Pastel de salmón ahumado y espárragos verdes

Muy buenos días!

Esta receta, como tantas otras en este blog, surgió por un error que me llevó a la improvisación… jejeje me explico. Haciendo la compra, estaba buscando leche condensada (mi vicio de primavera: con fresas!) y encontré un bote que, en francés, indicaba “no azucarada ni edulcorada”, de modo que lo compré con mi mejor intención de ser un poco más sana (la leche condensada normal es realmente 50% azúcar).Total, que al llegar a casa abrí la lata me percaté de que lo que había adquirido era leche tipo “ideal”, la evaporada que se emplea a veces en lugar de nata…

Pensando qué uso darle, recordé que había visto este tipo de leche en recetas tipo quiches, de modo que como tenía espárragos y salmón me dije: pues ya está!

Y maaadre mía, no sabéis qué rico estaba el pastel y lo fácil que es de preparar!!!

Ingredientes (para un pastel de unas 4 raciones):

  • 1 manojo de espárragos trigueros (los verdes; si no es temporada, podéis emplearlos ya cocidos en conserva)
  • 200 gr de salmón ahumado
  • 3 huevos
  • 200 ml de leche evaporada (la clásica “Ideal”, o bien nata de cocinar, o leche)
  • Media cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de eneldo seco o fresco

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 180-200 grados con calor arriba y abajo.

Comenzamos cocinando los espárragos (si son frescos), simplemente para ablandarlos antes de mezclarlos con lo demás (de lo contrario quedarían demasiado leñosos). Para ello, podemos hacerlos a la plancha, o bien al vapor 5 minutos en un estuche de vapor tipo Lekué.

Mientras, batimos con batidora o varillas los huevos, la leche, la sal y el eneldo.

Tomamos un molde apto para horno (mejor alargado tipo plumcake, de 24cm) y lo forramos con papel de hornear (o lo engrasamos con aceite ligeramente).

Volcamos la mezcla que hemos batido.

Troceamos el salmón con tijeras y lo agregamos al molde.

Troceamos asimismo los espárragos (ya ablandandos) y los incorporamos a lo anterior.

Mezclamos bien con un tenedor y espolvoreamos un poco más de eneldo.

Metemos en el horno y dejamos hasta que, introduciendo un cuchillo, salga limpio. Aproximadamente 40 minutos.

Sacamos y dejamos que se temple antes de desmoldar.

Delicioso!!!

➡ Queda genial caliente o frio, acompañado de ensalada sencilla.

➡ En la nevera dura bien 4 días, y congelado su textura pierde mucho…

1 comentario

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .