Hojaldre caprese

Buenos días a tod@s!

Hace no mucho compartí una de mis recetas estrella en toda fiesta que se precie: el hojaldre de jamón y queso. Es tan sencillo y da un resultado tan rico que no me extraña que así sea!

Basándome en dicho plato, se me ocurrió un día hacer una versión distinta utilizando los ingredientes de la conocida ensalada caprese italiana: básicamente tomate, mozzarella y hierbas provenzales. El resultado fue también un éxito, así que, aunque la foto sea regulera, creo que merece la pena compartir la receta!!!

Vamos allá!

Ingredientes (para 2-4 raciones):

  • 1 placa de hojaldre (da igual redonda que cuadrada; intentad que sea de mantequilla en vez de grasas de palma y demás)
  • 4 cucharadas soperas de tomate concentrado (OJO, no es tomate frito ni triturado ni tipo ketchup, debe poner “concentrado”, de otro modo el hojaldre quedaría blandurrio en lugar de crujiente)
  • 1 bola de mozzarella
  • 10 tomatitos cherry – o uno grande
  • Tomates secos (en aceite o rehidratados en agua hirviendo unos minutos)
  • Varias hojitas de albahaca fresca (o hierbas provenzales secas tipo orégano, romero…)
  • Media cucharadita de sal
  • 1 huevo (para pintar la masa)

Preparación:

Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.

Comenzamos desplegando la masa de hojaldre en la encimera sobre un papel apto para horno. Os recomiendo que no empleéis el papel que viene en el envase, ya que la mayoría no son aptos (no entiendo por qué pero es así!).

Cubrimos la masa con otro papel de horno (para esto SÍ que podéis emplear el que viene en el envase) y lo aplastamos bien con ayuda de un rodillo o una botella de vino. La idea es intentar que quede más larga que ancha, tanto si es cuadrada como redonda.

Ahora toca un paso OPCIONAL, que es darle forma de trenza como en la foto. Si no os apetece, pasad al siguiente paso y os cuento cómo hacerlo (básicamente lo enrollaríamos al final tipo brazo de gitano). Para darle forma de trenza, hacemos unos cortes con un cuchillo como en la foto, dejando el centro sin tocar. Luego seguiremos con la presentación.

Sobre el centro que hemos dejado sin cortar (o, en caso de “pasar de hacer el formato trenza”, sobre toooda la superficie) repartimos el tomate concentrado.

Sobre un plato (o en el fregadero), estrujamos con las manos la mozzarella con el fin de retirar la mayor cantidad de agua posible y la esparcimos también troceadita.

Lavamos los cherries y los cortamos por la mitad. Si empleamos tomate normal, lo cortamos en rodajas finas y luego las troceamos. Los estrujamos también y esparcimos por encima.

Troceamos los tomates secos y la albahaca y repartimos. Ponemos también un poco de sal por encima.

Cerramos la trenza como en la foto inferior, o bien si hemos decidido “pasar de ese formato” simplemente la enrollamos como si fuese un brazo de gitano.

Batimos el huevo y pintamos la masa por encima.

Metemos en el horno y dejamos 20-30 minutos, hasta que la masa esté doradita.

Lista!

➡ El mejor acompañamiento es una ensalada sencilla y fresquita, tipo verde+cebolleta+tomate aliñada con aceite y vinagre.

Hummus sabor pizza

Buenos días amig@s!

Conocéis a alguien al que no le gusta la pizza??? Seguramente no!

Pues imaginaos un untable con exactamente ese sabor delicioso, y encima nutritivo, ligero… Tenéis que probarlo SÍ O SÍ, es de verdad adictivo!

Se prepara como cualquier hummus: triturando sus ingredientes y listo, y en este caso este no lleva tahini ni limón (incluso podéis hacerlo con otra legumbre que prefiráis). Y dura bien en la nevera 4 días – para completar comidas/cenas o para picotear cuando aprieta el hambre entre comida y comida 😅.

Como veis, son todo facilidades, así que animaos, que seguramente tendréis todos los ingredientes en casa!

Ingredientes (para 1 bol generoso)

  • 400 gr garbanzos cocidos (1 bote de los grandes) – realmente podéis utilizar cualquier legumbre cocida, yo en esta ocasión utilicé altramuces aunque fue un rollo pelarlos todos 😅
  • 2 cucharadas soperas de tomate concentrado o 3 de tomate frito
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada sopera de hierbas provenzales secas (o a elegir orégano, romero, tomillo…)
  • 2 dientes de ajo pequeños (o uno grande, o 1-2 cucharaditas de ajo seco en polvo)
  • 4 cucharadas de agua

Preparación:

Trituramos todo con nuestra batidora/procesador más potente hasta que esté cremoso a nuestro gusto.

Añadimos más agua si lo vemos demasiado espeso, y probamos por si quisiésemos ajustar alguno de los ingredientes.

Listo!!

➡ Como todo hummus, se suele acompañar de bastoncitos de vegetales como zanahorias o apio, o de rabanitos, cherries, arbolitos de coliflor… O bien de tiras de pan de pita tostada.

➡ Dura 4 días en la nevera sin problema, y también podéis congelarlo.

Cómo hacer tomates secos en aceite

Muuuy buenos días querid@s lector@s!!!

Hacía tiempo que no compartía una receta de este tipo, un básico (bueno, no tan básico jejeje) de cocina súper fácil de hacer!

Hay cositas que a veces no sabemos lo fácil que son de preparar en casa y las adquirimos en tiendas a precio desorbitado o con mucho aditivo por puro desconocimiento. Es el caso de este tipo de tomates, que a no ser que te cuesten un auténtico riñón, vendrán sumergidos en aceite de girasol y aditivos a porrón, cuando hacerlos en casa es muy barato, fácil y rapidísimo, como veréis debajo.

Y con qué tomar estos tomatitos? Os dejo ideas:

Vamos allá!!!

Ingredientes (para 2 botecitos o uno grande – tened en cuenta que se conservan bien 2 semanas, así que haced la mitad si pensáis que no los vais a consumir todos!):

  • 80 gr de tomates secos deshidratados (los venden en la mayoría de supermercados incluido Mercadona, herbolarios…)
  • aceite de oliva (luego veremos cantidad)
  • hierbas provenzales secas al gusto (orégano albahaca tomillo romero…)

Preparación:

Comenzamos poniendo a cocer/rehidratar los tomates en agua hirviendo. Los dejamos a fuego medio 20 minutos tapados.

Una vez estén, los pasamos a un colador y después los secamos bien con papel de cocina. Este paso es IMPORTANTE, ya que de otro modo se nos van a poner malos enseguida.
Os sugiero hacer un montoncito de papel sobre la encimera, poner los tomates esparcidos por encima, cubrirlos de otro montoncito de papel, y apretar para que se absorba el líquido. Lo veis mejor en las fotos  inferiores…

Ahora sólo queda meterlos en un bote de cristal bien limpio, uno encima de otro, poniendo entre capas las hierbas secas.

Cubrimos de aceite de oliva de forma que quede TODO bien cubierto. OJO, se gasta bastante aceite, pero como truquito os recomiendo que empecéis poniendo un buen chorro de aceite y vayáis aplastando con una cucharita los tomates, así se van compactando y queda menos espacio entre ellos que rellenar con aceite!

Cerramos el bote y lo guardamos 2 días en un armario a temperatura ambiente para que coja bien los sabores.

Después lo pasamos a la nevera y ya los tenemos listos para consumir! Duran 2 semanas, tened en cuenta que para bien y para mal no llevan aditivos como los de las tiendas!

 

Hojaldre de jamón y queso (un éxito en toda fiesta!)

Hola amig@s!

Este hojaldre llevo preparándolo para fiestas infantiles y no tan infantiles desde que empecé a cocinar… Es facilísimo, los ingredientes son de lo más sencillos y GUSTA A TODO EL MUNDO. Además, se tarda muy poco en preparar (el horno lo hace todo) y se come fácilmente con las manos tipo buffet. YYY se puede recalentar.

Si me preguntáis si es saludable, pues bueno, si elegimos ingredientes de calidad (debajo os indico a qué me refiero con “calidad”, que NADA tiene que ver con marcas) y lo completamos con una gran ensalada es perfectamente saludable; y en un contexto festivo es un plato estupendo, no hay que volverse locos 🙂 .

Ingredientes (para 1 rollito que da para 3 raciones):

  • 1 placa de hojaldre preferiblemente cuadrada (muy recomendable: fijaos que sea de mantequilla, no de grasas de palma y demás)
  • 1 paquete de jamón de york – aprox 10 lonchas tamaño sándwich (por cuestiones nutricionales, fijaos que tenga más de 85% de carne)
  • 1 paquete de queso en lonchas – aprox 10 lonchas (por cuestiones nutricionales, mejor que sea tipo emmental, gouda etc que tranchetes)
  • 1 huevo

Preparación:

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 200 grados.

Comenzamos desenrollando nuestro hojaldre en un papel de horno sobre la encimera. OJO, el papel en el que suelen venir envueltos los hojaldres NO es apto para hornos (ya podía serlo jejeje). Colocamos otro papel de horno sobre el hojaldre y lo estiramos bien con un rodillo o botella de cristal. Este paso os lo recomiendo mucho, ya que de lo contrario queda un hojaldre muy grueso, ordinario.

Cubrimos el hojaldre con lonchas de jamón, y después con lonchas de queso.

 

Lo enrollamos tipo brazo de gitano.

 

Cortamos el rollito en trozos de 2-3 dedos PERO sin llegar a cortarlo del todo (hasta la mitad más o menos).

Pintamos el hojaldre con huevo batido y metemos en el horno a media altura.

Estará listo cuando el hojaldre esté doradito, unos 25-40 minutos dependiendo del horno.

Listo!

➡ Si es para una comida de diario, os recomiendo completarlo con una gran ensalada sencilla (verdes, tomate, etc) ya que por sí solo no aporta fibra ni demasiada vitamina.

Caponata siciliana (ragout frío de berenjenas)

Buenísimos días lector@s!

Hace unos cuantos años estuvimos de viaje en Sicilia. Nos encantó la isla, es increíble la diversidad que tienen en general en un territorio no tan grande!

Hay mil planes que hacer y una gastronomía típica de lo más abundante. Hace tiempo compartí con vosotros la receta de pasta con le sarde, tan típica de allí y que consiste básicamente en una salsa de sardinillas y tomate BRUTAL.

Pues bien, hoy os traigo otra receta súper conocida tradicional de allí. Se trata de un aperitivo frío que suelen servir sobre pan (normal o pita) recién tostado, y que consiste en una especie de estofado agridulce de berenjenas de sabor adictivo…

La receta tradicional tiene bastantes más pasos (y grasa) que esta que os propongo yo hoy. Ya sabéis que me gusta darles una vuelta “vaga y saludable” a ciertas recetas tradicionales laboriosas y contundentes para que os animéis más a hacerlas 😊.

Ingredientes (para un aperitivo para 4 personas):

  • 1 berenjena grande o 2 pequeñas
  • 3 tomates medianos
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas soperas de vinagre
  • 2 cucharadas soperas de azúcar o miel
  • 2 cucharadas soperas de alcaparras
  • 3 cucharadas soperas de aceitunas verdes sin hueso
  • Aceite
  • Pizca de sal
  • Para server: pan (normal o de pita) tostado

Preparación:

Comenzamos pelando la cebolla y cortándola en tiras o cuadraditos.

La ponemos a pochar en una cazuela con un a pizca de sal y un chorro de aceite a fuego medio. La dejamos 8 minutos aprox.

Lavamos y troceamos el tomate en cuadraditos pequeños y lo agregamos a la cazuela. Dejamos 5-7 minutos a fuego más fuerte, para que vaya perdiendo agua.

Lavamos la berenjena y la cortamos en dados tamaño bocado. Picamos las aceitunas ligeramente. Incorporamos ambas a la cazuela, junto con el vinagre, el azúcar y las alcaparras.

Tapamos y dejamos que cueza todo junto, tapado y a fuego suave, hasta que las berenjenas estén súper tiernas (esto es CLAVE), no menos de 15 minutos.

En cuanto esté templado, pasamos a un cuenco y dejamos enfriar en la nevera.

➡ Este plato se toma frío y sobre pan tostado, pero podríamos emplearlo caliente como salsa para pasta.

➡ Se conserva unos 4 días en la nevera sin problema. Congelarla no quedaría muy bien de textura me temo…

Piquillos rellenos de atún con tomate

Buenos días!!!

El otro día os enseñaba por Instagram una comida muy rápida que preparé al llegar de vacaciones. Siempre que voy por España aprovecho para traerme ciertas cosas que aquí no encuentro (o las hay pero a precios desorbitados), como los pimientos del piquillo.

Básicamente empleé el mismo relleno que el de los huevos rellenos clásicos, pero con pimientos. El resultado fue una delicia lista en 15 minutos y disfrutable hasta por 4 días!

Animaos antes de que empecemos con la temporada de lentejas y demás guisos!!!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 bote de pimientos del piquillo (los tarros de 340 gr suelen traer unos 12 pimientos)
  • 3 huevos
  • 2 latas de atún en conserva (en aceite de oliva o al natural)
  • 3 cucharadas de yogur natural sin endulzar y lo más espeso posible (o mayonesa, si preferís)
  • 3 cucharadas de tomate frito (casero o comprado de receta artesana)
  • Pizca (muy poca) de sal

Preparación:

Comenzamos poniendo a cocer los huevos. Para ello, simplemente pondremos los huevos en un cacito con un chorro de vinagre y mucha agua, encendemos el fuego y dejamos cociendo a borbotones durante 10 minutos.

Mientras tanto, en un cuenco amplio vamos mezclando el atún (escurrido), la sal, el yogur y el tomate frito, aplastando con un tenedor.

Cuando terminen de cocer los huevos, los metemos en un cuenco de agua muy fría (simplemente para poder pelarlos sin quemarnos) y los pelamos. Los troceamos y los agregamos al cuenco anterior.

Podéis si queréis triturar el relleno. Personalmente no me importa que se noten los trocitos, y así me evito fregar la batidora jejeje.

Vamos rellenando los pimientos con cucharaditas del relleno y con mucho cuidado, ya que se rompen con facilidad. Los disponemos en un plato o fuente amplia.

Una vez rellenos todos los pimientos, los guardamos en la nevera para que cojan más textura, y listos!

➡ Estos pimientos van genial con una ensalada sencilla, por ejemplo rúcula aliñada con vinagreta, o añadiendo algún tomate y/o cebolla, o con unos espárragos blancos.

➡ Se conservan bien 4 días en la nevera. No recomiendo congelarlos, la textura quedaría rara.

Quiche lorraine 2.0

Hola amig@s!!!

La quiche es uno de esos platos que gusta a todo el mundo, sobre todo la lorraine, que es la más conocida (la de bacon de toda la vida). Ese olor inconfundible a bacon horneado es una delicia…

La pena de esta quiche es que la tradicional tiene 2 inconvenientes.

Un inconveniente (que es común a todas las quiche) es que, a no ser que preparemos la masa en casa (cosa que generalmente da pereza), las industriales suelen tener unos ingredientes un poco chunguillos, y en la mayoría de casos no aportan demasiada gracia al resultado. La otra pega que le encuentro es que no lleva nada de verdura, y ya sabéis que nuestra dieta debe estar basada en un 50% de verduras!

Total, que el otro día se me ocurrió preparar una sin masa y metiendo verduras en ella (por ello la he titulado “2.0”). El resultado? Una delicia que no he dudado en compartir!

Animaos porque triunfará seguro!

Nota: si queréis ver otras recetas de quiche  de mi blog, os las dejo en este link.

Ingredientes (para 4-5 raciones):

  • 1 paquete de bacon en taquitos (unos 150 gr; también serviría bacon en láminas, que deberemos trocear)
  • 2 puerros
  • medio manojo de espárragos trigueros
  • 3 huevos
  • 1 brick de nata líquida (de la de cocinar)
  • 1 pizca de nuez moscada
  • pimienta al gusto
  • Pizca de sal
  • aceite de oliva

Preparación:

Comenzamos pochando puerros y espárragos. Para ello previamente debemos lavarlos muy bien y trocearlos muy pequeñitos. Los ponemos en una sartén amplia con un chorro de aceite y dejamos pochar a fuego medio 10 minutos.

Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.

En un cuenco grande mezclamos los huevos, la nata, la sal, la nuez moscada, la pimienta, y después añadimos el bacon y el puerro+espárrago ya pochados.

Vertemos esta mezcla en un molde (redondo, rectangular o de corona; si no es de silicona recordad que debemos engrasarlo bien para que no se pegue) y metemos en el horno.

En principio en 35 minutos puede estar lista la quiche, comprobadlo metiendo un cuchillo en medio y si sale limpio podéis sacarla del horno; de lo contrario, dejad otros 10 minutos o hasta que salga limpio.

Servimos caliente, templada o fría, preferiblemente acompañada de una ensalada sencilla.

Lista!!!

Paté marinero express

Hola lector@s!!!

Tras un descansito por aquí (que no por Instagram, que ahí sí que os he dado el parte diario de mis vacaciones, desayunos, comidas y demás), retomo con muchas ganas mi actividad bloggera 🙂 .

Y la retomó con uno de los entrantes que puse en una cena que hicimos en casa. Se trata de una crema/ paté/ dip con sabor a mar, muy fácil y rápido de hacer y además súper saludable, con contenido potente en hierro, proteína y omega 3.

Acompañadme en este arranque de temporada, que vengo con muchas cosas muy muy ricas, saludables y facilonas!!!

Ingredientes (para un bol de aperitivo):

  • 2 latas de mejillones al natural
  • 1 lata de atún (en aceite de oliva o al natural)
  • 1 huevo duro (o fresco y lo cocemos 10 minutos en agua hirviendo con vinagre)
  • 1 cucharadita de sal
  • medio yogur natural (60 gr aprox)
  •  1 chorrito de vino fino o blanco

Preparación:

Descartamos el líquido de las latas de mejillones y de atún, ya que de lo contrario el paté quedaría demasiado líquido.

Cocemos el huevo si no teníamos ya el huevo duro (ver instrucciones en el listado de ingredientes).

Después, simplemente debemos triturar con una batidora todos los ingredientes del listado hasta obtener una textura cremosa. No importa si quedan trocitos, le da un toque más rústico.
En thermomix serían 20 segundos a velocidad 7-10.

Servimos con pan tostado, pitas o palitos de zanahoria.

 

 

Empanada de sardinillas

RECETA REEDITADA

Hola amigos lectores!

Hoy os voy  a enseñar una de mis recetas “estrella”. La llevé hace siglos al primer cumple de uno de mis sobris (ahora tiene 6 años!) y les gustó tanto que desde entonces me convertí, oficialmente, en la encargada 🙂 .

Las empanadas son un recurso estupendo para comidas de tipo buffet por lo cómodas que son de comer (cortándolas en cuadraditos), pero también para llevar al trabajo o para cenar cualquier día.

Lo ideal es preparar la masa en casa (debajo os cuento lo fácil que es por si os animáis), ya que las industriales suelen llevar grasas chungas y muchos aditivos, pero bueno ocasionalmente podemos hacer uso de ellas…

Yyy en esta reedición de receta añado la posibilidad de hacer las sardinillas vosotros mismos! No es que las de lata tengan malos ingredientes, para nada, simplemente os doy la opción (aquí tenéis la receta).

Otra cosa muy buena que tienen las empanadas es que se pueden rellenar de muchísimas cosas, al igual que las empanadillas: salsa bolognesa, atún+huevo duro+tomate frito, ropa vieja… Eso sí, siempre deberemos quitarle gran parte del líquido antes de ponerlo sobre la masa, porque si no no salen bien. El relleno que os propongo hoy es súper sencillo y se prepara con cosas que podemos tener fácilmente siempre en casa, veréis!

Ingredientes (sale una empanada de 4 raciones de plato único, u 8 de aperitivo):

  • Masa:
  • Opción 1 (comprada – más rápida): 2 masas de hojaldre compradas (congeladas o refrigeradas)
  • Opción 2 (casera – mucho más auténtica y rica): 300 gr harina integral a poder ser, 120 ml de agua templada, 40 ml aceite, 1 cucharadita de levadura tipo royal y pizca de sal
  • 300 ml de salsa de tomate frito (casero o comprado pero de calidad)
  • 2 latas de sardinillas en aceite (mejor de oliva)
  • 1 cebolla mediana
  • 1 huevo (para pintar la masa por encima y que quede dorada y brillantita)
  • Opcionales (a elegir uno o dos, o bien podemos ponerlos todos!):
  • 1 pimiento de cualquier color
  • 1 latita pequeña de aceitunas verdes
  • 1 huevo (para hacer huevo duro)

Seguir leyendo…

Sobrasada casera vegetal

Hola a tod@s!!!

Desde que nací veraneo con mi familia en Mallorca, y tenemos la suerte de que nuestros amigos de allí nos regalan siempre sobrasada casera durante toda nuestra estancia 🙂 . Si tenéis oportunidad de probar la sobrasada casera os lo recomiendo muchísimo, no tiene nada que ver con la que se puede encontrar en cualquier supermercado… Podéis encontrarla (aparte de en Mallorca) en la sección gourmet de El Corte Inglés y en las tiendas/restaurantes Cristina Oria de Madrid.

Hace poquito vi en el libro “Cocina tu cambio” y en el blog “Hoy comemos sano” una versión vegetal y casera de la sobrasada. Me pareció muy curioso, así que probé en casa y NOS ENCANTO!!!

El sabor no es exactamente igual, pero de verdad es muyyy parecido, y la textura sí que es idéntica!

Podemos tomarla tal cual untada en tostadas o picos (o en versión mallorquina, con Quelitas), o como parte de otras recetas como el arros brut, en una pasta carbonara en lugar del bacon, como relleno de una empanada o coca

➡ La sobrasada tradicional se conserva meses sin problema, pero esta que os propongo dura unos 4-5 días en la nevera, por lo que os recomiendo no hacer más cantidad de la que sugiero en los ingredientes 🙂 . Total, se tarda tan poco en hacer que no vale la pena!

Ingredientes (para un bol generoso):

  • 1 bote de tomates secos en aceite o secos (aprox 200 gr si vienen en aceite, o 100 gr si vienen secos)
  • 50 gr de algún fruto seco (anacardo, almendra…) o pipas de girasol – en cualquier caso, al natural, no fritos ni salados
  • 1 cucharadita de pimentón
  • media cucharadita de ajo en polvo
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas soperas de agua
  • pimienta negra (al gusto, pero generosa)

Preparación:

  • Si nuestros tomates vienen secos, los ponemos a hidratar en agua hirviendo en un cazo 15 minutos.
  • Si los tomates vienen en aceite, los escurrimos bien (ojo, podemos guardar ese aceite para emplearlo en la receta!).

Trituramos el fruto seco o pipa escogida hasta que quede troceado o incluso hecho polvito.

Agregamos a la batidora donde estaban los frutos secos los demás ingredientes del listado, incluidos los tomates, y trituramos hasta que quede una textura homogénea a vuestro gusto.

Id probando hasta que el sabor también se ajuste a vuestras expectativas, añadiendo lo que consideréis.

LISTA

➡ La sobrasada tradicional se conserva meses sin problema, pero esta que os propongo dura unos 4-5 días en la nevera, por lo que os recomiendo no hacer más cantidad de la que sugiero en los ingredientes 🙂 . Total, se tarda tan poco en hacer que no vale la pena!

Podemos tomarla tal cual untada en tostadas o picos (o en versión mallorquina, con Quelitas), o como parte de otras recetas como el arros brut, en una pasta carbonara en lugar del bacon, en esta receta de fideua con setas y sobrasada, como relleno de una empanada o coca

Alitas estilo oriental (con y sin Crockpot)

Hola amig@s!

Aquí me tenéis una semana más compartiendo mis descubrimientos cularios favoritos :).

Antes de pasar a la receta de hoy, os advierto de lo que va a venir durante toda la semana… Como algunos recordareis, en abril me regalaron una Crockpot (os dejo el link donde os explico lo que es), y desde entonces he hecho mil recetas con ella, llegando a ser incluso enfermizo jejeje.

Pues bien, esta semana he decidido publicar varias de estas recetas, pero (que no cunda el pánico!) en todos los casos os daré la opción para cocinarlas de otros modos, ya sea en horno o en cazuela al fuego.

Pues bien, centrándome en la receta de hoy… Adoooro las alitas. Sin motivo en especial, en mi casa no se comían, de modo que las he descubierto hace un par de años y me encantan, además son sencillísimas de hacer!

Cuando empecé a investigar recetas con Crockpot, enseguida llegué a las alitas…Y ahora que por fin las he hecho lo entiendo perfectamente! Quedan genial en preparaciones con salsas (pegajosillas jeje) como la que hoy os presento, es decir, no esperéis encontrar alitas crujientes haciéndolas en Crockpot, para eso os remito a esta receta básica con sal y pimienta y al horno.

La salsita de hoy es oriental y os prometo que os vais a chupar los dedos… Si queréis sentiros orientales totales, os sugiero acompañarla de kimchi (de venta en tiendas asiáticas o amazon); aunque también os cuento que nosotros las tomamos solas con salmorejo de primero y tan felices con nuestra fusión española-oriental jejeje.

Vamos!

Ingredientes (para 2-3 personas):

  • 1 kg de alitas de pollo (parece mucho, pero gran parte es hueso y grasa que se deshace!)
  • 1 chorro generoso de salsa de soja (aprox 50 ml)
  • 1 cucharada sopera de miel
  • 1 cucharadita (no muy llena) de ajo en polvo (o bien 2 dientes de ajo machacados)
  • 1 cucharadita (no muy llena) de jengibre en polvo (o bien un trocito de jengibre fresco pelado y machacado)
  • opcional: copos de chili/guindilla (si queries que pique un poco)
  • si las hacemos con Crockpot: 1-2 cucharaditas de maizena

Preparación:

En un cuenco mezclamos todos los ingredientes excepto las alitas y la maizena. Si es necesario, lo metemos unos segundos en el microondas para que la miel se integre bien. Si podéis dejar las alitas marinando unas horas en esta salsa es lo ideal, pero si no no pasa nada.

Con horno:

Precalentamos el horno a 180 grados.

En un cuenco o bolsa mezclamos bien las alitas con la salsa.

Colocamos las alitas separadas sobre una fuente apta para horno (o en la bandeja del horno forrada con papel de hornear) con la parte de la piel hacia arriba.

Metemos al horno a media altura. y dejamos 25 minutos a la temperatura y modo de precalentado.

Pasado ese tiempo, subimos el horno a 220-250 grados con calor sólo por arriba (o función gratinadora si tenéis), y dejamos dorarse las alitas el tiempo que requieran (en principio 10-15 minutos bastan).

Con Crockpot:

Metemos las alitas en la Crockpot y las embadurnamos bien con nuestra salsa.

Programamos 3 horas en alta.

Pasado ese tiempo, sacamos la salsa y la dejamos reducir (espesar) en un cazo al fuego 5 minutos. Para ayudar a esta tarea, disolveremos la maizena en un chorrito de agua del grifo (importante que no sea agua caliente, porque entonces no se disuelve!) y la incorporaremos al cacito de la salsa – veréis que espesa de forma casi inmediata.

Ya están listas para comer, acompañadas de una ensaladita o, si queréis ser orientales totales, de kimchi!

Tapenade / olivada (versiones clásica y vegetal)

Hola amigos!

¿Conocéis el tapenade?

Es una crema de aceitunas que, aunque a lo mejor no conocéis por su nombre, seguramente la hayáis probado porque es frecuente que la pongan como untable de tapa en restaurantes.

Tiene un sabor potente y súper mediterráneo, por eso queda muy bien como untable (aperitivo), para poner dentro de un bocadillo junto con más cosas, o como guarnición de alguna carne o pescado suave.

No olvidemos que las aceitunas son uno de los tesoros de nuestra gastronomía. Por favor no las temáis como ocurre con los frutos secos: son una fuente de energía y grasas súper saludable! Eso sí, siempre que sean aceitunas sin aditivos chungos como las típicas rellenas que tienen glutamato/potenciador del sabor… Mirad los ingredientes :).

El tapenade es de los untables que más rápido se preparan, ya que no requiere una textura muy cremosa sino que siendo granuloso ya es estupendo!

Si tenéis los ingredientes por casa, os animo a probarlo de inmediato!

Ingredientes (para 4 raciones, cantidades aproximadas):

  • 4-8 filetes de anchoa en conserva o 4-8 tomates secos en aceite (versión vegetal)
  • 150 gr de aceitunas negras sin hueso ni glutamato/potenciador
  • 1 diente de ajo (o medio, al gusto)
  • 1 cucharada sopera de alcaparras
  • 1 chorro de generoso de aceite de oliva
  • opcional: 1 puñado de algo verde tipo canónigo, kale…

Preparación:

Basta con poner todos los ingredientes en un bol o thermomix, y triturar a máxima velocidad. Buscamos una textura con grumillos, pero si se convierte en una pasta tampoco pasa nada.

 

Listo para disfrutar!!!

Si preparáis poca cantidad, puede quedarse por las paredes de la batidora/thermomix. Simplemente bajad el contenido con una espátula o bien haced el doble de lo sugerido!