Queso crema a las finas hierbas (sin lácteo!)

Hola amigos!

Como no me canso de repetir, no tengo nada en contra de lácteos, gluten, carne etc, pero sí que tengo “algo” a favor de todo lo vegetal: sencillamente ME CHIFLA!!! Tanto verduras como hortalizas, legumbres, frutos secos, fruta etc.

Por ello, y porque conozco de primera mano los enormes beneficios que tienen para nuestra salud, me resulta súper interesante cuando encuentro recetas de alimentos que me encantan en versión más saludable. Es el caso de este queso a las finas hierbas, que sería un sustituto del típico philadelphia (queso crema), plagadito de aditivos y grasas reguleras…

Hoy vamos a preparar un queso del mismo sabor (incluso mejor), textura maravillosa y con propiedades súper interesantes! El otro dia lo servi en una cena con amigas y fue la receta mas solicitada!!!

¿Y cómo es esto posible, sin lácteos? Muy fácil: remojando anacardos. Sí, como lo oyes, hasta hace 1 día yo también estaba reticente, pero ahora que lo he hecho y probado estoy alucinada con el invento!

Los anacardos, por el hecho de ser frutos secos, son un ingrediente muy interesante desde muchos puntos de vista. Son fuente de energía muy cómoda de llevar, gustan mucho y con ellos se pueden hacer multitud de recetas: tanto para dar crujiente a ensaladas como en platos tipo pad thai, pastas, en desayunos tipo porridge, en crema tipo peanut butter (la de anacardos está increíble, aunque es bastante cara!), y desde la óptica nutricional son muy buena fuente de proteína, grasas saludables y fibra, aparte de antioxidantes a montones.

Que no os oiga decir “no como frutos secos porque tienen muchas calorías“, porque os doy!!! Lo que importa es la composición de los alimentos, que sean naturales, ya que en función de eso se comportarán de una manera en nuestro organismo. Con unos límites razonables, por supuesto.

Ingredientes (para 1 bote generoso, aperitivo para 6 personas):

  • 150 gr de anacardos crudos sin sal ni nada
  • 2 cucharadas de levadura de cerveza o levadura nutricional (se compra en herbolarios o secciones eco/bio de supermercados; en este post os contaba lo que era; si bien no es imprescindible del todo, le da un sabor a queso que se nota bastante…)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de hierbas provenzales (mezcla de romero, orégano, tomillo)
  • 1 cucharadita muy pequeña de sal
  • zumo de medio limón pequeño

Continue reading

Dip de berenjenas mediterráneo

Buenos días a todos!

Hace poco asé berenjenas para hacerlas rellenas de atún y tomate, y una de ellas la dejé sin rellenar para hacer alguna recetilla curiosa que me encontrase…

Casualmente, Susana de WebosFritos, fuente INAGOTABLE de recursos para mí, justo publicó un paté de berenjenas que me pareció sencillísimo. En el blog ya tenéis disponible el baba ganoush, conocido también como “hummus de berenjena”, pero el de hoy es un pelín distinto, al no llevar los 3 sésamos (ni la pasta tahini, ni el aceite, ni las semillas).

Lo publico precisamente por eso, porque hay mucha gente que me cuenta que no prepara hummus por no tener esos ingredientes.

Está BUENÍSIMO, con deciros que lo estoy tomando hasta para desayunar con tostadas…

Ingredientes (para un bol de aperitivo grande):

  • 2 berenjenas
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • zumo de medio limón no muy grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de comino (en polvo o en grano)
  • 1 pizca de pimentón dulce o picante
  • Para mojar: tostadas, pan de pita, zanahorias, rabanitos, champiñones, tomates cherry…

Continue reading

Hummus de remolacha

Buenos días amigos!

Hace poco pasé por Madrid y fui a comer con una amiga a Bump Green. Si no conocéis este restaurante, os lo recomiendo MUCHÍSIMO!!! En instagram (varianity_as) publiqué una foto con lo que pedimos, y prometí intentar replicar esas maravillas en casa porque eran un verdadero espectáculo!!!

Se trata de un restaurante precioso, decorado con muchas plantas y mobiliario estilo colonial, de cocina muy elaborada pero con ingredientes sencillos, ecológicos, mezclas sorprendentes… Llevaría a comer o cenar allí a alguien a quien le interese la cocina healthy moderna, pero que aprecie las cantidades y contundencia de vez en cuando, y a muy buen precio… Es decir, aunque todo sea sano no te vas de allí con hambre precisamente!

Tomamos 2 zumos verdes y 2 ensaladas increíbles (nada que ver con ninguna otra), aparte del hummus que hoy os presento. Nos quedamos con las ganas de probar sus deliciosísimas tartas, también tienen desayunos y brunch. (Parece que tuviese algún acuerdo con el restaurante eh?? No es así!! Jeje)

El hummus que tomamos me pareció espectacular. Sabe muy parecido a cualquier otro hummus, pero el hecho de que no tenga ajo y sí tenga remolacha le da un toque especial muy rico. Allí nos lo dieron con chips de verduras: si tenéis acceso a comprarlos o hacerlos, os lo recomiendo!

Vamos allá 🙂

OJO: en las cantidades del listado, fijaos bien cuando indico cucharadita y cucharada!

Ingredientes (para un bol grandecito de aperitivo):

  • 1 bola de remolacha cocida (las que vienen en bolsas de 3 al vacío)
  • 1 bote de garbanzos cocidos (400 gr)
  • Zumo de 1 limón pequeño
  • 2 cucharaditas de comino
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 cucharadas de agua
  • 1 cucharada de tahini (pasta de sésamo) ó 3 cucharadas de semillas de sésamo tostado/ajonjolí
  • 2 cucharaditas (no muy llenas) de sal

Continue reading

Untable de alcachofas y queso (estilo americano)

 

Buenos días amigos!

El sábado repetimos barbacoa en casa y, además de las brochetas que compartí con vosotros la última vez y varias cosas más, pusimos un par de untables que de verdad vale la pena probar! Uno de ellos era tzatziki, del que próximamente publicaré una variante en forma de ensalada que me gusta aún más, y el otro el que protagoniza este post 🙂 .

Muchos de vosotros quizá conozcáis este dip/untable templado, y es que es un clásico de la “cocina” norteamericana. Siempre me ha llamado la atención verlo en cartas de cadenas americanas de hamburguesas, ya que estos establecimientos no suelen caracterizarse por su abundancia en vegetales… Son más bien de queso queddar, bacon y demás jeje!

He investigado un poco sobre su origen, dado que me picaba la curiosidad, y al parecer cuando los soldados americanos regresaban a casa de la Segunda Guerra Mundial, querían volver a tomar los sabores a los que se habían acostumbrado en Europa, tales como este tipo de vegetales, ajo, limón, parmesano…

En la versión que hoy os presento he hecho algunas modificaciones para que sea más nutritiva y ligera (básicamente el doble de alcachofa para reducir la cantidad de mayonesa y eliminar la mozzarella), pero OJO, en el caso de la versión que encontrareis en restaurantes, que contenga verduras no significa que sea un entrante ligero!

Si nunca habéis probado este dip, os lo recomiendo aunque a priori pueda no resultaros muy atractivo. La mezcla de queso con mayonesa y alcachofa horneadas no tiene nada que ver con sus sabores por separado y en frío, realmente constituyen una combinación súper buena!

Aprovecho oara contaros que he creado una categoría nueva llamada “Dips/untables”, dado que ya hay bastantes en el blog y para que os resulte más fácil encontrarlos! PODÉIS VERLA EN EL ÍNDICE

Ingredientes (para un bol de aperitivo):

  • 2 botes de alcachofas en conserva (es para LO ÚNICO que les doy un pase, en el resto de platos me parece que el sabor ácido del conservante los estropea!)
  • 4 cucharadas de mayonesa
  • 4 cucharadas de queso parmesano o grana padano rallado
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 diente de ajo
  • 5 ramitas de cebollino
  • Opcional (esto lo recoge la receta original pero yo no lo puse y creo que NO le hace falta): 2 cucharadas de mozzarella rallado y 1 puñado de espinacas o 1 bloquecito pequeño delas congeladas
  • Para mojar: crudités (palitos de zanahoria, pepino, apio, tomatitos cherry…) o pan de pita tostado y cortado en tiras rectangulares.

Continue reading

Salmorejo: versión tradicional y versión ligera (las 2 igual de ricas!)

Muy buenos días queridos lectores!

Una semanita más os traigo nuevas recetas; tengo muuuchas preparadas para compartir, no os las perdáis porque estoy haciendo GRANDES DESCUBRIMIENTOS CULINARIOS! El de hoy es sin duda uno de ellos…

El salmorejo es uno de los platos que más triunfan en comidas y cenas de picoteo de verano, ya que es fresquito, muy sabroso, y con poco te quedas satisfecho. Prepararlo en casa es súper fácil, aunque puede que en ocasiones nos parezca algo demasiado contundente como para incluirlo en nuestros menús habituales…

Es por ello que hoy os voy a presentar 2 versiones para preparar este riquísimo plato: la tradicional, y una ligera que a mí me sabe igual (y la textura también). Si tuviera que quedarme con 10 descubrimientos “recetiles” del 2017, la versión ligera sería sin duda uno de ellos! La vi en el blog “Hoy comemos sano”, del que os he hablado en otras ocasiones. Si os fijáis en los ingredientes, la diferencia es que reducimos el volumen de aceite y que sustituimos pan por manzana (para conseguir el mismo espesor).

La preparación es la misma en las 2 recetas, de forma que únicamente os indico los ingredientes para cada una, y las indicaciones comunes.

Me contáis!!!

Ingredientes (para 4 raciones de aperitivo o 2 de primer plato):

Versión tradicional:

  • 500 gr de tomates bien maduros (variedad pera o canarios)
  • 1 ó 2 dientes de ajo (depende del tamaño y lo fuerte que os guste)
  • 100 gr de miga de pan blanco (idealmente de un día para otro
  • 1 cucharada de vinagre (preferiblemente de jerez)
  • 75 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita muy pequeña de sal

Versión ligera (insisto, misma consistencia):

  • 500 gr de tomates bien maduros (variedad pera o canarios)
  • 1 ó 2 dientes de ajo (depende del tamaño y lo fuerte que os guste)
  • 230 gr de manzana golden (aproximadamente una manzana grandecita; no he probado con otras variedades pero claramente no le pega una ácida porque se trata de que no sepa a manzana)
  • 1 cucharada de vinagre (preferiblemente de jerez)
  • 35 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita muy pequeña de sal

Para acompañar (opcional pero recomendable):

  • 1 huevo duro picado, un puñadito de jamón serrano en hilillos o taquitos

Continue reading