Guiso de judías mungo

img_2417

Buenos días queridos lectores!

Tras unos días de espejismo primaveral, parece que el tiempo en Madrid vuelve a la normalidad… es decir, fresquito!

Tampoco está mal irnos despidiendo del invierno y hacer nuestros últimos guisitos calientes con legumbres, no? Lo confieso: tengo una especie de obsesión con las legumbres, las comería todos los días, y por tanto no paro de buscar legumbres nuevas y salsas nuevas, porque realmente me parecen tan saciantes, sabrosas, sanas y versátiles que no podemos desaprovecharlas!

Un día haciendo la compra vi una legumbre nueva para mí: judía mungo, también llamada “soja verde”, aunque no tiene nada que ver con la soja. Se trata de una legumbre que en el paquete es verde clarita, de tamaño intermedio entre una alubia y una lenteja:

20170218_101343

Nutricionalmente son súper interesantes, como todas las demás legumbres (ver estos beneficios en este post). Su sabor es parecido a las lentejas, aunque la verdad es que para mi gusto toman el sabor del guiso que les pongas, que en este caso es muy parecido al de las lentejas estofadas tradicionales.

Adelante!!!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 350 gr de judías mungo (soja verde)
  • media berenjena mediana
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 puerro o media cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón dulce y/o picante
  • 2 cucharaditas de sal
  • agua
  • 1 chorro de aceite de oliva

Continue reading

Guiso de garbanzos con bacalao y alioli de ajo negro

img_2426

Hola amigos!

Esta pedazo de receta la vi hace unas semanas en un recetario de Lidl (*). No suelo mirar los folletos de los supermercados, pero en este caso estaba al lado de la caja y me atrajo tanto el nombre que dije: mmm, esto va a haber que probarlo! Así que compré una cajita de ajo negro, que era lo único que me faltaba y me puse manos a la obra (realmente es un extra, de modo que no dejéis de hacer la receta por no tener este ingrediente!).

Por si no conocéis el ajo negro, os cuento:

  • Es un ajo normal madurado de forma controlada en determinadas condiciones de humedad y temperatura durante un tiempo prolongado.
  • Como resultado, el diente de ajo va adquiriendo tonalidades oscuras hasta convertirse en un ajo completamente negro y de textura blandita (se deshace en cuanto lo pelas).
  • Su sabor se relaciona con el “umami”, que es lo “sabroso”, que ahora lo llaman el 5º de los sabores (junto con el dulce, ácido, amargo y salado).
  • Nutricionalmente se vuelve más interesante, como ocurre con todos los alimentos fermentados.
  • Ahora lo venden en todo supermercado, y de precio es más caro que los ajos normales, aunque dura muchísimo tiempo y además tampoco es para usarlo todos los días…
  • No es un sustituto del ajo tradicional, yo lo veo más como para enriquecer salsas como este alioli, o una salsa de una carne, o para hacer una pasta con guindillas…

(*) Ya os he contado por Instagram (varianity_as) mis productos favoritos de Lidl y el porqué, podéis echarle un vistacillo si os interesa 🙂 .

De verdad os recomiendo este plato, aunque quizá parezca que requiere muchos pasos, en realidad es sencillísimo, y queda impresionante. Se lo pondría sin duda a mis padres un día que viniesen a comer, por ejemplo.

Ingredientes (para 4 personas):

Para los garbanzos:

  • 1 bote de 400 gr de garbanzos cocidos, ó 200 gr de garbanzos secos
  • 4 lomos de bacalao desalado no demasiado grandes (yo utilizo congelado y queda genial)
  • 500 ml de caldo de pescado (casero o comprado de buena calidad) – si queréis más caldoso, como en la foto, poned más
  • media cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 poquito de azafrán (le da un toque genial pero si no teéis no pasa nada)
  • aceite de oliva
  • sal

Para el alioli de ajo negro:

  • 1 diente de ajo negro (lo venden ya en todas partes, dura muchísimo tiempo almacenado)
  • 4 cucharadas de mayonesa casera o comprada de buena calidad

Preparación:

  • Si vamos a utilizar garbanzos secos, deberemos haberlos dejado en remojo la noche anterior (ó 10-12h). Pasado ese tiempo, los coceremos en abundante agua caliente con sal durante 6 minutos (olla express) o unos 20 en olla normal, viendo que queden tiernos.
  • Si utilizamos garbanzos cocidos, simplemente los enjuagamos sobre un colador bajo el chorro fría de agua del grifo, hasta que deje de salir espuma. Los escurrimos bien.

Cortamos la cebolla y el ajo muy pequeños y los pochamos en una cazuela con aceite de oliva a fuego medio, durante 7 minutos (o en thermomix 6 minutos velocidad cuchara temperatura 100).

Añadimos los garbanzos y el caldo y lo dejamos cocinar junto durante 15 minutos (o en thermomix 8 minutos velocidad cuchara temperatura 100).

Añadimos el bacalao cortado en trozos de 2 dedos aprox, removemos y cocinamos 7 minutos (o en thermomix 6 minutos velocidad cuchara temperatura 100). Apartamos del fuego.

Por último, mientras reposa el guiso, preparamos el alioli. Simplemente batimos con batidora los ingredientes.

Ya estamos listos para servir este PLATAZO: disponemos el guiso de garbanzos en un plato hondo, y por encima ponemos una cucharada del alioli de ajo negro.

Guiso caldoso de garbanzos, setas y gambas

img_2405

Buenos días amigos!

Comenzamos la semana con un guisito maravilloso  para ayudar a combatir este frío pelón y estos vientos que tenemos por Madrid…

Esta recetilla la vi hace bastante tiempo en la revista de otoño de thermomix y me encantó! Los que seguís este blog sabréis que me gustan mucho los guisos. Y esto es por muchas razones:

  • Por lo reconfortantes que son – te sientes saciado
  • Si llevan (como este)  legumbre, verdura y proteína, podemos tomarlos como plato único
  • Porque no sólo admiten tomarlos de un día para otro, sino que están más buenos aún!
  • Son geniales para llevar al trabajo.
  • En caso de que sobre, se congelan y vuelta a empezar!

Dicho lo anterior, os paso a contar esta receta que es súper variada y la mezcla de ingredientes queda genial! Os la pongo para thermomix, pero perfectamente podéis hacerla en una cazuela normal!

Se hace muy rápido con los consejos que os doy, y parece un guiso de los de abuela que se tira 3 horas en los fogones 🙂 .

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 bote de garbanzos cocidos (400 gr)
  • 2 puñados de gambitas peladas crudas (yo las compro congeladas)
  • 2 puñados de setas (por ejemplo las variadas congeladas, o champiñones, shiitake, cardo…)
  • 2 dientes de ajo
  • 3 ramitas de perejil
  • 500 gr de agua
  • media cebolla o puerro
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de sal
  • 30 gr de aceite de oliva

Continue reading

Alubias guisadas con curry y verduras

img_2389

Muy buenos días queridos lectores!

Cada vez soy más fan de los platos de legumbres contundentes pero a la vez ligeros… Ya os he enseñado otros de este estilo hace no mucho, y es que no paro de investigar y crear nuevos platos para seguir pudiendo disfrutar de estos manjares!!!

En este caso, le he dado un toque hindú al asunto, ya que siempre suelo utilizar más bien pimentón con las legumbres y me dije “¿por qué no probar con curry?”, y lo cierto es que las legumbres y el curry se llevan a la perfección, como bien saben los indios…

¡Os animo a preparar esta receta tan sabrosísima y fácil! Además, podéis hacer grandes cantidades y congelarlas, no se nota nada!

NOTA: Al final de la receta os doy las indicaciones para prepararla en CrockPot (slowcooker), quedan de 10 como podréis imaginaros…

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 450 g de judías/alubias blancas cocidas, o bien 250 gr si son secas
  • 1 cebolla mediana
  • 2 zanahorias
  • 1 tallo de apio
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • agua
  • especias: curry en polvo, jengibre fresco o seco, comino, cúrcuma molida, pimienta negra (las que tengáis, como mínimo 3 cucharadas de curry)
  • aceite de oliva
  • sal

Continue reading

Alubias guisadas light

img_2349

Hola amigos!

Hace no mucho os comentaba lo fan que soy de las legumbres. En este post os comentaba el por qué, así como sus maravillosas cualidades, entre las cuales están no ser calóricas! Lo calórico es cuando le añadimos otros ingredientes pesados como tocino, chorizo, morcilla, panceta… pero si ponemos otros ingredientes más ligeros y potenciamos el sabor con especias (si ponemos mucho pimentón, ni notamos la ausencia de chorizo), obtenemos un resultado de 10 en todos los sentidos. Como se puede apreciar en la foto, están súper espesitas y jugosas, y el sabor ya os lo cuento yo… además, ayer las cenamos y nos sentaron estupendamente!

Os reto a comprobarlo con este guiso de alubias light!

Ingredientes (para unas 4 raciones):

  • 250gr de alubias (pesadas en seco)
  • 1 cebolla mediana
  • 1 tomate o 4 cucharadas de tomate frito (casero o comprado pero sin aditivos)
  • 1 pimiento verde o 1 zanahoria pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pulpa de pimiento choricero (opcional pero recomendable, la venden en botes de cristal, en mercadona la tienen!)
  • 2 hojas de laurel
  • pimienta negra
  • 1 cucharada de pimentón (dulce, picante o mezcla)
  • aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de sal o 1 pastilla de caldo natural
  • 1 cucharada de arroz (opcional pero recomendable para que sea más nutritivo)

Preparación:

Dejamos las alubias en remojo la noche antes, o unas 10-12 horas, en agua fría y que las cubra unos 4 dedos. Conviene lavarlas antes por si traen impurezas, y así podremos quedarnos con el agua del remojo y sus propiedades 🙂 .

Cuando vayamos ya a cocinar todo, echamos las alubias en una cazuela, olla express o cocotte con el agua del remojo.

Picamos fino el ajo y cortamos en 2 trozos la cebolla, el tomate y el pimiento/zanahoria (queremos que queden casi enteros porque luego los trituraremos y nos conviene, por tanto, que estén enteritos para localizarlos bien). Agregamos a la misma cazuela/olla de las alubias todos esos ingredientes y los demás señalados en la receta.

Cubrimos el contenido con algo más de agua de forma que lo cubra todo 2 dedos aprox.

Tapamos.

  • Si hemos escogido hacerlas en olla express, tapamos la olla, dejamos a fuego máximo hasta que suban los 3 aros y en ese momento bajamos a fuego medio-bajo, durante 25 minutos. Pasado el tiempo, dejamos que se despresurice la olla sola, la abrimos y si están blanditas ya están. Si no, cerramos y dejamos 5-10 minutos más (a ojo vemos si les falta muchíiiiisimo o solo un poquito), de hecho si les falta sólo “un pelín” podemos dejarlas cocinando sin la tapa de presión!
  • Si las hacemos en cazuela o cocotte normal, tapamos dejando una pequeña abertura y dejamos a fuego medio removiendo con muchísimo cuidado de vez en cuando. Tardará entre 1 y 2 horas, depende muchísimo del tipo de legumbre y el tiempo que llevase empaquetada…

Quizá os llame la atención que al abrir la olla no encontramos un guiso meloso, sino todo cocido por separado y el agua coloreada: no os preocupéis, a continuación os doy el truco infalible para obtener ese deseadísima cremosidad!!! Eso sí, si vieseis que hay demasiada agua, sacadla y quedaros con una cantidad que consideréis razonable para que sea un plato de cuchara espesito, no líquido.

Cuando terminen de cocinarse las alubias en sí (que estén blanditas, tiernas), sacamos de la olla las verduras, una cucharada de alubias y 2 de caldo, y lo trituramos con una batidora. Lo añadimos a la cazuela con las alubias, removemos y lo dejamos terminar de cocinarse 5 minutos más tapado a fuego medio-suave. De esta forma, se van integrando todos los ingredientes.

Y ya tenemos listo nuestro guisito rico rico, sano y sin excesos de calorías!

➡ Con una cucharada de arroz blanco puesto encima (cocinado aparte) están buenísimas, y son mas nutritivas!

Perfectamente congelable tal cual, en cuanto se enfríe lo metemos en un bote de cristal, tupper o bolsa de congelación, y ya está!

➡ Tomad de postre una fruta como una naranja, mandarina o cualquier fruta con vitamina C, así aprovecharemos el hierro que contienen las alubias.