Pechugas villeroy

POST REEDITADO

Hola amigos!

Hace por lo menos un mes que no comparto receta por aquí… Los que me conocéis personalmente y los que me seguís por Instagram sabéis el motivo: el 7 de mayo fui mamá de un precioso bebé!

Sigo cocinando aunque más sencillas y rápidas, aprovechando las preparaciones básicas que dejé congeladas el mes anterior a dar a luz 😉 . Ya sabéis: la previsión es un arma valiosísima en multitud de aspectos en la vida!

Tuve la suerte de que vinieran mis padres a estar con nosotros y conocer al bebé, y mi madre de paso me mimó con platos que borda, como las pechugas villeroy que hoy os traigo. Ya estaban en el blog, pero le he dado una revisión al post para que os resulte aún más sencillo replicarlas!

Advertencia: son un poquito latosas de hacer (no es difícil pero requiere varios pasos y que pase un día entre medias – similar a las croquetas), pero merece totalmente la pena y sirven para llevar al trabajo, para tomar frías, de cena, con mucha gente… Ya que os ponéis, os recomiendo hacer mucha cantidad y congelarlas antes de freírlas.

Curiosidad teniendo en cuenta donde vivo: deben el nombre a la duquesa de Villeroy, mariscal de Luxemburgo.

Espero que os gusten tanto como a nosotros…

Ingredientes (para 6 raciones):

Para las pechugas:

  • 12 filetes de pechugas de pollo
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • 6 cucharadas soperas de pan rallado
  • aceite de oliva

Para la bechamel:

  • 60 gr de aceite de oliva
  • 60 gr de harina
  • 800 ml de leche
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pellizco de pimienta
  • 1 pellizco de nuez moscada

Seguir leyendo…

Pollo asado entero en Crockpot (el MEJOR pollo asado que puedes hacer en casa)

Hola a todos!!!

Llevo un montón de tiempo sin publicar, os pido disculpas pero he estado entretenida con asuntos varios, viajecillo a España etc etc etc y he estado más presente en Instagram que por aquí!

Pero cocinar he cocinado, claro está, y hoy os traigo una receta facilísima dedicada a los que tenéis Crockpot. Vamos allá…

Sabéis cuando os tomáis un pollo asado en un restaurante y esta tan tierno que se despega del hueso él solito? Y qué me decís de esa salsa intensa y deliciosa que lo acompaña?

Pues bien, tengo excelentes noticias para los Crockpoteros (si no lo eres aún, aquí te dejo un post con todo sobre la Crockpot)! Ese pollo lo puedes conseguir en casa con 3-4 ingredientes de lo más normalitos, y sin apenas mover un dedo. Yo no daba crédito cuando, al sacarlo de la olla, se me deshacía de lo tierno que estaba, y aluciné también viendo la cantidad de salsa que sale habiendo metido el pollo en seco!

Vamos allá…

Ingredientes (para 4-6 raciones, depende del tamaño del pollo):

  • 1 pollo entero (1 kg da para unas 4 raciones aprox, contando con que gran parte es hueso)
  • 2 cucharadas de mermelada (NO va a saber dulce, os lo prometo! Yo puse de ciruela, podéis poner la que queráis)
  • 2 cucharaditas (no muy llenas) de sal
  • Opcional: cúrcuma y pimienta (media cucharadita de cada, por ejemplo)

Preparación:

Veréis qué difícil…

Colocamos el pollo en la Crockpot.

En un cuenco, mezclamos la mermelada con la sal y los ingredientes opcionales, y ponemos esta mezcla por encima del pollo.

Programamos 5 horas y media (o 6, si el pollo pesa más de 1kg) en Baja, y listo!

➡ Os sugiero acompañarlo de arroz blanco, puré de patata o, mi nuevo descubrimiento, puré de boniato!

➡ Al estar cocinado lentamente, otra ventaja de este pollo es que no reseca con el paso de los días! Podéis conservarlo en la nevera 4-5 días sin problema.

Pato a la naranja (con Crockpot)

Buenos días lector@s!!!

Que soy la loca de la Crockpot no es ninguna novedad para vosotr@s a estas alturas imagino… Las maravillas que este cacharrito tan sencillo y económico hace en la cocina me parecen dignas de admiración, no hay semana que no pruebe una receta nueva y nunca jamás me ha pasado que no me CHIFLE el resultado…

Me consta que a much@s no os convence, o que no os salen bien las recetas… Está claro que hay gustos para todos (por ejemplo, a mucha gente no le gusta planificar con antelación lo que va a comer, o le da cosilla dejarla encendida sin estar presente, o simplemente prefieren cocinar al modo tradicional!), pero si vuestro problema es que os salen mal las recetas, ahí si que os aconsejo que sigáis las mías sin saltaros nada. Os dejo enlazado mi post recopilatorio con todas ellas 🙂 .

Dicho lo anterior, paso a centrarme en la receta de hoy. Madre mía qué cosa más BUENA! En casa hacemos bastante el pollo a la naranja, sencillamente con pechugas cortadas en dados, pero se me ocurrió aplicar la misma salsa a un pato y en la Crockpot y: BINGO! Maravilla gastronómica al canto. Pues nada chic@s, aquí la tenéis para vuestro disfrute también 🙂

Vamos allá!!!

Ingredientes (para 2-3 raciones):

  • 2 patas de pato no demasiado grandes
  • 1 cebolla mediana
  • zumo de 1 naranja
  • ralladura de esa misma naranja
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de vinagre (mejor no de módena ni jerez)
  • media cucharadita de sal
  • Como guarnición, podéis poner arroz blanco, puré de patata o verduras a la plancha

Preparación:

Comenzamos dorando las patas de pato en una sartén:

  • a fuego muy fuerte
  • primero por el lado de la piel en contacto con la sartén
  • sin nada de aceite (el pato suelta mucha grasa)

OJO, si vuestra Crockpot admite ser puesta en la vitroceramica (la mía lo admite, pero miradlo bien!) podéis dorarlo directamente en la Crockpot.

Las retiramos y pochamos la cebolla (previamente) picada en esa misma sartén durante 7 minutos. Ponemos la sal y, si lo vemos necesario, una pizca de aceite de oliva.

Mientras, lavamos muy bien la naranja y rallamos la mitad de su piel en un cuenco. Exprimimos esa misma naranja y pasamos el zumo al cuenco anterior, junto con la soja y el vinagre. Removemos bien con un tenedor y vertemos esta mezcla sobre la cebolla.

Removemos y pasamos todo a la Crockpot (pato y salsa).

Dejamos que cocine 5 horas en Baja (quizá os tarde media hora menos o más, depende del pato y la temperatura de partida, la clave es que se despegue la carne del hueso fácilmente).

Y listo!

➡ Podéis ir haciendo la guarnición mientras tanto (os dejo ideas en el listado de ingredientes).

➡ Os recomiendo comerlo recién hecho, ya que la textura de la carne es increíble… Y la piel queda deliciosa: tierna pero crujientita!

Pastel/fiambre de pollo, tomates secos y aceitunas

Muy buenos días!

Una de las cosas que más me gusta hacer cuando voy a España es ojear libros de cocina de allí. Tenemos grandes autores y referencias a nivel mundial, y esos me gusta palparlos y leerlos en su idioma original!

Estas navidades fue el caso del nuevo libro de Martín Berasategui y David de Jorge (Robin Food), que os recomiendo bastante. Es un libro de recetas sencillas pero muy originales, del que de momento he preparado está pero tengo varias en mente que son candidatas!!!

Se trata de un pastel de pollo que también denomino fiambre ya que podéis tomarlo tanto calentito y en rebanadas gruesas (acompañado de mis cherries especiados asados queda ESPECTACULAR), como finito y frío dentro de un sándwich o con ensalada. Es igualmente delicioso, y os prometo que va a gustar a todos, mirad simplemente los ingredientes!

He aplicado algunas modificaciones a la receta original para acelerarla ligeramente y reducir un poco cantidad de ingredientes, espero que os guste el resultado!!!

Ingredientes (4-6 raciones):

  • 600-750 gr carne picada de pollo (o unas 3 pechugas enteras que picaremos en casa)
  • media cebolla grande o 1 pequeña
  • 3 cucharadas soperas de aceitunas verdes (o pepinillos, o alcaparras)
  • 6 tomates secos en aceite
  • media cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • 1 chorro de leche
  • 2 cucharadas soperas de pan rallado (cuando no tengo, simplemente trituro unos picos!)

Preparación:

Picamos la carne (si no venía ya así), la cebolla, los tomates secos y las aceitunas en trocitos muy pequeños. Esto podemos hacerlo a mano con un cuchillo bien afilado, en una picadora (cada ingrediente por separado) o en thermomix (cada ingrediente por separado, 2-3 segundos a velocidad 5-6).

Precalentamos el horno con calor a 180 grados con calor arriba y abajo.

En un cuenco grande batimos los huevos junto con la leche, y agregamos después la sal, el pan y todos los ingredientes que habíamos picado por separado.


Mezclamos bien y vertemos en un molde (preferiblemente alargado, si no es de silicona os recomiendo engrasarlo o forrarlo con papel de horno).

Metemos en el horno a media altura unos 30-40 minutos o hasta que, pinchándolo con un cuchillo, éste salga limpio.


Dejamos templar y comemos así o frío.

➡ De guarnición le van genial mis tomatitos cherry asados con especias, o en general cualquier verdura asada tipo pimientos o a la plancha tipo espárragos.

➡ Se conserva bien en la nevera 4 días, y también se puede congelar.

 

Carne en salsa de castañas

Buenos días amig@s!

Se acercan las Navidades, y aunque este año vayan a ser un poco rarunas, “comer hay que comer, y mejor hacerlo bien que mal”, como diría Susana de WebosFritos.

Hace poquito en mi supermercado empezaron a traer carnes especiales para este periodo (faisán, pato, jabalí, corzo…) y me animé a probar con varias de ellas que eran nuevas para mí. Esto, junto con una salsa de castañas que había visto en un libro de cocina mallorquina (“Islas”, súper recomendable!) hicieron click en mi cabeza y me dije: comida de simulacro navideño al canto!

Aquí os la traigo, estaba DELICIOSA y es facilísima de hacer. Os recomiendo acompañarla de guarniciones suaves (os dejo ideas debajo) y de algo dulcecito tipo manzana asada o alguna compota o membrillo, para darle el contraste y que sea aún más navideño!

Vamos allá!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 500-600 gr de carne sin hueso ni piel – desde pechugas de pollo enteras hasta solomillo de cerdo/pavo o filetes de faisán (realmente podríamos emplear cualquier tipo de carne incluso con hueso)
  • 10-15 castañas cocidas y peladas (las venden así en muchos supermercados como mercadona)
  • 1 puerro grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 chorro de vino de cocinar
  • 100 ml de nata liquida (de cocinar) – opcional pero recomendable
  • 1 cucharadita generosa de sal
  • 1 cucharadita de tomillo seco (si no, romero puede servir)
  • Aceite de oliva
  • Agua (luego vemos cantidad)

Preparación:

Comenzamos dorando la carne por todas sus caras en una cazuela/sartén amplia con un chorrito de aceite y a fuego fuerte. Recordad que la intención es solo marcar la carne, no se va a cocinar por dentro aun (lo haremos después con la salsa). Apartamos la carne en un plato.

Lavamos muy bien el puerro y lo troceamos pequeñito. Pelamos y picamos el ajo.

En la misma sartén donde habíamos dorado la carne, ponemos un poco más de aceite y pochamos el puerro y el ajo junto con la sal durante 7 minutos, a fuego medio y removiendo de vez en cuando.

Incorporamos el vino y dejamos que se evapore el alcohol 1 minutos fuego máximo.

Bajamos a fuego medio de nuevo y agregamos las castañas, el tomillo y un chorro de agua.

Dejamos hervir 5 minutos e incorporamos la nata y, la dejamos 1 minuto y trituramos toda la salsa hasta que quede bien cremosa. Si preferís, podéis apartar algunas castañas y dejarlas enteras. Volvemos a poner la salsa en la sartén.

Incorporamos la carne que habíamos dorado. Si no queda cubierta por liquido aproximadamente un tercio, agregamos más agua.

Tapamos la cazuela y dejamos cocinar a fuego bajo 5-15 minutos más, o los que necesite la carne que hayamos escogido. Como truquito para saber si está lista, os recomiendo que, pasados 5 minutos, saquéis el trozo mas grueso, lo cortéis por la mitad y miréis si esta crudo o cocinado. En función de eso, lo paramos o lo dejamos cocinar un ratito más.

Listo!

➡ Os recomiendo tomar esta deliciosa carne acompañada de verduras salteadas, arroz blanco, quinoa, puré de patata o patata asada. Es decir, algo neutro para no quitarle protagonismo a la salsa, que es suficientemente potente! Y como complemento, alguna compota o membrillo o manzana asada le irían genial y quedaría muy navideño 🙂

➡ Se conserva perfectamente en la nevera 4 días. También podríais congelarla (la salsa sola o con la carne, aunque la carne quedara bastante seca).

Pollo guisado en olla express (con su salsa y sus patatitas)

Muy buenos días a tod@s!

Este guiso ha sido un súper descubrimiento! Mira que soy fan de la olla express, que empleo sin falta cada semana, pero la verdad es que nunca se me había ocurrido utilizarla para hacer un pollo estilo asado – a tope de salsa y cosas ricas.

Es un guiso que se hace en literalmente 10 minutos y su sabor te transporta derechit@ a casa de tus padres/abuelos… Una vez, más saco a pasear el concepto “comfort food”, para el cual sigo sin encontrar traducción al español!!!

Otro punto a favor de esta receta es que puedes duplicar las cantidades si sois más gente en casa, se tarda lo mismo y queda igual de rico!

Os he convencido??? Pues VAMOS!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 8 muslitos de pollo (1 kg aprox)
  • 1 cebolla grande o puerro
  • 2 patatas grandes (o 3 pequeñas)
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 1 vaso de vino (mejor blanco)
  • medio vaso de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • Especias:
    • 2 hojas de laurel
    • Pimienta
    • Romero (u otra hierba estilo provenzal)

Preparación:

Comenzamos retirando la piel de los muslitos de pollo (si es que la llevan). Los doramos en la olla express con un chorro de aceite y los pasamos a un plato.

Pelamos la cebolla/ lavamos el puerro y troceamos al gusto – en pluma o en cuadraditos. Pochamos 7 minutos en la misma olla donde habíamos dorado el pollo, agregando más aceite si ya no queda.

Cortamos mientras tanto las patatas en daditos (lavadlas o peladlas bien antes) y las zanahorias en rodajitas (mismo comentario que las patatas).

Agregamos las patatas, la zanahoria y el vino y ponemos a fuego fuerte para que se evapore el alcohol 1 minuto.

Reincorporamos el pollo a la olla y agregamos los restantes ingredientes de la receta (agua, sal y especias). Cerramos la olla y dejamos cocinar 5 minutos (si, has leído bien!) a presión. OJO, esto significa que cerramos la olla, subimos a fuego máximo y cuando suban los 3 aros bajamos a fuego medio-bajo y empezamos a contar esos 5 minutos.

Pasado ese tiempo, dejamos que la olla se descomprima sola aun sobre el fuego.

Listo para comer!

➡ También podríais guardar el guiso en la nevera 4-5 días. Congelado quedarían raras las patatas seguramente.

 

 

Pollo al pesto (receta para Crockpot)

Hola querid@s lectores!

Ya sabéis lo contenta que estoy con mi Crockpot desde que me la regalaron en Abril… La verdad es que no hay semana que no la use por lo menos 1-2 veces, es de verdad un alivio que cocine sola y los platos salen taaan deliciosos que engancha!!!

La receta de hoy la obtuve (similar) del ebook de recetas sanas para Crockpot de Foodiario. Si os gusta este tipo de recetas, os recomiendo mucho que os lo compréis, todas ellas son sencillísimas y sabrosas!

Se trata de un pollo en salsa que se prepara simplemente con pollo y con salsa pesto, y cuyo resultado es súper ligero y sabroso, como un guisito riiico riiico. Os recomiendo preparar bastante salsa pesto de una tirada y emplearla en 2 semanas para platos diversos, tanto ensaladas como platos calientes como este pollo o unos simples gnocchi!

Vamos allá!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 6-8 contramuslos de pollo con o sin hueso (podeis emplear pechugas, en cuyo caso os recomiendo cortarlas en tiras o dados gruesos)
  • 4 cucharadas soperas generosas de pesto (link a mi receta aquí)

Preparación:

Comenzamos preparando el pesto, simplemente triturando los ingredientes y probando por si nos gustase con mayor protagonismo de alguno de sus ingredientes. No os preocupes si os queda muy salado, ya que se va a diluir con el pollo y sus jugos.

Una vez lo tengamos, lo ponemos en la Crockpot junto con el pollo y programamos 2-3 horas en alta (digo 2-3 porque dependerá del tamaño del pollo y de si estaba en la nevera y demás, pero lo iréis viendo si está crudo o cocinado, no os preocupéis 🙂 ).

Mientras, podéis preparar una guarnición como un arroz o con quinoa, o también con  boniato o patatas asadas.

Listo!

➡ Dura 4-5 días en la nevera. Puedes congelarlo pero seguramente el pollo quede algo reseco.

Pollo en salsa de tomate picante (en Crockpot)

Hola amig@s!

Hace poquito os mostraba en Instagram este pollo tan delicioso y jugoso que preparé con mi Crockpot el mismito día que me la regalaron jejeje. Investigando recetas por la red para preparar con mi nueva olla, encontré una en Directo al paladar que me atrajo mucho (por su simplicidad y buena pinta de los ingredientes), de modo que a ello me puse y, por si sirve de credencial, mi marido dijo que era lo más rico que había preparado en todo el confinamiento, y de hecho lo hemos preparado más de 5 veces desde entonces!

➡ No os pongo receta “sin Crockpot” puesto que no la he probado… Os remito a este post donde os explicaba todo sobre esta olla de la que estoy enamorada 🙂 .

Vamos allá con este delicioso pollo!!!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 6-8 contramuslos o jamoncitos/muslitos de pollo (sin piel, con o sin hueso)
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharada de salsa sriracha (picante – sustituible por 1 cucharadita de tabasco)
  • 1 cucharada de ketchup (sustituible por 1 cucharada de tomate concentrado en pasta)
  • 1 cucharadita de miel o azúcar (si habéis puesto ketchup no hace falta)
  • media cucharadita de sal
  • 1 chorrito de vino o whisky
  • Pimienta al gusto

Preparación:

Ponemos todos los ingredientes de la receta (menos el pollo) en la Crockpot (o en un cuenquito aparte) y removemos.

Incorporamos los contramuslos y los embadurnamos bien.

Programamos 3 horas a temperatura alta.

Listo, así de simple!

➡ Como guarnición, queda genial boniato asado (o en la crockpot jeje) o arroz blanco.

Carne en salsa de setas y orejones

Hola amig@s!

Esta receta fue el plato principal que serví en una cena hace poquito (como el paté marinero express que tanto os ha gustado). A los que me seguís por Instagram, os sonará la foto, ya que os di el parte de tooodo lo que tomamos 🙂 .

Es un guiso de carne súper sencillo y ligero pero a su vez sabroso y especial como para servir a invitados, gracias a la combinación de las setas y la fruta desecada.

En cuanto a la pieza de carne, yo puse contramuslos de pollo (me gustan mucho porque siempre quedan tiernos!), pero no dudéis en utilizar otro tipo de carne como solomillo (de pavo o cerdo), o muslitos de pollo si es para hacer en casa un día cualquiera.

Ya veréis qué fácil es!!!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 8 contramuslos de pollo (sirven otras carnes como solomillo de cerdo o de pavo, simplemente calculad para que haya unos 150-200 gr de carne por persona, limpia de pieles y hueso)
  • media cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 100 gr de orejones o ciruelas secas (cualquier fruta desecada que os guste)
  • 200 gr de setas variadas (pueden ser de las congeladas)
  • 1 chorro de vino fino o blanco para cocinar
  • aceite de oliva
  • 1-2 cucharaditas de sal

Preparación:

Comenzamos dorando la carne en una cazuela o sartén amplia, con un chorro de aceite y a fuego medio-alto. Cuando esté dorada una cara (OJO, no pretendemos que quede cocinada por dentro, luego la terminaremos de hacer en la salsa), damos la vuelta para que quede dorada por todas partes. Pasamos la carne ya dorada a un plato, de momento.

Picamos la cebolla y el ajo.

En esa misma cazuela o sartén pero a fuego más bajo, ponemos un poco más de aceite y doramos cebolla y ajo con la sal durante 7 minutos, removiendo de vez en cuando.

Mientras, descongelamos las setas (si eran congeladas) en el microondas.

Agregamos las setas (sin el líquido de descongelación, pero no lo tiréis porque lo añadiremos después) y subimos a fuego fuerte para que pierdan su agua y se cocinen un poco, 5 minutillos.

Incorporamos el agua de descongelado de las setas, el vino y la fruta desecada que hayamos escogido y dejamos que se cocine 3 minutos a fuego fuerte con la tapa abierta.

En este momento podéis decidir si triturar la salsa (total o parcialmente, yo trituré parte de ella) con una batidora. Si lo hacemos, la reincorporamos a la cazuela de nuevo.

Agregamos a la cazuela la carne que habíamos dorado y tapamos para que se termine de cocinar en ella, unos 10 minutos es suficiente pero id viendo. Si lo veis con poca salsa, agregad más agua y pizca más de sal.

Y lista!

➡ Os recomiendo servir este rico guiso acompañado de arroz (os dejo aquí mi receta express) u otro cereal, o bien puré de patata.

Fajitas con sazonador y guacamole caseros

Muy buenos días queridos lectores!

Ayer os presentaba mi receta de tortillas mexicanas y os anticipaba que os iba a enseñar mi relleno favorito: pollo, pimientos y sazonador casero, con su guacamole.

Es una cena que preparamos en casa con muchísima frecuencia, ya que contenta tanto a amantes de la comida contundente como a los de la comida sana (que no tienen por qué ser incompatibles!) 🙂 .

Como os adelantaba ayer, tomar fajitas en casa puede ser un plato ultraprocesado si tiramos de todo comprado (aunque nos parezca muy sabroso y casero porque “lo estamos preparando nosotros”). Os explico a qué me refiero:

  • los sazonadores de sobre son una mezcla de 55% azúcar (como lo oís), 27% y el resto alguna especia y potenciadores del sabor (glutamato), cuando no hay nada mas fácil que echar especias de un bote… además veréis que son especias normales y corrientes
  • el guacamole de bote, si bien he visto algunos REFRIGERADOS que son casi todo natural, no me convencen del todo el sabor, me gusta más como queda la combinación que os propongo debajo, pero eso ya como queráis (pero por favor nunca compréis los guacamoles de despensa…)
  • las tortillas de las marcas habituales suelen estar hechas con grasa de palma y una cantidad de aditivos sorprendente – la opción saludable es hacerlas caseras con la receta que os conté ayer, o bien no liarnos y comprar las que menos ingredientes tengan, como las de maíz que venden en zonas internacionales de supermercado o en herbolarios/zonas eco/bio.

Por ello me parece interesante que conozcáis la versión tradicional casera, fácil y saludable!

Vamos allá!!!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • tortillas para fajita (cantidad-nº en función del tamaño de la tortita…)
  • 2 pechugas de pollo gruesas sin filetear (u 8 filetitos)
  • 3 pimientos (de distintos colores o del mismo)
  • 1 cebolla grande ó 2 pequeñas
  • especias (“sazonador casero”): sal, comino, pimienta negra, cayena o copos de chile, ajo en polvo, pimentón (cantidades a vuestro gusto, el que debe predominar es el comino)
  • aceite de oliva

Para el guacamole:

  • 1 aguacate muy maduro
  • 1 trocito de cebolla o cebolleta
  • zumo de medio limón pequeño o lima
  • sal
  • pimienta negra
  • 1 trocito de tomate (opcional)
  • tabasco (opcional)
  • cilantro fresco (opcional)

Continúa leyendo Fajitas con sazonador y guacamole caseros

Pollo en salsa de ciruelas (con y sin Crockpot)

Muy buenos días!!!

Hay que ver lo versátiles que son las frutas desecadas! Si bien no me gustan “a palo seco” a modo chucherías, en combinación con boles de yogur y fruta, o como endulzantes para postres me requetechiflan!

Pero es que además… sabíais que quedan genial con carnes??? Seguramente os hayáis fijado que son relleno habitual de pavos de navidad, por ejemplo. Pues bien, hoy os voy a enseñar cómo hacer una carne en salsa de ciruelas que os vais a chupar los dedos! Es sencillísima y podéis emplear tanto pollo con hueso como cualquier solomillo (cerdo, pavo), y como fruta podéis hacerla con orejones, pasas o higos secos, delicioso igualmente!

No me enrollo más y os dejo con la receta, con indicaciones para cazuela y para Crockpot.

Ingredientes (para 4 raciones)

  • 8 muslitos/ jamoncitos de pollo o 6 contramuslos – en ambos casos, sin piel (si la tienen se la retiramos) – podría ser también un solomillo de cerdo o pavo
  • un puñado de ciruelas secas (unas 10)
  • media cebolla grande
  • media cucharadita de sal
  • un chorro de vino blanco
  • si lo vamos a cocinar en cazuela: 1 vaso de agua, y aceite de oliva

Preparación:

En cazuela:

En una cazuela u olla express ponemos un chorrito de aceite a calentar a fuego fuerte y doramos el pollo por todas sus caras.

Troceamos la cebolla y la pochamos en esa misma cazuela u olla express con un chorrito más de aceite y la sal, a fuego medio 7 minutos.

Agregamos el vino y dejamos que se evapore el alcohol dejándolo a fuego fuerte 2 minutos.

Reintroducimos el pollo en la cazuela, así como las ciruelas secas. Cubrimos con agua (no hace falta que se cubra del todo, pues corremos el riesgo que se la salsa quede demasiado líquida y sosa).

Dejamos que cocine tapado a fuego suave unos 25-30 minutos (cazuela normal) o 15 (olla express).

En CrockPot:

Colocamos todos los ingredientes en la CrockPot, siendo el último el pollo. Programamos 3 horas en alta.

Lo hayamos hecho con cazuela o con crockpot, trituramos la salsa con una batidora para que quede súper cremosa y la volvemos a meter con el pollo.

Listo!

➡ Servimos con arroz blanco, patata asada o puré de patata.

Hamburguesitas a la pimienta

Hellooo!!

Tras haberos mostrado recientemente la receta tradicional del delicioso solomillo a la pimienta, siguiendo la receta clásica con su nata y su todo, hoy comparto una versión un poco más ligera y en formato minihamburguesas. Es muy fácil de preparar y gusta a (casi) todo el mundo, ya veréis!

Vamos allá?

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 500-600 de gr carne picada (de cerdo, ternera, pollo o un mix; es preferible que NO sea de bandejita para evitar ingredientes innecesarios y poco recomendables, es decir, compráis carne y la trituráis en casa con una thermomix o con el accesorio picador de vuestra batidora normal, o bien le pedís al carnicero que lo haga)
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de ajo seco en polvo (o 1 diente de ajo machacado)
  • 2 cucharadas soperas de pimienta verde en conserva (la venden donde las especias o las alcaparras)
  • 1 cebolla o puerro
  • 1 chorro de vino o brandy
  • 1 chorro de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Empezamos creando la mezcla para las hamburguesas.

Tomamos un bol y batimos el huevo junto con una pizca de sal y el ajo. Agregamos la carne picada y mezclamos bien con un tenedor.

Formamos las hamburguesitas tomando porciones de la mezcla anterior, les damos forma de bola de golf y aplastamos ligeramente. Salen unas 8 hamburguesitas mini, o 4 normales.

En una sartén o cazuela amplia, ponemos a calentar un chorrito de aceite y doramos las hamburguesas a fuego fuerte por las dos caras.

Ahora vamos con la salsita.

Mientras, vamos picando la cebolla en cuadraditos pequeños.

Retiramos las hamburguesas a un plato y, en la misma cazuela donde las doramos, pochamos la cebolla a fuego medio agregando una pizca más de aceite y sal.

Pasados 3 minutos, subimos a fuego fuerte, y agregamos el vino y la pimienta y dejamos que se evapore el alcohol.

Incorporamos la el agua y dejamos otro minute desde que hierva.

Si lo deseamos, trituramos la salsa con una batidora para que quede cremosa (yo no lo hice, pero esto va en gustos!).

Metemos las hamburguesas en la cazuela con la salsa (triturada o no), junto con los jugos que queden en ese plato. Removemos y dejamos que cocine todo junto tapado (IMPORTANTE, de lo contrario pueden quedar crudas por dentro) 3-5 minutos (hasta que las hamburguesas estén a nuestro gusto).

Listas!

➡ Quedan genial con arroz blanco o con puré de patata.

➡ Se conservan 4-5 días en la nevera y quedan muy bien recalentadas en el microondas o cazo.