Sopa reconfortante de tomate y pollo

Muy buenos días querid@s amig@s un lunes más!

Tras varias publicaciones más contundentes, toca una un poco más suavecita, que nunca están de más!

Alguna vez os he hablado de la costumbre que tenemos en casa de cenar sopas o cremas todos los domingos. Es algo que llevamos muchos años siguiendo y nos encanta, ya que nos ayuda a poner punto y final al fin de semana, en el que comemos más cantidad/más contundente de lo habitual. Sientan genial, y realmente notas que el cuerpo al día siguiente lo agradece!

Hoy os enseño la última que he preparado. Saqué la receta (aunque adaptada) del libro “Sopas” de la Fundación Alícia, un libro nuevo que es una auténtica biblia de las sopas. Os prometo que cuando lo lees te entran ganas de pasarte comiendo sopas y cremas hasta haber probado todas las del libro! 😂

Esta sopita tiene un sabor reconfortante que recuerda a la cocina italiana pero sin la contundencia de un plato de pasta, es súper nutritiva y te hace entrar en calor que no veas!!!

Espero que os guste tanto como a nosotros!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 lata de tomate entero pelado (aprox 400 gr)
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 1 cebolla o puerro
  • opcional: 1 trozo pequeño de repollo/col, o 1 tallo de apio
  • 2 jamoncitos/muslitos de pollo
  • Opcional: 80 gr de sémola de cuscús precocida
  • Agua (aprox 1 litro)
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal

Preparación:

Comenzamos picando muy pequeñas las verduras (lo más finas posible), a excepción del tomate. La zanahoria, si queréis, queda muy bien rallada en esta receta.

Las ponemos a pochar en una cazuela amplia, a fuego medio, con un chorro de aceite y la sal, durante 10 minutos removiendo de vez en cuando.

Incorporamos el tomate y su jugo y dejamos que se cocine 5 minutos más, deshaciéndolo con una espátula mientras se va cocinando.

Agregamos el pollo y el agua y hervimos tapado 30 minutos si es cazuela normal o 15 si es olla express (podéis dejarlo más tiempo, estará más rico y concentrado).

Una vez transcurrido el tiempo anterior y justo antes de comer la sopa (no con antelación), opcionalmente, agregamos el cuscús y apagamos el fuego.

Servimos bien calentita!

➡ Podéis dejarla hecha de antemano (menos la parte de agregar el cuscús), se conserva bien 4 días en la nevera.

2 Comentarios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .