Espárragos trigueros con vinagreta de mostaza y yema

IMG_1789

Hola amigos!

Una compañera de mi trabajo vive en Aranjuez y hace tiempo me habló de lo fabulosos que son tanto las fresas como los trigueros de allí. Le pedí que cuando fuese época me trajese unos cuantos, y ¡voilá! A ella le dedico esta receta tan sencilla como deliciosa, y es que muchas veces basta con una buena materia prima para conseguir un plato excelente…

En busca de alguna receta con la que sacarles el mayor partido posible (no me la quería jugar con semejante producto gourmet!) recordé una receta de El Comidista en la que proponía 3 salsas para acompañarlos, de entre las cuales me quedé con la que hoy os presento. Es una especie de vinagreta pero con más cositas… fue todo un éxito!!!

Ingredientes (para 4 personas):

Para los espárragos:

  • 1 buen manojo de espárragos verdes (ó 2 si no es grande)
  • agua
  • 1 cucharada de sal

Para la salsa:

  • 2 huevos
  • 1 cucharada de mostaza (tipo Dijon preferiblemente)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 chorro de vinagre tipo jerez
  • 1 pizca de sal
  • abundante perejil picado (2 ramitas por ejemplo)


Preparación:

Comenzamos poniendo a cocer los huevos, ya que los utilizaremos cocidos (huevo duro) para la salsa. Para ello, los ponemos en un cazo con agua que los cubra y un chorrito de vinagre. Dejamos hirviendo a fuego fuerte unos 12 minutos, mientras vamos preparando lo demás.

Ahora pasamos a preparar los espárragos (OJO: parecen muchos pasos pero son una bobada!):

  • Antes que nada, ponemos una cazuela/olla  grandecita con abundante agua con sal, y la calentamos a fuego fuerte para que hierva. Me encantan como quedan cocidos al dente, ya que a la plancha a veces quedan un poco duros o se nos queman, la plancha la dejo para espárragos muy finitos pero como queráis!
  • En los espárragos pasa como con las alcachofas: muchas veces por intentar aprovechar más el producto nos quedamos con partes leñosas, que hacen que luego tengamos incómodas hebras en la boca… Solución para los espárragos: los lavamos bien con agua del grifo, cogemos uno por uno y los doblamos hasta que se rompan: donde se rompen es el punto que marca la parte tierna de la leñosa.
  • Una vez que tengamos los espárragos libres de partes leñosas, los introducimos en la olla de agua hirviendo y los dejamos 3-5 minutos, depende de lo gruesos que sean.
  • Cuando estén, los sacamos con una espumadera y los pasamos a un bol lleno de agua fría del grifo.
  • Sacamos los espárragos del agua y los pasamos a un plato cubierto de papel de cocina absorbente.

Volvemos a la preparación de la salsa. Separamos la yema de la clara de los huevos. Cogemos un cuenco (en el que vayamos a servir la salsa) y ponemos en él las yemas, que aplastamos con un tenedor. Agregamos todos los demás ingredientes indicados para la salsa, a excepción de las claras de huevo, y removemos muy bien, preferiblemente con unas varillas. Picamos lo más pequeñas posible las claras de huevo y las añadimos al conjunto. Probamos si nos gusta así, y si no agregamos más mostaza, perejil, etc.

Servimos en una fuente o bandejita los espárragos bien escurridos, y la salsa en un cuenquito el lado. Delicioso!!!

 

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.