Risotto de espárragos trigueros y carne

Hola amigos!

Hoy os doy una receta deliciosa y que os invito a preparer este fin de semana para daros un buen homenaje. Y homenaje en mi vocabulario no implica bomba insana, ya sabéis que es una de mis máximas!!!

Como tantas otras recetas, este risotto me salió por casualidad… Mi intención era preparar para el arroz con judías verdes y cordero (os recomiendo muchísimo esa receta!), pero cuando fui a la compra no había judías verdes y cuando me puse a cocinar no tenía arroz normal… Total, que en lugar de las judías compré espárragos trigueros (estamos en plena época!) y en lugar de arroz normal utilicé arborio (especial risottos). Y… tacháaaaaaaaaaan, pedazo de arroz para el recetario!!!

Me encanta preparar risottos o arroces melosos porque no hay que medir la cantidad de agua que empleas. La particularidad de la forma de cocinar estos arroces es precisamente esa: se va removiendo y agregando caldo a medida que lo absorbe el arroz, y sabes cuánto poner porque cuando pruebas el arroz y está tierno apagas el fuego y a comer!

Vamos amigos, sacad vuestras cazuelas y daros un homenaje saludable con esta receta tan deliciosa!

Ingredientes (para 4-6 raciones):

  • 250 gr de arroz especial risottos (arborio, carnaroli o a una mala arroz blanco redondo de toda la vida)
  • 300 gr de espárragos verdes (trigueros)
  • 200 gr de carne, yo he utilizado de cordero (cualquiera, cuello o incluso chuletas)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 pastillas de caldo o 3 cucharaditas de sal
  • aceite de oliva
  • agua (luego veremos cantidad)
  • especias:
    • pimienta negra
    • azafrán o cúrcuma (1 cucharadita)

Preparación:

Comenzamos picando la cebolla y el ajo muy pequeños.

Calentamos un chorro de aceite en una cazuela amplia (cuanto más baja, mejor) a fuego medio y ponemos a pochar la cebolla y el ajo durante 10 minutos, removiendo de vez en cuando.

Lavamos los espárragos y los cortamos en trozos de 2 dedos aprox. Los incorporamos a la cazuela anterior.

Agregamos el cordero troceado para que se dore.

Incorporamos el arroz, la pastilla de caldo o sal y las especias elegidas.

Removemos bien para que se empape el arroz y se nacare. Si lo veis muy seco, poned un chorro más de aceite y removed. Lo dejamos así 4 minutillos.

Vamos calentando agua o caldo en un cazo o hervidor. Este paso es súper importante, ya que es esencial que el líquido que incorporemos esté caliente para que el arroz suelte su almidón y la textura del risotto quede como buscamos 🙂 .

Vamos echando líquido poco a poco y removemos. Buscamos que el arroz absorba líquido poco a poco y suelte su almidón, y pararemos cuando el arroz esté blandito y no admita más líquido.

➡ Si queréis dejar el risotto hecho de antemano, SORPRESA! Se puede!!! Sólo debéis parar de agregar agua cuando aún el arroz esté duro y cuando vayáis a comerlo continuáis como si hubiéseis empezado en ese momento. Es un truco que me enseñaron en un catering y no me canso de hacerlo, incluso cuando invito a gente a paellas en casa para no tener que pasar tiempo en la cocina, de verdad es acierto 100%!

Rectificamos de sal y comemos en ese momento!!!

Anuncios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.