Untable de alcachofas y queso (estilo americano)

 

Buenos días amigos!

El sábado repetimos barbacoa en casa y, además de las brochetas que compartí con vosotros la última vez y varias cosas más, pusimos un par de untables que de verdad vale la pena probar! Uno de ellos era tzatziki, del que próximamente publicaré una variante en forma de ensalada que me gusta aún más, y el otro el que protagoniza este post 🙂 .

Muchos de vosotros quizá conozcáis este dip/untable templado, y es que es un clásico de la “cocina” norteamericana. Siempre me ha llamado la atención verlo en cartas de cadenas americanas de hamburguesas, ya que estos establecimientos no suelen caracterizarse por su abundancia en vegetales… Son más bien de queso queddar, bacon y demás jeje!

He investigado un poco sobre su origen, dado que me picaba la curiosidad, y al parecer cuando los soldados americanos regresaban a casa de la Segunda Guerra Mundial, querían volver a tomar los sabores a los que se habían acostumbrado en Europa, tales como este tipo de vegetales, ajo, limón, parmesano…

En la versión que hoy os presento he hecho algunas modificaciones para que sea más nutritiva y ligera (básicamente el doble de alcachofa para reducir la cantidad de mayonesa y eliminar la mozzarella), pero OJO, en el caso de la versión que encontrareis en restaurantes, que contenga verduras no significa que sea un entrante ligero!

Si nunca habéis probado este dip, os lo recomiendo aunque a priori pueda no resultaros muy atractivo. La mezcla de queso con mayonesa y alcachofa horneadas no tiene nada que ver con sus sabores por separado y en frío, realmente constituyen una combinación súper buena!

Aprovecho oara contaros que he creado una categoría nueva llamada “Dips/untables”, dado que ya hay bastantes en el blog y para que os resulte más fácil encontrarlos! PODÉIS VERLA EN EL ÍNDICE

Ingredientes (para un bol de aperitivo):

  • 2 botes de alcachofas en conserva (es para LO ÚNICO que les doy un pase, en el resto de platos me parece que el sabor ácido del conservante los estropea!)
  • 4 cucharadas de mayonesa
  • 4 cucharadas de queso parmesano o grana padano rallado
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 diente de ajo
  • 5 ramitas de cebollino
  • Opcional (esto lo recoge la receta original pero yo no lo puse y creo que NO le hace falta): 2 cucharadas de mozzarella rallado y 1 puñado de espinacas o 1 bloquecito pequeño delas congeladas
  • Para mojar: crudités (palitos de zanahoria, pepino, apio, tomatitos cherry…) o pan de pita tostado y cortado en tiras rectangulares.

Continue reading

Salmorejo: versión tradicional y versión ligera (las 2 igual de ricas!)

Muy buenos días queridos lectores!

Una semanita más os traigo nuevas recetas; tengo muuuchas preparadas para compartir, no os las perdáis porque estoy haciendo GRANDES DESCUBRIMIENTOS CULINARIOS! El de hoy es sin duda uno de ellos…

El salmorejo es uno de los platos que más triunfan en comidas y cenas de picoteo de verano, ya que es fresquito, muy sabroso, y con poco te quedas satisfecho. Prepararlo en casa es súper fácil, aunque puede que en ocasiones nos parezca algo demasiado contundente como para incluirlo en nuestros menús habituales…

Es por ello que hoy os voy a presentar 2 versiones para preparar este riquísimo plato: la tradicional, y una ligera que a mí me sabe igual (y la textura también). Si tuviera que quedarme con 10 descubrimientos “recetiles” del 2017, la versión ligera sería sin duda uno de ellos! La vi en el blog “Hoy comemos sano”, del que os he hablado en otras ocasiones. Si os fijáis en los ingredientes, la diferencia es que reducimos el volumen de aceite y que sustituimos pan por manzana (para conseguir el mismo espesor).

La preparación es la misma en las 2 recetas, de forma que únicamente os indico los ingredientes para cada una, y las indicaciones comunes.

Me contáis!!!

Ingredientes (para 4 raciones de aperitivo o 2 de primer plato):

Versión tradicional:

  • 500 gr de tomates bien maduros (variedad pera o canarios)
  • 1 ó 2 dientes de ajo (depende del tamaño y lo fuerte que os guste)
  • 100 gr de miga de pan blanco (idealmente de un día para otro
  • 1 cucharada de vinagre (preferiblemente de jerez)
  • 75 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita muy pequeña de sal

Versión ligera (insisto, misma consistencia):

  • 500 gr de tomates bien maduros (variedad pera o canarios)
  • 1 ó 2 dientes de ajo (depende del tamaño y lo fuerte que os guste)
  • 230 gr de manzana golden (aproximadamente una manzana grandecita; no he probado con otras variedades pero claramente no le pega una ácida porque se trata de que no sepa a manzana)
  • 1 cucharada de vinagre (preferiblemente de jerez)
  • 35 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita muy pequeña de sal

Para acompañar (opcional pero recomendable):

  • 1 huevo duro picado, un puñadito de jamón serrano en hilillos o taquitos

Continue reading

Hummus de alubias y tomate seco

 

Muy buenos días queridos lectores!

Os traigo un nuevo hummus, qué rico está!!! Ya os he mostrado unos cuantos hace tiempo, y es que son una idea genial de picoteo saludable y además una forma distinta de tomar legumbres, que son tan importantes en nuestra dieta! Os recuerdo los otros:

En esta ocasión, la receta la he sacado del nuevo libro de Ella Mills: “Deliciously Ella with Friends“, un libro fantástico del que estoy sacando mil ideas… Como en sus anteriores libros y en el blog, las recetas son sin gluten, lácteo ni carne/pescado, y lo cierto es que sirven genial para probar ingredientes normales mezclados de otras formas! Estas son otras recetas suyas que he publicado en este blog:

Allá vamos!

Ingredientes (para 1 bol de aperitivo para 8 personas):

  • 1 bote de alubias blancas cocidas (400 gr)
  • 8 tomates secos (unos 100 gr)
  • 1 cucharada de tahini (pasta de sésamo, de venta en herbolarios/secciones eco, bio o internacionales de supermercado, recuerda un poco a la mantequilla de cacahuete…)
  • zumo de 1 limón pequeño
  • 1 cucharadita de comino
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (o del que vengan los tomates)
  • 1 cucharadita de sal
  • pimienta negra
  • 50 ml de agua
  • para “mojar”: pepino (os recomiendo la variedad midi, que venden ahora en mercadona y están increíbles!), zanahoria, pan de pita

Continue reading

Untable de escalibada y queso de cabra

20170226_142426

Hola queridos lectores!

Esta receta es de esas facilonas facilonas pero ricas ricas… Se me ocurrió como consecuencia de varias cosas:

  • Primero, tenía en casa (sin saber qué hacer con ella) media tarrina de mascarpone de cuando hice las famosas fresas con mascarpone.
  • Segundo, tenía un bote de conserva de escalibada gourmet, de mi cesta de navidad de empresa.
  • Tercero, hace tiempo había un restaurante fantástico cerca de mi casa (La Alternativa, creo que hay más por Madrid) en el que pedíamos siempre un plato que era escalibada con queso de cabra, por lo que tenía grabado a fuego en mi cabeza que son 2 sabores que combinan a la perfección…
  • Y cuarto, que venía gente a casa y tenía ganas de hacerles algo original!

Os recomiendo mucho que probéis esta mezcla, tanto con ingredientes caseros como comprados (de buena calidad). Podéis triturarlos y hacer este untable o bien dejarlos por separado y poner como ensalada o con tostas.

Ingredientes (sale un cuenco como para 8 personas de aperitivo):

  • 1 bote de escalibada o de pisto (ó 300-400 gr de lo mismo pero casero)
  • 1/4 de rulo de queso de cabra (aprox 50 gr – lo venden en todas partes, incluso de marca blanca)
  • 100 gr de queso mascarpone o de philadelphia natural
  • Para acompañar: tostas a vuestro gusto, pitta, palitos de zanahoria, apio o pepino…

Preparación:

➡ Si el pisto/escalibada tiene mucho líquido/grasa, lo escurrimos con un colador o simplemente lo sacamos del recipiente donde venga con ayuda de una espumadera. Esto lo hacemos porque si no el untable quedará demasiado líquido.

Colocamos todos los ingredientes de la receta en un vaso apto para batidora, y trituramos hasta obtener una crema homogénea.

Ya está!

Dificilísimo, verdad??

Si os sobra, queda genial como base de un bocadillo al que podéis añadirle rúcula u otro verde y tomate, por ejemplo, ya que es muy sabroso!

 

Baba ganoush (hummus de berenjena)

img_2288

Buenas tardes lectores!

Cada día soy más y más aficionada a los untables: llámense guacamole, hummus de una u otra legumbre, otros a base de yogur o philadelphia… me rechiflan a todas horas, para tomarlos con crudités o pan de pita, con nachos, como base de un sandwich o wrap, hasta para desayunar untados en tostadas! En la sección “Aperitivos” del índice del blog tenéis muchas mas ideas de este tipo.

Este de berenjena, de origen árabe y también llamado mutabal, es espectacular. La primera vez que lo probé fue gracias a un tío mío que lo preparó, aunque el suyo era ahumado, hecho al fuego y con una sartén especial… estaba increíble pero yo no tengo esos 2 instrumentos así que me tuve que buscar la vida 🙂 . A él se lo dedico.

De todos los untables del blog, este es el más ligero, ya que es básicamente berenjena… Eso sí, se tarda más en preparar que los otros, al tener que asar la berenjena durante casi 1 hora, cuando el de garbanzos por ejemplo sólo es abrir el bote de conserva… Cada cosa tiene su momento!!!

 Ingredientes (para un picoteo de 4 personas):

  • 1 berenjena grande o 2 pequeñas
  • 1 cucharada de tahini (imprescindible, es pasta de sésamo, de venta en herbolarios y zonas internacionales/bio/eco de supermercados)
  • 1 cucharada de aceite de sésamo (muy recomendable, de venta en herbolarios y zonas internacionales/bio/eco de supermercados)
  • zumo de 1 limón pequeño o medio grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pizca de comino
  • aceite de oliva
  • sal
  • semillas de sésamo tostado para decorar / ajonjolí (opcional)
  • pan y/o crudités para servir

Preparación:

Precalentamos el horno a 180-200º con calor arriba y abajo. En una fuente apta para horno ponemos la berenjena cortada por la mitad, con la parte plana hacia abajo. La dejamos asándose alrededor de una hora, hasta que esté súuuper tierna:

20161015_094806

Nota: Yo suelo aprovechar para cocinar alguna otra cosa a su lado, por ejemplo para hacer un pastel de carne, o unos boniatos especiados asados, o un popurrí de verduras.

Hagamos esto o no, una vez transcurrido ese tiempo, sacamos las berenjenas y dejamos que se enfríen un poco.

Sacamos la pulpa con una cuchara, que se desprenderá muy fácilmente. La ponemos en un vaso de batidora o en un cuenco y la mezclamos con todos los demás ingredientes de la lista inicial excepto las semillas de sésamo. OJO con la cantidad de aceite de oliva y de zumo, es mejor que os quedéis cortos y, si acaso añadir más, ya que si no puede quedar demasiado líquido y no tener remedio…

20161015_122441

Lo pasamos a un cuenco bonito o a un plato de postre, donde vayamos a servirlo, y metemos en la nevera tapado con papel film. Lo dejamos un rato, simplemente que esté fresquito, y servimos con las crudités o pan de pita tostado, espolvoreando con semillas de sésamo.