Caldo verde portugués (patatas guisadas)

Hoooola amigos un lunes más!!!

Ha sido un fin de semana de no parar pero de lo más satisfactorio: abril, 23 grados y sol reluciente en Luxemburgo se ve en muuuuy contadas ocasiones así que había que aprovechar! Con todo y con eso, he sacado tiempo para los fogones y he preparado bastantes platos con los que comeremos toda la semana 😀. Ya sabéis que la clave para comer bien (saludable, equilibrado y rico) está en la organización!

Fue mi hermana quien en esta ocasión me inspiró para preparar la receta que hoy os muestro. Como sabe nuestra afición por los platos de cuchara, me habló de este caldo portugués que yo no conocía y que al parecer es un must de la cocina lusa. Como curiosa y friki de la cocina que soy, investigué y me puse manos a la obra. No sabéis que rico está, se parece a las patatas a la riojana, aunque en la receta original hablan de un chorizo y una col especiales de las que no he podido hacer uso pero tampoco creo que sean imprescindibles ☺.

Os animáis?

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 4 patatas grandes o 6 pequeñas
  • 1 trozo de 5 dedos de chorizo (embutido curado, no del crudo – yo utilizo el de Mercadona natural)
  • 1 trozo de col rizada de unos 4 dedos – se supone que hay que poner col rizada, yo empleé 1 trozo de repollo/col normal y un poco de kale que tenía, emplead lo que queráis
  • media cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma o 2 cucharaditas no muy llenas de sal
  • Agua (luego veremos cantidad)
  • Aceite de oliva

Preparación:

Comenzamos picando la cebolla y el ajo finitos. Los ponemos a pochar en una cazuela amplia con un chorro de aceite a fuego medio durante 5 minutos.

Mientras, cortamos el chorizo en rodajas finas.

Pelamos las patatas y las chascamos. Chascar significa cortar “a lo bruto”, es decir, clavar el cuchillo por un lado y romperlas. Cortando las patatas de este modo conseguimos que suelten su almidón, quedando el guiso lo espeso que tanto gusta ☺.

Lavamos y cortamos la col en trozos grandes. La receta original sugiere picarla muy fina, pero yo he preferido dejarla grande para poder sacarla más fácilmente después y triturarla para darle más espesor natural.

Agregamos a la cazuela el chorizo, la col y las patatas y dejamos 5 minutos más, para que el chorizo suelte un poco de su jugo.

Cubrimos con agua 3 dedos por encima, echamos la pastilla o sal y subimos el fuego al máximo. Cuando empiece a hervir, bajamos a fuego suave y dejamos cocinar unos 20 minutos, hasta que las patatas estén blanditas (las pinchamos para comprobarlo).

Sacamos 2 cazos de patatas o repollo con su líquido y trituramos bien. Lo incorporamos a la cazuela de nuevo.

Servimos bien calentito ☺.

➡ Podemos mantenerlo en la nevera 4 días. Las patatas no quedan bien congeladas…

Qué os parece? Lo conocíais??

Ya me diréis!!!

Anuncios

2 Comentarios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.