Pasteles de garbanzos especiados

IMG_1921

Hooola amigos!

Hoy os presento una receta súper original, la llevaba viendo mucho tiempo en distintos blogs y con algún ingrediente distinto y por fin me he animado a probar!

Si habéis probado los falafel, esas bolitas turcas que se toman con una salsita blanca a base de yogur, estos pastelitos os recordarán bastante. La principal diferencia con las falafel es que “mis” pastelitos están hechos con garbanzos cocidos (los falafel se hacen con garbanzos secos hidratados 1 noche). Esta diferencia es la que me animó a prepararlos, ya que muchas veces el tema del remojo previo no puedes preverlo. Por otro lado, si los hacemos más planitos no necesitan tanto aceite para freírlos sino que con dorarlos un poco ya basta.

Están hechos de legumbres y se acompañan de  una ensalada sencilla y si queréis salsa de yogur. Son estupendos para comer o cenar, y podemos dejarlos preparados de antemano sólo para dorar en el último momento. Recordad que no hay que dejar de tomar legumbres ni una semana, y en verano a veces se nos olvida!

Allá vamos!

Ingredientes (salen 8 pastelitos aprox, como para 4 personas):

  • 1 bote de garbanzos cocidos (400 gr aprox)
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 cucharaditas de cúrcuma
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramillete de perejil o cilantro (opcional)
  • pimienta negra en abundancia
  • copos de chile (opcional, para darle toque picante)
  • sal
  • aceite de oliva
  • algo de verde para acompañar (canónigos, rúcula, espinacas…)

Preparación:

En una sartén ponemos un chorro de aceite a calentar a fuego medio y añadimos la cebolla y el ajo picados muuuy pequeños. Los dejamos a medio tapar para que se pochen, durante unos 10 minutos:

20160702_094822

Mientras tanto, volcamos los garbanzos en un colador grande y los enjuagamos muy bien bajo el agua del grifo hasta que deje de salir espuma.

En un bol grande (o vaso de batidora o thermomix) ponemos los garbanzos escurridos y todos los demás ingredientes de los pastelitos, incluidos la cebolla+ajo pochados. Trituramos muy bien todo hasta obtener una mezcla homogénea y bastante sólida. Podemos probar la mezcla para ver si nos gusta así y rectificar de sal, especias, etc:

20160702_100349  20160702_100615

Cogemos porciones de masa del tamaño de una pelota de golf y si queremos las aplastamos para que queden con forma de pastelito, tipo hamburguesa:

20160702_101612

Ahora sólo toca dorar los pastelitos: podemos hacerlo en una sartén o plancha muy caliente con un hilillo de aceite (ojo, consistencia delicadilla!), o al horno precalentado a 250º unos 15 minutos hasta que los veamos doraditos.

Servimos los pastelitos con hojitas verdes y alguna salsa tipo yogur con ajo, aceite de oliva, limón, sal y pimienta para acompañar. Deliciosos!!!

Ensalada de higos y jamón

IMG_20160822_090657

Muy buenos días amigos!

Tras unos días sin publicar  no quería dejar de enseñaros esta maravillosa receta que seguro que os encantará!

Nos la inventamos mi marido y yo hace un par de años, un día que íbamos a preparar una paella para mucha gente y, como no éramos muy expertos, dijimos “tenemos que preparar algo más que esté muuuy rico por si no les gusta la paella...”. Y así surgió!

La combinación dulce-salado queda deliciosa, y es de lo más refrescante!

Ingredientes (para 4 personas):

  • Una bolsita de canónigos, rúcula, espinacas baby o similar
  • 8 lonchas de jamón serrano o ibérico
  • 8 bolitas de mozzarella (perlitas, las venden por ejemplo en mercadona) o una bola entera
  • 6/8 higos frescos (los mejores que encontréis, muy maduros)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Crema de vinagre balsámico, o cualquier vinagre

Preparación:

Como en la mayoría de ensaladas que os muestro en el blog, el único “secreto” está en cómo colocamos o disponemos los ingredientes.

Cogemos la ensaladera donde vayamos a servir la ensalada (o los vasitos, si queréis servirlo ya individualizado) y ponemos la rúcula/canónigos/espinacas.

Sobre ella colocamos:

  • Las lonchas de jamón hechas rollitos pequeños y cortados por la mitad (así queda el sabor más concentradito y es más fácil de comer)
  • Los higos cortados en cuartos longitudinalmente
  • Las bolitas de mozzarella, o la mozzarella grande troceada en dados de 1-2 cm.

Por último, justo antes de tomar la ensalada la aliñamos de la forma tradicional: sal, vinagre y aceite.

Espero que os guste tanto como a nosotros, que tengáis un feliz día de verano y de vacaciones a quien lo esté!!!

 

Lomo saltado

image1 image3

Hola amigos!

Os saludo desde Zahara de los Atunes, terminando mi primera semanita de vacaciones, qué maravilla!!! Aparte de por sus playas y demás, Zahara destaca por la superioridad de sus atunes (por si no se deducía del nombre jejeje) y en general de sus productos frescos: varios días he visitado el mercado de abastos y es una maravilla ver todas las hortalizas, verduras, frutas etc recién traídos de las huertas, vaya tomates, melones, melocotones, aguacates… Espectacular. El tema del atún ya es de otro mundo: el otro día compramos ventresca para tomar a la plancha, tipo filete grueso, y con un mínimo toque de plancha y sal gorda fue un manjar que jamás olvidaré! Otro día pedimos un trozo cortado a cuchillo para hacer tartar, pretendí hacerlo con mi superreceta de tartar pero en el propio puesto de pescado me dijeron que sólo le pusiera salsa de soja y si acaso wasabi o tabasco: otro manjar que nunca olvidaré! Otras maravillas que he probado aquí son los molletes y los churros, pero los de verdad, nada que ver con los que tengo en Madrid (y eso que me encantan!).

A pesar de todo lo que acabo de contaros, la receta que hoy publico no es andaluza ni tiene nada que ver con los productos de aquí, sino que es fruto de mi anterior viaje a Perú. El lomo saltado (que no “salteado”) es una de las recetas típicas de la gastronomía peruana, y que yo no conocí hasta mi viaje, ya que no me había llamado la atención antes.

Os aseguro que os va a rechiflar, es un plato súper sabroso y que podemos preparar en grandes cantidades y congelarlo o utilizarlo si tenemos invitados!

Ingredientes (para 6 personas):

  • 600 gr de carne de ternera (idealmente de filetes)
  • 2 cebollas medianas
  • 1 tomate grande

Para el macerado:

  • salsa de soja
  • comino en polvo
  • mostaza (preferiblemente sin bolitas)
  • vinagre
  • 2 dientes de ajo
  • pimienta

Preparación:

Comenzando macerando la carne en los ingredientes indicados en “para el macerado“. Para ello, la cortamos en tiritas finas y la embadurnamos con todos los ingredientes, puestos en la proporción que os guste. Ojo con la mostaza, ya que si nos pasamos sólo sabrá a mostaza…

20160811_114600

Lo dejamos así durante unos 30 minutos. Pasado ese tiempo, calentamos a fuego fuerte un chorrito de aceite de oliva en una sartén grande o en una cazuela, y cuando esté bien caliente agregamos la carne para dorarla, sin echar el líquido. El líquido lo guardamos para después.

Sacamos la carne ya dorada y la dejamos en un plato aparte. No os preocupéis si veis algún trocito crudo, se terminará de hacer después.

Continuamos cortando las verduras. La cebolla la cortamos en pluma:

20160811_114610

Cortamos el tomate en gajos. Esto es conveniente pero si no se os da muy bien lo cortamos en cuadraditos y listo!

En la misma cazuela donde habíamos dorado la carne echamos otro chorro de aceite y lo ponemos a calentar a fuego medio-alto. Ponemos las verduras cortadas a pochar y las dejamos 10-15minutos hasta que estén doradas y tiernas. Damos vueltas de vez en cuando. Cuando ya estén, incorporamos de nuevo la carne y el líquido que había sobrado al macerarla. Lo dejamos 5 minutillos desde que hierva.

Ya está nuestro riquísimo lomo saltado listo para servir!

➡ La guarnición ideal son patatas fritas o arroz, es una salsa de las de mojar pan!!!

Espero que os guste mucho!!!

Arroz teppanyaki

image1

Buenas tardes queridos lectores!

Poco a poco voy poniéndome al día con todo tras mis viajes latinoamericanos, y esta era una de las recetas que más ganas tenía de preparar… Y diréis “¿¿¿pero qué tiene de lantinoamericano esta receta???“, pues la verdad es que NADA! La cuestión es que estuve en un restaurante japonés en el que estaba todo deliciosísimo (el restaurante Teppan Grill del hotel Hyatt de México DF, os lo recomiendo si estáis por allí alguna vez!) y nos hicieron todo un show de cocina en la plancha… Estoy pensado cómo reproducirlo en versión “casera”, pero mientras tanto me he lanzado a probar con este arroz, que sinceramente ha quedado tan rico como el del restaurante!

Se trata de un arroz asiático, que se diferencia de los demás principalmente en que lo añaden a los demás ingredientes una vez cocinado (por eso lo llaman “frito”, no es que se sumerja en aceite ni nada). “Teppanyaki” es como los japoneses llaman a la plancha donde cocinan tanto verduras como pescados y, en este caso, arroces. Te lo preparan delante de ti, haciendo todo un show con sus cuchillos, sus movimientos de manos, sus salsas… En Madrid hay algunos restaurantes donde podemos ver esto, por ejemplo IchibanShikku.

Vamos chicos, a sacar vuestras tablas de cortar con paciencia!!!

Ingredientes (para 4 personas):

  • 150 gr de arroz (para mi gusto queda genial el arroz jazmín o arroz thai – distinto del basmati – que venden en cualquier parte)
  • 1 zanahoria pequeña
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento verde pequeño
  • 5 champiñones enteros
  • un puñado de brotes de soja (frescos, no de bote!)
  • 2 filetes pequeños de ternera
  • Salsa de soja
  • Jengibre en polvo (opcional)
  • Sal
  • 1 huevo
  • Aceite de oliva

Seguir leyendo…

Ensalada de melocotón a la plancha

IMG_20160801_093529

Muy buenos días amigos lectores!

Ya estoy de vuelta, hace muchísimo que no escribía pero no he parado por viajes de trabajo a Perú y México, una mudanza a la vuelta… Definitivamente no he tenido tiempo de cocinar y menos aún de escribir! Pero tenía muchas muchas ganas, ya que, como os he ido adelantando en Instagram (varianity_as), en estos viajes he podido disfrutar a tope de dos de mis gastronomías favoritas… Qué maravilla de lugares, todo el día comiendo unos pescados buenísimos, con unas guarniciones espectaculares, macerados, ceviches, picantes, guisos, zumos exóticos…

Como siempre suelo hacer, me pasé por un par de supermercados y compré algunos productos que estoy deseando probar y mostraros, aunque la verdad es que lo mejor de allí son los productos frescos, y éstos no se pueden traer😦 …

Dicho lo anterior, hoy comparto con vosotros una receta de ensalada que he visto en varios blogs y que tenía muchas ganas de preparar. No me imaginaba que el melocotón a la plancha quedase tan rico, es un sabor súper especial y me parece una cena ideal, además aprovechamos frutas de temporada!

Os animáis???

Ingredientes (para 2 personas):

  • 1 nectarina o melocotón, maduros (yo lo hice con nectarina y quedó genial, además la nectarina no hace falta ni pelarla…)
  • 2 puñados de hojas verdes (espinacas, canónigos…)
  • algún queso con sabor, tipo queso de cabra, manchego, cheddar…
  • un puñado de nueces
  • aceite de oliva
  • sal
  • vinagre de módena o crema de vinagre de módena

Preparación:

Lo único que debemos cocinar es el melocotón o la nectarina. Para ello, ponemos a calentar una sartén o parrilla a fuego fuerte y ponemos un hilo muuuy fino de aceite de oliva, sólo para evitar que se nos pegue. Cortamos el melocotón o la nectarina en gajos no muy gordos ni finos (máximo un dedo de grosor) y los vamos poniendo en la sartén bien caliente. Los dejamos 1 minutillo y les damos la vuelta. Deben quedar un poquito tostados, como caramelizados por fuera. Apagamos el fuego mientras montamos la ensalada:

20160731_221909

En la ensaladera o fuente donde vayamos a presentar nuestra ensalada ponemos los puñados de hojas verdes que hayamos escogido, bien lavadas y escurridas.

Por otro lado, cortamos el queso en daditos pequeños, y pelamos las nueces.

Sobre las hojas verdes colocamos los gajos de fruta que acabábamos de dorar. Queda muy bien ponerlos en forma de círculo alrededor del plato, como en la foto. En medio,  de la fuente ponemos el queso y nueces mezclados.

Justo antes de comer, aliñamos la ensalada poniendo un chorrito de aceite, sal y un hilillo de crema de vinagre balsámico, si os gusta (si no, vinagre normal).

Ya podemos disfrutar de esta riquísima y veraniega ensalada!