Desayuno cremoso de trigo sarraceno

Muy buenos y fríos días!

Última receta del 2017!!! No me quería despedir sin tener algún detallito con vosotros para agradeceros el tiempo que dedicáis a leer mis publicaciones, espero seguir poder creando contenido que os resulte de interés, y ya sabéis que estoy abierta a todo tipo de sugerencias! Así que, a modo de resumen, he decidido compartir este video que resume las recetas más exitosas de este blog durante el año.

ESPERO QUE OS GUSTE E INSPIRE!!!

Pasando a la receta de hoy, termino la temporada hablandoos sobre el trigo sarraceno.

Hace algún tiempo os proponía en este post una forma de cocinar este pseudocereal en versión salada, con una salsa cremosa, verduritas y pollo. Hoy le voy a dar una vuelta total y nos lo vamos a comer dulce, y crudo!

Conozcamos algunas cosillas de este producto…

  • El trigo sarraceno, también llamado alforfón, es un pseudocereal (*) que no tiene nada que ver con el trigo.
  • Es considerado el rey de la proteína vegetal debido a su alto contenido en proteínas (un 12% aprox), y a su gran disponibilidad (podemos asimilar el 70 %); además contiene determinados aminoácidos esenciales poco frecuentes en alimentos vegetales.
  • Tiene muchísimas vitaminas y minerales, así como fibra.
  • Sacia un montón, sienta genial y su sabor es muy suave.
  • Los diabéticos encuentran un gran aliado en este cereal, pero sobre todo los celiacos, al NO contener gluten!

(*) Se denomina “pseudocereales” a los granos que parecen cereales pero no lo son – porque técnicamente sólo son cereales los 4 con gluten – trigo, cebada, avena y centeno, el arroz, el maíz, y otros muy poco conocidos (sorgo, mijo, teff…) con determinadas características botánicas.

Podemos encontrar trigo sarraceno en herbolarios, secciones eco/bio de hipermercados y online. Existen diferentes formatos:

  • En grano “crudo” (seco) – es la forma más primitiva y habitual que tenemos de encontrar este cereal. Es preciso cocinarlo, por tanto podemos reservarlo para preparaciones saladas (hervido como cualquier cereal, dentro de salsas tipo curry, salsas de tomate…) o bien en porridge.
  • En grano germinado – es la versión mejorada del grano crudo. Al germinar un cereal se multiplican sus propiedades beneficiosas y digestivas, y en este caso lo que se hace es germinarlo y secarlo a baja temperatura con una deshidratadora. Su aspecto es idéntico al del grano crudo, por tanto para distinguirlo deberemos fijarnos en el envase. Podemos consumirlo directamente, añadiéndolo por ejemplo en ensaladas, desayunos, yogures…
  • En harina – al ser apto para celiacos, se tritura el grano y se obtiene una harina con la que cocinar multitud de recetas. Son famosos los crepes bretones, que se elaboran tradicionalmente con este tipo de harina!
  • En fideos (noodles) – los fideos soba, tan típicos en la cocina oriental, se elaboran tradicionalmente con harina de trigo sarraceno. Generalmente los solemos encontrar mezclados con harina de trigo al 50%, en cuyo caso no serán aptos para celiacos.

Hoy lo probaremos en forma de desayuno deliciosisimo que prepararemos con granos crudos o germinados.

Vamos!

Ingredientes (para 1 ración):

  • 1 taza de trigo sarraceno en grano (crudo o germinado)
  • 1 taza de leche (misma cantidad que de trigo o un poco más; puede ser cualquiera pero la de almendra le da un sabor estupendo)
  • 1 plátano maduro
  • 1 cucharada de manteca de almendras (opcional)
  • pizca de canela (opcional)
  • frutos rojos o cualquier otra fruta o fruto seco para poner por encima
  • agua

Continue reading

Trufas saludables de chocolate negro

Hellooo!

Última semana antes de Navidad, y por fin comparto con vosotros estos bocaditos de cielo!!! Permitidme la cursilada porque de verdad que son una maravilla para el paladar, y lo mejor de todo es que sus ingredientes son normales y corrientes (los encuentras en cualquier supermercado) y nutritivos! Y por supuesto son tiradas de hacer.

➡ LAS PUBLICO ESTA SEMANA CON LA INTENCIÓN DE DAROS ALGUNA IDEA MÁS PARA LAS FIESTAS.

Hace tiempo publiqué otras trufas deliciosas de coco y cacahuete, que eran más parecidas a lo que ahora se está llamando en este mundillo “energy balls” debido a la gran carga calórica que contienen. Tanto aquellas trufas como las de hoy son saludables, dado que sus ingredientes NO SON ni los típicos que vemos en trufas industriales (grasas hidrogenadas o de palma, azúcar a cascoporro, aditivos…) ni los de las trufas caseras tradicionales (leche condensada, azúcar, nata, mantequilla…). Como siempre, trato de buscar equivalentes saludables de mis recetas favoritas, y únicamente comparto aquellas cuyo resultado me parece de 10!

  • En este caso la cremosidad y parte del dulzor lo vamos a conseguir gracias a un ingrediente que os va a sorprender: BONIATO. Sí, como lo oís, no os imagináis el juego que da este tubérculo en repostería!!!
  • Para el dulzor vamos a emplear dátiles.
  • Para la cremosidad, mantequilla de frutos secos, o frutos secos tal cual.
  • El chocolate lo vamos a emplear en su versión más primitiva: puro. Afortunadamente lo venden ya en todas partes, y poco tiene que ver con el nesquik/colacao, que son 75% azúcar.

Creedme, el resultado os va a sorprender (y a enganchar!) al igual que lo hizo conmigo cuando lo vi en el blog de Lalakitchen

¿Y cuándo me las como? Son un manjar para tomar después de comer (con invitados o para uno mismo), para llevar a una casa cuando nos invitan, como tentempié de media mañana, antes de hacer ejercicio para darnos fuerzas, o cuando nos entren antojos de dulce “no solucionables con fruta” jaja.

Ingredientes (salen 24 bolitas aprox):

  • 500 gr de boniato
  • 100 gr de copos de avena o de harina de avena
  • 60 gr de cacao puro en polvo (marca Valor por ejemplo, lo venden ya en todas partes, sin azúcar ni edulcorantes)
  • 100 gr de avellanas tostadas o bien mantequilla de avellanas (podéis sustituirlas por cualquier fruto seco tostado, no frito, o su mantequilla correspondiente) 
  • 15-20 dátiles normales sin hueso o menos sin son medjool
  • 1 pizca de esencia de vainilla (opcional)
  • 1 pizca de canela (opcional)
  • 1 pizca de sal
  • coco seco rallado o cacao puro en polvo para recubrir

Continue reading

Granola – el muesli crujiente que engancha

 

Buenos días a todos!

Los que me seguís por Instagram (varianity_as) lleváis días viendo mi nuevo descubrimiento… la granola!

Algunos la conoceréis, otros no, pero lo que seguro que muchos no sabéis es que se puede hacer en casa de forma sencillísima, mucha cantidad de golpe, y mil veces más saludable que las versiones compradas!

Empiezo contándoos lo básico para los que no sepáis ni de qué os hablo, y después vamos a ver cómo la preparamos.

Qué es la granola?

Es una combinación dulce y seca de cereales y frutos secos que habréis visto:

  • en supermercados como “crunchy muesli”, “muesli crujiente”, “cruesli”, o directamente como granola
  • en los yogures comerciales que tienen un compartimento separado con cereals para mezclar,
  • o en sitios de brunch o buffets de desayuno de hotel.

El aspecto podéis verlo en la foto que encabeza este post, es una especie de “muesli apelotonado” o hecho pequeñas rocas. Se diferencia del muesli en que es súper crujiente, ya que, como veremos, se hace generalmente en el horno.

Qué ingredientes siempre lleva?

Hay tantas recetas de granola como de cremas de verdura… La verdad es que para la primera granola que he hecho me ha costado mucho decidirme, todas me parecían súper apetecibles! Al final he hecho un mix de varias recetas basándome en lo que tenía por casa jejeje. Y como estaba tan rica la comparto tal cual con vosotros, para que la copiéis o hagáis como yo y os la inventéis 😉 .

En una granola no pueden faltar uno o varios de los ingredientes de las siguientes categorías:

  • Cereales – lo más habitual son los copos de avena (gruesos o finos), pero hay mil opciones más como copos de centeno, granos/copos de trigo sarraceno, copos de quinoa…
  • Frutos secos y semillas – anacardos, almendras, cacahuetes, avellanas, nueces, pipas… eso sí, siempre crudos y sin sal (porque los tenemos que hornear y queremos que queden dulces). A veces se incluyen frutas secas (pasas, dátiles, orejones…) para aumentar dulzor sin añadir endulzante. Ah, y olvidad aquello de que los frutos secos engordan.
  • Aceite – suele ser de oliva o de coco (junto con el endulzante, es lo que hace que se formen las “rocas”)
  • Especias – canela, nuez moscada, cardamomo, jengibre, anís, vainilla…
  • Endulzante liquido – cuanto menos mejor, pero algo sí que es necesario por lo mismo que os explicaba en el aceite. Por ejemplo miel o sirope de arce (todo es igualmente azúcar, no nos engañemos). OJO: si tenéis otro tipo de endulzantes líquidos, tened cuidado porque muchos se vuelven amargos con el calor (comprobadlo poniendo la pregunta en google…).

Por qué me gusta? Es saludable?

El sabor de la granola es inefable: hasta que no la hueles en tu horno y después la pruebas no entiendes lo rica que puede estar!

Pero es que además resulta que es una bomba de fibra, grasas “buenas” e hidratos de carbono complejos, que dados los hábitos alimentarios que tenemos no está mal que aparezca un producto rico  para ayudarnos a mejorar, verdad? Eso sí, estamos hablando de la versión casera y de consumirla en una cantidad razonable (por ejemplo, 20-30 gr – unas 3 cucharadas soperas llenitas).

Por qué hacerla en casa?

Las granolas comerciales son una bomba de azúcar, grasas “malas” y aditivos. Si lo pensáis, algunos de los ingredientes de la granola por separado no son especialmente baratos (sobre todo el aceite de coco, algunas especias y algunos frutos secos), por tanto si nos venden 1 paquete de 1kg de granola por 3 euros, qué esperamos que venga dentro?? Pues os lo digo yo: 27% de azúcar y 18% de grasas malas y muuuchos aditivos.

Si lo compráis en algún herbolario o similar, puede que la composición sea algo mejor (un 13% de azúcar por ejemplo y hecha con aceites buenos), pero en ese caso el precio será altísimo.

Por tanto, si queremos una granola saludable, de calidad y barata la tendremos que hacer en casa.

Qué hacer con la granola?

La granola es peligrosa, porque “a palo seco” está muy buena… por tanto si dejáis un tarrito a la vista por casa comprobaréis que lo abriréis una y otra vez y volveréis a por más jajaja. Es adictiva, y eso que no tiene glutamato monosódico/potenciador del sabor (lo que llevan las Pringles y Doritos) jajaja.

Dicho lo cual, podéis tomarla:

  • Sola
  • Con yogur
  • Con fruta
  • Como topping de smoothies o smoothie bowls, puddings de chia, porridges, overnight oats y demás desayunos de moda

El otro día Raquel Bernacer proponía regalarla como regalo de amigo invisible: me pareció una idea brillante, ya que a todo el mundo le gusta, queda muy bonita en un tarro de cristal con un lazo y además regalas algo sano y poco consumista 🙂 .

Ahora paso a daros la receta exacta de la granola que he preparado recientemente. Como decía al inicio, podéis utilizar lo que tengáis.

Ingredientes (cantidades a ojo, no os preocupéis por la exactitud en esta receta…):

Ingredientes secos:

  • copos de avena finos (ingrediente protagonista, debe abundar mucho más que el resto – por ejemplo 200 gr)
  • granos de trigo sarraceno crudos (los he puesto porque los tenía, no son para nada imprescindibles)
  • canela en polvo (2 cucharaditas para esos 200 gr de avena)
  • nuez moscada (1 cucharadita)
  • jengibre seco en polvo (1 cucharadita)
  • semillas de cáñamo (1 cucharadita, las he puesto porque las tenía, no son imprescindibles en cuanto a sabor, pero son muy nutritivas)
  • coco rallado seco (2 cucharadas soperas)
  • anacardos crudos sin sal (1 puñado generoso)
  • almendras crudas sin sal ni piel (1 puñado generoso)
  • ¼ cucharadita de sal

Ingredientes líquidos:

  • aceite de coco (unas 3 cucharadas para 200 gr de avena)
  • miel (cuanta menos mejor, aprox misma cantidad que de aceite de coco)
  • esencia de vainilla (1 cucharadita)
  • 1 chorrito de agua

Continue reading

3 bebidas calientes – turmeric, matcha y pumpkin spice lattes

Helloooo

Hasta hace cosa de 1 año, mi espectro de bebidas calientes se limitaba (como el de casi todo el mundo a mi alrededor) a café, leche con colacao, chocolate caliente, té o infusiones. Punto.

Estas bebidas novedosas las descubrí cuando me empecé a adentrar en el mundo de las recetas saludables, blogs vegetarianos, libros de cocina moderna etc. Y la verdad es que estoy encantada!

Podemos llamar “latte” a cualquier bebida caliente con leche espumosa por arriba (tanto si llevan café como si no; si pasáis de la espuma tampoco pasa nada!). La espumita la podemos conseguir fácilmente con thermomix o con el utensilio que veis en la foto inferior que venden en cualquier tienda de menaje o en amazon:

Como os digo en muchos posts de recetas originales, que preparemos platos extraños de vez en cuando no implica que no preparemos los de toda la vida: en la variedad están el gusto y la salud! En mi caso particular, los que me seguís por Instagram (varianity_as) lo sabéis de sobra: mi menú semanal se compone siempre de platos tradicionales y 2 o 3 más novedosos. Creo que es una buena idea innovar para divertirnos, aprender y nutrirnos mejor!

Quizá estéis pensando: ¿y cuándo me voy a tomar yo esto? Pues muy sencillo: desayuno o merienda, o cuando os dé la gana…

Vamos allá!

Continue reading

Lassi de mango (batido indio)

Hola lectores!

Uno de los restaurantes que más nos gustaba para improvisar en Madrid era Ganges, un indio muy curioso con una carpa en medio de la ciudad. La cocina es buenísima y recuerdo que de postre siempre nos pedíamos un lassi…

Los lassi son batidos que toman en la India, y que se caracterizan por contener yogur y especias, pudiendo ser de mango, plátano, frambuesa… Hoy os enseño el de mango.

Son estupendos como postre, desayuno, merienda…

Ingredientes (para 2 batidos):

  • 1 mango
  • 1 yogur natural
  • 1 chorro de leche (la que empleéis habitualmente)
  • cubitos de hielo (4 aprox)
  • las semillas de una vaina (capsulita) de cardamomo
  • opcional: azúcar o edulcorante

Continue reading