Moussaka (lasagna griega)

Muy buenos días a todos!

La moussaka es un plato típico griego que muchos conoceréis, bien por haber visitado el país o restaurantes que la sirvan, bien gracias a la película Mi gran boda griega… En esa película, los compañeros de colegio de la protagonista se reían de ella porque llevaba “muscaca” al comedor… Ay si esos niños hubiesen probado el manjar de su compañera, cuando ellos llevaban salchichas o macarrones prefabricados… se iban a dejar de reír! Jajaja

Por sacarle un parecido, la moussaka es bastante similar a la lasagna. Tienen en común ser una especie de pastel horneado y gratinado formado por capas, de las cuales una es salsa de tomate con carne y otra salsa bechamel.

En qué se diferencian, pues?

  • Mientras que la lasagna tiene placas de pasta, la moussaka tiene láminas de berenjena y patata;
  • En la moussaka se incluye en la salsa de tomate canela además de hierbas provenzales;
  • La moussaka tradicional se elabora con carne de cordero en lugar de ternera.

Hoy os voy a presentar MI versión de este plato tan delicioso. Y resalto que es MI versión porque la he aligerado bastante. Cómo? sustituyendo la bechamel clásica por la de calabacín, la carne de cordero por soja texturizada (eso lo dejo a vuestra elección) y cocinando al vapor berenjena y patata en lugar de freírlas.

Si queréis hacerla siguiendo las instrucciones tradicionales, os dejo en buenas manos con esta receta de Directo al paladar. Personalmente, no volvería a hacer en casa la versión clásica porque creo que ésta sabe igual y además así podremos repetir sin remordimientos y dejar la tradicional para cuando salgamos fuera 🙂 .

NOTA: No es una receta rápida, al tener que preparar 3 cosas por separado. Os recomiendo hacerla un día que os apetezca cocinar tranquilamente, ya que una horita os llevará.

VAMOSSSSSS

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 berenjena grande o 2 pequeñas
  • 2 patatas
  • 400 gr de carne picada de cordero (lo tradicional) o ternera, o bien 100 gr de soja texturizada
  • Queso parmesano rallado

Para la salsa de tomate:

  • 1 bote pequeño de tomate frito o passata (lo más casero posible, como el de la marca Hida de mercadona)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de romero
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1/4 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de sal
  • aceite de oliva
  • 1/2 cebolla mediana

Para la béchamel ligera:

  • 1/2 cebolla mediana
  • 1 calabacín grande
  • 1 vaso de leche
  • pimienta negra
  • pizca de nuez moscada
  • pizca de sal

Preparación:

Como en toda lasagna, hay que preparar 3 cosas por separado: la salsa de tomate, la bechamel y las “placas”.

Para la salsa de tomate:

Picamos o prensamos el ajo y lo ponemos a rehogar en un cacito con un hilo de aceite 2 minutos a fuego medio. Si vamos a usar carne, la incorporamos ahora para que se dore. Si vamos a usar soja, no es necesario. Incorporamos el resto de ingredientes indicados de la salsa (soja incluida, en su caso), bajamos a fuego bajo y dejamos cocinar 10 minutos tapado.

Mientras tanto vamos a preparar la bechamel ligera.

Para ello, picamos la cebolla fina y la ponemos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite a fuego medio 5 minutos.

Pelamos el calabacín, lo troceamos pequeño y lo incorporamos a la cazuela.

Pasados 7 minutos agregamos los demas ingredientes, tapamos y dejamos cocinar hasta que el calabacín esté tierno.

Trituramos con la batidora sin echar nada del líquido. Si lo vemos demasiado espeso, vamos agregando líquido hasta que obtengamos una textura de bechamel.

Para hacer las placas de berenjena y patata, las lavamos y cortamos en rodajas de menos de 1 dedo de grosor. Las cocinamos al vapor en el microondas con ayuda de un estuche de vapor o bien en una fuente apta para micro, que taparemos bien con papel film. En 10 minutos deberían estar blanditas, pero si no dejadlas otros 3 minutos.

Ya tenemos todo listo para montar!

Mientras lo hacemos, precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.

Ponemos una capita de berenjena y patata (la mitad de ambas), sobre ellas una capa de salsa de tomate y carne (la mitad) y cubrimos con la mitad de la bechamel. Repetimos otra capa de cada (terminando con bechamel), espolvoreamos queso rallado y metemos en  horno hasta que gratine.

Espero que os haya gustado esta receta tan deliciosa, y que compartáis conmigo los resultados si os animáis a hacerla!!!

➡ Esta buenísima recién hecha y gratinada, pero también podéis recalentarla sin problema: 4 días en la nevera estará bien!

➡ Se puede congelar, aunque para mi gusto la textura se resiente sobre todo por la patata…

One thought on “Moussaka (lasagna griega)

  1. Julia oliet says:

    Voy a hacer esta versión.
    Tiene muy buena pinta.
    También si te apetece y para un día con menos tiempo puedes sustituir la bechamel por yogurth que has batido con huevo. Queda muy ligera y dicen( no sé si será verdad )que los griegos antes de conocer la bechamel la hacían así.

    Like

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.