Canelones gratinados de bacalao con tomate (versiones tradicional y ligera)

Muy buenos días amig@s!

Hoy os traigo una receta que vi hace tiempo en el perfil de Goutdhestia y que me conquistó por completo (al verla y después de tomarla jejeje). Como aquí en Luxemburgo el verano tiene días fresquitos, encender el horno no es ninguna locura, pero no la compartí antes con vosotros porque entiendo que por España el horno también está de vacaciones por un tiempecito jejeje.

Se trata de un plato espectacular que, si bien es muy fácil de hacer, es algo laborioso como suele ocurrir con lasagnas, moussakas y este tipo de platos que son masa + relleno + bechamel. No obstante, merece totalmente la pena el tiempo, ya veréis!

Vamos allá amig@s, tomad nota de esta súper receta para vuestro próximo homenaje con gente en casa o vosotr@s mism@s!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 2-3 calabacines medianos (versión más ligera), o bien 1 paquete de placas de canelones (versión más tradicional)
  • 500 gr de bacalao crudo desalado (puede ser del congelado)
  • 300 gr de tomate frito (aprox 1 latita; mirad que sea de buena calidad o casero)
  • 1 cebolla
  • 300 gr de bechamel (os dejo aquí el link con mi receta de bechamel ligera; también podéis comprarla hecha si es de muy buena calidad, o hacer la tradicional siguiendo vuestra receta favorita)
  • aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Comenzamos con las placas de canelones:

  • Si decidimos hacer la versión ligera, simplemente lavaremos los calabacines y los laminaremos a lo largo con una mandolina o cuchillo afilado. Los ponemos en el microondas 6 minutos (tapados en un plato o bien en un estuche de vapor) para que se ablanden y pierdan agua. Reservamos.

  • Si los preferimos con pasta, los cocemos o hidratamos según indique el paquete. Reservamos.

Ahora vamos con la salsa de bacalao con tomate.

  • Picamos fina la cebolla y la ponemos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite – 7 minutos a fuego medio removiendo de vez en cuando.
  • Incorporamos el tomate y una pizca de sal y, cuando esté hirviendo, agregamos el bacalao previamente desmenuzado o cortado con tijeras según lo vamos echando en la cazuela.
  • Dejamos que se cocine todo junto 5 minutos tapadito y fuego medio-suave. Reservamos.

Una vez tengamos esto listo, os recomiendo dejar que se temple y meterlo en la nevera unas horas, para que coja consistencia y sea más fácil montarlos. Si no queréis/podéis, no pasa nada.

Preparamos la bechamel justo antes de comer el plato (si no, corremos el riesgo de que solidifique demasiado). Recordad que podéis seguir mi receta ligera, una tradicional que os guste, o comprarla ya hecha pero de calidad.

Una vez tengamos todo listo, precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.

Y montamos el plato.

  • Tomamos las láminas de calabacín o placas de canelón cocidas y las rellenamos de la mezcla de bacalao con tomate, como veis en la foto.

  • Vamos disponiendo los rollitos uno al lado del otro en una fuente apta para horno (grande o individuales).

  • Cuando estén todos, cubrimos con la bechamel.

  • Horneamos 10 minutos o hasta que esté gratinado por arriba; si pasado ese tiempo no lo está, poned al grill o subid la bandeja de horno hasta arriba y la temperatura a 250 grados.

Listo!!!

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .