Salsa para hamburguesas tipo Mc Donald’s

Hola amig@s!

Hoy os traigo una receta de lo más original. Se trata de una salsa que vi en el libro “Modernist cuisine” (uno de los libros de cocina de mayor calidad que existen, en muchos sentidos), y que me atrapó nada más verla, pero además me alertaron de ella en un grupito de cocinillas que tengo jejeje.

Aunque se llame “salsa para hamburguesas”, realmente podéis utilizarla para lo que queráis, siempre fría eso si, por ejemplo para acompañar cualquier carne que se tome sin salsa (tipo fiambre o lomo de cerdo o escalope), para untar un bocadillo, como dip con crudités o pitas… Está DELICIOSA, me lo agradeceréis!!! Os dejo también el link a mis distintas recetas de hamburguesa: de carne, de pollo y vegetal.

Ingredientes (para acompañar unas 4 hamburguesas generosamente):

  • 1 puerro pequeño (o medio mediano)
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 2-4 pepinillos (al gusto)
  • 4 cucharadas soperas de yogur natural (cuanto más espeso mejor, tipo griego o skyr)
  • 1 cucharada sopera de mostaza tipo Dijon (cualquiera que no sea de bolitas en esta ocasión)
  • pizca de sal

Preparación:

Comenzamos pochando el puerro. Para ello, lo cortamos por la mitad (a lo largo) y lo lavamos bajo el grifo. Después lo troceamos y lo ponemos a pochar en una sartén con un chorrito de aceite a fuego medio.

Pasados 5 minutos (tapado pero removiendo alguna vez), agregamos el vino y dejamos a fuego fuerte hasta que se evapore el alcohol (1 minuto). Apartamos del fuego.

Ya sólo nos queda triturar el puerro junto con los demás ingredientes del listado!

Puedes triturarlo tanto como quieras, aunque yo personalmente preferí dejar que se notara algún trocito (es decir, no esperé a que fuese una crema totalmente homogénea).

Metemos en la nevera hasta que se enfríe bien, y lista para acompañar multitud de platos (ver sugerencias concretas al inicio del post).

Se conserva unos 3 días en la nevera sin problema.

 

 

Paté marinero express

Hola lector@s!!!

Tras un descansito por aquí (que no por Instagram, que ahí sí que os he dado el parte diario de mis vacaciones, desayunos, comidas y demás), retomo con muchas ganas mi actividad bloggera 🙂 .

Y la retomó con uno de los entrantes que puse en una cena que hicimos en casa. Se trata de una crema/ paté/ dip con sabor a mar, muy fácil y rápido de hacer y además súper saludable, con contenido potente en hierro, proteína y omega 3.

Acompañadme en este arranque de temporada, que vengo con muchas cosas muy muy ricas, saludables y facilonas!!!

Ingredientes (para un bol de aperitivo):

  • 2 latas de mejillones al natural
  • 1 lata de atún (en aceite de oliva o al natural)
  • 1 huevo duro (o fresco y lo cocemos 10 minutos en agua hirviendo con vinagre)
  • 1 cucharadita de sal
  • medio yogur natural (60 gr aprox)
  •  1 chorrito de vino fino o blanco

Preparación:

Descartamos el líquido de las latas de mejillones y de atún, ya que de lo contrario el paté quedaría demasiado líquido.

Cocemos el huevo si no teníamos ya el huevo duro (ver instrucciones en el listado de ingredientes).

Después, simplemente debemos triturar con una batidora todos los ingredientes del listado hasta obtener una textura cremosa. No importa si quedan trocitos, le da un toque más rústico.
En thermomix serían 20 segundos a velocidad 7-10.

Servimos con pan tostado, pitas o palitos de zanahoria.

 

 

Sobrasada casera vegetal

Hola a tod@s!!!

Desde que nací veraneo con mi familia en Mallorca, y tenemos la suerte de que nuestros amigos de allí nos regalan siempre sobrasada casera durante toda nuestra estancia 🙂 . Si tenéis oportunidad de probar la sobrasada casera os lo recomiendo muchísimo, no tiene nada que ver con la que se puede encontrar en cualquier supermercado… Podéis encontrarla (aparte de en Mallorca) en la sección gourmet de El Corte Inglés y en las tiendas/restaurantes Cristina Oria de Madrid.

Hace poquito vi en el libro “Cocina tu cambio” y en el blog “Hoy comemos sano” una versión vegetal y casera de la sobrasada. Me pareció muy curioso, así que probé en casa y NOS ENCANTO!!!

El sabor no es exactamente igual, pero de verdad es muyyy parecido, y la textura sí que es idéntica!

Podemos tomarla tal cual untada en tostadas o picos (o en versión mallorquina, con Quelitas), o como parte de otras recetas como el arros brut, en una pasta carbonara en lugar del bacon, como relleno de una empanada o coca

➡ La sobrasada tradicional se conserva meses sin problema, pero esta que os propongo dura unos 4-5 días en la nevera, por lo que os recomiendo no hacer más cantidad de la que sugiero en los ingredientes 🙂 . Total, se tarda tan poco en hacer que no vale la pena!

Ingredientes (para un bol generoso):

  • 1 bote de tomates secos en aceite o secos (aprox 200 gr si vienen en aceite, o 100 gr si vienen secos)
  • 50 gr de algún fruto seco (anacardo, almendra…) o pipas de girasol – en cualquier caso, al natural, no fritos ni salados
  • 1 cucharadita de pimentón
  • media cucharadita de ajo en polvo
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas soperas de agua
  • pimienta negra (al gusto, pero generosa)

Preparación:

  • Si nuestros tomates vienen secos, los ponemos a hidratar en agua hirviendo en un cazo 15 minutos.
  • Si los tomates vienen en aceite, los escurrimos bien (ojo, podemos guardar ese aceite para emplearlo en la receta!).

Trituramos el fruto seco o pipa escogida hasta que quede troceado o incluso hecho polvito.

Agregamos a la batidora donde estaban los frutos secos los demás ingredientes del listado, incluidos los tomates, y trituramos hasta que quede una textura homogénea a vuestro gusto.

Id probando hasta que el sabor también se ajuste a vuestras expectativas, añadiendo lo que consideréis.

LISTA

➡ La sobrasada tradicional se conserva meses sin problema, pero esta que os propongo dura unos 4-5 días en la nevera, por lo que os recomiendo no hacer más cantidad de la que sugiero en los ingredientes 🙂 . Total, se tarda tan poco en hacer que no vale la pena!

Podemos tomarla tal cual untada en tostadas o picos (o en versión mallorquina, con Quelitas), o como parte de otras recetas como el arros brut, en una pasta carbonara en lugar del bacon, en esta receta de fideua con setas y sobrasada, como relleno de una empanada o coca

Salsa holandesa para huevos benedict (saludable y segura!)

Hola lector@s!!!

Os gustan los brunch? A mi me entusiasman que no os podéis imaginar! Más allá de las horas en que se supone que se toman (que me salto a mi antojo 😂), me gustan por los platos que se suelen tomar en ellos, siendo mis absolutos favoritos los huevos benedict. 

Estos huevos solía dejarlos para comer fuera, ya que la salsa holandesa que los caracteriza es muy pesada (pura mantequilla y huevo) y difícil de preparar. HASTA QUE DESCUBRÍ ESTA VERSIÓN gracias una vez más a las chicas de FuturLife21.

Es increíble tanto su sabor como su textura cremosa, y lo mejor de todo es que es mucho más saludable y a prueba de salmonella (dejamos que hierva la salsa) y de almas descarriadas de la cocina (sólo hay que triturar y calentar!).

Ingredientes (para un brunch de 2-4 personas):

  • 2 huevos (sólo utilizaremos las yemas)
  • medio aguacate grande o uno entero si es pequeño
  • 15 ml de zumo de limón (aprox 1 cucharada sopera bien llena)
  • pizca de azúcar
  • pizca de cúrcuma (opcional pero le da el color amarillo típico de esta salsa)
  • pizca de sal
  • pizca de pimienta
  • 50 ml de agua (4 cucharadas soperas aprox)
  • 15 gr de mantequilla

Preparación:

Vamos a triturar todos los ingredientes excepto la mantequilla, pero ojo:

  • Del aguacate nos vamos a quedar con la parte más amarilla (la verde podemos guardarla para otra cosa, ya que si no la salsa saldría de este color!)
  • Del huevo nos vamos a quedar sólo con las yemas (las claras podemos guardarlas para hacer una tortilla, un revuelto o unas tortitas!).

En un cacito al fuego derretimos la mantequilla y a continuación agregamos la mezcla batida anterior.

Removemos con unas varillas 1 minuto para que se integre bien todo y cuando empiece a burbujear paramos – nuestra deliciosa salsa holandesa ya está lista!!!

➡ Podéis tomarla tipo brunch, con tostadas, huevo plancha/poché y salmón o jamón o bacon a la plancha. No obstante, esta salsa queda genial con pescados blancos y arroz o patata cocida!

➡ Si os sobra podéis guardarla en la nevera hasta 4 días y recalentarla sin problema.

 

 

 

Tapenade / olivada (versiones clásica y vegetal)

Hola amigos!

¿Conocéis el tapenade?

Es una crema de aceitunas que, aunque a lo mejor no conocéis por su nombre, seguramente la hayáis probado porque es frecuente que la pongan como untable de tapa en restaurantes.

Tiene un sabor potente y súper mediterráneo, por eso queda muy bien como untable (aperitivo), para poner dentro de un bocadillo junto con más cosas, o como guarnición de alguna carne o pescado suave.

No olvidemos que las aceitunas son uno de los tesoros de nuestra gastronomía. Por favor no las temáis como ocurre con los frutos secos: son una fuente de energía y grasas súper saludable! Eso sí, siempre que sean aceitunas sin aditivos chungos como las típicas rellenas que tienen glutamato/potenciador del sabor… Mirad los ingredientes :).

El tapenade es de los untables que más rápido se preparan, ya que no requiere una textura muy cremosa sino que siendo granuloso ya es estupendo!

Si tenéis los ingredientes por casa, os animo a probarlo de inmediato!

Ingredientes (para 4 raciones, cantidades aproximadas):

  • 4-8 filetes de anchoa en conserva o 4-8 tomates secos en aceite (versión vegetal)
  • 150 gr de aceitunas negras sin hueso ni glutamato/potenciador
  • 1 diente de ajo (o medio, al gusto)
  • 1 cucharada sopera de alcaparras
  • 1 chorro de generoso de aceite de oliva
  • opcional: 1 puñado de algo verde tipo canónigo, kale…

Preparación:

Basta con poner todos los ingredientes en un bol o thermomix, y triturar a máxima velocidad. Buscamos una textura con grumillos, pero si se convierte en una pasta tampoco pasa nada.

 

Listo para disfrutar!!!

Si preparáis poca cantidad, puede quedarse por las paredes de la batidora/thermomix. Simplemente bajad el contenido con una espátula o bien haced el doble de lo sugerido!

 

Queso fresco con 2 ingredientes

Buenos días!!!

Bueno bueno lo que os traigo hoy! Descubrimiento de lo que llevamos de 2020… se puede hacer queso fresco en casa! Y no solo eso, es que además es facilísimo, con ingredientes totalmente normales y en cuestión de minutos!!!

Podéis comerlo tal cual, o bien con pan, miel, en ensalada caprese por ejemplo, o con verduras asadas… Es una maravilla!!!!!

Acompañadme en esta aventura de sentirse queser@ por un dia!

Ingredientes (para 1 queso mediano):

  • 2 litros de leche fresca entera (IMPORTANTE QUE SEA FRESCA – LA QUE VENDEN EN LA NEVERA, Y ENTERA, de lo contrario NO SALE LA RECETA)
  • 50 ml de vinagre (cualquiera menos balsámico)
  • 1 cucharadita de sal
  • Opcional: hierbas provenzales tipo orégano, tomillo, romero…

Preparación:

Con thermomix:

Ponemos la leche en la thermomix y la calentamos 13 minutos a 90 grados y velocidad 2.

Agregamos el vinagre y programamos 30 segundos velocidad 2. Veréis que empieza a cortarse la leche, esto es normal (es lo que buscamos, de hecho).

Sin thermomix:

Calentamos la leche en un cazo o en el microondas sin que llegue a hervir pero que esté MUY caliente.

Agregamos el vinagre y removemos muy bien unos segundos con unas varillas o tenedor. Veréis que empieza a cortarse la leche, esto es normal (es lo que buscamos, de hecho).

El resto de la receta es común a ambos métodos.

Dejamos que repose esta mezcla 30 minutos.

Pasado ese tiempo, agregamos la sal (y opcionalmente las hierbas) y colamos la mezcla con un colador de tela o una gasa puesta encima de un colador. Escurrimos muy bien con las manos para retirar la mayor parte de suero posible.

Pasamos esta mezcla a un tupper pequeño o cuenco y la aplastamos muy bien con un tenedor.

Dejamos que repose en la nevera una horita como mínimo.

Y listo!!!!

A que no puede ser más fácil!!!! Pues no sabéis lo rico que queda!

Muhammara (untable de pimientos asados)

Helloooo

Aquí me tenéis una semanita más trayendo cosas ricas, saludables y fáciles a vuestras mesas 🙂 .

Habéis probado alguna vez el muhammara? Es muy parecido al canario mojo picón!!! Yo lo habia probado en algún restaurante sirio o similar junto con otros untables, pero hasta que no vi la receta en el libro “Simple” de Ottolenghi, no me había animado a prepararlo en casa. (Paréntesis: de verdad, si os gusta la cocina del estilo que veis en este blog, os recomiendo el libro que he mencionado, es una auténtica pasada en todos los sentidos!!!).

Volviendo al tema del muhammara, se trata de un untable muy típico en Siria, Turquía y demás, y se hace con pimientos asados, especias y frutos secos. Se tritura todo y queda de textura granulosa, no como el hummus sino con más cuerpo.

Queda genial simplemente con crudités, picos etc (como haríais con un hummus), pero mejor aún añadiéndolo a ensaladas, en una tosta con anchoas o queso feta/requesón, como salsa para un pescado blanco… o incluso combinado con hummus en el mismo plato o tosta! Te mueres, vamos. En casa lo he hecho 2 semanas seguidas de lo que nos ha gustado y porque de verdad pega CON TODO jejeje.

Vamos allá, os parece?

Ingredientes (para un cuenco mediano):

  • 2 pimientos rojos crudos o 1 bote de pimientos asados (los podéis asar o comprarlos ya asados, en esta receta excepcionalmente NO IMPORTA porque el sabor cítrico del conservante queda camuflado por el resto de ingredientes)
  • 2-3 dientes de ajo
  • 30 gr de nueces u otro fruto seco o pipas (peso ya pelado; sirve cualquier fruto seco)
  • Especias:
    • 1 cucharadita de tomillo
    • ¼ de cucharadita de pimentón
    • Pizca de copos de chili/cayena (si queréis que pique un poco)
  • 1-2 cucharadas de vinagre (cualquiera), o zumo de limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita no muy llena de sal
  • opcional: granada

Preparación:

Si vamos a asar los pimientos:

Comenzamos asando los pimientos (si no los hemos comprado ya asados). Para ello, precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180-200 grados y, cuando esté caliente, introducimos los pimientos simplemente lavados y colocados sobre una bandeja forrada con papel de hornear. Los dejamos así 40-50 minutos, dándoles la vuelta pasados 20-25 minutos. Aprovechad que abrís el horno y meted los ajos, así queda más suave y digestivo el conjunto. Los pimientos están listos cuando se ve la piel muy separada de la pulpa (se ve abriendo el horno y pinchando uno de ellos).

Los sacamos y dejamos que se templen un poco. Al contrario de lo que suele hacerse con los pimientos asados, para esta receta NO es necesario pelarlos. Desechamos solamente las pepitas y el rabito.

Si los compramos ya asados, nos saltamos lo anterior y vamos directos a esto:

Ya solamente nos queda triturar con una batidora (con thermomix, al 7) los pimientos y todos los demás ingredientes del listado.

LISTO!

Lo pasamos a un cuenco y, si queremos, decoramos con un hilillo de aceite y, ya para nota, granada.

➡ Podéis tomarlo frio, caliente o templado.

➡ Podéis emplearlo como empleariais un hummus (con crudités, picos etc) o bien añadirlo a ensaladas, en una tosta con anchoas o queso feta/requesón, como salsa para un pescado blanco… o incluso combinado con hummus en el mismo plato o tosta!

➡ Dura sin problema 4-5 días en la nevera.

Caramelo de dátil (endulzante en crema)

Muy buenos días lectores!

Por finnnn después de hacerme de rogar mucho en Instagram desvelo el secreto de esta delicioooosa crema.

En realidad, en el post de hoy la receta “es lo de menos”… Y es que el caramelo de dátil es algo súper sencillo de hacer, y realmente lo que quería hacer desde hace tiempo es hablaros largo y tendido de este fruto que tan “de moda” está.

Os cuento…

Qué son los dátiles

Los dátiles son una fruta seca muy especial. Y es que, a diferencia de sus primas las pasas, los orejones, las ciruelas o el mango secos, que se ponen a secar/deshidratar expresamente para venderlos así, en el caso de los dátiles se recogen del árbol tal cual los compramos. Esto, aparte de ser una curiosidad, tiene implicaciones en cuanto a lo saludables que son, ya que muchas de sus propiedades nutricionales se mantienen intactas y endulzan de forma totalmente natural.

Variedades y cómo elegirlos

Hay muchas variedades, pero los reyes absolutos son los llamados medjoul o rey salomón, que son los más gruesos y jugosos (y también los más caros, aunque para mí comprar buenos dátiles es como comprar bombones de calidad, sé que si quiero calidad hay que pagarla!). En realidad podéis comprar la variedad que queráis (incluso en tiendas marroquíes venden pasta de dátiles 100% dátiles a muy buen precio!), lo único que os recomiendo que os fijéis es en que no lleven nada más que el propio fruto (los más habituales de supermercado tienen una película brillante que no es recomendable).

Por qué tanto bombo con los dátiles

Aparte de poder comerlos tal cual, los dátiles se utilizan muchísimo como endulzante en recetas de cocina saludable, ya que aportan dulzor pero al mismo tiempo aportan fibra y otros nutrientes que hacen que el efecto de subida de azúcar en sangre sea mucho menor. Ojo, decimos menor, no inexistente, los dátiles son muy calóricos por tanto ocurre como con las mantequillas de frutos secos o el aguacate: son fantásticos pero moderémonos!

Por qué hacer caramelo de dátil en lugar de usarlos tal cual

La razón por la que os sugiero la receta de hoy (es decir, preparar caramelo en lugar de usar el dátil tal cual) es que, en recetas frías o que no pasan por batidora, si empleamos dátiles enteros quedarían muchos trozos y no se endulzaría de manera homogénea.

Usos de este caramelo/crema de dátil

Dicho lo anterior… Una vez hecha esta crema/caramelo, podéis comerla tal cual (como haríais con miel, por ejemplo) o emplearla para hacer:

Ingredientes:

  • Misma cantidad de dátiles que de agua (peso de los dátiles sin hueso, ojo) – para un botecito tipo mermelada serían 200 gramos

Preparación:

Comenzamos poniendo a hervir (o calentar mucho en el microondas) el agua.

Deshuesamos los dátiles si no venían ya así.

Trituramos los dátiles con el agua hasta obtener una crema homogénea. Si tenéis thermomix, serían 10 segundos a velocidad 5, la abrimos para bajar lo que quede por las paredes y ponemos otros 30 segundos al 7-10.

Pasamos la mezcla a un tarro de cristal y guardamos en la nevera. Os durará hasta 1 mes!

Por favor probadla y me decís!!!! Estoy totalmente enganchada!

Hummus de albahaca

Hola a tod@s una semanita más!

Mamma mia el mundo de los untables, hummus, dips o como queráis llamarlos… Es increíble la de variedades que se puede inventar una, y la de usos que les encuentras cuando los introduces en tus menús habituales!

Al de hoy lo he bautizado “hummus” por llevar legumbre, aunque en realidad su sabor es bien distinto… Es más parecido a la salsa pesto que taaaaanto os gusta 🙂 .

Lo preparamos para picotear un día que vinieron amigos a casa, y al día siguiente con lo que sobró hicimos MAGIA: cocimos pasta, mientras tanto hicimos una berenjena en el microondas (8 min en trocitos en el estuche lekue) y mezclamos ambos ingredientes ya cocinados con el hummus como salsa, no os podéis imaginar cómo estaba!!! Y diréis: “y la proteína?”. Amig@s: las legumbres SON PROTEÍNA, así que no temáis por tomar un plato sin pollo o pescado (siempre que lleve legumbre jeje).

Ingredientes:

  • 1 bote grande de alubias blancas cocidas (400 gr) – también servirían garbanzos
  • Medio yogur natural sin azucarar/edulcorar (60-70 gr aprox)
  • 1 diente de ajo
  • 1 puñado muy generoso de albahaca
  • zumo de 1 limón
  • 1 pizca de sal
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen
  • Para acompañar: zanahoria, apio, pan de pita…

Preparación:

Simplemente debemos triturar todos los ingredientes a máxima potencia. Si lo veis muy espeso, simplemente añadid agua o más yogur!

En thermomix: 30 segundos velocidad 6; abrimos para bajar lo que quede en las paredes y tapa y ponemos otros 30 segundos a velocidad 10.

Como acompañamiento, tomatitos cherry, pan de pita tostado, bastoncitos de apio o zanahoria, ramilletes de coliflor cruda…

Otra opción es tomarlo como aliño de una ensalada, salsa para pasta, o para untar dentro de un bocadillo con mozzarella y tomate.

Que tengáis un buenísimo día!! 🙂

Dip cremoso de queso y finas hierbas (en 30 segundos y sin batidora!)

Hola a todos!

Visita inesperada en casa? No tan inesperada pero no tienes todos los ingredientes de un hummus o una batidora potente?

ESTE ES TU UNTABLE!

Ya sabéis que siempre que viene gente a casa suelo poner un untable para picotear. Me encantan porque triunfan siempre, se preparan generalmente muy rápido (y mucha cantidad!) y si sobran hay mil cosas que hacer con ellos!

El dip de hoy es un especie de philadelphia finas hierbas pero en versión casera y más saludable – básicamente no tiene aditivos ni grasas chungas.

El sábado pasado lo puse en una barbacoa y triunfó un montón!

👉🏻Quizá alguno recordéis mi famoso queso de finas hierbas hecho con anacardos (como lo oyes, sin lácteos por si alguien no los tolera o es vegano o simplemente queremos introducir más frutos secos en nuestra dieta!). Os dejo enlazada la receta, aunque recordad que necesitareis unas 4 horas para el remojo de los anacardos.

Ingredientes (para un bol grande):

  • 1 paquete de queso feta o queso de ensalada
  • 1 o 2 yogures naturales sin nada
  • 2 cucharadas soperas de hierbas provenzales, u orégano, tomillo o similar
  • Opcional: 1 cucharadita de ajo en polvo (el que venden como especia)
  • Crudités (zanahorias, apio, pepino…) o tostas (pan, pita…) para “mojar”
  • NO PONGÁIS SAL (el feta es saladísimo)

Continúa leyendo Dip cremoso de queso y finas hierbas (en 30 segundos y sin batidora!)

Hummus sin tahini

Buenos días amigos!

Con frecuencia utilizo mis propias recetas publicadas en mi blog para preparar determinados platos y descubro posibles mejoras. Hace un par de semanas me animé con este delicioso hummus, y estaba tan rico que he decidido “republicarlo” por si alguno se lo perdió 😉 .

Es una variedad muy cremosa del hummus tradicional de garbanzos en la que sustituimos la pasta de sésamo (tahini) por un yogur. Es una buena variante para cuando no tenemos tahini, somos alérgicos o queremos aligerar un poco la receta.

Podéis acompañarlo, como cualquier hummus, de pan de pita tostado y cortado en tiras, picos o crudités tipo zanahoria o pepino en bastoncitos. Si os apetece darle un toque más exótico aún, os animo a que busquéis pan naan (típico hindú, parecido al pan de pita pero mucho más sabroso), que venden en secciones internacionales de hipermercados (el de la marca Tiger Kahn me encanta!).

Ingredientes:

  • 1 bote grande de garbanzos cocidos (400 gr)
  • 1 yogur natural sin azucarar/edulcorar
  • 2 dientes de ajo no muy grandes
  • 1 cucharadita de comino seco molido
  • zumo de 1 limón
  • 1 pizca de sal
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen
  • Para acompañar: zanahoria, apio, pan de pita o naan

Seguir leyendo…

Paté de encurtidos y algas

Hola cocinillas y aspirantes!!!

Hace bastante que no comparto untables/patés/dips… Y es que suelo repetir los mismos de lo mucho que me gustan!!!

Hace poco en el supermercado vi un bote así como “gourmet” que llevaba el nombre de la receta de hoy y me pareció tan original y sencillo que me apunté los ingredientes para probar en casa. Lo hice y, prueba de que estaba muuuy rico, es que hoy lo comparto con vosotros 🙂 .

➡ Acerca de sus ingredientes:

  • Las algas son un ingrediente con propiedades nutricionales muy interesantes, pero tampoco es bueno excederse puesto que contienen muchísimo yodo y esto puede provocar alteraciones en la tiroides y problemas en embarazos. Los japos no tienen este problema porque su organismo está evolutivamente adaptado y elimina ese exceso.
  • Por su parte, los encurtidos son un snack perfecto: sabrosos, ligeros y limpios!

➡ Este paté está buenísimo tal cual con picos o crudités, pero como más lo hemos disfrutado es mezclándolo con dados de aguacate y salmón crudo, al estilo tartar!!! (Ver foto debajo).

Ingredientes (para un bol mediano, cantidades a ojo):

  • 2 cucharadas soperas de algas secas tipo wakame
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 3 cucharadas de pepinillos
  • 1 trocito de cebolla o 1 cucharada de cebollitas encurtidas
  • 1 chorro generoso de aceite de oliva
  • Líquido de los encurtidos (luego vemos cantidad)
  • Opcional: 1 diente de ajo
  • OJO no añadáis sal, los encurtidos salan suficiente!

Continúa leyendo Paté de encurtidos y algas