Crema de chirivías e hinojo

Hola amigos!

“Crema de qué y qué?” “Pero esta chica no puede hacer una crema de calabacín y punto?”

Pues sí, pero las cremas de toda la vida las tenéis desde hace tiempo en el blog amigos! Y bien ricas que están, y bien frecuentemente que las repetimos en casa!!!

No obstante, el hecho de tener un blog y de haberme mudado a otro país me anima a probar todo vegetal o ingrediente distinto que veo. Por supuesto, únicamente comparto las recetas que salen bien con ellos, pero además trato de tener en cuenta que esos ingredientes sean fáciles de encontrar en el resto de países: preguntad a vuestro frutero por estas 2 hortalizas o rebuscad por un hipermercado… os aseguro que las encontrareis!

  • Sobre la chirivía: es una hortaliza de la familia de las zanahorias. Son de aspecto similar a ellas pero blancas, y su sabor es parecido pero con un toque anisado. Por ello se me ocurrió mezclarlas con el hinojo (luego entenderéis por qué jeje).

  • Sobre el hinojo: es un bulbo blanco de sabor anisado que, aunque quizá no hayáis tomado “tal cual”, su sabor os resultara familiar por estar incluido en forma de semillas secas en infusiones o postres (se utiliza indistintamente como el anís).

  • Sobre las propiedades de ambas: son súper ligeras a pesar de su capacidad de espesar la crema. Ambas tienen los beneficios que se atribuyen a nivel general a verduras y hortalizas: fibra, vitaminas y minerales a porrón. Cada verdura tiene de unos u otros en diferente proporción, por eso es bueno ir variando 🙂 y es a eso a lo que se refieren las recomendaciones de “hay que comer de todo”, y no a “hay que comer de todo, incluyendo yogures de sabores, pringles, carne roja todos los días y galletas”.

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 2 chirivías grandecitas
  • 1 bulbo de hinojo
  • 1 cebolla o puerro
  • 1 patata
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de sal o 1 pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • agua hasta cubrir (luego veremos cantidad)
  • opcional: 2 cucharaditas de comino

Preparación:

Comenzamos picando la cebolla y el ajo en cuadraditos pequeños. Ponemos el aceite a calentar a fuego medio en una cazuela grandecita y dejamos que ajo+cebolla pochen durante 7 minutos, removiendo y tapando la cazuela de vez en cuando.

Mientras, pelamos las chirivías y lavamos bien la patata y el hinojo (suele tener tierra por dentro). Cortamos todo en trozos de unos 2-3 dedos de grosor.

Los agregamos a la cazuela y dejamos otros 7 minutos a fuego medio-suave del mismo modo que antes.

Incorporamos la sal/pastilla y cubrimos con agua un dedo por debajo de las verduras. Añadimos, si queremos, el comino. Dejamos que se cocinen tapadas a fuego medio-suave hasta que todas las verduras estén tiernas, unos 25 minutos.

Trituramos esta mezcla a máxima potencia durante 1 minuto o hasta que obtengáis la consistencia deseada.

A disfrutar!!!

➡ Se conservara bien 4 días en la nevera, y también podéis congelarla. En este último caso, recordad que al descongelarla se separara el agua del resto y necesitareis triturarla de nuevo o bien calentarla en un cazo removiendo (por tanto no os llevéis el tupper del congelador a la oficina directo).

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.