Sopa de verduras y quinoa

 

Buenos y fríos días a todos!!!

Después de un día ajetreado o de comilonas, lo que más me gusta cenar es algo suavito de cuchara. Esta crema ha sido fruto de llegar a casa con “mono total” de una sopa calentita y agradecer tener restos de verduras rondando por la nevera…

Había visto en varios medios la idea de añadir quinoa a sopas y me pareció súper bueno, ya que es una alternativa a añadir otro tipo de cereal (como solemos hacer con fideos o sémola) y además la alternativa es mucho más nutritiva (la quinoa contiene mucha más fibra, proteínas de calidad, grasas “buenas” y vits+minerales).

El sabor es buenísimo, aunque dependerá de las verduras que pongáis pero el laurel le da un toque muuuy rico.

➡ Si queréis que tenga textura más cremosa podéis triturar parte (o hacer una crema triturando todo).

➡ Tenéis la receta de la sopa de verduras de toda la vida en este post antiguo.

A disfrutar

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 cebolla o puerro pequeños
  • 500 gr de verduras variadas (yo le puse champiñones, calabaza y apionabo porque era lo que tenía, pero también quedaría bien brócoli, judías verdes, zanahoria, repollo, apio, calabacín, patata…)
  • 2 hojas de laurel
  • 1 puñado de quinoa
  • 1 pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma y 1 cucharadita de sal
  • agua (luego veremos cantidad)
  • aceite de oliva

Preparación:

Calentamos un chorro de aceite de oliva en una cazuela a fuego medio.

Lavamos y picamos todas las verduras muuuy pequeñitas, con paciencia.

Comenzamos pochando la cebolla hasta que esté doradita y transparente (5-7min).

Después vamos agregando el resto de verduras poco a poco y removemos para que se vayan dorando también un poco. Tapamos la cazuela de vez en cuando. En total este proceso de las verduras debe durar otros 5-7 minutillos, no hace falta más.

Incorporamos el laurel y la quinoa (os recomiendo lavarla antes) y removemos un poco con el fuego más fuerte.

Agregamos agua hasta cubrir el contenido de la cazuela y 4 dedos por encima. Para acelerar este proceso, os recomiendo hervir el agua en un hervidor y así ya echamos el agua calentita.

Tapamos y dejamos cocinar a fuego medio hasta que veamos que le salen los “rabitos” a la quinoa (15-20min aprox).

A COMER!!!

➡ Como toda sopa, podemos comerla recién hecha o recalentada. Durará 3-4 días en la nevera.

➡ Podéis congelarla también.

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s