Mermelada de higos en 1 minuto (o de orejones/ciruelas secas)

Hola amig@s!

Arrancamos otra semana con receta dulce, que se ve que la pasada os vino estupendamente esa Crema Kinder/Ferrero

Hace poquito os mostraba esta mermelada “milagrosa” por Instagram y pareció interesaros muuucho! Y no me extraña nada, puesto que se tarda 1 minuto en preparar y nos sirve para un montón de cosas ricas…

La verdad es que se me ocurrió de casualidad. Haciendo revisión de despensa me encontré un paquetito de higos secos ya pasados de fecha y bastante resecados y pensé “qué podemos hacer con ellos así rapidito?”. No sé por qué se me vino a la cabeza la receta del caramelo de dátil y decidí aplicarla. El resultado? Un manjar que solamente con olerlo ya te entran ganas de comerlo a cucharadas!

Debemos comerla a cucharadas, sin límite? Pues bien, los higos secos (y esta receta) no llevan azúcar añadido y tienen mucha fibra y micronutrientes interesantes; no obstante, al igual que ocurre con los dátiles, se trata de un alimento súper dulce y calórico que debemos comer con cierta mesura. Tened en cuenta que la fruta desecada no tiene agua y por tanto es como si fuese fruta concentrada en azúcar, por ejemplo, los higos frescos son un 16% azúcar (intrínseca), mientras que los secos son 48%…

Dicho lo cual, paso a desvelar el misterio de esta mermelada express. Al final del post encontrareis sugerencias para tomar esta delicia 🙂

Ingredientes (para un botecito mediano):

  • 125 gr de higos secos (pueden ser orejones o ciruelas secas)
  • 150 ml de agua hirviendo (ver aclaración debajo)

Preparación:

Simplemente debemos triturar con nuestra batidora más potente ambos ingredientes hasta obtener una textura de mermelada (como la de la foto).

OJO:

  • En función de lo seca que esté vuestra fruta (depende de la marca y del tiempo que lleven envasados), quizá necesitéis añadir algo más de agua, lo iréis viendo claramente!
  • Si lo hacéis en una batidora de vaso o thermomix, hará falta abrirla un par de veces y bajar lo que queda por las paredes.

Pasamos nuestra mermelada a un tarrito de cristal y dejamos que temple antes de pasar a la nevera.

Lista!

Se conserva sin problema 1 semana en la nevera – tened en cuenta que no lleva ningún conservante (ni limón ni azúcar, que ayudan a alargar la duración)

Sugerencias de uso? Miles!

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .