Salmón con brócoli y espárragos estilo asiático

Buenos días lectores!

La receta que os traigo hoy fue la cena que hice a mis padres el último día que vinieron a casa, y pese a ser tan simple quedaron impresionadísimos con lo sabroso que estaba!

De aperitivo puse unos edamame (una especie de judías que se comen estilo “pipas”, desechando la vaina), os recomiendo este aperitivo que es muy sano (son legumbres) y con sal gorda están buenísimos! Lo suelen tener en los restaurantes japoneses y desde hace poco los venden en mercadona congelados.

Respecto a las propiedades nutritivas del plato, es maravilloso. El omega 3 y proteína del salmón se junta con los fitoquímicos del brócoli y las propiedades depurativas del espárrago, y además el sésamo nos aporta infinitos beneficios (grasas buenas, fibra, calcio…).

Vamos allá!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 4 lomos de salmón (mejor de pescadería, aunque también sirven congelados)
  • 1 brócoli pequeño, ó unas cuantas floretas de las congeladas (si os animáis con el bimi, genial!)
  • 1 manojo de espárragos trigueros finos, ó 1 paquete de los congelados
  • 100 ml de salsa de soja
  • 4 cucharadas de aceite de sésamo (opcional pero para mi gusto imprescindible, de venta en herbolarios o en secciones internacionales o bio de supermercados)
  • semillas de sésamo – ajonjolí (opcional pero recomendable)

Continue reading

Curry de langostinos

Buenos días!

Hace unas semanas os hablaba de mi súper jornada gastronómico-india-familiar… Os comenté que seguiría publicando las recetas que preparamos ese día, pues bien aquí os traigo otra de ellas.

En el blog ya tenéis varias recetas de curry, cada cual diferente: con pollo, en guiso con verduras, en forma de crema, con legumbres, de cordero, con carrilleras, curry amarillo, curry verde… Os invito a echarles un vistazo (podéis poner “curry” en el buscador de mi blog – la lupa – y os saldrán todas seguidas!). Os recomiendo que la preparéis un día que os apetezca dedicar un buen rato a cocinar… Podríais hacer una versión más rápida y con menos ingredientes, pero para eso os remito a otras de mis recetas de curry que os comentaba antes, esta es UNA RECETA ORIGINAL y elaborada. No es para nada difícil, pero tiene muchos ingredientes y es para disfrutarla cocinando /y luego comiendo jejeje).

Allá vamos!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 12-16 langostinos crudos lo más grandes posibles (pueden ser congelados) con piel
  • especias (de venta en herbolarios, tiendas asiáticas, sección internacional de hipermercados, tiendas Tiger…):
    • 1 cucharada de semillas de coriandro
    • 1 cucharada de comino en grano
    • 1 guindilla tipo cayena
    • 2 cucharadas soperas de curry en polvo
    • 1 cucharadita de cardamomo molido
    • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 puñado de cacahuetes
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla grande ó 2 pequeñas
  • 1 cucharadita de sal
  • A elegir:
    • 1 lata de leche de coco, o
    • 1 paquete de coco rallado seco (125 gr – lo venden en todos los supermercados) + 1 brick de nata líquida (200 ml)
  • 2 cucharaditas de azúcar moreno (no blanco)
  • 1 limón pequeño (medio exprimido y medio pelado sin partes blancas)
  • aceite (preferiblemente de girasol o coco)
  • Para acompañar: arroz thai o basmati (unos 350 gr)

Continue reading

Huevos rellenos de atún

Buenos días queridos lectores, aquí estamos una semanita más!

Empezamos semana tirando de clásicos… Y es que de vez en cuando me canso de innovar y me apetece cocinar platos de toda la vida, de casa española, con sabor a vacaciones, a casa de la abuela, a terraza, a verano… mmm… no es sólo sabor, es transportarse a otra época, ¿no os pasa a vosotros con ciertos platos?

Os voy a poner la receta clásica que se prepara en mi familia (y en muchas otras, por lo que he podido comprobar!). Os doy también opciones para hacerla algo más ligera. Al final, los ingredientes son todos saludables pero con bastante grasa, de modo que podemos ceñirnos a la receta tradicional o bien ajustarla un poco con estas simples ideas 🙂 .

Por cierto, es una receta REMATADAMENTE FÁCIL, por tanto os la recomiendo si no sois muy cocinillas ni os gusta pasar mucho rato en la cocina pero sí comer bien jeje. También es un buen plato para invitar a gente a casa, o para niños, gusta a todo el mundo!

Vamos allá!

Ingredientes (por persona):

  • 2 huevos
  • 1 lata pequeña de atún en conserva (en aceite de oliva; versión más ligera: enlatado al natural)
  • 1 cucharada de mayonesa (puede ser de bote; versión más ligera: lactonesa casera – cogedla de esta receta)
  • 2 cucharadas de tomate frito (casero o comprado de receta artesana)

Preparación:

Comenzamos poniendo a cocer los huevos. Para ello, simplemente pondremos los huevos en un cacito con un chorro de vinagre y mucha agua, encendemos el fuego y dejamos cociendo a borbotones durante 10 minutos.

Mientras tanto, vamos mezclando el atún (escurrido), la mayonesa o lactonesa, y el tomate frito.

Cuando terminen de cocer los huevos, los metemos en un cuenco de agua muy fría (simplemente para poder pelarlos sin quemarnos) y los pelamos. Los partimos por la mitad (a lo largo), sacamos la yema y se la añadimos al cuenco con la mezcla de atún. Si queréis hacer versión más ligera, no añadáis todas las yemas, realmente apenas se aprecia el sabor).

Colocamos una cucharada generosa de la mezcla sobre cada mitad de huevo, de forma que quede relleno el hueco de la yema y cubierto por encima, generosamente.

Y ya tenemos listos nuestros huevos clásicos!

➡ Estos huevos piden a gritos de guarnición una ensalada sencilla, por ejemplo rúcula aliñada con vinagreta, o añadiendo algún tomate y/o cebolla, o con unos espárragos blancos.

Bacalao con patata y repollo estilo gallego

Hola amigos!

Hace ya unas semanas, un compi de trabajo se fue a otra empresa. Era gallego y, cómo no, apreciaba mucho la gastronomía. No sólo la de su tierra, también las demás, razón por la cual era un tema de conversación recurrente el “he ido a un restaurante este fin de semana que te encantaría“, o “ayer probé X cosa que estaba buenísima!”. En una de nuestras últimas conversaciones me habló de cómo su madre y su abuela tenían una libreta con recetas súper buenas, me enseñó hasta fotos, y algunas de ellas eran de lo más innovadoras!

En concreto me habló de este platazo de bacalao, que os recomiendo un montón: es rematadamente fácil, súper sano, ligero y sabrosíiiisimo. Además, quizá os solucione alguno de esos días que prefiráis no tomar carne…

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 4 ó 6 lomos de bacalao desalado (lo compro congelado y resulta estupendo!)
  • 2 patatas
  • 1/2 repollo
  • 2 cucharadas de pimentón
  • aceite de oliva
  • 6 dientes de ajo medianos
  • 2 cucharaditas de sal

Continue reading

Guiso de garbanzos con bacalao y alioli de ajo negro

img_2426

Hola amigos!

Esta pedazo de receta la vi hace unas semanas en un recetario de Lidl (*). No suelo mirar los folletos de los supermercados, pero en este caso estaba al lado de la caja y me atrajo tanto el nombre que dije: mmm, esto va a haber que probarlo! Así que compré una cajita de ajo negro, que era lo único que me faltaba y me puse manos a la obra (realmente es un extra, de modo que no dejéis de hacer la receta por no tener este ingrediente!).

Por si no conocéis el ajo negro, os cuento:

  • Es un ajo normal madurado de forma controlada en determinadas condiciones de humedad y temperatura durante un tiempo prolongado.
  • Como resultado, el diente de ajo va adquiriendo tonalidades oscuras hasta convertirse en un ajo completamente negro y de textura blandita (se deshace en cuanto lo pelas).
  • Su sabor se relaciona con el “umami”, que es lo “sabroso”, que ahora lo llaman el 5º de los sabores (junto con el dulce, ácido, amargo y salado).
  • Nutricionalmente se vuelve más interesante, como ocurre con todos los alimentos fermentados.
  • Ahora lo venden en todo supermercado, y de precio es más caro que los ajos normales, aunque dura muchísimo tiempo y además tampoco es para usarlo todos los días…
  • No es un sustituto del ajo tradicional, yo lo veo más como para enriquecer salsas como este alioli, o una salsa de una carne, o para hacer una pasta con guindillas…

(*) Ya os he contado por Instagram (varianity_as) mis productos favoritos de Lidl y el porqué, podéis echarle un vistacillo si os interesa 🙂 .

De verdad os recomiendo este plato, aunque quizá parezca que requiere muchos pasos, en realidad es sencillísimo, y queda impresionante. Se lo pondría sin duda a mis padres un día que viniesen a comer, por ejemplo.

Ingredientes (para 4 personas):

Para los garbanzos:

  • 1 bote de 400 gr de garbanzos cocidos, ó 200 gr de garbanzos secos
  • 4 lomos de bacalao desalado no demasiado grandes (yo utilizo congelado y queda genial)
  • 500 ml de caldo de pescado (casero o comprado de buena calidad) – si queréis más caldoso, como en la foto, poned más
  • media cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 poquito de azafrán (le da un toque genial pero si no teéis no pasa nada)
  • aceite de oliva
  • sal

Para el alioli de ajo negro:

  • 1 diente de ajo negro (lo venden ya en todas partes, dura muchísimo tiempo almacenado)
  • 4 cucharadas de mayonesa casera o comprada de buena calidad

Preparación:

  • Si vamos a utilizar garbanzos secos, deberemos haberlos dejado en remojo la noche anterior (ó 10-12h). Pasado ese tiempo, los coceremos en abundante agua caliente con sal durante 6 minutos (olla express) o unos 20 en olla normal, viendo que queden tiernos.
  • Si utilizamos garbanzos cocidos, simplemente los enjuagamos sobre un colador bajo el chorro fría de agua del grifo, hasta que deje de salir espuma. Los escurrimos bien.

Cortamos la cebolla y el ajo muy pequeños y los pochamos en una cazuela con aceite de oliva a fuego medio, durante 7 minutos (o en thermomix 6 minutos velocidad cuchara temperatura 100).

Añadimos los garbanzos y el caldo y lo dejamos cocinar junto durante 15 minutos (o en thermomix 8 minutos velocidad cuchara temperatura 100).

Añadimos el bacalao cortado en trozos de 2 dedos aprox, removemos y cocinamos 7 minutos (o en thermomix 6 minutos velocidad cuchara temperatura 100). Apartamos del fuego.

Por último, mientras reposa el guiso, preparamos el alioli. Simplemente batimos con batidora los ingredientes.

Ya estamos listos para servir este PLATAZO: disponemos el guiso de garbanzos en un plato hondo, y por encima ponemos una cucharada del alioli de ajo negro.