Hamburguesas vegetales (súper sabrosas!)

Hola cocinillas y aspirantes!

Hoy le ha tocado mi revisión de calidad 2018 a las tan-de-moda hamburguesas vegetarianas. Estas hamburguesas las publiqué hace años y eran estupendas tal como las proponía; no obstante, les he dado una vuelta para hacerlas más sabrosas y reducir los tiempos de preparación.

La idea me la dio mi colega Inés de Hoy comemos sano, uno de mis blogs de cabecera. Me recordó a mi receta y cuando la comparé me dije “rectificar es de sabios” jejeje.

En cuanto al potencial rechazo que pueda causaros tener en la misma frase las palabras “hamburguesa” y “vegetales”, quiero pensar que, en los años que han pasado desde que publiqué la receta, la percepción de que “comer verduras es de vegetarianos” la hemos superado… A día de hoy, es vox populi que, por motivos de salud y de responsabilidad medioambiental, es conveniente reducir el consumo de carne y especialmente roja!

Si bien no estoy de acuerdo con eso de “no echarás de menos la carne” (no es que una sea mejor que la otra, simplemente son diferentes!), la realidad es que cuando pruebas las hamburguesas vegetales te das cuenta de que el éxito de las hamburguesas en general se debe en gran parte a sus salsas y acompañamientos.

➡ Os invito a ponerle guacamole, hummus o salsa de yogur+pepino+menta, y luego decidid si patatas y/o ensalada. Deliciosamente saludable!

Ingredientes (para 6 hamburguesas-3 raciones):

  • 250 gr de quinoa cocida (de vasito) o 150 gr de quinoa seca
  • 1 zanahoria
  • 2 cucharadas de pan rallado o de harina de avena (esto último es más saludable, son copos de avena molidos con la batidora, o comprada ya tal cual; no sirve harina normal porque su sabor en crudo no es bueno)
  • 1 cucharada sopera de ajo en polvo (el que venden con las especias)
  • 1 cucharada sopera de orégano
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • 2-3 huevos
  • Pizca de sal

Preparación:

Comenzamos cociendo la quinoa (si no la hemos comprado ya cocida). Recordad que es necesario lavar bien la quinoa seca antes de cocerla, pues tiene una sustancia (saponinas) que hay que eliminar bien. Después de lavarla, simplemente hay que cocerla en abundante agua con sal durante 15 minutos. Escurrimos y listo.

Mientras, rallamos la zanahoria lo más pequeña que podamos (con un rallador manual o con la batidora/picadora).

Si vamos a usar avena en vez de pan rallado y no la tenemos hecha harina, molemos los copos con la batidora unos segundos.

Ya estamos listos para formar nuestras hamburguesas!

Ponemos en un cuenco grande los huevos y los batimos. Incorporamos todos los demás ingredientes de la receta (quinoa, avena y zanahoria incluidas) y mezclamos bien con las manos.

La mezcla debe quedar algo jugosa pero no demasiado:

  • Si está seca, poned un huevo batido más.
  • Si está líquida, poned más harina de avena.

Podemos dejar la mezcla reposando en la nevera unas horas (incluso de un día para otro) o directamente formar las hamburguesas. En cualquier caso, cuando vayamos a hacerlas dividiremos la mezcla en 6 partes iguales, haremos bolitas con las manos y las aplastaremos.

Las cocinamos en una sartén antiadherente con un hilillo de aceite a fuego medio-fuerte hasta que estén doraditas por ambos lados.

➡ Las hamburguesas vegetales pueden tomarse con pan, por supuesto, pero desde mi punto de vista queda demasiada masa con masa…

➡ Os invito a ponerle guacamole, hummus o salsa de yogur+pepino+menta, y luego decidid si patatas y/o ensalada.

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.