Crema Kinder bueno / Ferrero rocher

Buenos días querid@s lector@s!!!

Arrrrrrancamos semana con recetita dulce, a ver si esto ayuda a sobrellevar mejor el lunes 😉 .

Lo que os traigo hoy va a suponer un antes y un después en vuestros desayunos y meriendas. No exagero.

Me arriesgaría a decir que al 80% de la población le chiflan el Kínder bueno y los bombones Ferrero rocher. Y no digo al 100% porque siempre hay excepciones, pero vamos, está claro que son dos dulces que triunfan como pocos!

Cuál es la pega de estas conocidas chocolatinas? Pues, como os imaginaréis, que ambos están hechos con ingredientes chunguillos desde el punto de vista nutricional, básicamente son puro azúcar, grasas de baja calidad y harinas refinadas; y, si bien NO PASA ABSOLUTAMENTE NADA por tomarlos de forma esporádica (una o dos veces al mes), tener la versión saludable y casera para tomar con mucha más frecuencia me parece una idea fantástica que estoy deseando compartir!

El sabor OS PROMETO que es idéntico, vais a alucinar. Y no os perdáis al final del post las sugerencias de uso que os doy.

Ingredientes (para 1 bote tamaño mermelada):

  • 150 gr de avellanas (lo mejor para la textura es que sea mantequilla de avellanas, sobre todo si no tenéis una batidora potente tipo thermomix, pero si no tenéis podéis utilizar avellanas tostadas; o mitad y mitad)
  • 5 dátiles (enteros o en formato pasta), o 3 cucharadas de algún sirope tipo arce o agave
  • 40 gr de leche en polvo (imprescindible que sea en polvo, da un sabor especial y dulzor)
  • Un chorro de agua o leche (se pone un poco al principio y después se va añadiendo con cuidado hasta obtener la textura deseada)

Preparación:

Antes de empezar:

  • Si los dátiles NO son de la variedad medjoul (especialmente jugosos) o comprados en pasta, los hidratamos previamente 15 minutillos en un cuenco con agua hirviendo/muy caliente.
  • Si vamos a emplear avellanas tostadas tal cual (no en mantequilla), primero debemos convertirla en mantequilla. Para ello, ponemos el fruto seco en nuestra batidora más potente (tipo thermomix) y trituramos 5 minutos a velocidad media. Bajamos lo que quede por las paredes y programamos 3 minutos más al mismo modo.

Agregamos a la crema de avellanas los dátiles (hidratados, si es su caso), la leche en polvo y un chorro de agua o leche. Trituramos todo y vemos si le falta liquido (comparando con la textura de la foto superior). Si está demasiado seco/espeso, ponemos un poco más y volvemos a triturar 1 minuto a velocidad media.

El único secreto de esta receta es realmente tener un procesador/batidora potente, y paciencia para lograr la textura adecuada.

Probamos el sabor y agregamos más endulzante si lo vemos poco dulce.

Listo!

➡ IMPORTANTE: al tener agua/leche, debemos conservar esta crema en la nevera, y estará en buen estado una semana aprox.

➡ Ideas para tomar esta crema: tal cual con una onza de chocolate, untada en tostadas, con tortitas, con crepes, sobre/dentro de porridge, sobre/dentro de overnight oats o pudding de chia, como parte de un batido de plátano y chocolate… Como veis, las posibilidades son INFINITAS y DELICIOSAS.

1 comentario

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .