Caldereta mallorquina (versión aligerada)

Buenos días lector@s!

Hoy os traigo un manjar de los que se disfrutan cocinando y comiendo con tranquilidad. No es que sea difícil ni laboriosa, simplemente no es por definición un plato para unas prisas o de los que consisten en abrir 2 botes y listo 😉 .

Si habéis estado en las Baleares, quizá hayáis podido disfrutar de sus calderetas: las hay de langosta, de pescado, mixta… y son distintas en función de la isla! Hoy os traigo la receta de la versión mallorquina, y es que, después de tantos años yendo allí, hasta este verano no me había animado a preguntar por la receta en el restaurante donde la tomamos jejeje. Pero por fin lo hice y no sabéis cuánto me alegro!

He hecho algunos cambios sobre la receta tradicional para adaptarla a ingredientes habituales y aligerarla un poquito. Eso sí: dos innegociables son la almendra tostada y el anís (ya sea en forma de estrella de anís o en licor, pero no dejéis de ponerlo!), ambos ponen el toque especial de la receta 🙂 .

Ingredientes (para 4-6 raciones):

  • 4 lomos de merluza
  • 500gr – 1 kg de mejillones (peso con cáscara)
  • 1 cebolla
  • 1-2 pimientos (del mismo color o distinto)
  • 3 dientes de ajo
  • 100 ml tomate frito o 2 cucharadas de tomate concentrado
  • Aceite de oliva
  • sal y/o pastilla de caldo de pescado sin glutamato ni grasa de palma
  • pizca de pimentón
  • “Algo” de sabor anisado: 3 estrellitas de anís, 1 cucharada de semillas de hinojo, ramitas de hinojo fresco, un chorro de pastís… al gusto

Para la “picada”: CLAVE

  • 1 puñado generoso de almendras (crudas o tostadas)
  • 1 cucharada sopera de ajo en polvo
  • 1 manojo de perejil fresco

Para servir: OPCIONAL

  • 6 rebanadas pequeñas de pan (mejor blanco para esto)
  • 2 dientes de ajo

Preparación:

Si no venían ya tostadas, tostamos las almendras en la cazuela amplia donde vayamos a preparar el guiso. Simplemente dejemos dejarlas 5 minutos removiendo de vez en cuando para que no se quemen. Las reservamos.

Proseguimos lavando/pelando y picando cebolla, ajo y pimiento en trozos pequeños.

En la cazuela ponemos a calentar un chorro generoso de aceite a fuego medio y ponemos a pochar las 3 verduras y 1 cucharadita de sal.  Lo dejamos 15 minutos tapado, removiendo de vez en cuando.

Pasado el tiempo, agregamos el tomate frito/concentrado y el pimentón, sofreímos 2 minutos y trituramos este sofrito junto con un chorro generoso de agua. Reservamos.

Pasamos a elaborar lo que se conoce como “la picada”. Trituramos el perejil, las almendras y el ajo hasta obtener un polvito con trozos.

En la cazuela inicial añadimos más agua y sal/pastilla y el anís o equivalente. Agregamos los lomos de pescado troceados tamaño bocado y los mejillones si los incluimos. Dejamos hervir 5 minutos tapada y removemos.

Por últimos agregamos la picada y dejamos otros 5 minutos sin mover.

Mientras reposa, tostamos el pan en un tostador u horno hasta que esté bastante dorado (no blando) y restregamos cada tostada con un diente de ajo cortado por la mitad.

Lista nuestra caldereta!

Servimos en cada plato una rebanada de pan y por encima vertemos la calderera. ALUCINARÉIS!

Hummus de albahaca

Hola a tod@s una semanita más!

Mamma mia el mundo de los untables, hummus, dips o como queráis llamarlos… Es increíble la de variedades que se puede inventar una, y la de usos que les encuentras cuando los introduces en tus menús habituales!

Al de hoy lo he bautizado “hummus” por llevar legumbre, aunque en realidad su sabor es bien distinto… Es más parecido a la salsa pesto que taaaaanto os gusta 🙂 .

Lo preparamos para picotear un día que vinieron amigos a casa, y al día siguiente con lo que sobró hicimos MAGIA: cocimos pasta, mientras tanto hicimos una berenjena en el microondas (8 min en trocitos en el estuche lekue) y mezclamos ambos ingredientes ya cocinados con el hummus como salsa, no os podéis imaginar cómo estaba!!! Y diréis: “y la proteína?”. Amig@s: las legumbres SON PROTEÍNA, así que no temáis por tomar un plato sin pollo o pescado (siempre que lleve legumbre jeje).

Ingredientes:

  • 1 bote grande de alubias blancas cocidas (400 gr) – también servirían garbanzos
  • Medio yogur natural sin azucarar/edulcorar (60-70 gr aprox)
  • 1 diente de ajo
  • 1 puñado muy generoso de albahaca
  • zumo de 1 limón
  • 1 pizca de sal
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen
  • Para acompañar: zanahoria, apio, pan de pita…

Preparación:

Simplemente debemos triturar todos los ingredientes a máxima potencia. Si lo veis muy espeso, simplemente añadid agua o más yogur!

En thermomix: 30 segundos velocidad 6; abrimos para bajar lo que quede en las paredes y tapa y ponemos otros 30 segundos a velocidad 10.

Como acompañamiento, tomatitos cherry, pan de pita tostado, bastoncitos de apio o zanahoria, ramilletes de coliflor cruda…

Otra opción es tomarlo como aliño de una ensalada, salsa para pasta, o para untar dentro de un bocadillo con mozzarella y tomate.

Que tengáis un buenísimo día!! 🙂

Tofu crujiente y sabroso (“crispy tofu”)

Hola queridos amigos!

Hace tiempo que soy una gran fan del tofu. Estoy muy orgullosa de haber conseguido que, cuando planifico mis menús, incluyo el tofu en mi “lista mental de proteínas”. Como os ocurrirá a la mayoría, hasta hace poco solamente pensaba en pollo, pescado o huevo, y el tofu es una fuente de proteína igualmente buena!

Este producto derivado de la soja me gusta por muchas razones, siendo la más destacable su versatilidad. En este blog he compartido distintas formas de prepararlo (os dejo el link AQUÍ). Todas tienen la intención de hacerlo SABROSO, ya que el tofu tiene la fama de ser soso. Y es que hay que tener en cuenta que el tofu es el equivalente a un queso de burgos, entonces pretender que sea una “explosión de sabores” no es muy realista, pero para eso están mis recetas 🙂 .

La versión de hoy es todo un descubrimiento. Había preparado las fabulosas berenjenas glaseadas picantes, un arroz blanco y me faltaba “la proteína”.

Ya había visto en otras ocasiones la idea del tofu crujientito, pero lo freían y ya sabéis que no me gusta freír (la última razón por la que no me gusta freír es “el engorde”, me molesta más el olor a frito y el derroche de aceite)… Hasta que vi la receta en mi blog vegetariano de referencia (Danza de fogones), en la que… los horneaba! Tenía mis dudas sobre si quedaría “de verdad crujiente”, pero como podéis ver en las fotos no hay duda que valga, queda realmente crujiente!

➡ Animaos, no puede ser más fácil, y de paso os sugiero que aprovechéis el encendido del horno y preparéis al mismo tiempo las berenjenas que os decía al principio. La combinación es maravillosa, y podéis preparar grandes cantidades al mismo tiempo!

Ingredientes (para 2-3 raciones):

  • 250 gr de tofu firme (lo venden ya en todos los supermercados)
  • 4-6 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo
  • 4 cucharadas aprox de maízena

Preparación:

Comenzamos poniendo en un tupper todos los ingredientes de listado menos el tofu y la maizena. Removemos un poco.

Troceamos el tofu en dados de 2 dedos aproximadamente y los incorporamos a ese tupper. 

Cerramos el tupper y lo agitamos enérgicamente para que se impregnen todos los trozos. Dejamos que marine en la nevera al menos 5 minutos (lo ideal es dejarlo una noche para que el tofu absorba el marinado, pero si tienes mucha prisa, puedes dejarlo simplemente durante el tiempo que tarde en precalentar el horno).

Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.

Abrimos el tupper y agregamos la maizena. Tapamos y agitamos hasta que queden perfectamente rebozados. 

Colocamos el tofu esparcido sobre una bandeja cubierta con papel de horno y horneamos durante 15 minutos.

Pasado ese tiempo les damos la vuelta a los dados de tofu y horneamos otros 15 minutos más o hasta que se doren por completo.

Servimos inmediatamente para que estén bien crujientitos.

También podemos guardarlos en la nevera durante 4-5 días y calentarlos en el microondas.

Listo!!!

Pastel de atún, piquillos y maíz

Hola lectores!

Hace tiempo descubrí la cuenta de Instagram de Futurlife21, de la que os he hablado en varias ocasiones. Son madre e hija nutricionistas que siguen un enfoque muy parecido al mío en alimentación: en esencia, en lugar de promover dietas restrictivas y temporales, apuestan por aprender a comer bien (en el sentido más amplio de la palabra – lo que incluye rico y vistoso) y priorizando siempre los alimentos que sean más nutritivos y saludables (legumbres frutas verduras frutos secos pescados…).

Además de divulgar contenido nutricional, comparten recetas que también encuentro muy “de mi estilo”, como este pastel que triunfó en casa muchísimo!

➡ Aún no has descubierto el  maravilloso mundo de los pasteles salados??? Es la salvación: triturar, hornear y ya tienes para varios días! Te dejo aquí el link a la sección de mi blog donde encontrarás tooooodos mis pasteles 🙂 .

Ingredientes (para un pastel de molde de bizcocho, unas 6 raciones):

  • 400-500 gr de maíz de lata o de espárragos blancos cocidos (ojo, peso escurrido)
  • 150-200 gr de atún/bonito en conserva (en aceite de oliva o al natural)
  • 5 huevos medianos (o 4 grandes)
  • 6-8 pimientos del piquillo en conserva
  • 250 gr de queso de burgos (o bien 2 huevos medianos más)
  • Media cucharadita de sal

Para la salsita (opcional pero delicioooosa):

  • 200 gr de requesón / cottage / queso fresco batido (el que parece yogur)
  • 3-4 pimientos del piquillo
  • Chorrito de aceite de oliva
  • Pizca de sal

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 180-200 grados con calor arriba y abajo.

Trituramos todos los ingredientes del pastel con una batidora a máxima potencia hasta que quede homogéneo.

Volcamos esta mezcla en un molde apto para horno cubierto con papel de hornear (truquito para que no se rompa al desmoldar, pero si no tenéis simplemente engrasad un poco el molde) y lo metemos en el horno a media altura.

Pasados 40 minutos, abrimos el horno e introducimos un cuchillo en a la parte central: si sale limpio significa que el pastel está listo (lo sacamos y dejamos templar); si sale aún manchado lo dejamos 10 minutillos más (o los que sean necesarios!).

Si queremos preparar la salsa, trituramos todos sus ingredientes y metemos en la nevera.

El pastel se toma preferiblemente frío, acompañado por ejemplo de una ensalada sencilla.

Delicioso! Y os durará en la nevera 4-5 días.

Cómo hacer mantequillas de frutos secos (incluye Nutella!)

Hola amig@s!

Desde que hice la mantequilla/crema de coco este verano, me estoy animando a hacer mantequillas de frutos secos y empieza a ser un vicio!!! Quedan genial y no se tarda nada!

Hasta hace no mucho, no les veía la “utilidad” a estas cremas, no sabía dónde ponerlas, pero ahora las consumo prácticamente a diario, me chiflan!

Antes de empezar con la receta, os voy a responder a algunas preguntas frecuentes 🙂 .

1️⃣Cómo usarlas? Personalmente no me gusta comerlas a cucharadas (se me forma un efecto polvorón en la boca que no me convence jeje); en cambio, sobre porridge, con tortitas, en tostadas (opcionalmente con fruta por encima, como plátano) o directamente mojando gajos de manzana en ellas tipo dip (esta forma es mi preferida!) me parecen todo UN MANJAR.

2️⃣Son saludables? Increíblemente. Los frutos secos son pura “grasa buena” y proteína. Eso sí, hay que controlar un poco las cantidades porque estas cremas no dejan de ser fruto seco triturado y por tanto 1 cucharada equivale a un puñado generoso del fruto seco! Por tanto, teniendo en cuenta que un puñado de frutos secos es lo que se recomienda como ración diaria de frutos secos, 1 cucharada sopera de mantequilla está estupendamente.

3️⃣Por qué hacerlas en casa? Porque las del supermercado pueden:

  • contener mil ingredientes poco saludables (a la de cacahuete le ponen grasa de palma y muchas porquerías más)
  • o bien ser puras pero a cambio tienen precios elevados.

4️⃣Qué necesito? Aparte de los ingredientes (ver debajo, es tan simple que asusta jejeje), lo que sí vas a necesitar es una batidora potente tipo thermomix. Me consta que muchas personas han intentado hacerlas con batidoras normales o blenders y no les han salido o incluso se les ha estropeado el electrodoméstico, por tanto si no tenéis uno de estos robots os recomiendo optar por otras recetas como mi versión saludable de la Nutella!

5️⃣Algo más? Por cuestiones de tiempo, para esta receta os recomiendo comprar los frutos secos ya tostados y pelados. Te evitas 2 grandes pasos, aunque son algo más caros.

Vamos allá, no???

Ingredientes (para un bote tamaño mermelada):

  • 200-300 gr del fruto seco escogido (peso sin cáscara, ojo)

Importante: podéis comprarlos:

  • crudos y con cáscara y luego pelarlos y tostarlos en casa,
  • ya pelados y sólo tostarlos en casa,
  • o ya pelados y tostados.

También podéis combinar de varios tipos (los anacardos combinan especialmente bien con todos los frutos secos)

Si quieres convertir tu crema en Nutella, el fruto seco deberán ser avellanas, y además necesitarás:

  • 2 cucharaditas de cacao puro en polvo (no el tipo nesquik sino uno que es sólo cacao – lo venden de la marca Valor y también en Mercadona)
  • 3 cucharaditas del endulzante que queráis: desde sirope de arce, miel o incluso azúcar (mejor glass para no notar los gránulos) – empezad con esta cantidad y si lo notáis poco dulce, añadís más
  • leche (cantidad al gusto, se empieza con un mini chorrito y se va añadiendo más hasta conseguir la textura deseada)

Preparación:

Si no venían ya así, pelamos los frutos secos y/o los ponemos a tostar en el horno bien esparcidos a 200 grados (precalentado) con calor arriba y abajo 20 minutos. Abrid y removed de vez en cuando para que se tuesten bien todas las capas.

Pasamos a nuestra procesadora (en mi caso la thermomix) y trituramos 5 minutos a velocidad 5, parando cada minuto para bajar lo que queda en las paredes.

Seguimos con paciencia hasta que quede realmente cremoso, programando tandas de 30 segundos a velocidad 9. Quizá sean suficientes 3 veces en total, bajando todo de las paredes cada vez.

Ya está listo para meter en un botecito de cristal, y a la despensa! Estarán perfectas un par de meses.

Así me quedaron la de avellanas y la de pistacho:

Como véis, la textura es ESPECTACULAR.

Ahora os cuento los pasos que habría que seguir si quisiéramos hacer Nutella.

Simplemente hay que añadir a la crema de avellanas los restantes ingredientes, poniendo al principio muy poquita leche (un chorrito) y removiendo y añadiendo más hasta obtener la textura de la Nutella. También podéis ajustar el dulzor hasta que esté perfecta 🙂 .

LISTA! Ojo, en este caso, al llevar leche tenemos que gjardarla en la nevera, y deberemos comerla en 1 semana aprox.

Escalivada

Buenos días amig@s!

Me parece increíble que, con la de platos exóticos que tengo publicados en este blog, a estas alturas no hubiese publicado la escalivada… Con lo fácil, versátil, deliciosa y saludable que es!

Sólo hay que meter 4 ingredientes en el horno, y listo! Una vez hecha la puedes tomar:

  • tal cual caliente con huevo frito/poché,
  • tipo ensalada de pasta o legumbres  añadiendo además una lata de atún/anchoas/ boquerones en vinagre
  • en tostadas con una base de hummus o de queso feta machacado…
  • O simplemente como acompañamiento de cualquier carne o pescado a la plancha.

Es una maravilla de la cocina catalana que todos podemos disfrutar en casa! Vamos al lío 😉

Ingrediente (para 4-6 raciones, depende del uso que le demos 😉 ):

  • 2 pimientos rojos
  • 2 berenjenas
  • 1 cebolla grande
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 cucharadita no muy llena de sal
  • aceite de oliva al gusto

Preparación:

En horno:

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 200 grados.

Lavamos muy bien las verduras (menos la cebolla y el ajo). En el caso de las berenjenas, les hacemos unos cortes con un cuchillo (si no, pueden explotar). A la cebolla le quitamos la capa exterior (normalmente marrón). Lo demás va tal cual!

Vamos disponiendo las verduras en la bandeja de horno cubierta con su papel especial.

Metemos las verduras en el horno y las dejamos a esa temperatura 1 hora.

En Crockpot:

Metemos las verduras enteras en la Crockpot con un chorrito de aceite y dejamos 4 horas en Alta.

EL RESTO DE LA RECETA ES COMUN PARA AMBAS FORMAS

Pasado ese tiempo, tendrán el siguiente aspecto:

Dejamos que se templen un poquito para no quemarnos.

Para aprovechar el ajo (veréis que es un auténtico manjar!), simplemente tenemos que aplastar los dientes de ajo en un plato con un tenedor para extraer su pulpa. La reservamos un momento.

Pelamos el pimiento con paciencia y lo cortamos el tiras. Lo pasamos a una fuente de servir.

Las berenjenas las cortamos el tiras y las ponemos con los pimientos.

La cebolla la descomponemos en capas y la añadimos a lo anterior.

Por encima de todo esto ponemos el ajo aplastado y regamos con generosidad con aceite y sal.

Ya tenemos nuestra deliciosa escalivada lista!!!

➡ Podéis tomarla fría o caliente, echad un ojo a las ideas que os daba al inicio del post! 😉

➡ Se conserva 5 días en nevera, y meses en el congelador en perfecto estado!

Hamburguesitas de pollo, curry y manzana

 

Amig@s!

Aquí me tenéis de vuelta un curso más, con un montón de recetitas nuevas, ricas y saludables!

Me hace muchísima ilusión acompañaros un añito más, inspiraros, animaros a probar cosas nuevas y convenceros de que comer saludable no es, ni mucho menos, aburrido.

Empiezo temporada con una receta deliciosa inspirada por Inés (@hoycomemossano) en su perfil de Instagram. Me atrajo muchísimo y, al prepararla, nos enamoró!!!

Ponedle todos los acompañamientos que más os gusten: guacamole, queso, tomate, lechuga, cebolla (fresca o caramelizada, leed debajo!)…

Espectacular!!!

Ingredientes (para 4 raciones/ personas):

Preparación:

Nota: si váis a querer hacer la cebolla caramelizada, os recomiendo que comencéis con ella, ya que lleva un ratito y así al final la tendréis lista sin tener que esperar más! Tenéis las indicaciones en este link.

En caso de que partamos de pechugas de pollo enteras, lo primerlo que haremos será triturarlas con un thermomix o picadora. (Si hemos comprado la carne ya picada, nos saltamos este paso).

Picamos también la manzana hasta que quede en trocitos pequeños (no puré!), o bien la troceamos con un cuchillo.

En un cuenco grande, mezclamos los ingredientes anteriores y agregamos los demás del listado.

Si no las queremos comer de inmediato (aunque se pueden dejar cocinadas y recalentar después, no como las de ternera!), guardaremos la mezcla en la nevera tal cual.

Cuando vayamos a comer, calentamos un hilillo de aceite a fuego medio-fuerte en una sartén y vamos colocando en ella porciones de la mezcla (hechas una bola que vamos aplastando en cuanto toquen la sartén).

IMPORTANTE: Las dejamos 1 minuto a fuego fuerte por un lado, y 3 a fuego medio-suave y tapadas por el otro lado. La razón por la que hacemos esto es porque al ser pollo, a diferencia de la ternera, tiene que quedar bien cocinado.

Sacamos una de las hamburguesas y la cortamos por la mitad para ver si está cocinada. Si lo está, sacamos todas las demás. En caso contrario, las dejamos tapadas a fuego más bajo hasta que lo estén (2 minutos más quizá).

Servimos acompañadas de lo que más nos guste, incluida la deliciooooosa cebolla caramelizada, en su caso.

➡ Recalentadas quedan razonablemente bien (muy útil para tupper por ejemplo).

6 ensaladas con las que empezar un estilo de vida saludable

Buenos días amig@s!

Esta semana por Instagram os animaba a aprovechar esta “vuelta al cole” para comenzar una transición a un estilo de vida saludable, si es que no lo seguís ya 😉 .

La idea es abandonar la habitual práctica atracón+dieta y cuidarse no tanto pensando en el peso como en todos los beneficios que comer bien nos aporta.

➡️Para ayudaros en este proceso (o simplemente inspiraros si ya seguís este estilo de vida), en Instagram os presentaba 6 ENSALADAS RIQUÍSIMAS, COMPLETAS NUTRICIONALMENTE Y SACIANTES. Son sólo un ejemplo de qué significa comer bien, y veréis que nada tienen que ver con lechuga y tomate mal aliñados…

Me consta que muchos de los que me leéis por aquí no tenéis Instagram, por lo que he decidido poneros el contenido también en el blog. Espero que os guste y anime!!!

🥗Ensalada 1: lentejas cocidas tomate cebolleta – aliño de aguacate machacado con lima/limón sal y pimienta

🥗Ensalada 2: patata cocida atún de lata tomate cebolleta pimiento – aliño de aceite vinagre y sal

🥗Ensalada 3: alubias cocidas salmón ahumado – aliño de guacamole comprado o bien aguacate machacado con lima/limón sal y pimienta y mezclado con cebolleta y tomate

🥗Ensalada 4: garbanzos cocidos tomate normal tomate seco mozzarella hierbas provenzales secas (u orégano romero y/o tomillo) – aliño de aceite vinagre y sal

🥗Ensalada 5: langostinos cocidos pimiento cebolla – aliño de aceite vinagre y sal (fuerte de vinagre) – opcional añadir garbanzos cocidos

🥗Ensalada 6: canónigos orejones/melocotón troceado queso feta frutos secos pollo asado en tiras (restos o comprado así) – aliño de aceite vinagre y sal

Qué os parecen estas ideas amig@s? De qué os gustaría que os diese más ideas???