Desayuno cremoso de trigo sarraceno con almendras

Muy buenos y fríos días!

Última receta del 2017!!! No me quería despedir sin tener algún detallito con vosotros para agradeceros el tiempo que dedicáis a leer mis publicaciones, espero seguir poder creando contenido que os resulte de interés, y ya sabéis que estoy abierta a todo tipo de sugerencias! Así que, a modo de resumen, he decidido compartir este video que resume las recetas más exitosas de este blog durante el año.

ESPERO QUE OS GUSTE E INSPIRE!!!

Pasando a la receta de hoy, termino la temporada hablandoos sobre el trigo sarraceno.

Hace algún tiempo os proponía en este post una forma de cocinar este pseudocereal en versión salada, con una salsa cremosa, verduritas y pollo. Hoy le voy a dar una vuelta total y nos lo vamos a comer dulce, y crudo!

Conozcamos algunas cosillas de este producto…

  • El trigo sarraceno, también llamado alforfón, es un pseudocereal (*) que no tiene nada que ver con el trigo.
  • Es considerado el rey de la proteína vegetal debido a su alto contenido en proteínas (un 12% aprox), y a su gran disponibilidad (podemos asimilar el 70 %); además contiene determinados aminoácidos esenciales poco frecuentes en alimentos vegetales.
  • Tiene muchísimas vitaminas y minerales, así como fibra.
  • Sacia un montón, sienta genial y su sabor es muy suave.
  • Los diabéticos encuentran un gran aliado en este cereal, pero sobre todo los celiacos, al NO contener gluten!

(*) Se denomina “pseudocereales” a los granos que parecen cereales pero no lo son – porque técnicamente sólo son cereales los 4 con gluten – trigo, cebada, avena y centeno, el arroz, el maíz, y otros muy poco conocidos (sorgo, mijo, teff…) con determinadas características botánicas.

Podemos encontrar trigo sarraceno en herbolarios, secciones eco/bio de hipermercados y online. Existen diferentes formatos:

  • En grano “crudo” (seco) – es la forma más primitiva y habitual que tenemos de encontrar este cereal. Es preciso cocinarlo, por tanto podemos reservarlo para preparaciones saladas (hervido como cualquier cereal, dentro de salsas tipo curry, salsas de tomate…) o bien en porridge.
  • En grano germinado – es la versión mejorada del grano crudo. Al germinar un cereal se multiplican sus propiedades beneficiosas y digestivas, y en este caso lo que se hace es germinarlo y secarlo a baja temperatura con una deshidratadora. Su aspecto es idéntico al del grano crudo, por tanto para distinguirlo deberemos fijarnos en el envase. Podemos consumirlo directamente, añadiéndolo por ejemplo en ensaladas, desayunos, yogures…
  • En harina – al ser apto para celiacos, se tritura el grano y se obtiene una harina con la que cocinar multitud de recetas. Son famosos los crepes bretones, que se elaboran tradicionalmente con este tipo de harina!
  • En fideos (noodles) – los fideos soba, tan típicos en la cocina oriental, se elaboran tradicionalmente con harina de trigo sarraceno. Generalmente los solemos encontrar mezclados con harina de trigo al 50%, en cuyo caso no serán aptos para celiacos.

Hoy lo probaremos en forma de desayuno deliciosisimo que prepararemos con granos crudos o germinados.

Vamos!

Ingredientes (para 1 ración):

  • 1 taza de trigo sarraceno en grano (crudo o germinado)
  • 1/2 taza de leche (puede ser cualquiera pero la de almendra le da un sabor estupendo)
  • 1 plátano maduro
  • 1 cucharada de manteca de almendras (opcional)
  • pizca de canela (opcional)
  • frutos secos o semillas al gusto para poner por encima
  • agua

Continúa leyendo Desayuno cremoso de trigo sarraceno con almendras

Carne picada estilo cubano

Buenos días amigos!

Los que me conocéis desde hace tiempo sabéis que la bloggera Isasaweis fue una de las personas que me inspiraron cuando empecé a cocinar. Me encantaban sus recetas, y sus vídeos me ayudaron un montón a aprender técnicas básicas. Además, con el tiempo fue evolucionando hacia un tipo de recetas más saludable, como me ocurrió a mí.

En este blog tenéis mil ideas suyas, os las dejo en este enlace. También tengo sus libros de recetas, que os recomiendo totalmente!

Hace ya tiempo que se centra en otro tipo de contenidos, pero recientemente me metí en su blog por si había cosas nuevas, y voilá! Me encontré con esta receta que me apeteció desde el principio, y aquí os la traigo!!! Me recuerda mucho a una de mis publicaciones más antiguas: las empanadillas argentinas, pero esta versión es más fácil aún y sin masas ni horneados.

➡ Me parece una súper idea de carne para llevar al trabajo, cosa que no es tontería dado que muchas veces nos cuesta pensar en carnes que queden bien recalentadas!

Ingredientes (para 4-6 raciones):

  • 500 gr carne picada (ternera, cerdo o pollo; siempre de carnicero en lugar de bandejitas, ya que éstas incorporan multitud de aditivos; también sirven pechugas de pollo enteras que trituremos en casa)
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 2 huevos
  • 12 aceitunas negras
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1 cucharadita y media de sal
  • 2 cucharaditas de comino
  • aceite oliva

Continúa leyendo Carne picada estilo cubano

Curry de pescado

Hola amigos!

Llevaba tiempo dándole vueltas a hacer un curry de pescado. Hasta ahora he preparado curries de legumbres, de langostinos, de pollo, con noodles, con verduras, en wrap (poned “curry” en la lupa del blog, es una locura!)… hasta con tofu (pendiente de compartir, lo sé!). Pero con pescado no me había animado, y la verdad es que nos ha encantado el resultado, muchísimo mas jugoso que  los de carne por ejemplo! De hecho, puse a prueba la receta empleando una rodaja de emperador congelada…

Para hacerlo, he empleado como base la receta del curry rojo de solomillo, adaptándola ligeramente. Para ello he empleado pasta de curry rojo que venden preparada y que NO debemos confundir con las salsas que vienen listas para tomar tal cual el bote entero.

La diferencia entre las pastas de curry y las salsas de curry (que hay roja y verde) es que de la pasta cogemos cada vez muy poca cantidad, ya que es un concentrado potente de especias, chiles y algunas hortalizas, y la salsa en cambio se utiliza todo el bote y contiene salsa de tomate, coco, especias etc, y en la mayoría de ocasiones un buen puñado de azúcar y aditivos. Por ello prefiero utilizar la pasta y añadir por mi cuenta la leche de coco o lo que quiera.

Si únicamente encontráis en vuestro supermercado salsa de curry en lugar de pasta, no dejéis de preparar esta receta! O bien seguid mis indicaciones de la receta de pollo tikka masala sustituyendo el pollo por el pescado, tan simple como eso!

:arrow: Si no encontráis ninguna de las 2 cosas, seguid mis indicaciones para el pollo al curry básico, sustituyendo el pollo por el pescado. No tenéis escapatoria!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 400 gr de pescado sin espinas a vuestra elección (yo he empleado pez espada congelado, pero sirve merluza, pescadilla…; bacalao no me pega)
  • 3 cucharadas de pasta de curry rojo (pasta espesa, NO salsa lista para comer – la encontrareis en zonas internacionales de hipermercados o en tiendas orientales; leed arriba)
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 cebolla pequeña o puerro
  • 1 pimiento cualquiera grande
  • 150 gr de arroz basmati o thai
  • aceite de oliva o de coco

Continúa leyendo Curry de pescado

Quiche de otoño

Hola amigos!

Antes de que se acabara el otoño… tenía que compartir esta receta con vosotros!

Hace mucho que no preparo quiches, y lo cierto es que me encantan! En el blog tenéis la receta de la quiche de tomatitos cherry y la de verduras y queso azul, ambas riquísimas! La quiche lorraine es la más típica de todas, pero precisamente por eso (porque la tomamos más en restaurantes y casas) y porque es bastante bomba (nata+queso+bacon, aparte de la masa y los huevos y de no tener verduras) me gusta inventar otras recetas para disfrutarlas en casa 🙂 .

Todas las quiches, si consideramos la receta estricta, tienen algunas cosas en común:

  • Una masa, que idealmente es masa brisa y que debemos hornear antes de poner encima los ingredientes
  • Una mezcla de nata, huevo, sal y pimienta
  • Ingredientes variados (desde bacon hasta quesos, verduras o una combinación)

La de hoy la he preparado sin prehornear la masa y con queso ricotta en lugar de nata y lo cierto es que ha quedado perfecta. De modo que os daré las instrucciones de este modo porque ha sido:

  • más simple (por lo de la masa)
  • y más ligero (el queso ricotta tiene un 8% de grasa y 13% de proteínas y la nata un 35% de grasa y 2% de proteínas…).

La textura es perfecta y la mezcla de las hierbas provenzales con las verduras de otoño que he escogido (así como las castañas crujientitas) os enamorará!

➡ Excelente opción para llevar en tupper, acompañado por ejemplo de unos tomates cherry aliñados.

Ingredientes (para 1 quiche de 6 raciones):

  • 1 placa de masa brisa, quebrada u hojaldre (lo ideal es brisa)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • verduras variadas, en este caso puse 1 calabacín y 2 puñados de champiñones. Podemos poner cualquiera, como calabaza, zanahoria, brócoli, espárragos…
  • 5 castañas cocidas/asadas (opcional, pero le da un toque otoñal y crujiente muy rico!)
  • 1 bote de queso ricotta o 1 brick de nata de 200ml (el queso ricotta es una excelente opción porque tiene un 8% de grasa en lugar de 35% y a cambio 13% de proteínas en lugar de 2%…)
  • 3 huevos
  • 1,5 cucharadita de sal
  • pimienta
  • 1 cucharada de hierbas provenzales (orégano, tomillo, romero)

Continúa leyendo Quiche de otoño

Crema de tomate y albahaca con parmesano

Buenos días lectores!

¿Conocéis a alguien al que no le guste la mezcla de tomate, queso y albahaca? Seguramente no… y es una maravilla porque estamos hablando de ingredientes saludables, fáciles de encontrar, baratos, y para los que hay infinidad de recetas fáciles!

Esto podemos aprovecharlo para cuando tengamos invitados, adultos o niños, y queremos triunfar sin arriesgar, como en esta crema/sopa que vi como sugerencia navideña en Veggie Booggie y enseguida decidí preparar para una cena con amigas.

➡ OS INVITO A PREPARAR ESTE TIPO DE PLATOS, CONTUNDENTES PERO SALUDABLES, CUANDO RECIBÁIS EN CASA EN ESTAS FIESTAS!

Las sopas o cremas de tomate se suelen hacer asándolos en el horno en lugar de cociéndolos en agua. En general, todas las cremas de verduras se pueden hacer asándolas, y diréis “y para qué?”, pues muy sencillo: porque al asarlas su sabor se multiplica por 1000 y porque puedes asar cantidades grandes a la vez. Además, no se tarda más tiempo dado que no hay que sofreír nada ni esperar a que cueza nada, y te puedes despreocupar totalmente durante el tiempo que tardan!

Manos a la obra!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 6 tomates maduros
  • 2 zanahorias (no son imprescindibles pero dan cremosidad y un toque de sabor muy rico)
  • 1 diente de ajo (opcional)
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 puñado generoso de albahaca fresca
  • sal
  • pimienta negra
  • aceite de oliva virgen extra
  • queso parmesano/grana padano rallado o en lascas
  • 2 vasos de agua

Continúa leyendo Crema de tomate y albahaca con parmesano

Trufas saludables de chocolate negro

Hellooo!

Última semana antes de Navidad, y por fin comparto con vosotros estos bocaditos de cielo!!! Permitidme la cursilada porque de verdad que son una maravilla para el paladar, y lo mejor de todo es que sus ingredientes son normales y corrientes (los encuentras en cualquier supermercado) y nutritivos! Y por supuesto son tiradas de hacer.

➡ LAS PUBLICO ESTA SEMANA CON LA INTENCIÓN DE DAROS ALGUNA IDEA MÁS PARA LAS FIESTAS.

Hace tiempo publiqué otras trufas deliciosas de coco y cacahuete, que eran más parecidas a lo que ahora se está llamando en este mundillo “energy balls” debido a la gran carga calórica que contienen. Tanto aquellas trufas como las de hoy son saludables, dado que sus ingredientes NO SON ni los típicos que vemos en trufas industriales (grasas hidrogenadas o de palma, azúcar a cascoporro, aditivos…) ni los de las trufas caseras tradicionales (leche condensada, azúcar, nata, mantequilla…). Como siempre, trato de buscar equivalentes saludables de mis recetas favoritas, y únicamente comparto aquellas cuyo resultado me parece de 10!

  • En este caso la cremosidad y parte del dulzor lo vamos a conseguir gracias a un ingrediente que os va a sorprender: BONIATO. Sí, como lo oís, no os imagináis el juego que da este tubérculo en repostería!!!
  • Para el dulzor vamos a emplear dátiles.
  • Para la cremosidad, mantequilla de frutos secos, o frutos secos tal cual.
  • El chocolate lo vamos a emplear en su versión más primitiva: puro. Afortunadamente lo venden ya en todas partes, y poco tiene que ver con el nesquik/colacao, que son 75% azúcar.

Creedme, el resultado os va a sorprender (y a enganchar!) al igual que lo hizo conmigo cuando lo vi en el blog de Lalakitchen

¿Y cuándo me las como? Son un manjar para tomar después de comer (con invitados o para uno mismo), para llevar a una casa cuando nos invitan, como tentempié de media mañana, antes de hacer ejercicio para darnos fuerzas, o cuando nos entren antojos de dulce “no solucionables con fruta” jaja.

Ingredientes (salen 24 bolitas aprox):

  • 500 gr de boniato
  • 100 gr de copos de avena o de harina de avena
  • 60 gr de cacao puro en polvo (marca Valor por ejemplo, lo venden ya en todas partes, sin azúcar ni edulcorantes)
  • 100 gr de avellanas tostadas o bien mantequilla de avellanas (podéis sustituirlas por cualquier fruto seco tostado, no frito, o su mantequilla correspondiente) 
  • 15-20 dátiles normales sin hueso o menos sin son medjool
  • 1 pizca de esencia de vainilla (opcional)
  • 1 pizca de canela (opcional)
  • 1 pizca de sal
  • coco seco rallado o cacao puro en polvo para recubrir

Continúa leyendo Trufas saludables de chocolate negro

Garbanzos caldosos a la cerveza

Hola amigos!

Hoy os traigo una receta de legumbres express, facilona facilona, que preparé con thermomix hace poco.

La thermomix es un artilugio que utilizo con muchísima frecuencia y por el que me preguntáis constantemente si vale la pena la inversión… Os recuerdo un post que publiqué hace mucho en el que os lo explico todo sobre ella, y también os recuerdo que tenéis un apartado en el índice de este blog en el cual tenéis listadas una detrás de otra todas las recetas del blog que se pueden hacer con thermomix. De este modo, sabréis si son platos que soléis hacer y si os interesa.

En mi vida diaria os puedo decir que la utilizo sobre todo:

  • como batidora (es sin duda la más rápida y con ella se consigue una cremosidad absolutamente inigualable en cremas de verduras, hummus o smoothies por ejemplo),
  • también como molinillo (desde filetes para convertirlos en carne picada hasta colines para convertirlos en pan rallado…),
  • las lentejas las hago siempre con ella,
  • un par de veces al mes hago algo a la sal con ella (no consigo el punto de carne ni pescado con nada mejor que con ella),
  • los macarrones con chorizo son mi receta estrella de cena improvisada con amigos,
  • la crema de zanahoria también queda de 10,
  • masas que requieren amasado (desde una pizza, una coca o el pan)…

Para guisos de legumbres que no son lentejas la thermomix nos exige que empleemos legumbre ya cocida, ya que de otro modo tardarían muchísimo tiempo en hacerse y valdría más la pena utilizar otro electrodoméstico como una olla express.

Hoy os presento un ejemplo de que con nuestra amiga se pueden conseguir guisos caldosos reconfortantes y que parecen salidos de un puchero de abuela!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 2 botes grandes de garbanzos cocidos (800 gr)
  • 150-200 gr de tomate triturado o frito
  • 1 lata de cerveza (330ml)
  • 4 dientes de ajo
  • 1 ramita de perejil fresco
  • 1 cebolla mediana
  • aceite de oliva
  • especias: 1 hoja laurel, pimienta, comino, azafrán
  • 2 cucharaditas de sal

Continúa leyendo Garbanzos caldosos a la cerveza

Pimientos rellenos de bolognesa

 

 

Buenos días amigos!

En mi afán de rellenar verduras, esta vez me he animado con unos pimientos. En mi afán de darle uso a la soja texturizada (no puedo estar mas encantada con este ingrediente!), he decidido rellenarlo de mi súper bolognesa vegana (la que empleé para la exitosa lasagna) pero añadiéndole en este caso un poco de champis en lugar de zanahoria y apio.

OJO:

SI QUEREIS HACER ESTA RECETA CON SALSA BOLOGNESA NORMAL (O INCLUSO CON MI PROPUESTA DE BOLOGNESA DE LENTEJAS, OS REMITO A ESTE POST, SIN PROBLEMA!!!)

 

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 3 pimientos grandes (pueden ser de varios colores)
  • 6 champiñones o cualquier otra verdura (opcional)
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 50 gr de soja texturizada (de venta en mercadona aparte de herbolarios etc; mejor fina que gruesa, nos ahorramos triturarla después – ver fotos debajo; en el post sobre la soja os explico lo que es)
  • 1 cucharada sopera de orégano o hierbas provenzales
  • pizca de pimienta
  • 1 cucharadita de sal
  • 3/4 partes de un bote grande de tomate triturado o passata (mejor NO tomate frito en esta ocasión)
  • 1/4 vaso de agua
  • 3 cucharadas de aceite
  • Queso parmesano/grana padano o pan rallado

Continúa leyendo Pimientos rellenos de bolognesa

Granola navideña

Buenos días a todos!

Los que me seguís por Instagram (varianity_as) lleváis días viendo mi nuevo descubrimiento… la granola!

Algunos la conoceréis, otros no, pero lo que seguro que muchos no sabéis es que se puede hacer en casa de forma sencillísima, mucha cantidad de golpe, y mil veces más saludable que las versiones compradas!

Empiezo contándoos lo básico para los que no sepáis ni de qué os hablo, y después vamos a ver cómo la preparamos.

Qué es la granola?

Es una combinación dulce y seca de cereales y frutos secos que habréis visto:

  • en supermercados como “crunchy muesli”, “muesli crujiente”, “cruesli”, o directamente como granola
  • en los yogures comerciales que tienen un compartimento separado con cereals para mezclar,
  • o en sitios de brunch o buffets de desayuno de hotel.

El aspecto podéis verlo en la foto que encabeza este post, es una especie de “muesli apelotonado” o hecho pequeñas rocas. Se diferencia del muesli en que es súper crujiente, ya que, como veremos, se hace generalmente en el horno.

Qué ingredientes siempre lleva?

Hay tantas recetas de granola como de cremas de verdura… Lo que sí que es cierto es que en una granola no pueden faltar uno o varios de los ingredientes de las siguientes categorías:

  • Cereales – lo más habitual son los copos de avena (gruesos o finos), pero hay mil opciones más como copos de centeno, granos/copos de trigo sarraceno, copos de quinoa…
  • Frutos secos y semillas – anacardos, almendras, cacahuetes, avellanas, nueces, pipas… eso sí, siempre crudos y sin sal (porque los tenemos que hornear y queremos que queden dulces). 
  • Grasa – suele ser de aceite de oliva o de coco, o incluso mantequilla (junto con el endulzante, es lo que hace que se formen las “rocas”)
  • Especias – canela, nuez moscada, cardamomo, jengibre, anís, vainilla…
  • Endulzante líquido – clave lo de líquido!!! Aparte de que el dulzor es muy agradable, el hecho de que sea líquido es necesario por lo mismo que os explicaba en el aceite. Por ejemplo miel o sirope de ágave o de arce (todo es igualmente azúcar, no nos engañemos). OJO: NO pongáis ningún otro endulzante líquido que no sean los anteriores (tipo sacarina líquida) porque  se vuelven amargos con el calor.

Por qué me gusta? Es saludable?

El sabor de la granola es inefable: hasta que no la hueles en tu horno y después la pruebas no entiendes lo rica que puede estar!

Pero es que además resulta que es una bomba de fibra, grasas “buenas” e hidratos de carbono complejos, que dados los hábitos alimentarios que tenemos no está mal que aparezca un producto rico  para ayudarnos a mejorar, verdad? Eso sí, estamos hablando de la versión casera y de consumirla en una cantidad razonable (por ejemplo, 20-30 gr – unas 3 cucharadas soperas llenitas).

Por qué hacerla en casa?

Las granolas de supermercado son una bomba de azúcar, grasas “malas” y aditivos. Si lo pensáis, algunos de los ingredientes de la granola por separado no son especialmente baratos (sobre todo el aceite de coco, algunas especias y algunos frutos secos), por tanto si nos venden 1 paquete de 1kg de granola por 3 euros, qué esperamos que venga dentro?? Pues os lo digo yo: 27% de azúcar y 18% de grasas malas y muuuchos aditivos.

Si la compráis en algún herbolario o similar, puede que la composición sea algo mejor (un 13% de azúcar por ejemplo y hecha con aceites buenos), pero en ese caso el precio será altísimo.

Por tanto, si queremos una granola saludable, de calidad y barata la tendremos que hacer en casa.

Qué hacer con la granola?

La granola es peligrosa, porque “a palo seco” está muy buena… por tanto si dejáis un tarrito a la vista por casa comprobaréis que lo abriréis una y otra vez y volveréis a por más jajaja. Es adictiva, y eso que no tiene glutamato monosódico/potenciador del sabor (lo que llevan las Pringles y Doritos) jajaja.

Dicho lo cual, podéis tomarla:

  • Sola
  • Con yogur
  • Con fruta
  • Como topping de smoothies o smoothie bowls, puddings de chia, porridges, overnight oats y demás.

El otro día Raquel Bernacer proponía regalarla como regalo de amigo invisible: me pareció una idea brillante, ya que a todo el mundo le gusta, queda muy bonita en un tarro de cristal con un lazo y además regalas algo sano y poco consumista 🙂 .

Ingredientes (no os preocupéis demasiado por la exactitud en esta receta…):

Ingredientes secos:

  • copos de avena (idealmente de los gruesos; es el ingrediente protagonista y por tanto debe abundar mucho más que el resto – por ejemplo 200 gr)
  • 2 puñados generosos de frutos secos al natural (no tostados ni con sal) a vuestra elección
  • especias:
    • canela en polvo (2 cucharaditas para esos 200 gr de avena)
    • nuez moscada (1 cucharadita)
    • jengibre seco en polvo (1 cucharadita)
  • coco rallado seco (2 cucharadas soperas) – opcional pero queda genial!
  • ingredientes frikis súper nutritivos pero que no aportan sabor (opcionales): semillas de cáñamo y granos de trigo sarraceno (1 cucharada de cada)
  • ¼ cucharadita de sal

Ingredientes líquidos:

  • aceite de coco o de oliva súper suave (3 cucharadas)
  • miel (misma cantidad que de aceite)
  • 1 chorrito de agua

Continúa leyendo Granola navideña

Hamburguesas de pollo y hierbas provenzales

Helloooo

Antes de empezar con la receta: la razón por la que la foto de este post es INFAME es que no esperaba publicar nada, pero de verdad estaban taaaaaaaan deliciosas que no he podido aguantarme! Jajaja

Como muchos sabéis, soy una gran fan del congelador. Al llegar a Luxemburgo mi congelador era una balda dentro de la nevera y fue de las primeras (y pocas) cosas que no dudé un segundo en comprar, a pesar de no tener sitio concreto en la cocina… Y me alegro muchísimo de haberlo hecho!

Estoy trabajando en un post específico sobre este tema tan poco glamouroso y a la vez tan útil para la vida actual, próximamente lo podréis ver.

Todo esto para contaros que estas hamburguesas fueron fruto de una mala pasada del congelador. Me explico. Suelo etiquetar las cosas cuando las congelo, pero en ocasiones se despegan y no sé lo que son las cosas hasta que las descongelo. En este caso, quise descongelar filetes y al descongelarlos me encontré con tiras de pollo.

Cuando íbamos a cenar se me ocurrió hacerlas en forma de hamburguesa, picándolas con la thermomix y añadiéndoles un par de cosas que improvisé.

Vamos allá!

Ingredientes (para 4-6 hamburguesas grandecitas):

  • 1 pechuga de pollo entera ó 4 filetes de pechuga – 400 gr en total (también sirve carne picada pero mejor no de bandeja por la gran cantidad de aditivos que llevan)
  • 1 cebolla mediana o pequeña
  • 1 cucharada de hierbas provenzales (o 1 cucharadita de orégano, otra de romero y otra de tomillo)
  • media cucharadita de sal
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de pan rallado (o unos cuantos colines-picos que trituraremos)

Preparación:

Para esta receta empleé la thermomix, pero no es imprescindible.

Con thermomix:

  • Pelamos la cebolla y la troceamos en la thermomix 7 segundos velocidad 4-5. Comprobamos que no hay trozos grandes y si los hubiese trituramos 3 segundos más. La sacamos y la ponemos en un bol grande. NO HACE FALTA LAVAR LA THERMOMIX ENTRE PASO Y PASO.
  • Si nuestra carne no está ya picada, volcamos las pechugas en la thermomix y picamos también 7 segundos velocidad 4-5. Comprobamos que los trocitos sean como carne picada. La ponemos en el bol con la cebolla.
  • Cascamos un huevo en la thermomix y batimos 4 segundos velocidad 4-5. Unimos al bol.
  • Si no tenemos pan rallado, ponemos los colines en la thermomix y pulverizamos 5 segundos velocidad 7-10. Volcamos en el bol.

Sin thermomix:

  • Pelamos la cebolla y la picamos muuuuy pequeñita con un cuchillo o con el accesorio de picar de una batidora normal. La sacamos y la ponemos en un bol grande.
  • Si nuestra carne no está ya picada, la picamos a mano o con una batidora. No quedará tan sueltecita como la comprada, pero no pasa nada! La ponemos en el bol con la cebolla.
  • Batimos el huevo en un cuenquito y lo unimos al bol.
  • Si no tenemos pan rallado, los pulverizamos con una batidora. Volcamos en el bol.

Común a ambas formas:

En el bol que contiene todo, incorporamos la sal y las especias y mezclamos todo muy bien con las manos. La textura es pegajosa, algo liquidilla.

Escogemos una sartén grande y calentamos un hilillo de aceite a fuego fuerte.

Dividimos la masa en partes similares y, cuando esté caliente el aceite colocamos estas porciones hechas bolas aplastadas (es decir, damos forma de hamburguesa con las manos justo antes de cocinarlas para que no se desmoronen) y las vamos cocinando a la plancha.

IMPORTANTE: como es pollo, si queda crudo no es nada deseable como puede ocurrir con las hamburguesas de ternera. Por tanto, debéis seguir las recomendaciones:

    • dejamos las hamburguesas cocinar a fuego fuerte por un lado 1 minuto (podemos poner tantas como quepan en la sartén)
    • les damos la vuelta, dejamos 30 segundos así
    • bajamos a fuego medio-bajo y tapamos la sartén (así se cocinarán por dentro)
    • dejamos así otro minuto y sacamos a un plato.

Ya solo queda disfrutar de estas ricas hamburguesas, que además quedan perfectas recalentadas (por tanto podéis llevarlas al trabajo!).

➡ Si necesitáis congelarlas, mejor hacedlo con ellas ya cocinadas. La masa es demasiado líquida y el hecho de que la cebolla vaya en crudo no ayuda… Tampoco esperéis la mejor textura del mundo al descongelar, pero el sabor seguirá siendo delicioso!