Panna cotta de limón y coco (4 ingredientes, 10 minutos)


Buenos días amig@s!

Conocéis la panna cotta? Es uno de los postres más típicos italianos, y significa literalmente “nata cocida”. Se suele servir con coulis de fruta y esta riquiiisima!

Hace poquito se me ocurrió prepararla con leche de coco en lugar de nata, ya que ésta no nos sienta muy bien, y además el sabor del coco nos encanta, y aromatizarla con limón. Además, la endulcé con sirope de arce, algo más saludable que el azúcar. Total, que no os imagináis qué resultado más delicioso!!!

Se prepara en 10 minutos (más unas horas de cuajado en la nevera) y queda súper vistosa, por lo que es carne de cañón para cenas con invitados o cuando os pidan llevar un postre!

➡ Esta receta lleva gelatina. Si os interesa conocer los beneficios y otros detalles sobre la gelatina, os remito a esta receta. Si os interesan más recetas con gelatin (dulces y saladas), haced click en este link.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • Una lata de leche de coco (400 ml) – ojo, no sirve bebida de coco, tiene que ser de la espesa que se utiliza para curries y demás
  • Ralladura de medio limón grande o de 1 lima
  • 3 cucharadas soperas de miel, sirope de arce, agave o simplemente azúcar
  • 6 hojas/láminas de gelatina (si empleáis gelatina en polvo u agar-agar para una versión vegetariana, mirad equivalencias en google ya que a veces depende de la marca)
  • Para decorar al servir (opcional): más ralladura de limón/lima, y/o coco rallado

Preparación:

NOTA: Os garantizo éxito total con los ingredientes que os propongo arriba. Por tanto, si empleáis gelatina en polvo u agar-agar en lugar de gelatina en láminas, podéis seguir la receta pero os recomiendo que os guieis por recomendaciones para este tipo de producto ya que no sé deciros el momento en que debemos mezclarla con los demás ingredientes.

Comenzamos poniendo a hidratar las hojas de gelatina en un cuenco lleno de agua a temperatura templada (importante que no esté muy fría ni muy caliente). Deberán estar 5-10 minutos, durante los cuales haremos el resto de la receta.

Mientras se hidratan las hojas, ponemos a calentar en un cacito la mitad de la lata de leche de coco (a veces se separa la crema del líquido al almacenarla en casa, podéis mezclarla un poco si queréis pero no pasa nada), junto con la ralladura de limón/lima y el endulzante que hayamos escogido. Dejamos que hierva pero en cuanto lo haga bajamos a fuego suave, removiendo de vez en cuando. Dejamos así hasta que pase el tiempo de remojo de las hojas. La idea es simplemente que la leche de coco coja el sabor del limón (una especie de infusión).

Apartamos el cacito del fuego e incorporamos la mitad restante de la lata de leche de coco. Removemos y agregamos las hojas de gelatina ya hidratadas (SIN EL AGUA DEL REMOJO). Removemos bien con unas varillas hasta que estén totalmente disueltas.

Vertemos esta mezcla en moldes de magdalena o en vasitos transparentes (o en ramequines de soufflé si sois la pera jeje) y dejamos en la nevera un mínimo de 3-4 horas para que solidifique.

Si hemos empleado moldes de magdalena, para servir la panna cotta le daremos la vuelta sobre un platito y opcionalmente pondremos más ralladura de limón y/o coco por encima para decorar. Si lo hemos preparado en vasitos, decoramos igualmente por encima.

➡ Se conserva en la nevera 2-3 dias.

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .