Salmorejo: versión tradicional y versión ligera (las 2 igual de ricas!)

Muy buenos días queridos lectores!

Una semanita más os traigo nuevas recetas; tengo muuuchas preparadas para compartir, no os las perdáis porque estoy haciendo GRANDES DESCUBRIMIENTOS CULINARIOS! El de hoy es sin duda uno de ellos…

El salmorejo es uno de los platos que más triunfan en comidas y cenas de picoteo de verano, ya que es fresquito, muy sabroso, y con poco te quedas satisfecho. Prepararlo en casa es súper fácil, aunque puede que en ocasiones nos parezca algo demasiado contundente como para incluirlo en nuestros menús habituales…

Es por ello que hoy os voy a presentar 2 versiones para preparar este riquísimo plato: la tradicional, y una ligera que a mí me sabe igual (y la textura también). Si tuviera que quedarme con 10 descubrimientos “recetiles” del 2017, la versión ligera sería sin duda uno de ellos! La vi en el blog “Hoy comemos sano”, del que os he hablado en otras ocasiones. Si os fijáis en los ingredientes, la diferencia es que reducimos el volumen de aceite y que sustituimos pan por manzana (para conseguir el mismo espesor).

La preparación es la misma en las 2 recetas, de forma que únicamente os indico los ingredientes para cada una, y las indicaciones comunes.

Me contáis!!!

Ingredientes (para 4 raciones de aperitivo o 2 de primer plato):

Versión tradicional:

  • 500 gr de tomates bien maduros (variedad pera o canarios)
  • 1 ó 2 dientes de ajo (depende del tamaño y lo fuerte que os guste)
  • 100 gr de miga de pan blanco (idealmente de un día para otro
  • 1 cucharada de vinagre (preferiblemente de jerez)
  • 75 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita muy pequeña de sal

Versión ligera (insisto, misma consistencia):

  • 500 gr de tomates bien maduros (variedad pera o canarios)
  • 1 ó 2 dientes de ajo (depende del tamaño y lo fuerte que os guste)
  • 230 gr de manzana golden (aproximadamente una manzana grandecita; no he probado con otras variedades pero claramente no le pega una ácida porque se trata de que no sepa a manzana)
  • 1 cucharada de vinagre (preferiblemente de jerez)
  • 35 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita muy pequeña de sal

Para acompañar (opcional pero recomendable):

  • 1 huevo duro picado, un puñadito de jamón serrano en hilillos o taquitos

Continue reading

Crema de coliflor y curry

  

Buenos días amigos!

Hasta el 40 de mayo no te quites el sayo“… sabio refrán que nos permite seguir tomando ciertos platos calientes que en breve dejarán de apetecer en sitios calurosos…

Sigo con mi tanda de recetas que tenía escritas en mi libreta antes de empezar con este blog.. En este caso, esta crema fue consecuencia de uno de mis viajes familiares a La Rioja, de los cuales suelo volver cargadiiita de verduras de huerta, tantas que me las tengo que ingeniar para utilizarlas sin que se estropeen!

Es, quizá después de la crema de espárragos blancos, la crema más fácil del blog, ya que no hay que pochar cebolla ni nada!

Si no sois muy fan de la coliflor, he de deciros que ha pasado la prueba de mi marido, que no la soporta… La coliflor, al igual que las demás coles, tiene muchas propiedades beneficiosas (vitaminas a tope, fibra…). Lo malo es que su olor “característico” y una textura a veces “pasada” hace que no le gusten a todo el mundo, pero con esta receta, al ser tan suave y tener especias, seguro que le quitáis su mala prensa en casa, probad y me decís! Lo que más sorprende es su textura sedosa, es increíble!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 coliflor grandecita
  • leche (la que utilicéis normalmente) – luego veremos la cantidad
  • agua – luego veremos la cantidad
  • 2 cucharaditas de sal  ó 1 pastilla de caldo (sin grasa de palma/potenciadores)
  • aceite de oliva
  • especias (2 cucharaditas): curry o, si lo preferís, nuez moscada

Continue reading

Crema de espárragos y limón (especial post-excesos)

Buenos días lectores!

Hoy os propongo una crema deliciosa y que además viene muy bien para tomar esos días después de excesos que queremos compensar…

Originariamente, la receta es de un libro llamado “Sopas detox“, de Fer Green, y me la pasó una prima mía el día que hicimos la jornada culinaria india de la que os hablé recientemente… Digo originariamente porque personalmente, y dados mis conocimientos nutricionales 😉 , no estoy muy conforme con el término detox. Nuestro organismo tiene mecanismos muy potentes para “desintoxicarse” después de excesos de comida y bebida, y el hecho de hincharnos a zumos verdes no va a cambiar mucho. Ojo, no digo que sean malos (son líquidos y vegetales), pero realmente no hace falta “desintoxicarse” de esa manera para recuperar el equilibrio perdido… y mucho menos ayunar.

Lo anterior no quita que cuando hemos tenido un fin de semana intenso, o el día después de una boda o evento, estemos algo empachados y/o nos apetezca cuidarnos. Esta receta es ideal para eso, ya que los espárragos ayudarán en este proceso, el limón también, y lo demás aportará más vitaminas y minerales que nos vendrán fenomenal!

Vamos allá!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 manojo de espárragos (ó 2 si son muy finos)
  • 1 calabacín
  • 1 puerro no muy grueso
  • la piel de 1 limón pequeño
  • 1 puñado de hojas de menta
  • agua con sal o pastilla de caldo de buena calidad, o caldo de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Continue reading

Crema de brócoli y tomate

img_2423

Buenos días lectores!

Qué maravilla estar de puente el día que empieza la primavera y encima con este tiempazo!!! Habrá que aprovechar! 🙂

Después del éxito que tuvieron en su día mis otras dos cremas de tomate (por si os las perdisteis: crema de tomate especiada y crema de tomate con gambas y curry), el otro día revisando mi recetario antiguo (la libretilla que escribía antes de empezar con este blog) vi esta receta y me animé a prepararla.

Mi marido es, como tantas otras personas (por desgracia) antibrócoli, y he de decir que le encantó esta crema. De hecho, se estará enterando cuando lea este post de que la crema que tanto le gustó era en realidad de brócoli (cuando me preguntó le dije que era “de verduras variadas” jejeje).

Con esto lo que quiero deciros es que es una buena idea para que todo el mundo pruebe el brócoli, dado que tiene unas propiedades nutricionales taaaan extensas (tiene un 3% de vitaminas y minerales, cosa que casi ningún otro alimento tiene!) y que no debemos perdernos! El tomate en general gusta a todo el mundo, y tiene muy buenas propiedades tanto en crudo como cocinado.

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 cabeza de brócoli no muy grande
  • 4 tomates medianos/pequeños (tipo pera, por ejemplo) – también serviría 1 lata de tomate triturado (NO frito)
  • media cebolla mediana ó 1 puerro
  • 1 patata pequeña
  • 600 ml de agua aprox
  • sal o pastilla de caldo de buena calidad
  • 50 gr aceite de oliva

Continue reading

Crema de puerros, maíz y ají

 

img_2413

Hola amigos!

Empezamos semana con una crema deliciosa deliciosa… Es una invención mía inspirada en un aperitivo que nos dieron recientemente en el restaurante Amazónico de Madrid (una pasada de sitio, con una decoración espectacular y una carta súper original!!!). La probamos y tardamos un rato en identificar sus ingredientes: “mmm qué bueno, esto sabe a vichysoisse osea que llevará puerro y patata”, “me sabe al ají de gallina, luego llevará ají”, y la verdad es que lo del maíz lo dedujimos porque nos lo presentaron como esto es una “cremita de maíz” jejeje.

Enseguida supe que la intentaría replicar en casa, y voilá, aquí la tenéis! Está de muerte total, y son ingredientes que nunca se me hubiese ocurrido mezclar!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 3 puerros
  • 1 patata mediana/grande
  • 4 cucharadas de maíz congelado (NO del dulce enlatado)
  • 1 vaso de leche, nata de cocinar o leche evaporada (tipo “ideal”)
  • 2 cucharadas de pasta de ají (la venden en botes de cristal en la sección internacional de supermercados como Hipercor, o en tiendas latinas – compradla porque dura meses abierta en la nevera, y además así podréis preparar otro día ají de gallina o causa limeña!)
  • 1 cucharadita de sal
  • aceite de oliva
  • agua

Preparación:

Abrimos los puerros haciéndoles un corte por la mitad (a lo largo) y los limpiamos bien bajo el grifo para quitar la tierra que pudieran tener en su interior. Los cortamos en unos 5 trozos cada uno.
Ponemos un chorrito de aceite a calentar en una cazuela/olla a fuego medio y rehogamos los puerros durante 7 minutos.
Lavamos bien la patata y la cortamos en trozos gruesos, sin pelarla. La añadimos a la cazuela junto con el maíz (sin descongelar). Removemos bien y dejamos otros 5-7 minutos.
Agregamos la pasta de ají, sal y agua de forma que queden medio cubiertos los ingredientes (sin pasarnos, aún debemos echar la leche).
  • Si lo hacemos en olla exprés, la cerramos y lo dejamos 5 minutos desde que suben todos los aros.
  •  Si lo hacemos en olla normal: tapamos y dejamos cocer a fuego medio unos 15-20 minutos.
Cuando termine, agregamos la nata o leche.
Para evitar encontrarnos hebras de puerro y de maíz en la crema, es importante que lo trituremos bien. Si tenemos thermomix, lo pasamos por ella a velocidad máxima durante 1 minuto. Si no, después de la batidora lo pasamos por un colador chino (de los metálicos que tienen forma de cono) o por un pasapurés.