo. La mezcla de queso con mayonesa y alcachofa horneadas no tiene nada que ver con sus sabores por separado y en frío, realmente constituyen una combinación súper buena!

Aprovecho oara contaros que he creado una categoría nueva llamada “Dips/untables”, dado que ya hay bastantes en el blog y para que os resulte más fácil encontrarlos! PODÉIS VERLA EN EL ÍNDICE

Ingredientes (para un bol de aperitivo):

  • 2 botes de alcachofas en conserva (es para LO ÚNICO que les doy un pase, en el resto de platos me parece que el sabor ácido del conservante los estropea!)
  • 4 cucharadas de mayonesa
  • 4 cucharadas de queso parmesano o grana padano rallado
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 diente de ajo
  • 5 ramitas de cebollino
  • Opcional (esto lo recoge la receta original pero yo no lo puse y creo que NO le hace falta): 2 cucharadas de mozzarella rallado y 1 puñado de espinacas o 1 bloquecito pequeño delas congeladas
  • Para mojar: crudités (palitos de zanahoria, pepino, apio, tomatitos cherry…) o pan de pita tostado y cortado en tiras rectangulares.

Continue reading

Mejillones en salsa belga

Buenos díaaaaas!

En Luxemburgo, por desgracia, comer pescado no es tan habitual ni asequible como lo es en España. Tomamos todo el que podemos, algunas veces fresco y otras congelado, pero en restaurantes es prohibitivo y tampoco lo preparan muy bien, dado que no están habituados…

La excepción en este tema son los mejillones. En mejillones sí que son expertos, son muy abundantes, los venden a un precio razonable y están riquísimos!!! Es una buena noticia dado que son un alimento súper nutritivo, con alto contenido en proteína de calidad y poca grasa animal. 💡Os recomiendo que lo tengáis en mente para cuando salgáis a cenar fuera, ya que muchas veces es en el aperitivo donde nos excedemos habiendo opciones igual o más ricas y saludables!💡

Así que hoy os voy a enseñar a prepararlos de una forma muy sencilla y sabrosa, ya veréis como cuando os acabéis los mejillones os tomaréis la salsita restante ayudándoos de las cáscaras de mejillón… jajaja.

⏩⏩Si os apetece probar otra receta, os dejo la primera que publiqué, eran aromáticos con salsa de tomate rica rica!

Ingredientes (para 3-4 personas de aperitivo o primer plato):

  • 1 ó 2 mallas de mejillones, o una bandeja de mejillones ya limpios
  • 2 ramas de apio
  • 2 cebolla o puerro grande
  • especias (cantidades a vuestro gusto): laurel, perejil fresco, pimienta negra, 1 guindilla-cayena (si os gusta el picante)
  • sal
  • 1 trocito de mantequilla (unos 2 dedos)
  • 1 vaso de vino blanco
  • medio vaso de agua
  • medio limón

Continue reading