Tortilla de puerros y gambas

Hola a todos!

La última vez que viajé a Madrid organizamos una estupenda cena en casa de una de mis hermanas (de estas en las que cada uno lleva algo). Mi madre trajo esta tortilla tratando de emular una que había probado en un restaurante, y al primer bocado le estaba pidiendo la receta, qué buena estaba por favor!!!

El puerro bien pochado es un manjar de la gastronomía que se emplea tanto en vichyssoises, pasteles de verduras, salsas… Es una pasada, y aunque requiere paciencia os voy a dar un truquito que acelera la cosa!

Animaos, que es una auténtica pasada de tortilla!

➡ Os dejo aquí mi otra receta de tortilla: de patata y calabacín.

Ingredientes (para una sartén mediana, de 3 raciones):

  • 3 puerros
  • 200 gr de gambas (congeladas o frescas, el peso que sugiero es ya peladas)
  • 5 huevos
  • media cucharadita de sal
  • aceite de oliva
  • Opcional: 3 guindillas
  • Opcional: 2 dientes de ajo o 1 cucharadita de ajo en polvo

Preparación:

Ponemos un hilillo de aceite a calentar a fuego medio en una sartén amplia. Incorporamos las guindillas y/o el ajo si decidimos incluirlos – muy recomendable!

Cortamos lo verde de los puerros y las raìces y los cortamos por la mitad a lo largo. Los lavamos bien bajo el grifo y los cortamos en rodajitas. Los vamos agregando a la sartén. Añadimos la sal y dejamos que se pochen a fuego suave unos 15 minutos removiendo. Truquito acelerador para los puerros: añadir una pizca (menos de 1/4 de cucharadita!) de bicarbonato a la sartén.

Una vez dorados, añadimos las gambas. No hace falta descongelarlas, pero como queráis.

Lo dejamos cocinar todo junto hasta que tenga el aspecto de la foto inferior.

Ahora tomamos un cuenco grande y batimos los huevos. Agregamos la mezcla anterior y removemos bien para que se empape.

Y ya podemos cuajar la tortilla!

  • Tomamos la misma sartén donde habíamos hecho el guiso sin necesidad de limpiarla, ponemos un hilillo de aceite (lo justo para engrasarla) y calentamos a fuego fuerte.
  • Cuando este muy caliente, bajamos una pizca el fuego, volcamos la mezcla del cuenco y la dejamos 1 minuto.
  • Cogemos un plato llano que sea como mínimo del tamaño de la sartén (o la típica tapa especial para tortillas – NO sirve la tapa de una sartén porque tiene bordes salientes), lo ponemos sobre la sartén y le damos la vuelta sobre el plato, con cuidado ya que pesa.
  • Con habilidad y con la intención de cuajar el otro lado, volvemos a poner la tortilla en la sartén (que quede el lado crudo en el fondo de la sartén, evidentemente) y dejamos otro minuto.

➡ OJO, cada fuego es un mundo, de modo que si sabéis que vuestro fuego es muy fuerte o muy suave modulad los tiempos para que no quede quemada en la superficie!

Ponemos enseguida la tortilla en un plato, y ya esta lista para servir! Ya sea en frío o en caliente, esta increible!!!

➡ Me gusta acompañarla de una ensalada sencilla tipo espinaca/canónigo, cebolleta y tomate, el toque fresquito me parece que combina genial!

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.