Cookies de chocolate (mi segunda receta de cookies)

Hola amig@s!

Hace unos meses os presentaba una receta DELICIOSA de cookies de chocolate, muy parecidas a las industriales (pero riquísimas) Chips Ahoy. Si bien adoro esa receta, una amiga me pasó recientemente otra que aseguraba que quedaban súper crujientes, de modo que la probé y… maaaadre mía, qué cosa más rica!

Los ingredientes son relativamente normales (vale, no son azúcar normal, harina blanca y mantequilla, pero dentro de una despensa saludable que much@s empezáis a tener, seguramente los encontréis), y las instrucciones no pueden ser más sencillas!

Espero que os gusten mucho, y no dudéis duplicar cantidades si sois muchos en casa, o bien hacer 2 cookies gigantes, que queda genial!

Ingredientes (para 6-9 galletas):

  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de sirope de arce, agave o miel
  • 25 ml aceite de coco (podría ser de oliva, pero el sabor cambiara un poco)
  • 85 gr mantequilla de frutos secos (preferiblemente de anacardo, que es la más neutra)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 235 gr de harina (preferiblemente de almendra, pero si no de avena o cualquiera integral ; si ponéis de coco, la cantidad seria 160 gr)
  • ¼ cucharadita de levadura de bizcochos tipo royal (no la de panadero)
  • Pizca de canela
  • Pizca de sal
  • 4 cucharadas de pepitas de chocolate (también pueden ser 3 onzas machacadas con un cuchillo)

Preparación:

Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.

En un cuenco grandecito mezclamos en primer lugar los ingredientes líquidos (los 5 primeros) hasta que se disuelvan bien. Si el aceite estaba sólido, lo derretimos en el microondas unos segundos.

Agregamos los demás ingredientes (dejando unas pocas pepitas de choco para decorar después) y mezclamos bien con un tenedor hasta que estén bien integrados.

Forramos la bandeja del horno con papel de hornear.

Tomamos una porción de masa del tamaño de una pelota de golf y la aplastamos contra la bandeja del horno dándole forma redonda. Hacemos lo mismo hasta que termine la masa.

Metemos en el horno a media altura y dejamos 20 minutos. Pasado ese tiempo subimos la bandeja hasta arriba y ponemos el grill (si no tenemos la opción, simplemente la dejamos ahí para que se doren), 2 minutos en total.

Sacamos la bandeja y dejamos reposar las galletas sobre el papel y éste sobre la rejilla del horno como mínimo 10 minutos. Esto se hace para terminen de cocinarse y que queden crujientes (no chiclosas 😉 ).

Listo!

La vuelta al cole en 80 platos

Hola amigos!

Cómo lleváis esta vuelta al cole? Me gusta llamarlo así aunque aquella época haya quedado tan lejos, y es que me parece que sigue siendo un reflejo de lo que nos ocurre tras las vacaciones veraniegas aun siendo adultos: nuevos propósitos, valoración de lo que tenemos y de lo que necesitamos etc (no solamente en lo material sino también a nivel de trabajo, amistades, estilo de vida etc!).

Dada la temática de este blog, me voy a centrar en el aspecto “propósito de comer mejor” para esta vuelta al cole. Para ello, y como ya hice el curso pasado, he hecho una selección de 80 recetas (10 de cada categoría) que considero que pueden ayudaros un montón, por ser fáciles, ricas, baratitas y saludables! Os parece?

Cremas y sopas 

  1. Crema (muuuy cremosa) de acelgas, espinacas y queso azul
  2. Crema de remolacha express (fria)
  3. Crema de calabacín y gambas
  4. Crema de champiñones
  5. Crema de coliflor y patata para enemigos de la coliflor
  6. Crema de espárragos blancos y alubias – receta en 3 minutos
  7. Crema de espinacas y pera
  8. Crema de zanahoria con naranja
  9. Crema refrescante de pepino, melón, yogur y menta
  10. Vichysoisse de espárragos blancos

Ensaladas

Este lunes os propuse 6 ensaladas geniales en un post dedicado a ello (os dejo el link), a las que agrego estas 4:

  1. Ensalada de higos y jamón
  2. Ensalada de patata y trigueros con aliño de menta y aguacate
  3. Ensalada de sandía, queso feta y aceitunas
  4. Tomates rellenos

Pasta, arroces y otros cereales


  1. Espaguetti carbonara
  2. Espaguetti con gambas, almejas y tomate
  3. Espaguetti con setas y rúcula
  4. Espaguetti con tomates secos y sardinas
  5. Fideos chinos con langostinos
  6. Macarrones con chorizo en 15 minutos (con Thermomix)
  7. Noodles con salsa de cacahuete
  8. Pasta arrabbiata
  9. Pasta con verduras al dente y parmesano
  10. Pasta Favaro (con salsa de tomate, pez espada y aceitunas)
  11. Risotto de calabaza
  12. Risotto de tomates secos y ajo negro
  13. Risotto milanesa (con parmesano) – con plus de vieiras a la plancha
  14. Pasta con brócoli y bacon
  15. Tabulé
  16. Arroz meloso con cordero, judías verdes y azafrán
  17. Arroz meloso con setas y pimiento verde
  18. Arroz teppanyaki
  19. El mejor risotto funghi del mundo (encima, ligero)
  20. Paella (versión simplificada)

Carne

IMG_1495_phixr

  1. Fajitas con sazonador y guacamole caseros
  2. Kebab casero (de pollo)
  3. Nuggets con boniatos especiados
  4. Pastel de pollo y hierbas provenzales
  5. Pechugas de pollo a la mostaza
  6. Pechugas hasselback (con mozzarella, tomate y albahaca)
  7. Pollo a la naranja
  8. Pollo a la parmigiana
  9. Pollo al curry
  10. Pollo asado ultrajugoso (en bolsa de asar)
  11. Solomillo en salsa
  12. Albóndigas en salsa de tomate
  13. Berenjenas rellenas de bolognesa
  14. Carrilleras en adobo de cerveza
  15. Chili con carne
  16. Cinta de lomo adobada
  17. Lomo de cerdo a la sal
  18. Lomo saltado
  19. Pastel de carne express: 2 ingredientes, 30 minutos!
  20. Solomillo en hojaldre relleno de bacon y queso

Pescados


  1. Atún encebollado a la cerveza
  2. Bacalao con salsa de tomate
  3. Calamares en su tinta
  4. Curry de pescado
  5. Escabeche de pescado
  6. Merluza en salsa de puerros
  7. Mousse-pastel de salmón (express y fit!)
  8. Albóndigas de merluza en salsa
  9. Salmón con salsa de sésamo
  10. Tartar express y por qué incluirlo en nuestra dieta

Verduras y hortalizas

  1. “Calabagueti”: espagueti hechos con calabacín!
  2. Alcachofas con jamón
  3. Berenjenas rellenas de gambas
  4. Boniatos rellenos texmex
  5. Pastel de repollo y bacon
  6. Curry de verduras
  7. Menestra con chorizo
  8. Pisto con garbanzos
  9. Tofu picante thai con verduras salteadas
  10. Tortilla de patata y calabacín

Mucha suerte en esta vuelta al cole!!!

Especial verano (vol.3): platos únicos y cenas

Hola amig@s!

Con este post termino mis recopilatorios de recetas fresquitas para el verano. Si te perdiste los anteriores, te dejo aquí los links, repletitos de súper ideas fáciles y rápidas!

Para cerrar esta serie de recopilatorios os traigo algo que suele ser fuente de quebraderos de cabeza: las cenas. Lo he titulado “platos únicos y cenas” porque realmente podéis utilizarlos a la hora de comer.

Y lo he dividido en 3 secciones:

  • una de pescados (hay varias que se hacen con pescado crudo descongelado tipo tartar y ceviche, listas en 5 minutos, pero también hay otras opciones más clásicas),
  • otra de pasteles salados (algunas no requieren cocción sino simplemente nevera; y las que necesitan cocción las podéis hacer en microondas si pasáis de encender el horno)
  • otra que he titulado otros manjares y que contiene un montón de cosas variadas tipo tortillas, wraps, huevos rellenos, rollitos, verduras rellenas fresquitas…

Espero que os gusten tanto como los anteriores, y recordad que podéis comentar lo que queráis en comentarios o bien por Instagram!

Pescado

Pasteles

Otros manjares

Especial verano (vol.2): ensaladas

Hola amig@s!

Sigo con mis recopilatorios de recetas fresquitas para el verano. Si te perdiste el de ayer (cremas), te dejo aquí el link, está repletito de súper ideas fáciles y rápidas!

Hoy le toca el turno a otro compañero habitual de verano: las ensaladas.

Desterremos de nuestra mente la idea “ensalada=aburrido/soso/poco saciante”, esto solamente es así cuando las basamos en lechuga y tomate, ya veréis que mis propuestas de hoy son de todo menos eso… De hecho, son sabrosísimas, saciantes, nutritivas y fáciles de hacer! La clave es que siempre lleven alguna fuente de proteína para que podamos tomarlas como plato único (recordad que proteína no solamente es pollo o atún, también lo es el huevo, las legumbres, los frutos secos…).

Las he dividido en 2 secciones: unas más clásicas y otras más innovadoras. Os animo a visitar ambas, ya que dentro de ellas hay cositas que os sorprenderán…

Tradicionales

Por si te apetece innovar

Hasta aquí mi recopilatorio de hoy, mañana os presento el último no os lo perdáis!!!

Especial verano (vol. I): cremas fresquitas

Hola amig@s!

Hace poquito os pregunté por Instagram qué tipo de recetas os gustaría ver por aquí en el corto plazo, y me quedó clarito que lo que buscamos con estos calores son recetas rápidas y que involucren encender lo menos posible fuentes de calor jejeje. De modo que me he puesto manos a la obra y he preparado varios recopilatorios especiales para el verano que cumplen esas premisas.

Empezamos con el primero de tres: CREMAS.

Y es que las cremas son un recurso maravilloso, porque aunque algunas de ellas requieran cocción (encender la vitro), podemos hacer una gran cantidad y disfrutarlas en varias ocasiones. Si somos pocos en casa, podemos incluso congelar una parte y consumirla en otro momento. Si no queréis encender el fuego, tranquilos, otras muchas de las que os voy a proponer consisten simplemente en triturar, de modo que cero calor y tiempo!

Aparte de ser un recurso muy práctico, las cremas son súper saludables; tened en cuenta que nos estamos metiendo una porción de verduras enorme de una sentada, lo que puede resultar especialmente útil si no somos muy fans de las verduras en casa.

Y por último, otra ventaja de las cremas es que pueden constituir un plato único si les ponemos “toppings” proteicos por encima como frutos secos, pipas o huevo duro picado.

Vamos a ver qué os traigo por aquí…

Sin encender el fuego (triturar y listo):

Encendiendo el fuego y enfriando en la nevera:

Espero que os gusten mis propuestas, recordad que podéis contarme vuestras favoritas en comentarios o por Instagram 🙂 .

Y… no olvidéis que esta semana iré publicando diariamente un nuevo recopilatorio!

Gazpacho de remolacha

Hola amig@s!

De nuevo he buscado y encontrado huequito para saludaros desde aquí 😀. Está siendo una época muy bonita pero también muy intensa; aprender a ser madre y conocer realmente las necesidades de mi bebé no es tan evidente como pueda parecer a ojos de un “no padre”, y eso que tengo 12 sobrinos!

A nivel culinario estoy tirando de congelador y despensa, pero también de recetas que no llevan mucho tiempo y que estén ricas y sean nutritivas, como este gazpacho.

Ojo, con el gazpacho suelo ser muy purista y hago el clásico una y otra vez cada semana, pero viendo una carta de restaurante se me ocurrió hacer este de remolacha y estaba taaaaan rico y cremoso!!! No sabe casi a remolacha, sólo le da un toque dulcecito y cremoso, lo tenéis que probar!

Me acompañáis?

Por cierto: si te interesa otra receta de gazpacho no clásico, aquí tienes la del gazpacho de zanahoria; si buscas alguna crema fría express con remolacha, aquí tienes una en la que la combinamos con zanahoria (casualmente jeje).

Ingredientes (para 4-6 raciones):

  • 500 gr de tomates maduros (variedades pera y canario quedan genial)
  • 500 gr de remolacha cocida (un paquete entero de las que vienen al vacío, líquido incluido)
  • 1 diente de ajo
  • 50 gr de pimiento (verde o rojo)
  • 40 gr de cebolla
  • 60 gr de pepino pelado
  • 30 gr de vinagre (de vino blanco o de jerez, nada de Módena!)
  • 1 cucharadita de sal
  • 50-70 gr de aceite de oliva (el mejor que tengáis)

Preparación:

Simplemente debemos triturar todos los ingredientes hasta que quede cremoso y sin grumitos. En thermomix serían 3o segundos a velocidad 5, y 2 ó3 minutos a velocidad 10.

Listo!

➡ Podéis añadir agua al final si os gusta menos espeso.

➡ Dura 4 ó 5 días en la nevera sin problema.

➡ Y se puede congelar! Después sólo habrá que dejarlo descongelar en la nevera y volverlo a triturar.

Pechugas villeroy

POST REEDITADO

Hola amigos!

Hace por lo menos un mes que no comparto receta por aquí… Los que me conocéis personalmente y los que me seguís por Instagram sabéis el motivo: el 7 de mayo fui mamá de un precioso bebé!

Sigo cocinando aunque más sencillas y rápidas, aprovechando las preparaciones básicas que dejé congeladas el mes anterior a dar a luz 😉 . Ya sabéis: la previsión es un arma valiosísima en multitud de aspectos en la vida!

Tuve la suerte de que vinieran mis padres a estar con nosotros y conocer al bebé, y mi madre de paso me mimó con platos que borda, como las pechugas villeroy que hoy os traigo. Ya estaban en el blog, pero le he dado una revisión al post para que os resulte aún más sencillo replicarlas!

Advertencia: son un poquito latosas de hacer (no es difícil pero requiere varios pasos y que pase un día entre medias – similar a las croquetas), pero merece totalmente la pena y sirven para llevar al trabajo, para tomar frías, de cena, con mucha gente… Ya que os ponéis, os recomiendo hacer mucha cantidad y congelarlas antes de freírlas.

Curiosidad teniendo en cuenta donde vivo: deben el nombre a la duquesa de Villeroy, mariscal de Luxemburgo.

Espero que os gusten tanto como a nosotros…

Ingredientes (para 6 raciones):

Para las pechugas:

  • 12 filetes de pechugas de pollo
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • 6 cucharadas soperas de pan rallado
  • aceite de oliva

Para la bechamel:

  • 60 gr de aceite de oliva
  • 60 gr de harina
  • 800 ml de leche
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pellizco de pimienta
  • 1 pellizco de nuez moscada

Seguir leyendo…

Leche condensada casera con thermomix (2 ingredientes, 10 minutos y saludable!)

Buenos días!

Aún no doy crédito a que la leche condensada se haga como hoy os voy a contar, y mucho menos a que sea saludable, con la de veces que la he tomado disfrutándola a sabiendas de que era una bomba!!! Jejeje.

Y cómo se le acaba ocurriendo a una ponerse a fabricar leche condensada? Pues muy sencillo, el año pasado en pleno confinamiento se nos acabó la leche condensada que solemos tomar con fresas en esta época y se me ocurrió investigar. Para mi sorpresa, la leche condensada no es más que leche en polvo rehidratada con un poco de agua y azúcar!

En algunas recetas vi que añadían muchísimo azúcar, mientras que en otras no añadían nada; en algunas vi que aplicaban calor, en otras simplemente trituraban la mezcla…

Total, que decidí hacer un mix y aquí tenéis una versión PERFECTA de leche condensada casera facilísima y saludable!

Usos: tal cual con fresas, en tostadas, para hacer flan, crema de limón, dulce de leche…

Ingredientes (para 1 bote de 300-400 ml):

  • 200 gr de leche en polvo (hay normales y desnatadas, no importa)
  • 150 gr de agua
  • Azúcar o eritritol (luego vemos cantidad)

Preparación:

OJO, necesitamos thermomix!

Ponemos la leche y el agua en la thermomix y programamos 10 minutos a 90 grados y velocidad 3.

Pasado ese tiempo, probamos el dulzor y añadimos azúcar/eritritol en la medida en que nos guste – personalmente añadí 2 cucharadas soperas y estaba dulcísima.

Finalmente, trituramos 10 segundos a velocidad 10 para quitar posibles grumos. Veréis que la textura es MUY líquida, no os preocupéis que luego espesa.

Pasamos a un bote de cristal y, cuando esté templado, pasamos a la nevera para que adquiera consistencia de leche condensada – necesita unas cuantas horas, incluso de un día para otro.

➡ Al no tener apenas azúcar ni estar esterilizada y demás, dura menos que la leche condensada que se compra. No la dejaría más de una semana en la nevera.

➡ Usos: ver al inicio del post.

Hojaldre caprese

Buenos días a tod@s!

Hace no mucho compartí una de mis recetas estrella en toda fiesta que se precie: el hojaldre de jamón y queso. Es tan sencillo y da un resultado tan rico que no me extraña que así sea!

Basándome en dicho plato, se me ocurrió un día hacer una versión distinta utilizando los ingredientes de la conocida ensalada caprese italiana: básicamente tomate, mozzarella y hierbas provenzales. El resultado fue también un éxito, así que, aunque la foto sea regulera, creo que merece la pena compartir la receta!!!

Vamos allá!

Ingredientes (para 2-4 raciones):

  • 1 placa de hojaldre (da igual redonda que cuadrada; intentad que sea de mantequilla en vez de grasas de palma y demás)
  • 4 cucharadas soperas de tomate concentrado (OJO, no es tomate frito ni triturado ni tipo ketchup, debe poner “concentrado”, de otro modo el hojaldre quedaría blandurrio en lugar de crujiente)
  • 1 bola de mozzarella
  • 10 tomatitos cherry – o uno grande
  • Tomates secos (en aceite o rehidratados en agua hirviendo unos minutos)
  • Varias hojitas de albahaca fresca (o hierbas provenzales secas tipo orégano, romero…)
  • Media cucharadita de sal
  • 1 huevo (para pintar la masa)

Preparación:

Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.

Comenzamos desplegando la masa de hojaldre en la encimera sobre un papel apto para horno. Os recomiendo que no empleéis el papel que viene en el envase, ya que la mayoría no son aptos (no entiendo por qué pero es así!).

Cubrimos la masa con otro papel de horno (para esto SÍ que podéis emplear el que viene en el envase) y lo aplastamos bien con ayuda de un rodillo o una botella de vino. La idea es intentar que quede más larga que ancha, tanto si es cuadrada como redonda.

Ahora toca un paso OPCIONAL, que es darle forma de trenza como en la foto. Si no os apetece, pasad al siguiente paso y os cuento cómo hacerlo (básicamente lo enrollaríamos al final tipo brazo de gitano). Para darle forma de trenza, hacemos unos cortes con un cuchillo como en la foto, dejando el centro sin tocar. Luego seguiremos con la presentación.

Sobre el centro que hemos dejado sin cortar (o, en caso de “pasar de hacer el formato trenza”, sobre toooda la superficie) repartimos el tomate concentrado.

Sobre un plato (o en el fregadero), estrujamos con las manos la mozzarella con el fin de retirar la mayor cantidad de agua posible y la esparcimos también troceadita.

Lavamos los cherries y los cortamos por la mitad. Si empleamos tomate normal, lo cortamos en rodajas finas y luego las troceamos. Los estrujamos también y esparcimos por encima.

Troceamos los tomates secos y la albahaca y repartimos. Ponemos también un poco de sal por encima.

Cerramos la trenza como en la foto inferior, o bien si hemos decidido “pasar de ese formato” simplemente la enrollamos como si fuese un brazo de gitano.

Batimos el huevo y pintamos la masa por encima.

Metemos en el horno y dejamos 20-30 minutos, hasta que la masa esté doradita.

Lista!

➡ El mejor acompañamiento es una ensalada sencilla y fresquita, tipo verde+cebolleta+tomate aliñada con aceite y vinagre.

Lasagna de espárragos blancos y jamón york

Hola amig@s una semanita más!

Una de las cosas que más me sorprendió cuando me mudé a Luxemburgo fue lo conscientes que son (y que te hacen) de la estacionalidad de los alimentos (sobre todo verduras y frutas, pero también carnes tipo caza y pescados tipo mejillones o sardinas). Aquí no encuentras “de todo” durante todo el año, solamente cuando es época. Es el ejemplo de los espárragos, calabazas, boniatos, setas, alcachofas, y multitud de frutas… He de reconocer que al principio me pareció un fastidio, pero luego entendí los motivos y los comparto, me siento que estoy siendo más respetuosa con la naturaleza, y siendo sincera me hace mucha más ilusión cuando es la temporada, es como con el turrón de Suchard pero con comida de diario 😂.

Esto provoca a nivel culinario que, tanto en casa como en restaurantes, cuando los productos están de temporada los consumes sin parar! Ahora mismo, es época de ESPÁRRAGOS. Por la calle TODOS los atriles de menú del día contienen por lo menos un plato, ya sean blancos o verdes. Esta lasagna es un invento partiendo de un entrante típico de aquí (espárragos con bechamel gratinada), que os convierto en plato único gracias a los hidratos de la lasagna y a la proteína del jamón.

Es de las recetas que más ricas me han quedado últimamente, creo que su nombre no sugiere para nada lo DELICIOSA que está, os animo mucho a probarla, de verdad!

Nota: en el blog tenéis muchísimas recetas con espárragos, las encontraréis poniendo “espárragos” en la lupita superior. 

Ingredientes (para 4 raciones aprox):

  • 10 placas de lasagna grandes (o 20 pequeñas) – aprox 200 gr en total; os recomiendo que sean precocidas, para ahorrar tiempo
  • 500 gr de espárragos blancos en conserva (o 750 gr frescos, si preferís cocerlos en casa)
  • 6 lonchas de jamón york (intentad que tenga mas de un 90% carne)
  • 500 ml/gr de bechamel
  • pizca de sal
  • queso parmesano o grana padano rallado 

Preparación:

Comenzamos preparando ciertos ingredientes, en el caso de que no los hayamos comprado ya hechos:

  • Para la bechamel seguimos alguna de estas recetas: tradicional o ligera.
  • Si las placas de lasagna no fuesen precocidas, las cocinamos siguiendo la instrucciones del envase. Si son precocidas, os recomiendo hidratarlas un poco en agua hirviendo en un cuenco.
  • Para los espárragos, si los compramos frescos, les cortamos la base leñosa, los pelamos con un pelador y los cocemos en agua con sal unos 20 minutos o hasta que estén todos tiernos.

Con unas tijeras o con cuchillo y tenedor, cortamos el jamón y los espárragos (bien escurridos!!!) en trocitos de 2 dedos aprox.

Ya estamos listos para montar la lasagna!

▶️Si vamos a dejarla preparada de antemano, paramos aquí; si la vamos a tomar en el momento, precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.

En una fuente apta para horno, colocamos unas cucharadas de bechamel en la base. Sobre ella,  distribuimos unas cuantas placas de lasagna. Sobre ellas, esparcimos parte de los espárragos y el jamón. Ponemos otra capa de bechamel, luego placas, etc, así hasta acabar con todos los ingredientes, siendo siempre el último la bechamel.

Cuando vayamos a comer, espolvoreamos queso rallado por encima y metemos en el horno 20-30 minutos, o hasta que se dore el queso.

Lista!

 

Hummus sabor pizza

Buenos días amig@s!

Conocéis a alguien al que no le gusta la pizza??? Seguramente no!

Pues imaginaos un untable con exactamente ese sabor delicioso, y encima nutritivo, ligero… Tenéis que probarlo SÍ O SÍ, es de verdad adictivo!

Se prepara como cualquier hummus: triturando sus ingredientes y listo, y en este caso este no lleva tahini ni limón (incluso podéis hacerlo con otra legumbre que prefiráis). Y dura bien en la nevera 4 días – para completar comidas/cenas o para picotear cuando aprieta el hambre entre comida y comida 😅.

Como veis, son todo facilidades, así que animaos, que seguramente tendréis todos los ingredientes en casa!

Ingredientes (para 1 bol generoso)

  • 400 gr garbanzos cocidos (1 bote de los grandes) – realmente podéis utilizar cualquier legumbre cocida, yo en esta ocasión utilicé altramuces aunque fue un rollo pelarlos todos 😅
  • 2 cucharadas soperas de tomate concentrado o 3 de tomate frito
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada sopera de hierbas provenzales secas (o a elegir orégano, romero, tomillo…)
  • 2 dientes de ajo pequeños (o uno grande, o 1-2 cucharaditas de ajo seco en polvo)
  • 4 cucharadas de agua

Preparación:

Trituramos todo con nuestra batidora/procesador más potente hasta que esté cremoso a nuestro gusto.

Añadimos más agua si lo vemos demasiado espeso, y probamos por si quisiésemos ajustar alguno de los ingredientes.

Listo!!

➡ Como todo hummus, se suele acompañar de bastoncitos de vegetales como zanahorias o apio, o de rabanitos, cherries, arbolitos de coliflor… O bien de tiras de pan de pita tostada.

➡ Dura 4 días en la nevera sin problema, y también podéis congelarlo.

Salmón adobado con cebolla caramelizada (con y sin Crockpot)

Helloooooo

Bueno bueno vaya recetaza que traigo hoy!!! Y puedo decirlo sin pecar de soberbia porque no se me ha ocurrido a mi solita 😉 .

Se trata de un salmón al que aplicamos el adobo tradicional de la cinta de lomo (pimentón y demás), idea que jamás se me habría ocurrido hasta que lo vi en el ebook de Crockpot de Foodiario (os lo recomiendo un montón!!!).  Encima vi que ella añadía cebolla caramelizada, que es de las cosas que más me gustan del mundo!

OJO, os doy la receta con y sin este electrodoméstico. La verdad es que nunca había hecho pescado en la Crockpot, pero ahora lo haré más a menudo porque la textura es espectacular…

Sin más dilación, os cuento!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 4 lomos de salmón (aprox 150 gr de salmón por persona)
  • 2 cebollas
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Para el adobo:
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • 1 cucharadita de pimentón
    • 1 cucharada de orégano u otra hierba provenzal
    • Opcional: 1 cucharadita de ajo seco en polvo
    • Pimienta al gusto
    • 1/4 de cucharadita de sal

Preparación:

En un cuenco amplio mezclamos todos los ingredientes del adobo.

Removemos bien e incorporamos el pescado, impregnándolo bien con una cuchara o espátula.

Lo dejamos en la nevera que se adobe bien unas horitas – si no lo hacéis no pasa nada, simplemente queda menos intenso.

Ahora preparamos la cebolla. Podemos simplemente hacer una cebolla muuuuy pochada (laminándola y cocinándola con aceite y sal a fuego medio-bajo 20 minutos), o bien seguir mi receta completa de cebolla caramelizada.

Una vez tengamos todo, podemos escoger como cocinar nuestro salmón:

  • Horno – esparcimos en una fuente apta para horno la cebolla y ponemos encima el salmón; dejamos 10-15 minutos a 200 grados con calor arriba y abajo (horno previamente precalentado)
  • Crockpot – esparcimos la cebolla en la Crockpot y ponemos encima el salmón; dejamos cocinar 45min-1 hora en Alta
  • Sartén – doramos el salmón por ambas caras a fuego fuerte, agregamos la cebolla ya cocinada y dejamos tapado 2 minutos más ya con el fuego apagado, para que el salmón termine de cocinarse por dentro y quede todo bien calentito.


Listo!

➡ Podemos tomar este platazo tal cual, o bien añadir patata cocida, alguna verdura al vapor/plancha, o arroz/quinoa.

➡ Es un plato para cocinar en el momento, recalentado pierde mucha textura.