Sushi bowl

Hellooo!!!

Te encanta el sushi pero te da mucha pereza toda la parafernalia que supone montarlo, se te da mal o sencillamente no tienes esterilla?

Pues bien, te presento una alternativa a la socorrida llamada al sushi de turno con la que te sentirás fenomenal!!! Está deliciosa y no puede ser más fácil de hacer (sobre todo si ya tienes sobras de arroz blanco).

OJO: esto es una versión de lo menos ortodoxa de tomar sushi, seguramente un japonés se indignaría, como me pasa con multitud de recetas como la de la paella, pero la verdad es que está buenísimo y, como ocurre con aquélla, muchas veces si no nos lo ponen más fácil no hacemos determinados platos!!!

Me recuerda un poco al poke bowl, que es un plato hawaiano del que os hablé hace ya tiempo.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 80 gr de arroz blanco cocido (de la variedad que tengáis, pesado cocido)
  • 80 gr de pescado crudo descongelado (recomiendo salmón o atún, os recomiendo el atun escuris de mercadona)
  • 1 aguacate maduro
  • ¼ de pepino (opcional)
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • media cucharadita de wasabi (sustituible por mostaza que no sea de bolitas + copos de chile)
  • copos de alga nori (o 1/8 de lámina de alga nori que machacaremos con las manos)
  • 1 cucharadita de vinagre de arroz o normal (opcional)
  • 1 cucharadita de mayonesa (opcional)

Continue reading

La técnica verdadera de caramelizar cebollas (y no, no lleva azúcar)

Buenos días queridos lectores!

Recientemente os mostré en un post curioso un truco para acelerar la cocción de las verduras, poniendo como ejemplo las tiras de cebolla y pimientos que utilizamos para las fajitas de pollo mexicanas. Ese truco es el que vamos a emplear hoy para caramelizar cebollas, pero he creado post separado para explicaros un par de cosillas…

Y es que desde hace algunos años la cebolla caramelizada inunda los platos de multitud de restaurantes, acompañando solomillos, patés, quesos, en tostas… Incluso restaurantes de lo menos exquisitos incluyen la cebolla caramelizada en sus cartas!

Los chefs se sorprendieron mucho ante esto, ya que caramelizar cebollas siguiendo métodos tradicionales es una tarea bastante lenta y requiere atención constante durante todo el proceso, con lo cual algo raro tenía que haber para que se estuviese extendiendo tanto este ingrediente…

¿Cuál era la razón? Pues que le estaban poniendo azúcar! En efecto, caramelizar con azúcar es sencillísimo, sólo hay que pochar la cebolla como en cualquier guiso (7-10min), añadir el azúcar, y listo! Mirad los ingredientes de cualquier receta por internet (incluidas algunas de este blog, lo reconozco), siempre siempre llevan azúcar, y en los botes de cebolla caramelizada de supermercado también!

Tanto se ha extendido, que la gente se sorprende cuando les cuento que la cebolla caramelizada original NO LLEVA AZÚCAR, sino que es el propio azúcar de la cebolla la que sale a relucir cuando la dejamos cocinarse en su propio jugo, gracias a una serie de reacciones químicas.

Como la técnica tradicional es súper lenta y engorrosa, y lo de añadirle azúcar no me gusta demasiado, cuando vi esta técnica en el programa de El Comidista me pareció una solución MA-RA-VI-LLO-SA! Así que la probé, aluciné y aquí os la traigo!

RECOMENDACIÓN Nº1: Haced bastante cantidad, ya que se reducen a un tercio de su peso original! Además, dura bastante en la nevera (y más aún en el congelador…) y está tan rica que no os costará terminarla…

RECOMENDACIÓN Nº2: Empleadla con lo que más os guste, por ejemplo como os decía antes con solomillos, patés, quesos, en tostas… Y con pasta riquísima también!

Ingredientes (para 1 bote tamaño mermelada):

  • 4 cebollas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita (de postre) de sal
  • 1/2 cucharadita (de postre) de bicarbonato sódico

Continue reading

Fajita bowl

Muy buenos días amigos!

Hoy os traigo una receta buenísima que descubrí hace poco en el Instagram de Gabriela Uriarte, es una idea fantástica y sabrosísima para acabar con verduras desperdigadas, es súper nutritiva y se puede preparar una gran cantidad para tomar varias veces ➡ ¿quién da más?

La forma de prepararlo es muy parecida al relleno de las fajitas mexicanas, por eso he llamado de este modo al plato resultante 🙂 . Ya lo hemos preparado 2 veces, una con alubias y otra con garbanzos. Estaba increíble y funciona genial para llevar al trabajo.

Vamos allá!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 bote de garbanzos o alubias cocidas
  • 100 gr de sémola de cuscús precocida (seca) – opcional pero muy recomendable
  • verduras variadas, recomiendo 3 pimientos de colores, 2 cebollas, 1 calabacín
  • especias: comino, pimentón, pimienta negra, cayena o copos de chile (cantidad al gusto, que predomine el comino)
  • aceite de oliva
  • sal

Continue reading

Arroz meloso con setas y pimiento verde

Hola a todos!

Los fines de semana nos encanta hacer arroces. Como la mayor parte de los días comemos en la oficina, dejamos para el fin de semana los platos que indudablemente quedan mejor recién hechos, comolos arroces.

El de hoy es una maravilla la verdad, es sencillito en ingredientes pero muuuy sabroso, y con él tomamos verduras sin darnos ni cuenta… Aprovechemos que es época de setas!!!

El punto meloso se lo daremos con facilidad gracias a los consejos que os doy en las indicaciones, ya veréis como os sale 100%!

➡ Podemos tomarlo sin más como plato único o, si nos preocupa la ausencia de proteína, con una pechuga de pollo o filete a la plancha como acompañamiento. También un primer plato de ensalada de tomate, cebolleta y atún servirían para completar nuestro menú.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 250 gr de arroz (redondo, del tipo que prefiráis)
  • 2 pimientos verdes
  • 200 gr de setas o champiñones (sirven secas o incluso surtidos de las congeladas; en esta ocasión he empleado setas frescas dado que es plena temporada!)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma, o 2 cucharaditas de sal
  • 100 ml de vino blanco
  • aceite de oliva
  • pimienta negra
  • agua (veremos cantidad)

Continue reading

Crema de brócoli y garbanzos

Buenos días a todos!

No paro de escuchar comentarios negativos sobre la llegada del frío… Y entiendo que tan de golpe sea un fastidio, pero yo que llevo ya 2 meses así os puedo decir que tampoco esta tan mal volver a las costumbres propias de estas épocas, que parece que uno sólo es feliz en verano con las terracitas, los gazpachos y los helados!

En otoño e invierno se disfruta de un ocio diferente, más casero, disfrutamos de platos que reconfortan con sólo olerlos, decoraciones especiales, paisajes nevados, deportes ad-hoc, les volvemos a dar la bienvenida al cocido de la abuela y a los canelones, volvemos a encender el horno para hacer un bizcochito o unas galletas si tenemos niños alrededor, sacamos las suaves mantitas en el salón, volvemos a ir al cine, cambiamos de armario, que ya apetece…

Hoy os traigo una crema para ayudaros con esta transición, aunque realmente llevo compartiendo recetillas otoñales desde hace algunas semanas.

Me he inspirado en una receta de Raquel de Alimentarte, cuyo blog y perfil de Instagram no puedo dejar de recomendaros!

En general, cuando vemos recetas tradicionales de cremas o las tomamos en restaurantes, las suelen espesar añadiendo nata, quesitos o patata. Si bien podemos hacerlo así, desde un punto de vista nutricional es más recomendable hacerlo poniendo menos agua y batiendo más tiempo (así de simple), o bien con la patata que es estupenda, o por último con legumbres, que tienen los beneficios de la patata y bastantes más! Lo que llamó mi atención en la receta fue precisamente el uso de garbanzos, ya que yo sí que había empleado lentejas en purés de verduras pero garbanzos no. Ya sabéis lo fan que soy de las legumbres, por tanto, pocas excusas necesito para darles uso…

Además, hará que la crema sea suficientemente saciante como para que no quieras tomar nada más, lo que simplifica nuestra vida bastante… PORQUE SI, SEÑORES, ¡SE PUEDE CENAR LEGUMBRES!!!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 brócoli entero
  • 1 bote grande de garbanzos cocidos
  • Media cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 chorrito de vino blanco (opcional)
  • 1 litro de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal o pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma

Continue reading