Sopa Borsch

Muy buenos días amigos!

Hoy os traigo una nueva sopita reconfortante que he descubierto hace poco, gracias a nuestra nueva afición por cenar este tipo de platos los domingos 🙂 .

Se trata de un plato tradicional ruso cuya protagonista es la remolacha y una combinación original de especias. Sin esos 2 ingredientes estaríamos ante una sopa de verduras normal y corriente, por tanto, si os faltan, os invito a preparar mi sopa de verduras tradicional o esta otra con quinoa.

Esta súper buena, su color es de lo más sugerente, y ni qué decir tiene que está plagada de vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y en general todo lo bueno que nos brindan las verduras!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 remolacha cruda (si no la encontráis, podéis emplear las que vienen cocidas enteras al vacío)
  • 1 cebolla
  • 1 tallo de apio, o 1 trocito de apionabo
  • 1 patata
  • opcional: ajo, zanahoria, repollo y/o pimiento
  • 3 cucharadas de tomate frito o triturado
  • agua (luego veremos cantidad)
  • sal
  • aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre (si puede ser de Módena/balsámico, genial!)
  • especias:
    • Pimienta negra (al gusto)
    • Comino (1 cucharadita no muy llena)
    • Laurel (1 hoja)
    • Perejil (unas hojillas frescas o media cucharadita si es seco)
    • Eneldo (media cucharadita)

Preparación:

Comenzamos preparando las verduras, pelándolas y cortando todas ellas en cuadraditos o palitos muy pequeños (pensad que las vamos a comer en sopa tal cual con cuchara!). Yo lo hice con mandolina por el lado que hace bastoncitos. Os podéis hacer una idea del tamaño mirando la foto inferior.

Tomamos una cazuela/olla grande. Ponemos a calentar en ella un chorro de aceite a fuego medio e incorporamos primero la cebolla y, pasados 5 minutos, todas las demás verduras.

Las dejamos pochar 7 minutos removiendo y tapando la cazuela de vez en cuando.

Mientras tanto podemos ir calentando agua en un hervidor si queremos acelerar el proceso.

Agregamos a las verduras el tomate frito, sal, vinagre y especias y removemos bien.

Cubrimos de agua caliente (del grifo o del hervidor) unos 3 dedos por encima y dejamos que hierva suavemente unos 20 minutos.

➡ Podemos comerla a continuación, pero todas las recetas aconsejan dejarla reposar 2 horas para disfrutar de un sabor más intenso.

➡ Podemos servirla con una cucharada de crema fraiche sobre cada plato, y en Moscú la sirven también con jamón york picado por encima.

➡ Podéis conservarla 4 días en la nevera sin problema. También podríais congelarla.

Listo!!!

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s