Pato a la canela (para Crockpot)

Hola querid@s lector@s!

Hoy os traigo una receta absolutamente deliciosa… Vi en el perfil de Kekacomesano una receta de solomillo a la canela (os la recomiendo si NO tenéis Crockpot o NO encontráis pato) y se me ocurrió probar con un muslo de pato que tenía en la nevera 🙂

El pato es una carne muy especial, bastante grasa pero al no tomarse con frecuencia no pasa nada! Los 2 formatos más frecuentes en que encontramos el pato es en muslo (confit) o lomo (magret). La forma de prepararlos es completamente distinta (el magret se hace casi vuelta y vuelta en la sartén, mientras que el confit requiere largas cocciones). Os enlazo mi receta de magret con frutos rojos, y hoy os cuento cómo cocinar el muslo 🙂 .

Vamos allá!!!

Ingredientes (para 2 raciones – duplicad cantidades si queréis):

  • 1 pata de pato grandecita con hueso y piel
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 chorro generoso de vino de cocinar o blanco
  • media cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela (podéis omitirla, pero le da un toque riquísimo, festivo y nada dulce al plato)
  • Como guarnición, podéis poner arroz blanco, puré de patata o verduras a la plancha

Preparación:

Comenzamos dorando la pata de pato en una sartén:

  • a fuego muy fuerte
  • primero por el lado de la piel en contacto con la sartén
  • sin nada de aceite (el pato suelta mucha grasa)
  • OJO, si vuestra Crockpot admite ser puesta en la vitroceramica (la mía lo admite, pero miradlo bien!) podéis dorarlo directamente en la Crockpot.


La retiramos y pochamos la cebolla picada y la zanahoria en rodajas – en esa misma sartén durante 7 minutos. Ponemos la sal y, si lo veis necesario, podéis poner una pizca de aceite de oliva.

Añadimos el vino blanco y la canela  dejamos que se evapore el alcohol 1 minuto a fuego fuerte.

Removemos y pasamos todo a la Crockpot (pato y salsa).

Dejamos que cocine 5 horas en Baja (o quizá menos, la clave es que se despegue la carne del hueso fácilmente).

Y listo!

➡ La salsa podéis dejarla tal cual o bien triturarla, como prefiráis.

➡ Podéis ir haciendo la guarnición mientras tanto (ver listado de ingredientes).

➡ Os recomiendo comerlo recién hecho, ya que la textura de la carne es increíble… Y la piel queda deliciosa: tierna pero crujientita!

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.