Pastel de verduras y queso azul

Hola amig@s!

Como muchas otras veces, esta receta se me ocurrió por pura casualidad. Habia comprado una cuña de roquefort para hacer un risotto de roquefort con higos, pero de repente se acabó la temporada de higos y me quedé sin poder hacerlo 😡.

Teniendo en cuenta lo fan que soy de los pasteles salados de este tipo, no era de extranar que mi inspiración me llevase por este camino jejeje. Y es que los pasteles salados son rápidos, cunden muchísimo, son saludables y… gustan a (casi) todo el mundo!!!

Este resultó todo un éxito, ya que el toque fuertecito del queso azul compensaba la posible “sosez” de las maravillosas verduras que lleva el pastel. Además, al ir semitrituradas, resulta atractivo hasta para los más reticentes a las verduras.

Está delicioso tanto frío como caliente, ya veréis!

Ingredientes (para un molde de 24 cm, tipo bizcocho):

  • 150 gr de queso azul/roquefort (una cuña pequeñita)
  • 1 calabacín no muy grande
  • 1 brócoli no muy grande
  • 5 huevos
  • 1 chorrito de leche
  • Media cucharadita de sal
  • Pimienta al gusto
  • Ajo en polvo (opcional)

Preparación:

Comenzamos cocinando un poco las verduras. No queremos que estén súper cocidas dado que luego se van a hornear, sino simplemente al dente.

Para ello, las lavamos y troceamos medianas (el tronco del brócoli lo guardamos para otras recetas) y las hacemos en el microondas (en mi estuche lekué fueron suficientes 5 minutos) o bien en una cazuela con abundante agua con sal hasta que las veáis al dente.

Mientras, batimos los huevos, la leche, la sal y opcionalmente la pimienta y el ajo.

Vamos precalentando el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.

Cuando estén listas las verduras, las picamos pero sin que lleguen a quedar hechas una masa. Yo las piqué en la thermomix 3 segundos a velocidad 5. Las añadimos a lo anterior y removemos.

Sólo queda añadir el queso ligeramente desmigado y terminar de mezclar.

Pasamos esta mezcla a un molde apto para horno. Os recomiendo forrarlo con papel de horno, facilita muchísimo el desmoldar!!!

Lo metemos en el horno a media altura durante 1 hora (quizá necesitéis más).

Sabremos que está listo cuando pasemos un cuchillo por el centro y salga más o menos limpio. Os recomiendo que pongáis el grill o subáis a 250 grados los últimos 5 minutillos, para que el queso de arriba se gratine 🙂 .

Sacamos, dejamos que se temple y desmoldamos!

Listo chic@s!

➡ Se conserva en la nevera 4-5 días sin problema! Congelado no queda bien.

➡ Como acompañamiento, lo que mejor queda es una ensalada sencillita.

 

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.