Frijoles guisados con jamón

Muy buenos días a todos!

Nuevamente me sirvo de Hoy comemos sano para inspirarme… esta vez, en términos de guisazo de legumbres. Es una receta TOP que a su vez toma prestada de Ketty, subcampeona de una de las ediciones de Masterchef y de origen cubano.

Los frijoles son una variedad de alubia que se caracteriza por su intenso color negro, y Ketty propone cocinar con jamón y especias, sabia combinación!

Sacad vuestra olla express (no es imprescindible pero sí recomendable para reducir tiempos!) y… al lío!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 250-300 gr de frijoles negros (secos)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1-2 pimientos de cualquier color
  • 1 hueso de jamón (opcional pero recomendable)
  • Especias:
    • laurel
    • romero
    • pimienta
  • aceite de oliva
  • 1 cucharadita de azúcar
  • agua (luego veremos cantidad)
  • acompañamiento (opcional): piparras (guindillas verdes encurtidas), arroz blanco…

Preparación:

Comenzamos poniendo a remojar los frijoles sumergiéndolos en abundante agua del grifo toda la noche.

Paréntesis sobre el remojo:

  • En general todas las legumbres conviene remojarlas, por varios motivos: para mejorar su digestibilidad (reducir gases, por ejemplo) y también para que la textura sea la adecuada (que no queden duros por fuera y blandos por dentro o al contrario).
  • Sobre el tiempo de remojo, podéis guiaros por las indicaciones de cada paquete de legumbres o directamente dejarlas toda la noche anterior a cocinarlas (yo lo hago así para simplificar… y si no voy a cocinarlas por la mañana simplemente las guardo ya remojadas pero escurridas en el mismo tupper o cuenco donde se remojaron).
  • De todas las legumbres, los frijoles (alubias, judiones…) son los que más tiempo de remojo requieren.

Dicho lo cual, seguimos con nuestra receta 🙂 . Una vez remojados, los colocamos en una cazuela u olla express cubiertos 2 dedos por encima de agua fría del grifo (no la del remojo) y con el hueso de jamón (opcional) y el laurel. Dejamos que se cocinen hasta que estén tiernos – el tiempo necesario depende de muchos factores como la antigüedad del frijol en sí, pero a modo orientativo os digo 50 min en cazuela normal y 20 en olla express.

Mientras se cocinan preparamos el sofrito. Picamos la cebolla, ajo y pimiento y los ponemos a pochar en una cazuela grande con un chorrito de aceite a fuego medio y la pizca de sal. Removemos de vez en cuando.

Pasados 10 minutos agregamos todas las especias y el azúcar.

Cuando estén listos los frijoles y el sofrito, trituramos el sofrito junto con un cazo de frijoles y su caldito. Esto lo hacemos para que el guiso  quede bien meloso.

Incorporamos este puré de sofrito a la cazuela con los frijoles cocidos y removemos ya fuera del fuego.

Sacamos los huesos de jamón para retirar todo lo que no sea jamón. Reincorporamos los trocitos de jamón al guiso.

Listo!

Servimos bien calentitos y acompañados, opcionalmente, de arroz blanco o piparras por encima.

➡ Se conservan perfectamente 5 días en la nevera. También se pueden congelar.

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.