Tortilla de patata y calabacín

Hola lectores!

Como en otras ocasiones, re-publico receta, esta vez es de hace un par de años… No es que me esté quedando sin ideas, para nada! Simplemente me gusta recordaros algunas de mis recetas favoritas y que suelo repetir con frecuencia en casa, para que no caigan en vuestro olvido y por supuesto para darles un toque de mejora.

Vayamos al grano… Como buena española que soy, ADORO la tortilla de patata, es algo que pido siempre que voy a España de visita. No obstante, en casa solemos hacerla siguiendo el método “aligerado” que hoy os presento. Si no lo conocéis, os va a alucinar! Las diferencias entre la receta de hoy y la clásica son:

  • Que en lugar de freír las patatas las vamos a hacer en el microondas. Sí, como lo oís, no sólo es posible sino que no se nota absolutamente nada en el sabor final de la tortilla… Es, por tanto, más ligera, se tarda mucho menos tiempo en hacer y no se desperdicia aceite!
  • Por otro lado, vamos a poner mitad patata mitad calabacín, que le da un toque de sabor y textura riquísimo, aparte de que el calabacín tiene propiedades nutricionales muy interesantes! No obstante, si no tenéis calabacines o patatas en casa o queréis hacer la tortilla entera de una de las dos cosas, simplemente duplicad cantidades!

Vamos allá!

Continúa leyendo Tortilla de patata y calabacín

Tartar de salmón estilo nórdico

Hola lectores!

Habéis probado alguna vez el eneldo fresco? Si es así, no hará falta que me esfuerce en convenceros de lo delicioso que es, y de lo distinto en comparación con el que compramos habitualmente (seco, como especia). Ambos son deliciosos, y el seco es súper practico porque se conserva meses intacto; no obstante, el fresco es bastante más aromático y, valga la redundancia, fresquito 😉 .

La última vez que lo tomé fue con un tartar de salmón espectacular en una terraza cerca de mi casa. Me gustó tanto que traté de replicarlo yo misma… siendo sincera, me salió incluso más rico!

Sobre las bondades de tomar tartares de pescado hechos en casa ya os he hablado en multitud de ocasiones:

  • seguridad de que está congelado (menos riesgo de anisakis, apto para embarazadas…),
  • rapidez de elaboración,
  • pocos ingredientes,
  • mayor saciedad que el pescado cocinado,
  • no deja olores en la cocina.

Los adoro y por ello en la sección “Pescados” de mi índice podréis encontrar un montón de ellos!

El toque nórdico de este tartar lo pone en eneldo, por supuesto.

Vamos?

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 200-300 gr de salmón en lomos/escalopines (por precaución y evitar infecciones, debe haber estado previamente congelado un par de dias y dejarlo descongelar unas horas antes de comerlo)
  • 2 cucharadas soperas de alcaparras
  • media cebolla morada o cebolleta
  • eneldo en abundancia (mejor fresco, si no del seco que venden como especia)
  • Vegetales a elegir (uno o todos!):
    • medio aguacate maduro
    • medio tomate
    • 1 trozo de pepino
    • 3 rabanitos

Para el aliño:

  • tabasco al gusto (opcional)
  • 2 cucharadas soperas de salsa perrins (worcestershire)
  • zumo de media-una lima
  • medio yogur natural sin endulzar (aprox 60 gr)

Para servir (opcional pero muy recomendable): tostadas y rúcula u otro verde

Preparación:

En un cuenquito o vaso, mezclamos los ingredientes indicados para el aliño.

Cortamos el salmón (sin piel ni espinas) en dados de 1 dedo de grosor.

Picamos las verduras lo más pequeñitas que nuestra paciencia nos permita 😉 .

En un cuenco más grande, colocamos todo lo anterior.

Mezclamos con el aliño y… ya podemos emplatar!

Si tenéis un aro de emplatar, usadlo porque queda mucho más atractivo. Para ello:

  • Colocamos el aro en medio del plato individual en el que vayamos a servir el tartar (NO los hagáis todos en una fuente de servir, ya que no se van a poder coger después!).
  • Vamos poniendo cucharadas de la mezcla anterior y apretando bien para que quede compacto.
  • Retiramos el aro hacia arriba con cuidado y servimos de inmediato, con o sin los ingredientes opcionales que os sugiero arriba.

➡ Si queréis dejarlo hecho de antemano, guardad por separado en la nevera los 2 cuencos con todo, y emplatad justo antes de comer.

 

Crema de coco (untable)

Hola amig@s!

Tras una semanita de vacaciones sin aparecer por aquí, vuelvo a la carga 🙂 .

Hace tiempo os contaba lo alucinada que me quedé la primera vez que probé las tortitas saludables… Qué pasada!!! También habéis visto en mi Instagram que muchas veces las acompaño de una crema de coco que no puede ser mááás cremosa… La compré en la tienda thegoodmarket.lu, y poco después descubrí que, al igual que las mantecas de frutos secos tipo cacahuete, se puede hacer en casa con UN SOLO INGREDIENTE y un PROCESADOR (ej. Thermomix).

Y por qué hacerla en casa si la venden por ahí? Cada cual puede encontrarle el motivo, pero yo os digo tres:

  1. No es fácil encontrar esta crema en tiendas.
  2. Es 8 veces más barata si la comparamos con las de calidad.
  3. Es mil veces más saludable si la comparamos con las comerciales normales (incluso en herbolarios las venden con ingredientes que no son precisamente coco…).

Podéis comerla untando tostadas (si añadís plátano alucinaréis del todo), con tortitas, mojando fruta…

Un consejo: cuidadito porque es adictiva, y aunque el coco contiene grasa saturada de un tipo que es saludable, no deja de ser algo muy calórico (1 cucharada sopera al día es ración razonable).

Ingredientes (para un bote tamaño mermelada):

  • 300-400 gramos de coco seco rallado
  • opcional: 1 cucharada sopera de algo para endulzar como azúcar, sirope de arce o ágave (personalmente no creo que lo necesite, las cremas que he probado comerciales no tenían endulzante y me he acostumbrado, pero cada uno tiene sus gustos 🙂 )

Preparación:

Ponemos el coco en la thermomix o equivalente y programamos 5 minutos a 50 grados y velocidad 5.

Abrimos la thermomix y con una espátula o cuchara bajamos lo que esté por las paredes. Repetimos otros 3 minutos a la misma temperatura y velocidad.

Si no está aún cremosa-casi líquida (como en la foto inicial), repetimos los pasos anteriores tantas veces como sea necesario hasta obtener esa textura.

La thermomix que utilicé yo era muy antigua y tuve que hacerlo unas 15 veces, con esto quiero transmitiros que os prometo que al final sale!

Una vez lograda la textura del coco, guardamos la crema en un bote de cristal y conservamos fuera de la nevera hasta 1 mes.

➡ Si se queda sólida o menos cremosa, la metéis en el microondas (sin la tapa del bote!) 20 segundos y removéis.

Ensalada campera con judías verdes

Buenos días a todos!

Esta ensalada es de mis favoritas de las que prepara mi madre. Es fresca, sana, de sabor intenso, y sobre todo muy muy española! Vamos, para mí no hay verano sin ensalada campera!!!

Es muy socorrida porque se puede preparar de antemano, y aunque las hay más rápidas (las de legumbres de bote y las de hojas verdes y poco más), no requiere demasiado esfuerzo (simplemente cocer judías, patatas y huevo).

Se puede llevar al trabajo y se mantiene en perfectas condiciones, y en la nevera se conserva genial durante unos 4 días.

Ingredientes (para 4-6 raciones):

  • 1 bolsa de judías verdes frescas de unos 300-400 gr (bobby o planas, mejor no congeladas ni en conserva, tienen una textura que no pega)
  • 2 tomates u 8 tomatitos cherry
  • 4 patatas grandes
  • 1 cebolleta o media cebolla
  • 3 latas de atún (al natural o en aceite)
  • 3 huevos
  • Otras hortalizas o ingredientes que queráis: pimiento, apio, pepino, pepinillo, aceitunas, alcaparras…
  • aceite de oliva
  • sal
  • vinagre

Continúa leyendo Ensalada campera con judías verdes

Granola de anacardos y chocolate

Buenos días lectores!

Por aquí en Luxemburgo estar a mes de julio no te garantiza en absoluto el final de los días fresquitos… no te puedes confiar, ya que de pronto amanece y hace un día otoñal en pleno verano!

La parte buena de esto es que encender el horno no resulta tan impensable, y gracias a ello preparar granola se convierte en un auténtico placer 🙂 .

Tengo ya una receta de granola en el blog (os recomiendo ese post a los “nuevos” en esto de la granola, ya que os detallaba lo que es, por qué vale la pena hacerla en casa, etc), pero hace poco Susana, de webosfritos, publicó otra y me apeteció muchísimo probarla. Es deliciosa y os la recomiendo tanto o más como mi receta original de granola.

Solamente digo que no será la última, tengo 2 recetas de Deliciously Ella que estoy deseando probar!!!

Ingredientes (para 1 bote grandecito)

Ingredientes secos:

  • 125 g de copos de avena
  • 70 g de anacardos al natural (no tostados ni con sal, los que venden “blanquitos”)
  • 50 g de semillas/pipas como de calabaza, lino, girasol
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de canela
  • 1 cucharada de pepitas de chocolate

Ingredientes líquidos:

  • 50 g de miel o sirope de arce o agave
  • 25 g de mantequilla o ghee
  • 25 g de agua

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Troceamos ligeramente los frutos secos machacándolos ligeramente con la parte plana de un cuchillo grande y los ponemos en un cuenco.

Añadimos a ese cuenco los restantes ingredientes secos MENOS EL CHOCOLATE y mezclamos.

Calentamos en el microondas los ingredientes líquidos (simplemente para que estén líquidos, no más!) y los añadimos al cuenco anterior. Mezclamos bien para que se formen pegotitos (que son los que luego se convertirán en pequeñas y deliciosas rocas…).

Extendemos un papel de hornear sobre una bandeja de horno y vertemos la mezcla sobre él bien extendida. Horneamos unos 30 minutos, removiendo la mezcla cada 10-15 minutos.

Sacamos del horno y apartamos la mezcla de la bandeja para que no reciba el calor residual.

Una vez fría añadimos las pepitas del chocolate y pasamos al bote en el que vayamos a conservarla (dura mucho tiempo, pero seguramente te la termines antes jejeje).

Listo!

Ahora puedes usarla para acompañar tus yogures, con fruta, por encima de smoothies… o tal cual a puñados! Es adictiva!!!

 

Langostinos en salsa tailandesa

Buenos días lectores!!!

Aquí me tenéis una semanita más compartiendo mil y una ideas ricas, fáciles y saludables!

Con motivo del pad thai que compartí hace po i, tenía en la nevera un bote a medias de salsa de tamarindo.

Como os contaba en dicho post, se trata de una salsa muy típica de la cocina asiática (especialmente de Thailandia, Vietnam…) y que podemos encontrar en supermercados/tiendas asiáticas o en secciones internacionales de hipermercados. La venden tal cual en salsa o bien en formato pasta concentrada, que simplemente habrá que rehidratar en 3 veces su peso en agua muy caliente 30 min y luego triturarla.

Tiene un sabor exquisito y difícil de explicar, ya que no se parece a nada!

El plato que os traigo hoy es un auténtico festival de sabores, totalmente thailandes pero en versión express y de andar por casa. Emplearemos langostinos ya cocidos, con eso os digo todo!!!

Me acompañáis?

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 2 puñados generosos de langostinos cocidos (unos 15-20 langostinos; pueden ser congelados o frescos, pero ya cocidos)
  • 4 cucharadas soperas de salsa de tamarindo (la venden ya hecha en tiendas latinas o secciones internacionales de hipermercados; también venden la pasta concentrada, que simplemente habrá que rehidratar en 3 veces su peso en agua muy caliente 30 min y luego triturarla)
  • media cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • media guindilla fresca (opcional, para que pique, pero muy recomendable!)
  • 1 cucharadita no muy llena de sal
  • cilantro para servir (opcional recomendable si te gusta)
  • aceite de oliva
  • para acompañar: arroz (mejor tipo basmati o jazmín)

Preparación:

Comenzamos pelando los langostinos (si venían con piel). Los reservamos.

Seguimos picando la cebolla, ajo y guindilla pequeñitos,

Ponemos todo a pochar en una sartén o cazuela con un chorrito de aceite a fuego medio.

Pasados 7 minutos, agregamos la salsa de tamarindo y la sal. Dejamos otros 3-5 minutos a fuego suave.

Incorporamos los langostinos, removemos para que se impregne bien todo y apagamos el fuego para que no queden resecos.

Servimos bien caliente y con cilantro fresco por encima. El acompañamiento que mejor queda es el arroz (preferiblemente basmati/jazmín). Espectacular!!!

Dip cremoso de queso y finas hierbas (en 30 segundos y sin batidora!)

Hola a todos!

Visita inesperada en casa? No tan inesperada pero no tienes todos los ingredientes de un hummus o una batidora potente?

ESTE ES TU UNTABLE!

Ya sabéis que siempre que viene gente a casa suelo poner un untable para picotear. Me encantan porque triunfan siempre, se preparan generalmente muy rápido (y mucha cantidad!) y si sobran hay mil cosas que hacer con ellos!

El dip de hoy es un especie de philadelphia finas hierbas pero en versión casera y más saludable – básicamente no tiene aditivos ni grasas chungas.

El sábado pasado lo puse en una barbacoa y triunfó un montón!

👉🏻Quizá alguno recordéis mi famoso queso de finas hierbas hecho con anacardos (como lo oyes, sin lácteos por si alguien no los tolera o es vegano o simplemente queremos introducir más frutos secos en nuestra dieta!). Os dejo enlazada la receta, aunque recordad que necesitareis unas 4 horas para el remojo de los anacardos.

Ingredientes (para un bol grande):

  • 1 paquete de queso feta o queso de ensalada
  • 1 o 2 yogures naturales sin nada
  • 2 cucharadas soperas de hierbas provenzales, u orégano, tomillo o similar
  • Opcional: 1 cucharadita de ajo en polvo (el que venden como especia)
  • Crudités (zanahorias, apio, pepino…) o tostas (pan, pita…) para “mojar”
  • NO PONGÁIS SAL (el feta es saladísimo)

Continúa leyendo Dip cremoso de queso y finas hierbas (en 30 segundos y sin batidora!)

Ensalada de alubias con salmón y guacamole

Hola amigos!

Esta ensalada es la versión de diario del bocata que me llevo a los aviones, os recuerdo la receta…

Al principio pensé que era demasiado simple como para compartirla, pero luego pensé que podría seros útil para días de prisa, vagancia o cualquier otro!

Está buenísima y no puede ser más completa nutricionalmente: legumbre con su proteína, hidrato complejo y fibra, el salmón con su proteína y grasa saludable, el guacamole con su grasa saludable, vitaminas, minerales y fibra…

Además, se prepara una gran cantidad en un pispás, perfecta para tupper!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 2 botes de alubias blancas cocidas (800 gr en total)
  • 1-2 paquete de salmón ahumado en lonchas o tacos (100-200 gr)
  • 1 aguacate maduro
  • 1 trozo de cebolla o cebolleta
  • Un puñado de tomates cherry (opcional)
  • Zumo de 1 limón grande

Continúa leyendo Ensalada de alubias con salmón y guacamole

Pasta con pesto 2.0

Muy buenos días lectores!

La salsa pesto es una de las más conocidas en el maravilloso mundo de la pasta. Y es que la mezcla de la aromática albahaca con el intenso sabor del parmesano y el toque crujiente de los frutos secos hacen que sea una salsa verdaderamente deliciosa!

Hoy os voy a proponer hacer pasta con salsa pesto, sí, pero la he titulado “2.0” porque le vamos a añadir algunos ingredientes más para hacerla más contundente y saludable y que sea digna plato único. De este modo nos ahorramos tener que preparar otro plato, qué os parece?

➡ Sobre la salsa pesto, podéis comprarla hecha o hacerla en casa (os doy la receta a continuación). Tened en cuenta que las versiones preparadas suelen estar hechas con aceites menos saludables e ingredientes más baratos, pero si no tenéis tiempo o ganas elegid una comercial cuyos ingredientes se parezcan lo más posible a los de mi lista 🙂 .

Ingredientes (para 3 raciones):

  • 250 gr de pasta (la que os guste; por motivos nutricionales os recomiendo que sea integral)
  • 2 puñados de verduras verdes tipo judías verdes, trigueros, brócoli o guisantes congelados
  • 1 bola de mozzarella (opcional, pero me parece que le da un toque delicioso!), o bolitas de mozzarella
  • 6 cucharadas de salsa pesto (150-200 gr) – 2 opciones:
    • comprada de calidad (que los ingredientes se parezcan lo más posible a la lista que os dejo debajo)
    • casera (triturad con una batidora o thermomix: un puñado muy generoso de albahaca fresca, 50 gr de algún fruto seco (la receta original es con piñones pero son muy caros y sabe igual con pipas de girasol o con nueces), 4 cucharadas de queso parmesano/grana padano rallado, 1 diente de ajo, media cucharadita de sal y 70 ml de aceite de oliva)
  • queso parmesano/grana padano (para servir)
  • pimienta negra

Preparación:

Comenzamos cociendo la pasta en abundante agua hirviendo con sal (SIN aceite, hagamos caso a los italianos!) durante el tiempo que indique el envase. Cortamos las verduritas muy pequeñas y, 5 minutos antes de que termine el tiempo, las añadimos a esa cazuela.

Mientras, preparamos el pesto (si es que no lo hemos comprado hecho), simplemente triturando los ingredientes de la lista. Probamos por si hubiese que rectificar un poco.

Cortamos la mozzarella en cuadraditos (si no venía en bolitas).

Cuando tengamos la pasta+verduras cocidos, los escurrimos dejando una pizquita del agua de cocción en la cazuela y volvemos a poner la pasta+verduras en la cazuela. Incorporamos el pesto y la mozzarella y removemos bien con el fuego ya apagado pero sobre él, para que se integren bien los sabores de la salsa con la pasta.

Servimos y espolvoreamos más queso rallado y pimienta negra. FLIPAREIS!

➡ Podéis guarder la pasta y la salsa preparadas por separado, dura 4-5 dias en la nevera sin problema. Cuando vayamos a comer, los mezclamos (major en cazuela al fuego, pero si no en el microondas).

 

Pollo al achiote (cochinita pibil en versión simplificada)

Hola amigos!

Uno de mis platos favoritos mexicanos es la cochinita pibil. Si no la habéis probado, hacedlo porque es deliciosa!!!

Ya publiqué la receta tradicional hace tiempo, pero hace poco descubrí en Directo al Paladar que tenían una receta sencillísima de pollo al achiote y me dije: quizá se parezcan? Y así fue. La comparto hoy porque de verdad merece mucho la pena…

Únicamente puede costaros encontrar el achiote, ingrediente estrella de esta preparación, mexicano típico, y que venden tanto allí como en tiendas latinas y secciones internacionales de hipermercados. Es una especie de pasta roja con un sabor y color súper característico!

Os animáis?

Ingredientes (para 2-4 raciones):

2 pechugas de pollo enteras (sin filetear)

Para el adobo del pollo:

  • 100 gr de achiote en pasta
  • 1 vaso de zumo de naranja y lima o limón (medio vaso de cada, más o menos)
  • medio vaso de agua
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharadita de ajo seco en polvo
  • 1 cucharadita de sal (no muy llena)
  • pimienta al gusto

Para la cebolla marinada:

  • 1-2 cebollas rojas o moradas
  • zumo de 1 naranja
  • zumo de 2 limas
  • 1 cucharadita no muy llena de sal
  • si queréis que pique: copos de chile o cayena triturada a vuestro gusto

Opcional: arroz blanco, aguacate, cilantro

Preparación:

Comenzamos preparando el adobo del pollo. Para ello, simplemente mezclamos en un cuenco o thermomix todos los ingredientes indicados “Para el adobo” y trituramos bien hasta que quede una pasta líquida. Yo lo hice con thermomix 30 segundos a velocidad 6.

Cortamos las pechugas de pollo en tiras gruesas y las introducimos en el cuenco con el adobo. Tapamos bien y llevamos a la nevera entre 3 horas y toda una noche para que coja el sabor y se vuelva más tierno.

  

Pasado ese tiempo, calentamos una cazuela a fuego medio y volcamos el pollo junto con toda la marinada para que cocine durante 30-40 min (en olla express sería suficiente 20 min contando desde que suben los 3 aros). Si no es olla express, alternaremos periodos de tapa abierta y cerrada para que la salsa coja textura y se evapore un poco el líquido.

Mientras, preparamos la cebolla marinada, que le da un toque fresco y crujiente espectacular! Simplemente la cortamos en aritos (con cuchillo o con mandolina), exprimimos la naranja y las limas y mezclamos ambas cosas en un cuenco junto con la sal y el picante (si decidimos incluirlo).

Cuando esté listo el pollo, lo deshilachamos con cuchillo y tenedor.

Servimos calentito acompañado de arroz blanco y/o aguacate y cilantro, delicioso!!!

Crema verde con leche de coco

Hola queridos! Muy buenos y calurosísimos días!

Ohlala… bendito el momento en que a alguien se le ocurrió añadirle leche de coco a una crema de verduras! Si nunca lo habéis probado, no os imagináis la textura y sabor que queda, es espectacular!!!

En realidad, la receta que hoy os propongo podéis aplicarla a todas las verduras que se os ocurran, aunque no sean verdes. De hecho, en su día ya preparé una con hortalizas naranjas que os gustó un montón (os dejo el link por aquí).

➡ Se puede tomar caliente, pero con estos calores os animo a hacerlo bieeen fresquita!!!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 700 gr de todas las verduras verdes o blancas que se os ocurran (genial para aprovechar restos jeje):
    • cebolla
    • brócoli
    • guisantes
    • apio
    • espinacas
    • calabacín
  • 200 ml de leche de coco (media lata de la espesa)
  • Agua (luego veremos cantidad)
  • 2 cucharaditas no muy llenas de sal
  • Aceite de oliva o de coco

Preparación:

Preparamos las verduras lavándolas y cortándolas en trozos medianos.

Calentamos un chorro de aceite de oliva/una cucharada de aceite de coco en una cazuela u olla express.

Agregamos las verduras y la sal y las dejamos pochar 10 minutos tapadas y removiendo de vez en cuando.

Pasado ese tiempo, agregamos la leche de coco y agua hasta casi cubrir las verduras, tapamos y dejamos que hierva 10 minutos más.

Trituramos a máxima potencia (en thermomix seria 1 minuto a velocidad 10) y servimos!

No os podéis imaginar el nivel de cremosidad de la crema, y el toque tan especial de la leche de coco, es BRUTAL!

La tomamos caliente o fresquita, y a disfrutar!!!

Salpicón de marisco express

Muy buenos días queridos lectores!

Os gusta el salpicón de marisco?? Es un plato que nos gusta mucho pedir por ahí, fresquito y muuuy sabroso, pero es cierto que nunca se me había ocurrido hacerlo yo… hasta que mi marido olió un bote de futurvinagreta en la nevera y dijo “qué rico, salpicón!” y pensé “pues no era esa mi intención pero no lo digas 2 veces… añadiendo unos langostinos cocidos apañamos un par de comidas!” 😅 .

Si os gusta el clásico salpicón de marisco, os chiflará esta receta, no puede ser más rápida! Os aseguro que nunca más comprareis el típico que ya viene preparado y que incorpora unos ingredientes que, en fin… Os los dejo aquí para vuestra información, de una conocida marca:

“Marisco (35%), (carne de mejillón cocido(antioxidante (ácido cítrico) gambón cocido pelado (sal, antioxidante (metabisulfito sódico, ácido cítrico, ácido ascórbico), corrector), estabilizante (citratos de sódico) y azúcar))); surimi (36%) ((pescado blanco, azúcar estabilizadores (sorbitoles, trifosfatos y difosfatos), clara de huevo), agua, extracto y aroma de cangrejo (2,25%), almidón de patata, almidón de tapioca, sal, azúcar, bebida fermentada de arroz, aceite de soja y colorante (cochinilla)), rodaja de potón cocida (sal, estabilizadores (ácido cítrico, citratos de sódico, carbonatos de sódico)), pimiento y cebolla.”

Sin comentarios, no?

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 2-3 puñados de langostinos cocidos (frescos o congelados, mejor con piel)
  • 1 pimiento verde o rojo
  • 1 cebolleta o cebolla morada
  • aceite de oliva, vinagre de jerez/de vino blanco y agua a partes iguales – por ejemplo 4 cuchararadas de cada
  • 1 cucharadita de sal
  • Opcionales: si queréis darle más volumen o consistencia podéis añadir una lata de alguna legumbre o bien un calabacín hecho espirales o tiras

Continúa leyendo Salpicón de marisco express